745.893 temas | 5.025.514 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo lidyafg dijo: 16.04.14
El 28 de Noviembre del 2013, decidí hacerme un regalo por mi cumpleaños número 30 realizando un viaje a uno de los lugares más hermosos del estado de Chiapas, México, el Cañón del Sumidero.



Para disfrutar al máximo mi tour, decidí leer previamente acerca de todo lo concerniente al lugar. Entre otras cosas, pude conocer que este cañón, se levanta sobre el cauce del río Grijalva y tiene un acantilado cuya altura va un poco más allá de los 1000 m del nivel del agua; que es uno de los cañones más imponentes del mundo y que en 1980 se declaró como Parque Nacional, además de ser escenario de la rebeldía de los indígenas chiapanecos; por lo que aparece en el escudo nacional.



Un día antes, aprovechando que estaba por el andador Guadalupano de San Cristóbal de Las Casas, llegué a la agencia Mexicatour, e hice la reservación para 2 personas: mi esposo Fabrizio y yo.



Salimos de San Cristóbal de las Casas en un transporte colectivo, alrededor de las 8.30 am. La mañana estaba bastante fría, como es natural en San Cristóbal, pero en la medida en que avanzábamos por la autopista a Tuxtla, aumentaba la temperatura.



El operador, un joven bastante cortés y con mucho profesionalismo se presentó como Mauricio y nos explicó como sería el tour. Como no había apuro, llegamos al embarcadero Cahuaré alrededor de las 9.15 am.



Bajamos a la zona de embarque para abordar la lancha que nos llevaría a tan esperado viaje, el cual tiene una duración de 2 horas más o menos. Habían unas cuantas personas, por lo que tuvimos que esperar la salida de 2 lanchas para poder comenzar nuestra travesía por el caudaloso Grijalva.



Durante la espera compramos algo para tomar y nos preparamos con protector solar, lentes y gorra. Al fin embarcamos. Durante nuestro periplo pudimos apreciar varios cocodrilos y monos, (creo que aulladores), además de refrescar en el agua que caía de una de las cascadas: la del Árbol de Navidad, hermosa por su parecido con el nombre que la define. En un momento de la travesía, pudimos distinguir plenamente los peñones que conforman el escudo de Chiapas.




Pudimos apreciar también el arduo trabajo que realizaban los trabajadores encargados de retirar toda la basura que trae consigo la corriente del río.

El viaje fue sencillamente encantador. Ya sentados nuevamente en la Toyota, fuimos a Chiapa de Corzo, lugar conocido por sus tradicionales desfiles de “Parachicos, y su fuente colonial estilo Mudéjar”.




Se nos informó que teníamos 2 horas para pasear por el pueblo, comprar souvenirs y disfrutar del sabroso cochito horneado. Saboreamos además el famoso pozol y algunos dulces artesanales.

Exactamente a la 1.30 pm dejamos atrás tan precioso pueblo, llevándonos solo las imágenes captadas y el recuerdo imperecedero de mi cumple numero 30.

http://www.mexicatours.com

0 Comentarios | Registrate y participá


Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios