745.737 temas | 5.025.313 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo esant dijo: 19.09.07
Encontré esta nota bastante curiosa en donde un chavón "llora" porque los gays arruinamos el mundo hetero...un tal David Vaughan..

(link de nota - http://www.sentidog.com/article.php?id_news=18908 )

"..Recuerdo cuando los estereotipos servían para que los grupos minoritarios se sintieran mal acerca de si mismos. Estoy seguro de que el “estereotipo gay”, afeminado y exagerado, fue hecho para disuadir a los hombres de actuar de una determinada manera, y de esa forma marginar a los gays. Parece un plan genial, ¿no? ¡Error! En algún momento este plan se nos volvió en contra. En estos días, pareciera que los homos tienen todas las buenas cualidades.

Tal vez ustedes no se den cuenta de todo lo que arruinaron del mundo hetero masculino (al que pertenezco) cuando eligieron determinados estereotipos. Se han quedado con ciudades enteras (San Francisco) y controlan industrias enteras (comedia musical). Han robado el símbolo del arco iris, que antes significaba cooperativismo (ahora desde la Panamericana, SanCor parece la casa matriz de los gays argentinos). Han terminado de arruinar la poca apreciación artística que teníamos los hombres heterosexuales. ¡Hasta se han quedado con nuestras mujeres!

¿Cuál es su problema? ¿Acaso creen que pueden hacer un valsesito y quedarse con todo lo nuestro? Por ejemplo, en el último tiempo se han quedado con todos los lugares a los que solíamos salir a divertirnos. Los gimnasios, por ejemplo, solían ser espacios típicamente “de machos”, la morada del chico heterosexual y sus amigotes. Con el tiempo, ustedes descubrieron que este era un excelente lugar para conocer a otros “chicos lindos”; todos andan vistiendo ropa deportiva de diseñadores de moda, gente llamada “Andy” o “Cris” te pide que les ayudes con sus pesas, y al final terminan intercambiándose teléfonos en el vestuario. Yo ya no puedo ir al gimnasio. Todos esos espejos y cuerpos sudorosos alrededor mío parecen gritarme “vos no perteneces a este lugar, caqui insulso”. En algún momento creíamos que en los gimnasios encontraríamos lindas chicas disponibles, pero eso es un engaño. Cuando las mujeres van al gimnasio, inmediatamente huyen hacia las bicicletas y escaladores, y nunca más las ves. La única razón por la que un hombre heterosexual va hoy a un gimnasio, es para cancelar su membresía.

También el entretenimiento fue arruinado por ustedes. La mitad de las películas actuales hablan de un hombre gay –y en la otra mitad, el protagonista es gay en la vida real. ¿Y la tele? Hace unos años, mirábamos por el canal Sony a Dawson y Joel, hasta que todo el mundo comenzó a preguntarse “¿Cuándo va a conseguir Jack un novio que lo quiera bien?”

También han cambiado la forma en que escuchamos música. Madonna es el mejor ejemplo de cómo lo arruinaron todo. En los 80, millones de adolescentes descubrían el “placer manual” gracias a la Chica Material (y no debido a los musculosos chicos que la rodeaban en sus videos). En esa época ella nos hablaba a nosotros. Después llegaron los 90, y con ellos todo el fiasco del libro Sex (y ni hablar de las fotos de Vanilla Ice desnudo), volviendo para siempre a Madonna un icono homosexual. Ya en el siglo XXI, no podría pensar en un solo hombre hetero que públicamente confiese saber las letras de una canción de Madonna.

Hasta las celebraciones han caído bajo la perversa influencia gay. Por ejemplo, todos los años los heterosexuales nos preocupamos y esforzamos por organizar buenas celebraciones, y cada año fallamos en forma más patética. Aparentemente, aquellos pequeños festejos gays del ayer, se han convertido en los grandes desfiles gays de hoy. Tal vez nuestro problema sea que siempre queremos organizar nuestros festejos tan temprano. ¿En serio? Nuestros desfiles terminan a las 10 de la mañana. Además elegimos los temas más mundanos para festejar. En cambio si uno analiza los temas de los desfiles gays, es fácil comprender por que se volvieron tan populares. Están llenos de palabras como “Orgullo”, “Valor”, repletos de banderitas con colores vibrantes, esponsoreados por radios y camiones llenos de modelos bailando con poca ropa. Además, empiezan a las 9pm y terminan a las 10pm, dándoles tiempo de ir a casa, bañarse y cambiarse para llegar a los bares en la hora de más movimiento.

Cuando mucha gente de un mismo grupo se muda a una misma zona, el barrio pierde valor y se lo llama “guetto”. En cambio, ponemos un puñado de gays en un área, y de pronto todo se ve mas lindo, suben los alquileres y todos deben llamarlo “comunidad”. El único problema con estos barrios son esos perritos diminutos corriendo sueltos por todos lados. Esos ridículos cositos corriendo y gritando (no se lo puede llamar ladrar) ensuciando las calles por todos lados; son tan chiquitos para cruzar la calle con ellos debe ser una travesía de toda una noche. Y sin embargo, noche tras noche sus dueños cumplen con “su deber” y los pasean, aunque en realidad todos sabemos que es otra excusa para vestirse de punta en blanco y mostrarse. “¿Y con eso que?”, me preguntaran. ¿Cómo afectó esto a mi vida? No, en realidad en nada, pero odio a esos perritos minúsculos y quería que lo supieran.

La Armada, según los libros de historia, fue alguna vez un bastión heterosexual Lentamente, la integridad de este segmento de las Fuerzas Armadas fue decayendo, hasta que lo único que queda hoy es un puñado de chistes y una canción de Village People. En realidad, tiene sentido si lo pienso. Si yo fuera gay y quisiera matar a extranjeros, me alistaría en el servicio que me permite estar aislado en medio del océano durante meses con cientos de hombres queriendo tener sexo. Lo que no entiendo es ¿no se supone que todos ustedes son pacifistas?

Y como si todo esto fuera poco, los gays han arruinado nuestras vidas amorosas. Los hombres gays son simplemente otro recordatorio a las mujeres, que nosotros los “paquis” somos completamente reemplazables. Cada día, una mujer perfectamente disponible se nos pierde para siempre, cuando conoce al amigo gay ideal. Finalmente, ella ha encontrado un hombre al que puede contarle sus “problemas”, ir de compras juntos, pasarse horas en la peluquería y también ir a bailar (y bailar). De pronto, los hombres heterosexuales nos volvimos obsoletos. Al fin y al cabo, la necesidad de procrear de la mujer es solo otro día de su ciclo menstrual, y es solo ahí en que nosotros parecemos ser importantes de nuevo. Pero dura menos que una noche.

Hay una sola manera de atraer a una mujer de cacería: ella debe estar completamente convencida de que somos heterosexuales. O sea que, gracias a ustedes, hoy un “caqui” tiene que ser sumamente cuidadoso respecto de su vestuario y apariencia cuando sale a la calle. Las cinco claves del estilo que deben ser considerados para no verse como gay, son (y no son ninguna sorpresa) el pelo, la camisa, el saco, los pantalones y los zapatos.

El pelo es un indicador fundamental, por lo que hay que prestarle mucha atención. Adivinen a donde vamos a cortarnos el pelo. ¿Un estilista? ¡Por favor! Los gays siempre parecen tener el mejor pelo, y el mejor peinado, por lo que nosotros estamos obligados a exagerar el camino opuesto, buscando a ese peligroso peluquero de barrio de 250 años y mano temblorosa. Otra opción para nosotros es arriesgarnos a una peluquería de “shopping”, donde lo peor es que después de que el aprendiz de peluquero te arruine por completo (y lo va a hacer, sin dudas), todavía tenés que caminar durante 10 minutos hasta el estacionamiento. Al pasar por todas las tiendas de liquidaciones, habrá cientos de mujeres comprando con sus nuevos amigos gays, y al verme pasar sé que dirán bajito “mirá el pelo de ese pobre paqui”.

Y el pelo en la cabeza es solo una parte del dilema. El resto de la cara supone otra amenaza a nuestra identidad sexual. Por ejemplo, el bigote sirve solo en casos contados. Recuerden que bien se veía Tom Selleck (Mágnum) manejando su convertible por Hawai, con los pelos de su bigote al viento y levantando chicas. El es uno de los pocos privilegiados. Cuando el resto de nosotros nos dejamos un bigote, parecemos fans de Freddie Mercury (lo cual no puede ser algo bueno). La única manera de justificar el bigote es dejándonos todo un “candado”, pero corremos el riesgo de vernos malvados o dejados (lo cual tampoco es bueno)

Aun cuando terminamos con la cabeza, nos queda combinar la camisa y el saco. Camisas y remeras son fáciles: hay que evitar cualquier cosa apretada. Sacos y camperas ya son mas engañosos. Los hombres gays tienen el monopolio de los sueters y la mayoría de los sacos. Sin embargo, los hetero podemos usar camperas de cuero, siempre y cuando el cuero esté muy gastado y no sea brilloso. En resumen, si queremos invertir en una campera de cuero nueva, lo mejor es tirarla por el piso y pasarle varas veces por encima con el auto.

Finalmente nos queda vestir el tronco inferior del heterosexual. Básicamente, lo único que se nos permite en los pies son zapatillas tipo “tenis”. De lo contrario (como con las camperas), tenemos que evitar el cuero brilloso o nuevo. Los pantalones, claro, son el mayor problema al vestirnos. Yo, por ejemplo, soy joven y flaco, y tengo un buen trasero. Sin embargo, uso pantalones tan enormes que parece que estuviera pasando contrabando. No recuerdo cuando fue la última vez que vi. las piernas de un hombre heterosexual. Ni siquiera sé si se supone que todavía tengamos piernas.

Una vez que logramos armar el guardarropa y queremos salir a buscar a la destinataria de nuestro afecto, tenemos muy pocas opciones disponibles. Las discos son probablemente una mala elección, porque ustedes los gays nos sacaron para siempre las ganas de bailar. Una mujer adora bailar con un hombre, porque se divierten y saben que se harán amigos y se juntaran a ver las series de televisión, pero nunca saldría con un heterosexual que baila. Aun si yo pudiera bailar, no lo haría en público. Ahora bailo solo en mi departamento y en la ducha. En las discos generalmente me quedo en pose y tomo, y sigo en pose y tomo, hasta que estoy tan borracho que ya no puedo posar, y me limito a tomar, y de bailar ni hablar. Y para los “paquis”, hoy la única opción es la cerveza. A mi personalmente no me gusta mucho la cerveza, pero jamás podría afrontar la humillación de preguntarle al barman “¿tenes algo con frutas?”


Desafortunadamente alguna vuelta del destino hará que alguno de nosotros, paquis, terminemos en la pista de baile. En circunstancias poco usuales como esta, los hetero debemos recordar dos cuestiones clave de baile no-gay: nunca sonreír o vernos como si la estuviéramos pasando bien, JAMAS agitar los brazos en el aire. De hecho, gracias a los gays que inundan las discos, la mejor manera para un paqui de bailar es poner cara de ogro, cerrar los puños y no despegar los brazos de las caderas.


Finalmente, a los paquis no nos quedan muchas opciones para elegir. Tenemos, en Estados Unidos, al partido Republicano. Tenemos la Asociación del Rifle. Tenemos Arkansas y Carolina del Sur. Tenemos camisas leñadoras (por ahora). Tenemos matemática y ciencia. Todavía nos quedan algunas religiones disponibles. Pero, honestamente, ¿es esta una manera de vivir?

Las cosas se nos pusieron difíciles. Hemos puesto un montón de esfuerzo en no vernos ni actuar como ustedes. Estamos empezando a sentirnos frustrados. Queremos nuestras vidas de vuelta. Queremos ir y venir como se nos plazca, sin tener que preocuparnos por el que dirán, y que la sociedad nos señale con el dedo. Queremos a nuestras mujeres de vuelta. ¡Por favor!.."


Conclusión:

*si sos un pibe caballero, hetero y sin problemas en el coco, vas a tener minas sin dudas; ahora, si sos machista y te la das de banana, es obvio que vas a terminar cornudo y una mina rajando con tu auto que te costó un huevo...
Gays existieron siempre, aunque es verdad, se vive de otra forma que tiempo atras..

*"Las cinco claves del estilo que deben ser considerados para no verse como gay, son (y no son ninguna sorpresa) el pelo, la camisa, el saco, los pantalones y los zapatos"



tengo que decirte me gustan los pibes para que te des cuenta, uso un jean y zapatillas comunes y me peino como venga...


* "Madonna", en lo personal me gusta el cuarteto, el dance...

*"Hasta las celebraciones han caído bajo la perversa influencia gay”..
dia del orgullo..no participo en ello, no le veo la gracia...¿un show? puede ser, pero muchos lo festejan por el mismo motivo que vos festejas el dia del amigo, y todo dia emotivo para celebrar..


flaco! no nos metas en la misma bolsa...eso es tener ingorancia hacia el tema del cual estas hablando...arruniaste tu vida y le hechas la culpa al primero que se te pasa en tu cara...


me re fuí con la nota y las opiniones..perdón


****

muevan el thread si está mal ubicado..10 minutos tratando de ver donde joraca ponerlo...



abrazos
Viejo two- dijo: 19.09.07
bueh... la hora de la pavada...

(va para el autor del texto, no el del post)
Viejo Shaggy dijo: 19.09.07
ajajajajajajajjaja

no tengo nada contra los gays, pero tengo que admitir que está lleno de rencor que me da risa...


esto me mató

Esos ridículos cositos corriendo y gritando (no se lo puede llamar ladrar) ensuciando las calles por todos lados; son tan chiquitos para cruzar la calle con ellos debe ser una travesía de toda una noche. Y sin embargo, noche tras noche sus dueños cumplen con “su deber” y los pasean, aunque en realidad todos sabemos que es otra excusa para vestirse de punta en blanco y mostrarse. “¿Y con eso que?”, me preguntaran. ¿Cómo afectó esto a mi vida? No, en realidad en nada, pero odio a esos perritos minúsculos y quería que lo supieran.
Viejo stich dijo: 19.09.07
Que infeliz!!

Para mí es un gay reprimido, envidioso, inpotente y se hace el machista para disimularlo

Me pareció buen aporte el del creador del thread al dar sus opiniones...creo que muchos de los que entren acá, se van a sorprender...esperemos que sirva para aclarar las dudas que muchos tienen...y que el texto quede como un acto curiosamente ignorante...

Suerte!
Viejo FLECHA VELOZ dijo: 19.09.07
que pedazo de estúpido,
no será que la cola le está haciendo pucherito?



me lo imagino en el gimnasio, "rodeado de cuerpos sudorosos" y pensando "estúpido y sensual flanders"
Viejo Uranus dijo: 19.09.07
Che, gente, ese texto está escrito en broma Al mejor estilo yanki, está simplemente ridiculizando a los heterosexuales en realidad. No se lo tomen tan en serio.

Y al autor de la nota... las camisas leñadoras ya las perdieron, las tenemos todas nosotras!!! Jajjajajajajajaja.

Obviamente gays hay de todo tipo y color, igual que heteros. Y solo a un minimo porcentaje le gusta Madonna, los Yorkies y las boas de pluma. Otro porcentaje mínimo se viste como Carson y compañía de los Fab Five. Por eso al principio de la nota habla del estereotipo gay. De hecho, me parece un texto que en cualquier caso, además de tener una intención humorística, es bastante halagador

Lo que sí, fea traducción, sepan disculpar la apreciación profesional.

Y la Marcha del Orgullo es una masa! Por más que no seas activista ni le encuentres un sentido a la consigna (que para mí lo tiene y mucho) es como estar en otra ciudad en la que divertirse y estar con tu pareja y tus amigos es lo más normal del mundo (más allá de que much@s actuemos de esa forma todos los días). Es pura música y fiesta y gente con la mejor onda y escuchar un par de cosas que te hacen pensar, y saber que existen miles de personas que están pasando cosas que vos pasaste o pasarás, o simplemente están pasando cosas y es interesante saberlo.
Viejo teladestapo dijo: 19.09.07
NAAAAA.. no me parece, yo digo algo. mas putos ------------- mas mujeres para mi, asi. que se imaginan lo que pienso jajajajajajajajaja
Viejo Vaughan dijo: 19.09.07
Juas!
Fascinante... igual, coincido... ese texto no está hecho para insultar a los gays si no para ridiculizar a los heterosexuales...
Se lo merecen, por no prestarnos sus pitos...
Viejo BoludoAlegre dijo: 19.09.07
muerte a los gays... jajaja no mentira en mi ambiente laboral esta lleno... es mas comun que seas gay que hetero aca... me miran raro a mi jajaja
Viejo Mr Hyde 20 dijo: 19.09.07
no es nada del otro mucho che

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios