746.286 temas | 5.026.114 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Me Gusta2Me Gusta
  • 1 Mensaje de susana2012
  • 1 Mensaje de LuLi

Viejo susana2012 dijo: 05.02.12
mi ex novio
una historia real que llev˛ a mi actual esposo a cambiar su forma de pensar y sentir sobre el sexo.

El caso es que mi esposo Richard y yo llevamos varios a˝os de casados. Cuando Ŕl me conoci˛, yo aun estaba saliendo con un joven caboverdeano de piel negra. Esta era una týpica pareja interracial, donde predominaba un marcado contraste estŔtico. Yo era todo lo opuesto a este joven. Bastante mas alta que Ŕl, de bonitas facciones y excelente fýsico, muy esbelta y fuerte y de piel blanca rosada ya que desciendo de escandinavos. Nunca entendi muy bien que fue lo que le vý a Axel, mi ex, en un principio, pero creo que se trat˛ de su simpatýa.

Por suerte para Richard, esa relacion termin˛ poco despues de conocerlo y eso me dio la posibilidad de entablar una relacion con Ŕl. Los tres trabajÓvamos juntos en la misma empresa, pero un tiempo antes de mi rompimiento con Axel, a mi ex lo trasladaron a otra repartici˛n y esto hizo que mi actual esposo y yo tuviŔramos mÓs libertad.

Richard venýa acarreando un grave problema de impotencia sexual psicol˛gica, debida a la acumulaci˛n de malas experiencias con sus ex novias. Se sentýa frustrado y temýa comentarme del problema, porque a¨n no habýamos tenido sexo.

Pese a todo tenýamos mucha confianza, ya que habýamos sido amigos, y yo no tenýa problemas en hablar abiertamente de sexo con Ŕl. Era obvio por lo que yo le contaba, que mi ex pareja sabýa como complacerme plenamente en lo sexual.
Esto representaba un desafýo ┐c˛mo iba a lograr satisfacerme acarreando su problema de impotencia? Estuvo como 4 a˝os sin salir con alguna chica debido a sus temores.

Apenas comenzabamos a salir, cuando una noche, a modo de broma, mientras hablabamos por telefono, me pregunt˛ si siendo yo tan corpulenta, alta y fuerte habia obligado a tener sexo por la fuerza a algun hombre.

Para su enorme sorpresa, le respondý con un "Tanto como obligarlo no, pero paso algo parecido con Axel".

Axel y yo habýamos estado veraneando juntos apenas comenzÓbamos a salir. Habýamos arrendado un peque˝o departamento en la costa provisto de un jacuzzi.
Una de esas ma˝anas mientras yo me ba˝aba, ya que habýamos venido de la playa y trataba de quitarme la arena de la piel, Axel que se habýa recostado en la cama unos minutos, se levant˛ muy excitado y me buscaba para tener sexo. Me encontr˛ ba˝Óndome, por lo que, se meti˛ conmigo al jacuzzi y luego de abrir tambiŔn la ducha, comenz˛ a acariciarme todo el cuerpo pasÓndome el jab˛n primero y y luego directamente con las manos.

Por ¨ltimo, ya sin rodeos, me lami˛ los pezones hasta hacerme excitar y yo le pidý que me hciera el amor. Esta era la tercera vez que lo hacýamos desde que empezÓramos a salir.

Ambos parados bajo el agua tibia de la ducha nos dimos varios besos de lengua hasta que me volteŔ dÓndole la espalda a Axel para que me penetrara por detrÓs. Mi ex novio encontr˛ la entrada de mi capullo perfectamente lubricado por el agua y los fluidos corporales por lo cual la penetraci˛n fue suave y profunda. EstÓvamos muy excitados y no necesitamos muchos vaivenes para sentir venir nuestros respectivos orgasmos.

Seguramente Axel sentirýa estimulante el hacer el amor bajo el agua ya que se corrio de inmediato sin esperarme a mý que tambiŔn estaba a punto de venirme, dejÓndome completamente insatisfecha porque me cort˛ el clýmax.

Axel se sinti˛ relajado y satisfecho. Se mud˛ de ropa para desayunar y comenzar sus tareas diarias, mientras que yo permanecý desnuda y con el cuerpo a¨n h¨medo del ba˝o. Fuimos a la habitacion y discutimos. Yo le reprochŔ lo rapido que se habia venido y lo insatisfecha que habia quedado pero a Axel parecio no importarle.

Esto me puso frenŔtica. Fuý a la entrada y trabŔ la puerta de calle con llave para que Axel no se marchara.

-"Lo voy a hacer excitar hasta que acceda a tener sexo nuevamente", pensŔ. En ese momento se entremezclaron los sentimientos de excitaci˛n y furia y me sali˛ la fiera de adentro llevÓndome a hacer algo que jamÓs habýa hecho antes ni despuŔs; el comportarme como una autŔntica mujer de vanguardia. Me encaminŔ hacia Axel que permanecýa de piŔ sin entender quŔ iba yo a hacer y comencŔ a restregarle mis gl¨teos sobre su pelvis. Luego me arrodillŔ frente a Ŕl bajÓndole la bragueta de su pantal˛n. Le extraje el pene del mismo y le dý una intensa sesion de sexo oral.
Mi ex que se rehusaba a hacer el amor nuevamente, empez˛ a ceder a medida que su excitaci˛n iba en aumento.

Una vez que me dý cuenta de que Axel estaba duro como una roca de nuevo, nos acoplamos y tuvimos sexo por segunda vez.

Mi esposo me pregunt˛ si lo habýamos hecho sobre la cama, y le dije que "no llegamos a la cama, que lo hicimos contra la puerta del placard de parados". Axel me penetr˛ vaginalmente de parados por detrÓs, y yo flexionŔ mi cuerpo hacia adelante apoyÓndome con mis manos sobre el placard. Deseaba repetir la postura que me habýa vuelto loca debajo de la ducha y que estuvo a punto de hacerme correr.

Le pedý a mi ex que me lo hiciera lo mÓs intensamente posible y Ŕl me embisti˛ con todas sus fuerzas. FuŔ solo una casualidad que la puerta del placard no se rompiera con semejantes empujones.
La polla endurecida Axel obr˛ maravillas. Esa vez Axel sý fue capaz de hacerme venir. Apenas comenzamos a hacerlo sentý mi orgasmo aparecer y cuando Ŕste se produjo fue de manera explosiva. Result˛ ser tan intenso que terminŔ gritando de placer (algo que no suelo hacer siempre).
A los pocos segundos Axel volvi˛ a correrse entre gritos y jadeos. Finalmente terminamos completamente aliviados.
Seg¨n me dijo mi esposo, en cuesti˛n de segundos sinti˛ como su presi˛n arterial se elevaba. Tuvo taquicardia y se le produjo una gran erecci˛n.
Me hizo todo tipo de preguntas acerca de ese encuentro sexual, de las cuales solo respondý algunas. por otra parte, mi marido decýa que yo daba el aspecto de ser "algo frývola" exteriormente y que no se imaginaba siquiera que podýa excitarme al punto de comportarme tan guarra, pero que eso hacýa que me viera increýblemente sexy. Yo le respondý diciendo que con quien fuera mi pareja, si era necesario comportarme asý para hacerlo excitar y gozar mutuamente del sexo, lo harýa.
Me dijo que la manera en que mi ex me habýa hecho el amor, era una clara demostraci˛n de la virilidad que tenýa.
Admiraba sus cualidades diciendo cosas como "íquŔ potencia increýble por favor que demostr˛ tener este negro! Hombres como Ŕl son los que mantienen vivo el mito sobre los hombres de su raza".

TambiŔn elogiaba la virilidad de mi ex novio comentÓndome que era un "machazo de primera" y que cualquier mujer se volverýa loca de tener un novio asý. (Varias mujeres a las cuales les contŔ esta anŔgdota, me confesaron haberse mojado de inmediato).

Mi esposo no comprendýa c˛mo algunos hombres, en este caso mi ex, podýan tener sexo dos veces seguidas sin pasar prÓcticamente por el perýodo refractario, mientras que Ŕl se sentýa incapÓz de hacerle el amor solo una vez a una mujer.
Comparativamente creo que estaba sintiŔndose algo disminuýdo (en ese momento) pero ese sentimiento de inferioridad, se convirti˛ rÓpidamente en una profunda admiraci˛n y deseos de ser como mi ex.

Richard comenz˛ a creer que el hecho de que Axel fuera negro tenia alguna cosa que ver en su respuesta y aspecto tan viril.

Me preguntaba si Axel estaba "bien dotado" y me neguŔ a responderle en un principio, aunque luego le dije que su tama˝o era normal.

De mÓs estÓ decir que la extrema excitaci˛n termin˛ por solucionar su problema de impotencia definitivamente y en buenahora.

Tuvimos varios traspiŔs en nuestras relaciones sexuales en las primeras semanas, pero estas fueron mejorando rÓpidamente hasta convertirse en un sexo fabuloso.
A pesar de que Richard es un excelente marido y nuestra vida sexual es plena, siempre desea que le cuente acerca de mi ex y c˛mo era el sexo con Ŕl. Pocos meses luego de que yo le relatara lo sucedido durante ese encuentro, volvi˛ a preguntarme sobre ese dýa. S˛lo me limitŔ a decirle "íQuŔ follada! Ese dia tenia una calentura terrible y que generalmente no act¨o asi".

Luego ya no deseŔ hablar con mi esposo de mis relaciones del pasado.

puntualicŔ diciŔndole que el orgasmo apresurado que habýa tenido mi ex novio en aquella ocasi˛n del jacuzzi, se debi˛ a una falta de coordinaci˛n porque era una de las primeras veces que tenýamos sexo juntos, y que despuŔs de ese dýa Axel siempre lograba que me viniera enseguida.

Richard me cont˛ que lo excitaba muchýsimo imaginarme haciŔndolo con mi ex y que se hubiera vuelto loco de placer si en esa ocasion, en que aun no eramos novios, hubiŔramos tenido sexo delante suyo.

Me mostrŔ algo sorprendida y Richard me reiter˛ que le hubiera gustado tanto vernos follar, especialmente ver c˛mo yo llegaba al orgasmo con mi ex gritando de placer, que hasta hubiera sido capaz de ayudarme a mý a hacerle sexo oral a mi ex novio con tal de que lo hicieramos delante suyo. Esto me caus˛ mucha gracia porque sŔ que lo decýa por la inmensa excitaci˛n que le producýa esa fantasýa, ya que jamÓs le gustaron los hombres.

SŔ que algunos hombres se sienten celosos, inseguros o envidiosos de saber que su mujer la pas˛ bien con otro hombre, en el pasado, sexualmente hablando. ┐Pero vamos a pretender ser siempre los primeros/as y los ¨nicos/as? ┐CuÓntas mujeres llegan intactas al matrimonio hoy dýa? Hay que ser un poco maduros y aceptar la sociedad en la que vivimos.

Mi ex era un sujeto muy sexy y sensacional en la cama, digno de una potencia y virilidad increýble que lograba hacerme orgasmear en cuesti˛n de segundos o no mÓs de un minuto como mÓximo. Gracias a la experiencia que logrŔ con Ŕl tanto en la cama como descubriendo mi cuerpo y mi forma de reaccionar frente al sexo gracias a sus estýmulos, es que hoy por hoy mi esposo y yo gozamos de una sexualidad plena. Richard sabe de esto y le estÓ profundamente agradecido.
A calix2011 le gusta esto.
Viejo calix2011 dijo: 06.02.12
íQuŔ buen relato!
desconozco por quŔ pero a muchos hombres los excita la idea de ver a su mujer teniendo sexo delante de ellos con otro (especialmente con hombres negros) o de pensar en su esposa teniendo sexo con sus parejas anteriores.
QuŔ interesante que tanto t¨ como tu esposo, elogien la virilidad de tu pareja anterior, y que tu mantengas un respeto y reconocimiento de lo buena que fue tu vida sexual con Ŕl luego de tantos a˝os de haber roto el compromiso. Generalmente muchas de las parejas que se separan pasan a considerarse y a verse como enemigos olvidando que en elg¨n momento se quisieron.
pero lo mejor y lo que mÓs me gust˛ de este post, es la idea de que ahora puedes disfrutar del sexo con tu marido gracias a la experiencia que gabaras con tu ex...pese a que ya no estÓs con Ŕl, Axel puede considerarse un týo muy afortunado de haber dejado impresa semejante lecci˛n de vida.
Viejo anhedonia dijo: 07.02.12
Originalmente publicado por susana2012 Ver mensaje
mi ex novio
una historia real que llev˛ a mi actual esposo a cambiar su forma de pensar y sentir sobre el sexo.

El caso es que mi esposo Richard y yo llevamos varios a˝os de casados. Cuando Ŕl me conoci˛, yo aun estaba saliendo con un joven caboverdeano de piel negra. Esta era una týpica pareja interracial, donde predominaba un marcado contraste estŔtico. Yo era todo lo opuesto a este joven. Bastante mas alta que Ŕl, de bonitas facciones y excelente fýsico, muy esbelta y fuerte y de piel blanca rosada ya que desciendo de escandinavos. Nunca entendi muy bien que fue lo que le vý a Axel, mi ex, en un principio, pero creo que se trat˛ de su simpatýa.

Por suerte para Richard, esa relacion termin˛ poco despues de conocerlo y eso me dio la posibilidad de entablar una relacion con Ŕl. Los tres trabajÓvamos juntos en la misma empresa, pero un tiempo antes de mi rompimiento con Axel, a mi ex lo trasladaron a otra repartici˛n y esto hizo que mi actual esposo y yo tuviŔramos mÓs libertad.

Richard venýa acarreando un grave problema de impotencia sexual psicol˛gica, debida a la acumulaci˛n de malas experiencias con sus ex novias. Se sentýa frustrado y temýa comentarme del problema, porque a¨n no habýamos tenido sexo.

Pese a todo tenýamos mucha confianza, ya que habýamos sido amigos, y yo no tenýa problemas en hablar abiertamente de sexo con Ŕl. Era obvio por lo que yo le contaba, que mi ex pareja sabýa como complacerme plenamente en lo sexual.
Esto representaba un desafýo ┐c˛mo iba a lograr satisfacerme acarreando su problema de impotencia? Estuvo como 4 a˝os sin salir con alguna chica debido a sus temores.

Apenas comenzabamos a salir, cuando una noche, a modo de broma, mientras hablabamos por telefono, me pregunt˛ si siendo yo tan corpulenta, alta y fuerte habia obligado a tener sexo por la fuerza a algun hombre.

Para su enorme sorpresa, le respondý con un "Tanto como obligarlo no, pero paso algo parecido con Axel".

Axel y yo habýamos estado veraneando juntos apenas comenzÓbamos a salir. Habýamos arrendado un peque˝o departamento en la costa provisto de un jacuzzi.
Una de esas ma˝anas mientras yo me ba˝aba, ya que habýamos venido de la playa y trataba de quitarme la arena de la piel, Axel que se habýa recostado en la cama unos minutos, se levant˛ muy excitado y me buscaba para tener sexo. Me encontr˛ ba˝Óndome, por lo que, se meti˛ conmigo al jacuzzi y luego de abrir tambiŔn la ducha, comenz˛ a acariciarme todo el cuerpo pasÓndome el jab˛n primero y y luego directamente con las manos.

Por ¨ltimo, ya sin rodeos, me lami˛ los pezones hasta hacerme excitar y yo le pidý que me hciera el amor. Esta era la tercera vez que lo hacýamos desde que empezÓramos a salir.

Ambos parados bajo el agua tibia de la ducha nos dimos varios besos de lengua hasta que me volteŔ dÓndole la espalda a Axel para que me penetrara por detrÓs. Mi ex novio encontr˛ la entrada de mi capullo perfectamente lubricado por el agua y los fluidos corporales por lo cual la penetraci˛n fue suave y profunda. EstÓvamos muy excitados y no necesitamos muchos vaivenes para sentir venir nuestros respectivos orgasmos.

Seguramente Axel sentirýa estimulante el hacer el amor bajo el agua ya que se corrio de inmediato sin esperarme a mý que tambiŔn estaba a punto de venirme, dejÓndome completamente insatisfecha porque me cort˛ el clýmax.

Axel se sinti˛ relajado y satisfecho. Se mud˛ de ropa para desayunar y comenzar sus tareas diarias, mientras que yo permanecý desnuda y con el cuerpo a¨n h¨medo del ba˝o. Fuimos a la habitacion y discutimos. Yo le reprochŔ lo rapido que se habia venido y lo insatisfecha que habia quedado pero a Axel parecio no importarle.

Esto me puso frenŔtica. Fuý a la entrada y trabŔ la puerta de calle con llave para que Axel no se marchara.

-"Lo voy a hacer excitar hasta que acceda a tener sexo nuevamente", pensŔ. En ese momento se entremezclaron los sentimientos de excitaci˛n y furia y me sali˛ la fiera de adentro llevÓndome a hacer algo que jamÓs habýa hecho antes ni despuŔs; el comportarme como una autŔntica mujer de vanguardia. Me encaminŔ hacia Axel que permanecýa de piŔ sin entender quŔ iba yo a hacer y comencŔ a restregarle mis gl¨teos sobre su pelvis. Luego me arrodillŔ frente a Ŕl bajÓndole la bragueta de su pantal˛n. Le extraje el pene del mismo y le dý una intensa sesion de sexo oral.
Mi ex que se rehusaba a hacer el amor nuevamente, empez˛ a ceder a medida que su excitaci˛n iba en aumento.

Una vez que me dý cuenta de que Axel estaba duro como una roca de nuevo, nos acoplamos y tuvimos sexo por segunda vez.

Mi esposo me pregunt˛ si lo habýamos hecho sobre la cama, y le dije que "no llegamos a la cama, que lo hicimos contra la puerta del placard de parados". Axel me penetr˛ vaginalmente de parados por detrÓs, y yo flexionŔ mi cuerpo hacia adelante apoyÓndome con mis manos sobre el placard. Deseaba repetir la postura que me habýa vuelto loca debajo de la ducha y que estuvo a punto de hacerme correr.

Le pedý a mi ex que me lo hiciera lo mÓs intensamente posible y Ŕl me embisti˛ con todas sus fuerzas. FuŔ solo una casualidad que la puerta del placard no se rompiera con semejantes empujones.
La polla endurecida Axel obr˛ maravillas. Esa vez Axel sý fue capaz de hacerme venir. Apenas comenzamos a hacerlo sentý mi orgasmo aparecer y cuando Ŕste se produjo fue de manera explosiva. Result˛ ser tan intenso que terminŔ gritando de placer (algo que no suelo hacer siempre).
A los pocos segundos Axel volvi˛ a correrse entre gritos y jadeos. Finalmente terminamos completamente aliviados.
Seg¨n me dijo mi esposo, en cuesti˛n de segundos sinti˛ como su presi˛n arterial se elevaba. Tuvo taquicardia y se le produjo una gran erecci˛n.
Me hizo todo tipo de preguntas acerca de ese encuentro sexual, de las cuales solo respondý algunas. por otra parte, mi marido decýa que yo daba el aspecto de ser "algo frývola" exteriormente y que no se imaginaba siquiera que podýa excitarme al punto de comportarme tan guarra, pero que eso hacýa que me viera increýblemente sexy. Yo le respondý diciendo que con quien fuera mi pareja, si era necesario comportarme asý para hacerlo excitar y gozar mutuamente del sexo, lo harýa.
Me dijo que la manera en que mi ex me habýa hecho el amor, era una clara demostraci˛n de la virilidad que tenýa.
Admiraba sus cualidades diciendo cosas como "íquŔ potencia increýble por favor que demostr˛ tener este negro! Hombres como Ŕl son los que mantienen vivo el mito sobre los hombres de su raza".

TambiŔn elogiaba la virilidad de mi ex novio comentÓndome que era un "machazo de primera" y que cualquier mujer se volverýa loca de tener un novio asý. (Varias mujeres a las cuales les contŔ esta anŔgdota, me confesaron haberse mojado de inmediato).

Mi esposo no comprendýa c˛mo algunos hombres, en este caso mi ex, podýan tener sexo dos veces seguidas sin pasar prÓcticamente por el perýodo refractario, mientras que Ŕl se sentýa incapÓz de hacerle el amor solo una vez a una mujer.
Comparativamente creo que estaba sintiŔndose algo disminuýdo (en ese momento) pero ese sentimiento de inferioridad, se convirti˛ rÓpidamente en una profunda admiraci˛n y deseos de ser como mi ex.

Richard comenz˛ a creer que el hecho de que Axel fuera negro tenia alguna cosa que ver en su respuesta y aspecto tan viril.

Me preguntaba si Axel estaba "bien dotado" y me neguŔ a responderle en un principio, aunque luego le dije que su tama˝o era normal.

De mÓs estÓ decir que la extrema excitaci˛n termin˛ por solucionar su problema de impotencia definitivamente y en buenahora.

Tuvimos varios traspiŔs en nuestras relaciones sexuales en las primeras semanas, pero estas fueron mejorando rÓpidamente hasta convertirse en un sexo fabuloso.
A pesar de que Richard es un excelente marido y nuestra vida sexual es plena, siempre desea que le cuente acerca de mi ex y c˛mo era el sexo con Ŕl. Pocos meses luego de que yo le relatara lo sucedido durante ese encuentro, volvi˛ a preguntarme sobre ese dýa. S˛lo me limitŔ a decirle "íQuŔ follada! Ese dia tenia una calentura terrible y que generalmente no act¨o asi".

Luego ya no deseŔ hablar con mi esposo de mis relaciones del pasado.

puntualicŔ diciŔndole que el orgasmo apresurado que habýa tenido mi ex novio en aquella ocasi˛n del jacuzzi, se debi˛ a una falta de coordinaci˛n porque era una de las primeras veces que tenýamos sexo juntos, y que despuŔs de ese dýa Axel siempre lograba que me viniera enseguida.

Richard me cont˛ que lo excitaba muchýsimo imaginarme haciŔndolo con mi ex y que se hubiera vuelto loco de placer si en esa ocasion, en que aun no eramos novios, hubiŔramos tenido sexo delante suyo.

Me mostrŔ algo sorprendida y Richard me reiter˛ que le hubiera gustado tanto vernos follar, especialmente ver c˛mo yo llegaba al orgasmo con mi ex gritando de placer, que hasta hubiera sido capaz de ayudarme a mý a hacerle sexo oral a mi ex novio con tal de que lo hicieramos delante suyo. Esto me caus˛ mucha gracia porque sŔ que lo decýa por la inmensa excitaci˛n que le producýa esa fantasýa, ya que jamÓs le gustaron los hombres.

SŔ que algunos hombres se sienten celosos, inseguros o envidiosos de saber que su mujer la pas˛ bien con otro hombre, en el pasado, sexualmente hablando. ┐Pero vamos a pretender ser siempre los primeros/as y los ¨nicos/as? ┐CuÓntas mujeres llegan intactas al matrimonio hoy dýa? Hay que ser un poco maduros y aceptar la sociedad en la que vivimos.

Mi ex era un sujeto muy sexy y sensacional en la cama, digno de una potencia y virilidad increýble que lograba hacerme orgasmear en cuesti˛n de segundos o no mÓs de un minuto como mÓximo. Gracias a la experiencia que logrŔ con Ŕl tanto en la cama como descubriendo mi cuerpo y mi forma de reaccionar frente al sexo gracias a sus estýmulos, es que hoy por hoy mi esposo y yo gozamos de una sexualidad plena. Richard sabe de esto y le estÓ profundamente agradecido.
jajajajajajajajajajajajaajajajajaaa!!!!! me morÝ con esa parte....

no me gustˇ para nada, no me creÝ el relato...

parece una de esas cadenas de mails interminablemente reenviadas....que onda? Richard? Axel??? Ni siquiera es de acß
Viejo LuLi dijo: 07.02.12
Che me gustˇ mßs tu relato del vˇmito eh (?)
A susana2012 le gusta esto.
Viejo susana2012 dijo: 07.02.12
Originalmente publicado por anhedonia Ver mensaje
jajajajajajajajajajajajaajajajajaaa!!!!! me morÝ con esa parte....

no me gustˇ para nada, no me creÝ el relato...

parece una de esas cadenas de mails interminablemente reenviadas....que onda? Richard? Axel??? Ni siquiera es de acß
Richard es el sobrenombre de mi marido ┐Quieres que publique su apellido y su numero de pasaporte tambien?
Si lo crees o no en realidad no es importante, solo querýa compartir una increible experiencia con foreros para intercambiar opiniones sobre experiencias similares. De todas maneras gracias por haberte tomado la molestia de leerlo y hacer un comentario, ya que es mÓs de lo que se puede esperar hoy en dýa.

En cuanto al relato del v˛mito...no sŔ por quŔ lo toman como algo "er˛tico" porque de er˛tico no tiene nada o al menos esa no fue la intencion...

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios

  • No hay usuarios votados

Top de Temas

  • No hay temas votados