746.235 temas | 5.026.058 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo susana2012 dijo: 04.02.12
hace ms de 15 aos cuando era apenas una veinteaera, luego de algunos noviazgos mal llevados, conoc a Axel, un joven hijo de caboverdeanos, de raza afroamericana, mulato, no muy apuesto, usaba el cabello cortado al ras y anteojos y era algo ms bajo de estatura que yo (parados me llegaba hasta mis hombros).
Nadie entendi jams qu le v a Axel ya que segn todos el contraste esttico era muy notorio, y decan que parecamos una "pareja despareja" debido a que yo soy caucsica, mido casi un metro ochenta y soy muy corpulenta. Lo cierto es que durante los casi tres aos que dur la relacin, nos llevamos bastante bien.

El sexo con Axel era genial, y si bien no era un sujeto apuesto, tena una gran virilidad e increble facilidad para hacerme "llegar" que solo igual mi actual marido. Eso lo haca verse muy sexy.

Aos ms tarde cuando mi relacin con Axel haba finalizado y yo ya sala con mi ahora esposo, durante las primeras veces que tuvimos sexo, Richard no lograba hacer que me corriera con la misma facilidad que mi ex y a veces ni siquiera lograba hacer que me corriera.
A la tercera o cuarta vez que sucedi esto, l me pregunt qu me pasaba y le dije que "No saba por qu pero me costaba venirme con l".
Richard comenz a hacerme preguntas sobre si eso me ocurra siempre o solo con l y finalmente le dije la verdad "Mi ex lograba hacerme orgasmear en un minuto como mximo. A veces en solo 40 segundos "
Richard, que haba conocido a Axel por medio de un trabajo que realizaran juntos, lejos de molestarse sigui preguntndome acerca del sexo con mi ex y termin contndole alguno de nuestros encuentros sexuales.
Le dije que generalmente cuando mi ex y yo ibamos a hacer el amor, l se dedicaba a estimular con su lengua mis senos durante largo rato al mismo tiempo que masageaba mi clitoris con sus dedos. Cuando la excitacin llegaba a un punto extremo, Axel se recostaba sobre m para hacermelo al estilo misionero. Como era bastante delgado yo me senta cmoda con l encima, y al ser ms bajo que yo, su cabeza quedaba a la altura de mis senos, los cuales continuaba lamiendo y estimulando an durante el acoplamiento. yo me volva loca de placer. Cruzaba mis piernas alrededor de su cuerpo para sentir una penetracin ms profunda (algo que con mi marido no suelo hacer) y as enredados en solo un minuto o a veces menos, lograba un potente orgasmo.
Otras veces lo hacamos por detrs, yo recostada boca abajo en la cama y mi ex encima mo. Probamos muchas posturas diferentes, incluso de parados pese a la diferencia de estatura y fsico de ambos y siempre result un sexo genial.
Lejos de molestarse, mi marido aprendi de la experiencia de mi ex y se puede decir que en solo tres das nuestras relaciones cambiaron radicalmente.
S que existen hombres a los cuales una mujer jams podra hablarles bien de sus ex novios debido al tema de los celos y egos, y mucho menos en el plano sexual!
Pero en este caso es muy diferente...Alguna vez pudieron mantener charlas abiertas acerca de sus ex con su actual pareja?

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios