739.793 temas | 5.167.577 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo Motorpsico dijo: 03.08.06
Encontre estos dos articulos... me parecio interesante de leer....

Pueden coincidir, pero no son lo mismo. De hecho, no pocos hombres se pasan la vida eyaculando sin haber conocido el verdadero éxtasis. Lo peor: desconocen que alcanzar el clímax sin liberar esperma es la clave del multiorgasmo masculino.

Antonio Valencia
La Nación

“Es exquisito. Uno siente que la energía, en lugar de ser descargada en una eyaculación, va involucrando ya no sólo los genitales, sino el cuerpo entero. El cosquilleo viaja por las nalgas, se producen pequeños temblores en la columna y en el pecho se genera una sensación muy intensa, una profunda exhalación. Dura más que lo clásico, el pene no pierde la erección y a los cinco minutos es posible tener otro orgasmo tan placentero como el primero”.

A Héctor no le fue fácil conseguir lo que algunos textos llaman “inyaculación” u “orgasmos internos”, una milenaria técnica oriental que rompe con una extendida creencia: que, a nivel fisiológico, el clímax está necesariamente vinculado a la explosión seminal.

“A veces orgasmo y eyaculación coinciden, pero no son lo mismo”, comenta la psicóloga Ximena Santa Cruz, quien dicta talleres sobre la antiquísima técnica que algunos identifican como ‘Kung Fu sexual’, disciplina emparentada con el Tao y otras corrientes provenientes de la India, como el Tantra o el Yoga.

El orgasmo sin eyaculación es la clave para dar con el mítico orgasmo múltiple masculino. “Este orgasmo es mucho más intenso, más placentero, más pleno que el tradicional, con la ventaja que puedo tener más de uno en poco tiempo”, relata Alonso. “Uno siente distintos espasmos, una reacción muscular en distintas partes del cuerpo y no es tan instantáneo como una eyaculación. He llegado a sentir escalofríos y hasta cómo se me erizan los pelos de la cabeza”.

Al igual que Santa Cruz, el especialista Giorgio Agostini explica que la sexualidad tántrica o taoísta enseña a controlar los impulsos eyaculatorios con ejercicios respiratorios y musculares. “Los orientales nos llevan mucha ventaja en eso, que además va muy vinculado con la erotización”, dice, no sólo porque expanden lo genital a lo corporal, sino porque conseguir una erección después de eyacular no les toma veinte minutos o más. “La gran diferencia es que con esta otra modalidad es posible que un hombre alcance un orgasmo tras otro”, agrega.

En este terreno, las mujeres mantienen una ventaja: cuando de orgasmos múltiples se trata, la frecuencia entre uno y otro es mucho menor –“dos minutos o incluso menos”, señalan los especialistas-, lo que conduce además a un mayor número de episodios en la cima del placer.

Sexo genital, sexo corporal


Ximena Santa Cruz apunta que en materia de orgasmo masculino, tanto en el hombre como en la mujer está culturalmente muy arraigada la idea de asociar obligatoriamente la eyaculación al orgasmo. Y esa es una confusión que lleva, por ejemplo, a que ellas piensen que si no ha habido descarga seminal su pareja no ha disfrutado lo suficiente. “Es un error que, casi como prueba de virilidad, ambos se planteen la eyaculación como objetivo”, explica.

En términos anatómicos, la clave está en el trabajo respiratorio y en el fortalecimiento del músculo pubocoxígeo –situado entre el ano y los testículos-, que permite controlar los impulsos eyaculatorios, o sea, el punto de no retorno. “Sin ambos ejercicios es muy difícil conseguir un orgasmo sin eyaculación”, asegura Santa Cruz.

Además es necesario dar un giro conceptual. Los hombres tienden a focalizar la sensación de placer a nivel muy genital. Pueden tener orgasmos y descargas de semen con la facilidad que se masturban. En cambio las mujeres suelen localizar las experiencias de placer a un nivel más global y emotivo.

Los especialistas coinciden que para lograr las distintas mesetas de placer se requiere el trabajo de los dos. “Cuando hay eyaculación rápida, orgasmo peniano, a veces no te das ni cuenta qué pasó. Con las mujeres puede pasar lo mismo cuando el orgasmo sólo es clitoriano. En ambos casos se trata de descargas chicas, agradables e intensas, pero menos plenas que las que se pueden conseguir involucrando no sólo todo el cuerpo, sino también a la pareja”.

Héctor supo de las dos realidades y cuenta su conclusión. “Una vez que se aprende la técnica, a uno no le dan ganas de tener orgasmos con eyaculación, pues queda más cansado, agotado, y hay que esperar mucho más rato para repetir. Sí, (el ‘Kung Fu’ sexual) es mejor. Pero no diría que insuperable, que es la panacea ni mucho menos”, resume. Tal vez, porque un buen orgasmo con descarga, más si sobreviene simultáneamente con el de la mujer, sigue siendo una real delicia saboreada de a dos.

ALGUNOS EJERCICIOS

Para ejercitar el músculo pubocoxígeo -ubicado entre el ano y los testículos- se recomienda que cada vez que vaya a orinar, retenga la micción las veces que pueda y luego continúe. Luego, en cualquier momento del día, debe contraer los músculos púbicos por tres segundos, relajarlos y repetir el ejercicio diez veces, o bien, contraerlos y relajarlos continuamente varias veces al día.

En pareja y para detener el impulso eyaculatorio el hombre debe indicarle a su compañera cuándo detenerse, dejar pasar unos segundos y luego continuar.

Durante el coito, otra técnica es respirar lenta y profundamente, llevar el aire al fondo del estómago, retenerlo y exhalar despacio por la boca.

Otra forma de evitar la descarga seminal es presionar con dos dedos el perineo -hendidura delante del ano y detrás de los testículos-, obviamente sin suspender la penetración.

*Para obtener mejor resultados consultar un especialista.

Fuente: La Nacion.CL

Otro Articulo...

La llave del multiorgasmo masculino

Si usted es hombre es posible que nunca haya tenido un orgasmo. Sí, leyó bien. Los cultores del Kung Fu sexual sostienen que la eyaculación no es sinónimo de orgasmo y que lo ideal es alcanzar el clímax del placer sin liberar el esperma. ¿La razón? No desperdiciar energía vital, lograr un equilibrio entre salud, cuerpo y alma y de paso alcanzar el sueño masculino del multiorgasmo.

Orgasmo sin eyaculación. ¿Le parece insólito? Pues no lo es. Las culturas orientales saben sobre esto hace más de 3 mil años, cuando el Kung Fu sexual apareció como una rama de la medicina china.

Para el Kung Fu sexual, el orgasmo y la eyaculación son procesos totalmente distintos. Mientras el primero es una experiencia a nivel físico y emocional, el segundo es un simple reflejo que ocurre en la base de la columna y que da como resultado la salida del semen.

Existen diversos ejercicios de respiración y fortalecimiento muscular que ayudan a retener o aplazar la eyaculación con el fin de no desperdiciar la energía vital que se va en cada descarga seminal y, por lo tanto, aprovechar esta energía y convertirla en una fuente de salud, bienestar íntimo y de contacto con lo divino.

¿Qué gracia tiene esta técnica asiática? Múltiples: termina con la eyaculación precoz y la impotencia, permite tener erecciones más prolongadas y puede lograr el sueño de la mayoría de los machos: tener múltiples orgasmos junto a su pareja.

Multiorgasmo masculino


El Kung Fu sexual rompe con el mito de que sólo la mujer puede alcanzar multiorgasmos, ya que con esta técnica los hombres también pueden lograr varias mesetas de placer, lo que es posible gracias a la retención o aplazamiento del acto eyaculatorio. Los taoístas sostienen que al expulsar el semen, el cuerpo asume que se está preparando para crear un nuevo ser. De este modo, todo el cuerpo da
lo mejor de sí, con el consiguiente gasto energético. Ello explica por qué luego de la eyaculación la mayoría de los varones siente cansancio, sueño y otras sensaciones de desgaste. De allí que el Kung Fu sexual se centre en el trabajo de los flujos de energía y sobre todo en una cosmovisión -muy distinta a la cultura occidental- que ve en la sexualidad otra forma de búsqueda de la espiritual.

Jorge Mendoza, economista, investigador de artes orientales y director de la revista Ecovisiones, explica a La Nación que tanto en la tradición taoísta como en el Kamasutra se sostiene que el objetivo de la sexualidad es lograr que la pareja se compenetre y armonice a tal punto que ambos puedan mover su energía sexual desde la zona genital hacia la zona de la coronilla (cabeza). Ese mismo movimiento enérgico es el que realizan los monjes a través del camino de la abstinencia, la oración o la meditación. Por ello, la sexualidad que busca efectuar ese recorrido de energía se transforma en una sexualidad trascendente y espiritual.

Sin embargo ello requiere trabajo. Ximena Santa Cruz, psicóloga, terapeuta familiar experta en esta técnica y esposa de Mendoza, dice que cuando una pareja hace el amor el recorrido de energía natural -en el caso de los hombres- es descendente, o sea de la cabeza a los genitales (de allí la descarga eyaculatoria). En las mujeres es a la inversa: de los genitales a la cabeza (de allí el lado más emotivo de su sexualidad).

Para Santa Cruz, esta diferencia explica las desavenencias en la pareja. “Ellos están más preocupados del placer de la descarga sexual y ellas del placer, pero también de la emotividad, lo que hace que muchas veces ellas se sientan vacías luego de una acto íntimo”, dice.

En un acto sexual taoísta, al contenerse la eyaculación, se redirecciona la energía, la que en vez de bajar hacia los genitales y perderse en la descarga eyaculatoria, sube hacia la cabeza. Ello permite lograr el placer en toda su dimensión y tener efectivamente uno o más orgasmos, pues la energía compromete a todo el cuerpo y además al espíritu. De hecho las técnicas también pueden ser utilizadas por las mujeres, en especial para hacer más fuerte su músculo pubococcígeo (PC), lo que ayuda a tener mayor sensibilidad sexual.

Santa Cruz sostiene que los ejercicios son sencillos, pero hay que tener la constancia de los orientales y ojalá el apoyo de un especialista. La práctica de yoga también ayuda mucho.

Ambos especialistas -que realizan talleres de sexualidad basadas en las técnicas del Tao y el Tantra (ver recuadro)-, sostienen que quien quiera efectuar y aprender la técnica del kung fu sexual debe hablarlo con su pareja, ya que la participación y colaboración del otro servirá para obtener mejores resultados. ¿El peor error que puede cometer? Que esto sólo se transforme en una obsesión por aprender algunas técnicas para ponerlas al servicio del placer.

Primera Etapa

Ejercicios de iniciación

Estos ejercicios pueden ser efectuados por hombres y mujeres para fortalecer el músculo pubococcígeo (PC):

• Cada vez que vaya a orinar, retenga la micción las veces que pueda y luego continúe. Esta sencilla práctica le permite fortalecer el PC.

• Para el mismo efecto contraiga los músculos púbicos y cuente hasta tres, después, relájelos y repita la acción diez veces. Seguidamente, contraiga y relaje rápidamente a discreción. Si lo realiza varias veces por día su músculo PC debería ser lo suficientemente fuerte como para afrontar el absoluto control eyaculatorio y en las mujeres tener mayores sensaciones sexuales.

Segunda etapa

Técnicas para evitar la eyaculación


•El primer paso es identificar con claridad todas las sensaciones premonitorias del orgasmo, etapa que se denomina punto de no retorno.

• Para capacitarse en la identificación del punto de no retorno, debe intentarlo con la pareja, donde él yace acostado y ella se coloca encima, ambos de frente. Realizada la penetración e iniciado los movimientos del varón, debe indicarle a su compañera cuándo detenerse justo en el momento en que siente que va a aparecer el orgasmo, para luego continuar. La técnica se denomina “parada y arranque” y requiere comúnmente de la orientación de un terapeuta sexual.

• Respirar lenta y profundamente; inhalar por la nariz, sentir cómo el aire va hasta el fondo del estómago, retenerlo y exhalar despacio por la boca. Para obtener mejores resultados se puede hacer la respiración en concordancia con las contracciones rítmicas del músculo PC.

• Otra técnica es el toque en el “punto del millón de piezas de oro”. El nombre se debe al alto valor que representaba su aplicación en las relaciones sexuales y además, al elevado costo que se tenía que pagar para saber el secreto. Este punto se localiza en el perineo, una pequeña hendidura que se siente justo delante del ano y atrás de los testículos. Cuando se está haciendo el amor, si se cree que se aproxima el momento de la eyaculación, con los dedos medio e índice alineados, se debe presionar con firmeza (sin suspender la penetración). Ello inhibirá el reflejo eyaculatorio.

• Para controlar la eyaculación y que la pareja disfrute de varios clímax, durante la penetración los empujones pélvicos deben ser en forma circular de izquierda a derecha, de arriba abajo, después profundamente.

• Otra forma de obtener más sensaciones, es que en un momento intermedio y sin movimiento se realicen sólo contracciones de vagina y pene, de tal manera que la mujer contraiga la vagina apretando el pene del hombre, y en su relajamiento el hombre aprieta el PC, haciendo que la mujer sienta que el pene se ensancha en el interior de la vagina.

Fuente: La Nacion.cl
Viejo Samu dijo: 03.08.06
MUy bueno che, la verdad que uno ignora la diferencia entre eyacular y tener un orgasmo, esta noche voy a practicar aunque no creo que pueda tan facil, esta bueno para hacer
QUE VIVA EL PLACER
Viejo PanchoOoO dijo: 04.08.06
Muy interesante motorpsico.. tu avatar casi me mata.... lo estaba mirando colgado, y depronto se va de foco y dije... upa ya ta me murio la vista.... ¬¬ me asuste..
Viejo Xementhal dijo: 04.08.06
Originalmente publicado por PanchoOoO
Muy interesante motorpsico.. tu avatar casi me mata.... lo estaba mirando colgado, y depronto se va de foco y dije... upa ya ta me murio la vista.... ¬¬ me asuste..

Perdon tenia una imagen divertida para compartir pero no pude hacer que se vea.-

Editado por Xementhal: 04.08.06 a las 02:19
Viejo Chokolate dijo: 04.08.06
Muy bueno...
Yo practico Tantra hace ya 2 años y medio... Aunque por las mias porque mis horarios no me dan para clases =P (Ni por los lugares que ando yo hay verdaderos maestros) y te comento que lograr un orgasmo masculino es MUY dificil... lleva respiracion, practica, concentracion y ejercicios diarios... Al principio parece inutil... Pero te digo que uno de esos y se te estremece hasta el borde del cubito dorsal y el esterno cleidomastoideo...

Y por si no lo saben... Despues de experimentarlo... EYACULEN... Si o Si... La contencion de liquido seminal durante el coito produce deficiencia en el tubo deferente y atrofiamiento testicular... Incluso puede derivar en un cancer de prostata...

Pero se los recomiendo =D

PD: Igual yo prefiero a la antiguita porke es mas practiko vio? (Es casi imposible lograr uno de esos en un shopping por ej =P)
Viejo Motorpsico dijo: 04.08.06
Originalmente publicado por Chokolate
Muy bueno...
Yo practico Tantra hace ya 2 años y medio... Aunque por las mias porque mis horarios no me dan para clases =P (Ni por los lugares que ando yo hay verdaderos maestros) y te comento que lograr un orgasmo masculino es MUY dificil... lleva respiracion, practica, concentracion y ejercicios diarios... Al principio parece inutil... Pero te digo que uno de esos y se te estremece hasta el borde del cubito dorsal y el esterno cleidomastoideo...

Y por si no lo saben... Despues de experimentarlo... EYACULEN... Si o Si... La contencion de liquido seminal durante el coito produce deficiencia en el tubo deferente y atrofiamiento testicular... Incluso puede derivar en un cancer de prostata...

Pero se los recomiendo =D

PD: Igual yo prefiero a la antiguita porke es mas practiko vio? (Es casi imposible lograr uno de esos en un shopping por ej =P)
Es bueno saberlo.......

Gracias Choko....
Viejo Anilina dijo: 04.08.06
Esto es sumamente interesante, en serio, creo que debería estar sticky.... este tipo de información es muy valiosa tanto para uds. los hombres como para nosotras....gracias una vez mas, Motorpsico!
Viejo blOndie_ dijo: 06.08.06
y en las minas entonces?? acabar y orgasmo!!!???
Viejo Piache dijo: 07.08.06
En las minas tampoco eyaculacion equivale a orgasmo. Pero no es comun la eyaculacion en las minas.

O sea, lease eyaculacion: expulsion de liquido por la vagina.


Con respecto los hombres, te digo que si funciona, el tema es que cuando varias veces tenes un orgasmo sin eyacular, es como que el semen se va acumulando y puede causar molestias. O por lo menos a mi me pasa eso.

Entonces al final tenes que eyacular para sentirte mejor.
Viejo natidd dijo: 11.08.06
Me parecio muy interezante los articulos pero chicos tengan cuidado porque los ejercicios que indican no son muy buenos "Para ejercitar el músculo pubocoxígeo -ubicado entre el ano y los testículos- se recomienda que cada vez que vaya a orinar, retenga la micción las veces que pueda y luego continúe" Esto no es asi porque si ustedes lo realizan cuando estan orinando corren el riesgo de contraer infecccion urinaria, varios doctores lo han informado... este tratamiento se realiza unicamente cuando NO SE ESTA ORINANDO, lo pueden realizar una vez solo para comprender como deben contraer el musculo cuando no esten orinando pero no debe convertirse en un ejercicio rutinario... Espero que les sirva la imformacion y tengan cuidado con los metodos mal explicados antes averiguen por favor............

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios

  • No hay usuarios votados

Top de Temas

  • No hay temas votados