745.920 temas | 5.025.549 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Me Gusta17Me Gusta

Viejo errean dijo: 16.08.14
israel today

El rabino, el Note y el Mesías

Jueves, 30 de mayo 2013 | Aviel Schneider



Esto es una reimpresión de un artículo de portada que apareció por primera vez en la edición de abril de 2007, de Israel Today Magazine
Unos meses antes de morir, uno de los rabinos más prominentes de la nación, Yitzhak Kaduri, supuestamente escribió el nombre del Mesías en una pequeña nota que solicitaba permanecería sellado hasta ahora. Cuando fue desclasificada la nota, reveló lo que muchos han conocido por siglos: Yehoshúa o Yeshúa (Jesús), es el Mesías.
Con el nombre bíblico de Jesús, el rabino y cabalista describen al Mesías usando seis palabras y dando a entender que las letras iniciales forman el nombre del Mesías. La nota secreta decía:
En cuanto a la carta abreviatura del nombre del Mesías, él os exaltará a la gente y demostrar que su palabra y la ley son válidas.
Esto lo he firmado en el mes de la misericordia,
Yitzhak Kaduri


La frase hebrea (traducido más arriba en negrita) con el nombre oculto del Mesías dice: Y arim H a'Am V eyokhiakh S hedvaro V etorato O MDIM

ירים העם ויוכיח שדברו ותורתו עומדים

Las iniciales deletrean el nombre hebreo de Jesús יהושוע. Yehoshua y Yeshúa son efectivamente el mismo nombre, derivado de la misma raíz hebrea de la palabra "salvación" como se documenta en Zacarías 6:11 y Esdras 3: 2. El mismo sacerdote escribe en Esdras, "Yeshua (ישוע) hijo de Yozadak" al escribir en Zacarías "Yehoshua (יהושוע) hijo de Yohozadak." El sacerdote agrega la santa abreviación del nombre de Dios, ho (הו), en el nombre del padre Yozadak y en el nombre de Yeshua. Con uno de los rabinos más prominentes de Israel, indicando el nombre del Mesías es Yeshua, es comprensible por qué su último deseo fue que esperaran un año después de su muerte antes de revelar lo que él escribió.
Cuando el nombre de Yehoshua apareció en el mensaje de Kaduri, ultra ortodoxos Judios de su Yeshiva Nahalat Yitzhak (seminario) en Jerusalén argumentaron que su maestro no dejó la solución exacta para decodificar el nombre del Mesías.
La revelación recibió escasa cobertura en los medios israelíes. Sólo los sitios web hebreas Noticias Primera Clase (NFC) y Kaduri.net mencionaron la nota sobre el Mesías, insistiendo que era auténtica. El diario hebreo Maariv publicó una historia sobre la nota, pero lo describió como una falsificación.
Lectores judíos respondieron en los foros de las páginas Web con sentimientos encontrados: "Así que esto significa que el Rabino Kaduri era cristiano?" Y "Los cristianos están bailando y celebrando", fueron algunos de los comentarios.
Israel Today habló con dos de los seguidores de Kaduri en Jerusalén que admitieron que la nota era auténtica, pero confuso para sus seguidores también. "No tenemos idea de cómo el Rabí obtuvo este nombre del Mesías," dijo uno de ellos.
Sin embargo, otros niegan por completo cualquier posibilidad de que la nota es auténtica.
En una entrevista con Israel Today, Rabí David Kaduri, de 80 años, el hijo del fallecido rabino Yitzhak Kaduri, negó que su padre dejó una nota con el nombre de Yeshua justo antes de morir. "No es su escritura", dijo cuando le mostramos una copia de la nota. Durante una reunión nocturna en la Yeshiva Nahalat Yitzhak en Jerusalén, libros con letra de Kaduri desde hace 80 años se nos presentan en un intento de demostrar que la nota Mesías no era auténtico.
Cuando nos dijeron que el rabino Kaduri que el sitio web oficial de su padre (www.kaduri.net) había mencionado la nota Mesías, se sorprendió. "¡Oh, no! Eso es una blasfemia. Las personas podían entender que mi padre lo señaló [el Mesías de los cristianos]. "David Kaduri confirmó, sin embargo, que en su último año su padre había hablado y soñado, casi exclusivamente sobre el Mesías y su venida. "Mi padre se ha reunido con el Mesías en una visión," dijo, "y nos dijo que él vendría pronto."
Representación de Kaduri del Mesías
Unos meses antes que Kaduri muriera a la edad de 108 años, sorprendió a sus seguidores cuando les dijo que se reunió con el Mesías. Kaduri dio un mensaje en su sinagoga en Yom Kippur, el Día de la Expiación, enseñando cómo reconocer al Mesías. También mencionó que el Mesías aparecería en Israel después de la muerte de Ariel Sharon. (El ex primer ministro se encuentra todavía en un estado de coma después de sufrir un derrame cerebral masivo hace más de un año.), (Falleció el 11 de enero de 2014) Otros rabinos predicen lo mismo, incluyendo el rabino Haim Cohen, cabalista Nir Ben Artzi y la esposa del rabino Haim Kneiveskzy.
El nieto de Kaduri, Rabí Yosef Kaduri, dijo que su abuelo habló muchas veces durante sus últimos días acerca de la venida del Mesías y la redención a través del Mesías. Sus retratos espirituales del Mesías-que recuerda a las cuentas del Nuevo Testamento-fueron publicados en los sitios web Kaduri.net y NFC:
"Es difícil para muchas personas buenas en la sociedad para entender la persona del Mesías. El liderazgo y el orden de un Mesías de carne y hueso es difícil de aceptar para muchos en la nación. Como líder, el Mesías no ostenta ningún cargo, pero será una de las personas y utilizar los medios de comunicación. Su reino será puro y sin deseos personales o políticos. Durante su dominio, sólo justicia y verdad reinarán.
"Todos van a creer en el Mesías inmediatamente? No, en el comienzo algunos de nosotros creerán en él y otros no. Será más fácil para las personas no religiosas a seguir al Mesías que para los ortodoxos.
"La revelación del Mesías será cumplida en dos etapas: Primero, confirmará activamente su posición de Mesías, sin saber que él es el Mesías. Entonces se revelará a algunos Judios, no necesariamente para estudiosos de la Torá sabios. Puede ser gente incluso simples. Sólo entonces se revelará a toda la nación. La gente se preguntará y decir: "¿Qué, eso es el Mesías ' Muchos han conocido su nombre, pero no han creído que él es el Mesías ".

Adiós a un 'Tsadik'
El rabino Yitzhak Kaduri fue conocido por su memoria fotográfica y su memorización de la Biblia, el Talmud, Rashi y otros escritos judíos. Sabía sabios y famosos del siglo pasado y rabinos que vivieron en la Tierra Santa y mantuvieron viva la fe antes del nacimiento del Estado de Israel judío.
Kaduri no sólo fue muy estimado por su edad de 108 Era carismático y sabio, y los rabinos jefe miró a él como un Tzadik, un hombre justo o santo. Él daría consejos y bendiciones a todos los que le pidió. Miles lo visitaron para pedir consejo o la curación. Sus seguidores hablan de muchos milagros y sus estudiantes dicen que predijo muchos desastres.
Cuando murió, más de 200.000 personas se unieron a la procesión fúnebre por las calles de Jerusalén para presentar sus respetos como fue llevado a su última morada.
"Cuando venga el Mesías rescatará a Jerusalén de las religiones extranjeras que quieren gobernar la ciudad" Kaduri dijo una vez. "No van a tener éxito para que se lucha contra otros."


UN RABINO HABLÓ CON EL MESÍAS -El secreto del Rav Kaduri

https://www.youtube.com/watch?v=nl-EKhSkGBU#t=616






139 Comentarios | Registrate y participá

Viejo fer200003 dijo: 17.08.14
Originalmente publicado por Bonita como Perlita Ver mensaje
Cierro a pedido del creador, cualquier cosa me avisas y lo reabrimos
Decir que es a pedido del creador es poco específico tratandose de este tema xD
Viejo errean dijo: 17.08.14
Originalmente publicado por tutuu Ver mensaje
Deci lo que quieras del templo, no deja de ser TU interpretación, pero por sobre las otras profecías entre otras, q mencioné que no cumplió..no respondiste nada..
Y por que hablaron de la divinidad de jesus tanto tiempo despues de su muerte? en el concilio de Nisea? no existia antes? vamos muchachos, el imperio romano llenó la religion cristiana de paganismo, no ves eso? No me hables a mi de ver o no ver lo que es cuestión de fe..yo respeto tu religión, y lo que crees.. sos libre de creer en jesus como yo soy libre de creer que tal vez ni siquiera existió!.. pero fuera de eso..te hablé para que NO uses fuentes judías.. porque para nosotros no es mesias ni jamás se acercó a serlo.
Acá hay una interpretación que es igual a MI interpretación. Corresponde al rav Mendy Hecht:

Fuente: Jabad.com
El Beit Hamikdash
Por Mendy Hecht

El “Santo Templo” -- en hebreo, Beit Hamikdash -- era grande (aproximadamente del tamaño de un estadio de fútbol profesional), era una estructura de múltiples niveles, con espacios cubiertos y al aire libre, era el núcleo del judaísmo, su sitio más sagrado. Estaba situado sobre el monte Moriah en Jerusalén.
El primer Beit Hamikdash ("santo templo") fue construido por rey Solomon en el año 833 AEC y destruido por el rey babilónico Nebujadnetzar en el año 423 AEC. El segundo Beit Hamikdash (("santo templo"), fue terminado en el año 349 AEC por los judíos que retornaron del exilio persa, conducidos por Ezra y Nejemiah. En el año 37 EC, el rey Herodes culmino importantes renovaciones en el dilapidado templo, pero los ejércitos invasores del Imperio Romano lo destruyeron en el año 69 EC*(1), dando comienzo al actual Galut (exilio).
Muy pocos datos arquitectónicos sobre el primer Beit Hamikdash han sobrevivido, a diferencia del segundo, sobre el cual hay mucho registrado. Ambos consistieron en un alto, majestuoso, adornado y geométrico salón rodeado de patios y paredes de piedra. Las paredes exteriores formaban un rectángulo, dentro del cual estaban los patios y el salón (heijal)en el centro superior. Sus anchos patios ofrecían suficiente espacio para los millares de peregrinos que atendían a los servicios de fiesta tres veces al año (Pesaj, Shavuot y Sucot), un imponente altar en el cual miles de animales y aves eran traídos como ofrendas, instalaciones de almacenaje y de personal para los centenares de Cohanim (sacerdotes) y Levim (quiénes asistían a los Cohanim) en servicio. El salon (Heijal) contaba con, el pequeño altar de incienso, el estante ceremonial del pan, la Menora, y el Santo de los Santos (Kodesh HaKodashím) -- un pequeño cuarto cuadrado en la parte posterior del salón, separado por una cortina de paño de pared a pared, detrás de la cual estaba guardada el Arca del Pacto. El Santo de los Santos era un espacio tan etéreo que las leyes de la física no eran aplicadas en sus límites. Solamente el Sumo Sacerdote (Cohen Gadol) entraba ahí, el hombre más santo, en Iom Kipur, el día más santo del año. La importancia del Templo en la vida judía se refleja en el hecho de que muchas de las mitzvot están relacionados al Templo: ofrendas diarias y semanales, ofrendas de las festividades, ofrendas personales; voluntarias y obligatorias, tributos agrícolas, criterios para aceptar a Cohanim y Levitas en el servicio, rituales del templo, entre positivas y negativas para todo el antedicho -- estamos hablando de alrededor 180 mitzvot (de un total de 613).
¿Qué era (o es) el significado del Templo?
El templo de Hollywood
El problema con la palabra “templo” es que Indiana Jones se la apropió. Hoy en día, cada vez que mencione la palabra “templo,” te garantizo que imaginaras, selva, antorchas, hieroglíficos, oscuras entradas de piedra; selva, fuerzas supernaturales que aterrorizan y más selva. Y no te olvides de las ratas, de los cráneos, de las hogueras y de alguna momia ocasional. Y más selva.
El Templo Verdadero
Dejando de lado la selva del templo de Hollywood , vamos a ver la óptica de Di-s en cuanto al Templo.
Hoy en día, cuando deseas espiritualidad, buscas dentro de ti o alrededor tuyo, y vas a un rabino para que te ayude a reconocer lo que encontraste. La espiritualidad esta dondequiera que uno la busque. En otra época, no obstante, la espiritualidad era escasa esparcida un poco por aquí, un poco por allá, y estaba concentrada principalmente en un lugar físico. Cuando uno deseaba conectarse espiritualmente, podía ir a ese lugar: el Templo. El Santo Templo era el lugar en donde la presencia de Di-s en el universo podría ser apreciada físicamente.
Cuando el templo estaba en pie, Di-s era real para todos. (¿?)Para encontrarlo, solo había que viajar a Jerusalén y conectarse con él en su Templo. El Templo era un símbolo de Di-s: majestuoso, magnífico e imponente porque Di-s es majestuoso, magnífico e imponente. Era el lugar sagrado de Di-s y a todo lo que “Di-s” significa: responsabilidad, moralidad, ética, amor, compasión, humildad. Era un lugar en el que uno encontraba espiritualidad: los Cohanim servían silenciosamente con un temor a Di-s más allá de palabras, los Leviím que cantaban movidas canciones del amor hacia Di-s, los peregrinos refinando su relación con Di-s, las maravillas, los sonidos.
No hacia falta ser judío para ir al templo -- reyes y campesinos de cualquier país y cultura viajaban largas distancias para experimentarlo--. El templo era la estructura más importante en la sociedad, ofreciendo estructura a la sociedad. Entonces fue destruido.
El templo final
Con la destrucción del Segundo Templo, Di-s cambió su modo de interacción con el universo. Hasta la destrucción, el Templo era la ventana a Di-s; la espiritualidad tenía un hogar físico en Jerusalén.
Con la destrucción, Di-s quitó temporalmente el templo de su localización geográfica y lo colocó dentro de nosotros. En vez de viajar a Jerusalén, Di-s quiso que lo encontráramos en nuestra Jerusalén interna.
Ahora, nuestros cuerpos son nuestros templos, nuestras almas son nuestras ventanas, nuestras mentes son nuestro Cohanim y nuestros instintos animales son nuestros sacrificios. No podemos ofrecer los sacrificios tres veces por día, pero podemos rezar tres veces al día. No podemos atender a los servicios del templo tres veces diarias, sino que podemos golpear ligeramente en nuestras almas tres veces al día. No podemos lograr expiación para nuestros defectos sacrificando animales, sino que podemos sacrificar nuestros animales internos -- nuestras hormonas, nuestras lujurias, nuestros deseos, nuestras atracciones animales. No podemos encontrar a Di-s en Jerusalén; debemos encontrarlo en nosotros.
Si los tiempos del templo era principalmente Di-s que bajaba hacia el mundo, en los tiempos del exilio somos nosotros los que debemos elevarnos, dentro de este mundo.
Éste es el plan maestro de Di-s. Primero, una abrasadora y dramática exposición y revelación de divinidad, tangible y palpable en la realidad diaria, física. Después, él cambia esto por una experiencia interna, personal, privada, forzándonos a buscarlo hasta hallarlo, trayendo toda la creación con nosotros. Juntas, las dos experiencias ponen la base para el tercero y ultimo Templo -- una etapa que sintetizara ambas direcciones de la espiritualidad. Una era en la cual la presencia de Di-s en nuestros corazones y mentes y en el mundo físico se compenetrara para alcanzar una nueva realidad: la era de Mesiánica.


Primer libro de Reyes 8:27
Pero ¿es posible que Dios habite realmente en la tierra? Si el cielo y lo más alto del cielo no pueden contenerte, ¡cuánto menos esta Casa que yo he construido!

Isaías 66
1 Así habla el Señor: El cielo es mi trono y la tierra, el estrado de mis pies. ¿Qué casa podrán edificarme ustedes y dónde estará el lugar de mi reposo?
2 Todo esto lo hizo mi mano y todo me pertenece –oráculo del Señor–. Aquel hacia quien vuelvo la mirada es el pobre, de espíritu acongojado, que se estremece ante mis palabras.

Evangelio de Nuestro Señor Jesús, el Cristo, según San Juan
Cap. 2
18 Entonces los judíos le preguntaron: «¿Qué signo nos das para obrar así?».
19 Jesús les respondió: «Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar».
20 Los judíos le dijeron: «Han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?».
21 Pero él se refería al templo de su cuerpo.
22 Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado.
23 Mientras estaba en Jerusalén, durante la fiesta de Pascua, muchos creyeron en su Nombre al ver los signos que realizaba.
24 Pero Jesús no se fiaba de ellos, porque los conocía a todos
25 y no necesitaba que lo informaran acerca de nadie: él sabía lo que hay en el interior del hombre.

Evangelio de Nuestro Señor Jesús, el Cristo, según San Juan
Cap 20
19 Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: «¡La paz esté con ustedes!».
20 Mientras decía esto, les mostró sus manos y su costado. Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor.
21 Jesús les dijo de nuevo: «¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes»
22 Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió «Reciban al Espíritu Santo.


1* Profecia hecha por Jesús el Cristo, aproximadamente 35 años antes de sucedida
Evangelio de Nuestro Señor JesúsCristo según San Mateo:
Cap 24
1 Jesús salió del Templo y, mientras iba caminando, sus discípulos se acercaron a él para hacerle notar las construcciones del mismo.
2 Pero él les dijo: «¿Ven todo esto? (El Templo), les aseguro que no quedará aquí piedra sobre piedra: todo será destruido».

Editado por errean: 18.08.14 a las 09:20
Viejo errean dijo: 23.08.14
El Antiguo Testamento
ZACARIAS
Capítulo 9
9 ¡Alégrate mucho, hija de Sión! ¡Grita de júbilo, hija de Jerusalén! Mira que tu Rey viene hacia ti; él es justo y victorioso, es humilde y está montado sobre un asno, sobre la cría de un asna.



El Nuevo Testamento
Evangelio de Nuestro Señor Jesús, el Cristo, el mesías de los judíos, según San Marcos
Capítulo 11
1 Cuando se aproximaban a Jerusalén, estando ya al pie del monte de los Olivos, cerca de Betfagé y de Betania, Jesús envió a dos de sus discípulos,
2 diciéndoles: «Vayan al pueblo que está enfrente y, al entrar, encontrarán un asno atado, que nadie ha montado todavía. Desátenlo y tráiganlo;
3 y si alguien les pregunta: «¿Qué están haciendo?», respondan: «El Señor lo necesita y lo va a devolver en seguida».
4 Ellos fueron y encontraron un asno atado cerca de una puerta, en la calle, y lo desataron.
5 algunos de los que estaban allí les preguntaron: «¿Qué hacen? ¿Por qué desatan ese asno?».
6 Ellos respondieron como Jesús les había dicho y nadie los molestó.
7 Entonces le llevaron el asno, pusieron sus mantos sobre él y Jesús se montó.
8 Muchos extendían sus mantos sobre el camino; otros, lo cubrían con ramas que cortaban en el campo.
9 Los que iban delante y los que seguían a Jesús, gritaban: «¡Hosana! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!
10 ¡Bendito sea el Reino que ya viene, el Reino de nuestro padre David! ¡Hosana en las alturas!».
Viejo errean dijo: 23.08.14
PAPA FRANCISCO
MISAS MATUTINAS EN LA CAPILLA
DE LA DOMUS SANCTAE MARTHAE
Donde está prohibido rezar

Viernes 4 de abril de 2014

Fuente: L’Osservatore Romano, ed. sem. en lengua española, n. 15, viernes 11 de abril de 2014
Hoy los cristianos mártires y perseguidos son más que en los primeros tiempos de la Iglesia. Tanto que en algunos países está prohibido incluso rezar juntos. Sobre esta dramática realidad el Papa Francisco basó su meditación el viernes 4 de abril.
El pasaje del libro de la Sabiduría (2, 1.12-22), proclamado en la liturgia, revela «cómo es el corazón de los impíos, de las personas que se han alejado de Dios y se han adueñado en este caso de la religión». Y cómo es su «actitud respecto a los profetas», incluso hasta la persecución. Son personas, dijo el Pontífice, que saben bien lo que tienen que hacer con un justo. Tanto que la Escritura refiere así su pensamiento: «Acechemos al justo, que nos resulta fastidioso: se opone a nuestro modo de actuar». No pueden aceptar que haya un hombre justo que, afirma el Antiguo Testamento, «se opone a nuestro modo de actuar, nos reprocha las faltas contra la ley y nos echa en cara las transgresiones contra la educación recibida». Palabras que trazan el perfil de los profetas, perserguidos «en toda la historia de la salvación». Jesús mismo, recordó el Pontífice, «lo dijo a los fariseos», y es explícito, «vuestros padres —dice— han matado a los profetas, pero vosotros para quitaros la culpa, para limpiaros, habéis edificado un hermoso sepulcro a los profetas».
También Jesús fue perseguido. Querían matarlo, como revela el Evangelio de la liturgia (Jn 7, 1-2.10.25-30). Él ciertamente «sabía cuál sería su fin». Las persecuciones comienzan enseguida, cuando «al inicio de su predicación regresa a su país, va a la sinagoga y predica». Entonces, «inmediatamente después de una gran admiración, comienzan» las murmuraciones, como refiere el Evangelio.
En una palabra, es la misma actitud de siempre: «desacreditan al Señor, desacreditan al profeta para quitarle autoridad». Y «el profeta lucha contra las personas que enjaulan al Espíritu Santo». Precisamente por esto «siempre es perseguido».
En la Iglesia, en efecto, están los «perseguidos desde fuera y los perseguidos desde dentro». Los santos mismos «han sido perseguidos». En efecto, notó el obispo de Roma, «cuando leemos la vida de los santos» nos encontramos ante muchas «incomprensiones y persecuciones». Porque, siendo profetas, decían cosas que resultaban «demasiado duras». De esta manera «también muchos pensadores en la Iglesia fueron perseguidos». Y al respecto el Papa afirmó: «Pienso en uno ahora, en este momento, no muy lejano de nosotros: un hombre de buena voluntad, un profeta de verdad, que con sus libros reprochaba a la Iglesia de alejarse del camino del Señor. Enseguida fue llamado, sus libros fueron colocados en el índice, le quitaron la cátedra y este hombre terminó así su vida, no hace mucho tiempo. Ha pasado el tiempo y hoy es beato». ¿Pero cómo —se podría objetar— «ayer fue un herético y hoy es beato?». Sí, «ayer los que tenían el poder querían silenciarlo porque no agradaba lo que decía. Hoy la Iglesia, que gracias a Dios sabe arrepentirse, dice: no, este hombre es bueno. Aún más, está en el camino de la santidad».
De este modo, la historia nos testimonia que «todas las personas que el Espíritu Santo elige para decir la verdad al pueblo de Dios sufren persecuciones». Y aquí el Pontífice recordó «la última bienaventuranza de Jesús: bienaventurados vosotros cuando os persigan por mi nombre». He aquí que «Jesús es precisamente el modelo, el icono: ha sufrido mucho el Señor, ha sido perseguido»; y al actuar así «ha asumido todas las persecuciones de su pueblo».
Pero «aún hoy los cristianos son perseguidos», advirtió el Papa. Y son perseguidos «porque a esta sociedad mundana, a esta sociedad tranquila que no quiere problemas, dicen la verdad y anuncian a Jesucristo». De verdad «hoy hay mucha persecución».
Incluso hoy en algunas partes «existe la pena de muerte, existe la prisión por tener el Evangelio en casa, por enseñar el catecismo», destacó el Papa, confiando luego: «Me decía un católico de estos países que ellos no pueden rezar juntos: ¡está prohibido! Sólo se puede rezar a solas y en secreto». Si quieren celebrar la Eucaristía organizan «una fiesta de cumpleaños, aparentan celebrar el cumpleaños y allí tienen la Eucaristía antes de la fiesta». Y si, como «ha sucedido, ven llegar a la policía, enseguida ocultan todo, continúan la fiesta» entre «alegría y felicidad»; luego, cuando los agentes «se van, terminan la Eucaristía».
En efecto, reafirmó el Pontífice, «esta historia de persecución, de incomprensión», continúa «desde el tiempo de los profetas hasta hoy». Este, por lo demás, es también «el camino del Señor, el camino de quienes siguen al Señor». Un camino que «termina siempre como para el Señor, con una resurrección, pero pasando por la cruz». Así, pues, el Papa recomendó «no tener miedo a las persecuciones, a las incomprensiones», incluso si por causa de ellas «siempre se pierden muchas cosas».
Para los cristianos «siempre habrá persecuciones, incomprensiones». Pero hay que afrontarlas con la certeza de que «Jesús es el Señor y éste es el desafío y la cruz de nuestra fe». Así, recomendó el Santo Padre, «cuando esto suceda en nuestras comunidades o en nuestro corazón, miremos al Señor y pensemos» en el pasaje del libro de la Sabiduría que habla de las acechanzas que los impíos ponen a los justos. Y concluyó pidiendo al Señor «la gracia de seguir por su camino y, si sucede, también con la cruz de la persecución»
Viejo falken dijo: 24.08.14
Sin ofender , estas usando un simple monologo , no hay discusion de foro ,te pareces a esos pastores evangelistas ,que estan en la calle con su megafono , a los gritos.

Originalmente publicado por Tonyreyes Ver mensaje
Dios actúa dentro de mi, si yo se lo permito.
Gracias
Quieras o no , siempre va actuar .
A .muyina le gusta esto.
Viejo errean dijo: 25.08.14
Originalmente publicado por falken Ver mensaje
Sin ofender , estas usando un simple monologo , no hay discusion de foro ,te pareces a esos pastores evangelistas ,que estan en la calle con su megafono , a los gritos.


Quieras o no , siempre va actuar .
Si solo es un MONÓLOGO. es por que no tienen nada para refutar. No es que LO USO, solamente expongo las cosas que considero son la verdad, y otros no. Y por cierto, las comparaciones son odiosas.


Saludos

Editado por errean: 25.08.14 a las 19:49
Viejo errean dijo: 28.08.14
EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESÚS, EL CRISTO, EL MESÍAS DE LOS JUDÍOS
SEGÚN SAN JUAN, CAPÍTULO VIII

Capítulo 8
1 Jesús fue al monte de los Olivos.
2 Al amanecer volvió al Templo, y todo el pueblo acudía a el. Entonces se sentó y comenzó a enseñarles.
3 Los escribas y los fariseos le trajeron a una mujer que había sido sorprendida en adulterio y, poniéndola en medio de todos,
4 dijeron a Jesús: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio.
5 Moisés, en la Ley, nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres. Y tú, ¿qué dices?».
6 Decían esto para ponerlo a prueba, a fin de poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, comenzó a escribir en el suelo con el dedo.
7 Como insistían, se enderezó y les dijo: «El que no tenga pecado, que arroje la primera piedra».
8 E inclinándose nuevamente, siguió escribiendo en el suelo.
9 Al oír estas palabras, todos se retiraron, uno tras otro, comenzando por los más ancianos. Jesús quedó solo con la mujer, que permanecía allí,
10 e incorporándose, le preguntó: «Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Alguien te ha condenado?».
11 Ella le respondió: «Nadie, Señor». «Yo tampoco te condeno, le dijo Jesús. Vete, no peques más en adelante».
12 Jesús les dirigió una vez más la palabra, diciendo: «Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la Vida».
13 Los fariseos le dijeron: «Tú das testimonio de ti mismo: tu testimonio no vale».
14 Jesús les respondió: «Aunque yo doy testimonio de mí, mi testimonio vale porque sé de dónde vine y a dónde voy; pero ustedes no saben de dónde vengo ni a dónde voy.
15 Ustedes juzgan según la carne; yo no juzgo a nadie,
16 y si lo hago, mi juicio vale porque no soy yo solo el que juzga, sino yo y el Padre que me envió.
17 En la Ley de ustedes está escrito que el testimonio de dos personas es válido.
18 Yo doy testimonio de mí mismo, y también el Padre que me envió da testimonio de mí».
19 Ellos le preguntaron: «¿Dónde está tu Padre?». Jesús respondió: «Ustedes no me conocen ni a mí ni a mi Padre; si me conocieran a mí, conocerían también a mi Padre».
20 El pronunció estas palabras en la sala del Tesoro, cuando enseñaba en el Templo. Y nadie lo detuvo, porque aún no había llegado su hora.
21 Jesús les dijo también: «Yo me voy, y ustedes me buscarán y morirán en su pecado. Adonde yo voy, ustedes no pueden ir».
22 Los judíos se preguntaban: «¿Pensará matarse para decir: «Adonde yo voy, ustedes no pueden ir»?
23 Jesús continuó: «Ustedes son de aquí abajo, yo soy de lo alto. Ustedes son de este mundo, yo no soy de este mundo.
24 Por eso les he dicho: "Ustedes morirán en sus pecados". Porque si no creen que Yo Soy, morirán en sus pecados».
25 Los judíos le preguntaron: «¿Quién eres tú?». Jesús les respondió: «Esto es precisamente lo que les estoy diciendo desde el comienzo.
26 De ustedes, tengo mucho que decir, mucho que juzgar. Pero aquel que me envió es veraz, y lo que aprendí de él es lo que digo al mundo».
27 Ellos no comprendieron que Jesús se refería al Padre.
28 Después les dijo: «Cuando ustedes hayan levantado en alto al Hijo del hombre, entonces sabrán que Yo Soy y que no hago nada por mí mismo, sino que digo lo que el Padre me enseñó.
29 El que me envió está conmigo y no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada».
30 Mientras hablaba así, muchos creyeron en él.
31 Jesús dijo a aquellos judíos que habían creído en él: «Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos:
32 conocerán la verdad y la verdad los hará libres».
33 Ellos le respondieron: «Somos descendientes de Abraham y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo puedes decir entonces: "Ustedes serán libres"»?.
34 Jesús les respondió: «Les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado.
35 El esclavo no permanece para siempre en la casa; el hijo, en cambio, permanece para siempre.
36 Por eso, si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libres.
37 Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham, pero tratan de matarme porque mi palabra no penetra en ustedes.
38 Yo digo lo que he visto junto a mi Padre, y ustedes hacen lo que han aprendido de su padre».
39 Ellos le replicaron: «Nuestro padre es Abraham». Y Jesús les dijo: «Si ustedes fueran hijos de Abraham obrarían como él.
40 Pero ahora quieren matarme a mí, al hombre que les dice la verdad que ha oído de Dios. Abraham no hizo eso.
41 Pero ustedes obran como su padre». Ellos le dijeron: «Nosotros no hemos nacido de la prostitución; tenemos un solo Padre, que es Dios». Jesús prosiguió:
42 «Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque yo he salido de Dios y vengo de él. No he venido por mí mismo, sino que él me envió.
43 ¿Por qué ustedes no comprenden mi lenguaje? Es porque no pueden escuchar mi palabra.
44 Ustedes tienen por padre al demonio y quieren cumplir los deseos de su padre. Desde el comienzo él fue homicida y no tiene nada que ver con la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, habla conforme a lo que es, porque es mentiroso y padre de la mentira.
45 Pero a mí no me creen, porque les digo la verdad.
46 ¿Quién de ustedes probará que tengo pecado? Y si les digo la verdad. ¿por qué no me creen?
47 El que es de Dios escucha las palabras de Dios; si ustedes no las escuchan, es porque no son de Dios».
48 Los judíos le replicaron: «¿No tenemos razón al decir que eres un samaritano y que estás endemoniado?». Jesús respondió:
49 «Yo no estoy endemoniado, sino que honro a mi Padre, y ustedes me deshonran a mí.
50 Yo no busco mi gloria; hay alguien que la busca, y es él el que juzga.
51 Les aseguro que el que es fiel a mi palabra, no morirá jamás».
52 Los judíos le dijeron: «Ahora sí estamos seguros de que estás endemoniado. Abraham murió, los profetas también, y tú dices: «El que es fiel a mi palabra, no morirá jamás».
53 ¿Acaso eres más grande que nuestro padre Abraham, el cual murió? Los profetas también murieron. ¿Quién pretendes ser tú?»
54 Jesús respondió: «Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada. Es mi Padre el que me glorifica, el mismo al que ustedes llaman «nuestro Dios»,
55 y al que, sin embargo, no conocen. Yo lo conozco y si dijera: «No lo conozco», sería, como ustedes, un mentiroso. Pero yo lo conozco y soy fiel a su palabra.
56 Abraham, el padre de ustedes, se estremeció de gozo, esperando ver mi Día: lo vio y se llenó de alegría».
57 Los judíos le dijeron: «Todavía no tienes cincuenta años ¿y has visto a Abraham».
58 Jesús respondió: «Les aseguro que desde antes que naciera Abraham, Yo Soy».
59 Entonces tomaron piedras para apedrearlo, pero Jesús se escondió y salió del Templo.
Viejo errean dijo: 30.08.14
Palabra de Dios al profeta Isaías, quién también fué asesinado, aserrado en dos mitades, ¿adivinen por quienes?
Siglo VIII antes de Cristo

Isaías. cap 49 vers 6

El (Dios) dice: «Es demasiado poco que seas mi Servidor para restaurar a las tribus de Jacob y hacer volver a los sobrevivientes de Israel;

yo te destino a ser la luz de las naciones, para que llegue mi salvación hasta los confines de la tierra».
Viejo errean dijo: 30.08.14
Isaías (profeta)

Isaías (del hebreo, ישעיהו—Ieshaiáhu, y que significa "Yahvéh es salvación") fue uno de los mayores profetas de Israel, cuyo ministerio tuvo lugar durante el siglo VIII antes de Cristo.
El ministerio profético de Isaías tuvo lugar en el Reino de Judá durante las monarquías de Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías. Profetizó durante la crisis causada por la expansión del Imperio asirio. Escribió por lo menos la primera parte del libro bíblico que lleva su nombre.

Vida y legado

Isaías nació probablemente en Jerusalén hacia 760 antes de Cristo. y estaba emparentado con la familia real. Según la tradición talmúdica), Isaías posiblemente fue primo de Ozías. A partir de sus propias declaraciones se sabe que estuvo casado con una profetisa y tuvo con ella dos hijos.
Isaías fue hijo de Amos y se le considera uno de los mayores profetas hebreos, valorándosele fundamentalmente por las escrituras que legó a su pueblo y a las subsecuentes generaciones.
El ministerio profético de Isaías llegó a durar casi medio siglo, desde fines del gobierno de Azarías, rey de Judá, hasta los tiempos del monarca Manasés. Según los libros apócrifos Vida de los Profetas (1:1) y Ascensión de Isaías (5:11-14), el profeta murió aserrado durante la persecución provocada por el rey Manasés; a ello la Biblia también parece referirse.
Isaías fue un firme opositor a la política de alianza de los reyes de Judá con los imperios extranjeros y llamó a confiar en la Alianza con Yahvéh. Se opuso al protectorado de Asiria que el rey Acaz propició para enfrentarse con el norteño Reino de Israel y aquel de Damasco. El rey Ezequías quiso contrarrestar la hegemonía asiria, aliándose con Egipto, oponiéndose Isaías también a ello, pero cuando las tropas asirias de Senaquerib sitiaron Jerusalén, Isaías apoyó la resistencia y anunció la ayuda de Yahvéh: la ciudad se salvó.
La obra de Isaías muestra que era un gran poeta, con estilo brillante, precisión, composición armoniosa e imágenes novedosas. Académicos y críticos coinciden en que fue el autor de los capítulos 1 a 12, 15 a 24 y 33 a 35 del Libro de Isaías, en tanto que la autoría del resto del libro es aún tema de debate. Los capítulos 36 a 39, que están escritos en tercera persona, fueron aparentemente escritos por sus discípulos.
La segunda parte del Libro de Isaías, conocida como Libro de la Consolación de Israel (capítulos 44-55), es muy diferente a la primera y no nombra en ninguna parte a Isaías. El escenario de estos capítulos finales supone que Jerusalén ha sido asolada, el pueblo judío está cautivo en Babilonia y Ciro ya es rey de Persia, cuya gesta causará la liberación de los hebreos. El estilo del texto es más oratorio y hasta repetitivo. El contenido registra una mayor elaboración teológica. Es entonces probable que estos capítulos finales sean obra de un autor anónimo al final del destierro, después de 560 antes de Cristo.
Exégetas y estudiosos recalcan sin embargo, que las dos partes del libro de Isaías están unidas por su visión mesiánica:
  • En los capítulos 6 a 12 se anuncia el nacimiento del Emanuel, significando en hebreo este nombre "Dios con nosotros" (Isaías 7:14).
  • En la segunda parte (Isaias 42:1-7,49:1-9,50:4-9,52:13,53:12) se presentan los Cánticos del Siervo de Jhvh, seguidor perfecto de Dios que con plena fe sufre para expiar los pecados de su pueblo y es glorificado.
Estudioso sugieren que el uso reiterado de derivados de נצר en ambas partes del libro de Isaías, es una alusión mesiánica: natser, transcrita Nazer, traducida como "retoño", "vástago", "rama" o "renuevo"; y en otros contextos como vigilar, guardar, observar, defender, rodear, preservar (del peligro) o esconder (refugiar).7 Consideran que a ello se refiere Mateo 2:23 cuando dice que habitó en la ciudad que se llama Nazaret, y así se cumplió lo que fue dicho por los profetas, que había de ser llamado Nazareno (נצר, Notsri).
El cristianismo estima que el Libro de Isaías anunció el nacimiento, sacrificio y gloria de Jesús y además, el alcance universal de la salvación por lo que se considera en algunas ocasiones como el "Príncipe de los Profetas".
Según la tradición judeocristiana, Isaías pudo haber muerto como mártir. Durante su vida, Isaías enseñó la supremacía, la santidad y el carácter ético del mensaje de Dios. Criticó los errores de su pueblo, al que a su vez alentó durante el cautiverio en Mesopotamia, y profetizó asimismo el futuro renacer de Sion y Jerusalén.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios