745.925 temas | 5.025.554 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo errean dijo: 05.02.15
El Papa reitera: tolerancia cero en la Iglesia con los abusos a menores

Todos los miembros de la Pontificia Comisión para la tutela de menores se reúne en Roma por primera vez la semana que viene.



“Las familias deben saber que la Iglesia no escatima esfuerzo alguno para proteger a sus hijos, y tienen el derecho de dirigirse a ella con plena confianza, porque es una casa segura. Por tanto, no se podrá dar prioridad a ningún otro tipo de consideración, de la naturaleza que sea, como, por ejemplo, el deseo de evitar el escándalo, porque no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores”.
Así de claro se expresa el papa Francisco en una carta publicada hoy, enviada a los presidentes de las Conferencias Episcopales y a los Superiores de los Institutos de Vida Consagrada y de las Sociedades de Vida Apostólica sobre la Pontificia Comisión para la tutela de menores.
El Pontífice explica en la carta que en marzo del año pasado instituyó esta comisión, anunciada ya en diciembre de 2013, “con el fin de ofrecer propuestas e iniciativas orientadas a mejorar las normas y los procedimientos para la protección de todos los menores y adultos vulnerables”, y por eso ha llamado a formar parte de dicha Comisión “a personas altamente cualificadas y notorias por sus esfuerzos en este campo”.
Asimismo indica que en el mes de julio, en la reunión que tuvo con algunas personas que han sido objeto de abusos sexuales por parte de sacerdotes, se sintió “conmovido e impresionado por la intensidad de su sufrimiento y la firmeza de su fe”. Además, indica que esto confirmó una vez más “mi convicción de que se debe continuar haciendo todo lo posible para erradicar de la Iglesia el flagelo del abuso sexual de menores y adultos vulnerables, y abrir un camino de reconciliación y curación para quien ha sufrido abusos”.
Por estas razones, el Papa explica que el pasado mes de diciembre añadió nuevos miembros a la Comisión, “en representación de las Iglesias particulares de todo el mundo”. Y recuerda también que dentros de pocos días, “todos estos miembros se reunirán en Roma por primera vez”.
El papa Francisco considera que esta comisión “será un nuevo, válido y eficaz instrumento para ayudarme a animar y promover el compromiso de toda la Iglesia en sus diversos ámbitos” para poner en práctica “las actuaciones necesarias para garantizar la protección de los menores y adultos vulnerables, y dar respuestas de justicia y misericordia”.
Por otro lado, pide que se vigile atentamente “que se cumpla plenamente la circular emanada por la Congregación para la Doctrina de la Fe, el 3 de mayo de 2011, para ayudar a las Conferencias Episcopales en la preparación de las líneas maestras para tratar los casos de abuso sexual de menores por parte de clérigos”. Es importante --observa el Papa-- que las Conferencias Episcopales adopten un instrumento para revisar periódicamente las normas y comprobar su cumplimiento.
A propósito, el Pontífice afirma que “corresponde al Obispo diocesano y a los Superiores mayores la tarea de verificar que en las parroquias y en otras instituciones de la Iglesia se garantice la seguridad de los menores y los adultos vulnerables”. Asimismo, “se insta a las diócesis y los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica a establecer programas de atención pastoral, que podrán contar con la aportación de servicios psicológicos y espirituales”.
Finalmente, el Papa pide a los destinatarios de la carta su “colaboración plena y atenta con la Comisión para la tutela de los menores”. La tarea encomendada a la Comisión, “incluye la asistencia a vosotros y a vuestras Conferencias, mediante un intercambio mutuo de «praxis virtuosas» y de programas de educación, formación e instrucción por lo que se refiere a la respuesta que se ha de dar a los abusos sexuales”, explica el Obispo de Roma en la misiva.
Para concluir, Francisco pide al Señor Jesús que “infunda en cada uno de nosotros, ministros de la Iglesia, ese amor y esa predilección por los pequeños que ha caracterizado su presencia entre los hombres, y que se traduce en una responsabilidad especial respecto al bien de los menores y adultos vulnerables”.

233 Comentarios | Registrate y participá

Viejo errean dijo: 12.02.15
Papa Francisco consuela a ex mercenario que pidió perdón por pecados de guerra



VATICANO, 11 Feb. 15 / 06:23 am (ACI).- Suelen llorar de soledad y desesperación, pero el Papa Francisco les ha recordado que también se puede llorar de alegría. En su visita del 9 de febrero al “Campo Arcobaleno” de Roma, lugar de inmigrantes de Latinoamérica y Europa del Este, el Pontífice emocionó a los presentes con su caridad y misericordia.



Ese día el Santo Padre estaba camino a la iglesia en la periferia de la ciudad, sin embargo, decidió hacer una parada en este barrio pobre para acercarse a los inmigrantes.
Entre los habitantes de esta “villa miseria” italiana estaba un ex mercenario de la guerra de Afganistán, quien al ver al Papa Francisco entre las chabolas se arrodilló de inmediato y le pidió perdón por sus pecados. El Papa le hizo la señal de la cruz en la frente y lo bendijo.
Gianna Iasilli, de la Comunidad San Egidio, voluntaria en la zona norte de Roma, explicó a ACI Prensa que el hombre “era un ex mercenario, a quien le pagaban para combatir, y ha querido pedir perdón al Papa por el pecado de la guerra. Fue un encuentro tierno, delicado y profundo que tocó los sentimientos de todos, y el Papa estaba visualmente tocado por este momento”.
La Comunidad San Egidio no ha revelado el nombre de esta persona por un compromiso de amistad y respeto. El ex mercenario es natural de Laponia, actualmente vive en la calle, tiene unos 40 años, y es de religión ortodoxa.
“El hombre le pidió perdón al Papa por haber pecado gravemente, por no haber amado. Se inclinó ante él, y el Papa le bendijo, y se quedó junto a él por largo tiempo”, añadió Iasilli.
Esta voluntaria conoce por su nombre a cada uno de los refugiados, trabaja con ellos desde hace más de 15 años, y la conocen cariñosamente como el “ángel”, porque los voluntarios son los únicos que ingresan en las chabolas para compartir un rato con ellos.
El Papa debía visitar la parroquia de la periferia de Roma, San Miguel Arcángel esa misma tarde, pero desvió su camino para llegar hasta la barriada. La visita fue sorpresiva.
La mayoría de los habitantes pidieron oraciones por su salud, debilitada por la crudeza de las calles y la edad. El Papa se comunicó en lengua española, ya que en el campo viven muchos latinoamericanos, además de eritreos, ucranianos, rumanos, polacos, y rusos.
“Hoy, hemos recordado que también podemos llorar por la alegría. Nos olvidamos de que podemos llorar también de alegría. Lloramos por vergüenza y por el sufrimiento. Este fue el mejor día de nuestras vidas”, aseguró uno de sus habitantes.
Muchos de ellos son personas mayores que perdieron sus trabajos y hoy se sienten inservibles. Son alcohólico-dependientes, duermen en las calles y viven frente a las tiendas, buscando un poco de aire caliente para sobrevivir.
“¿Cómo vamos a volver a nuestros lugares de origen en estas condiciones?”, suelen preguntarse a menudo los refugiados, avergonzados por estar atrapados en estas condiciones.
El Papa también dedicó su tiempo a escuchar a una mujer que le pedía perdón porque había pecado gravemente. “Todos somos pecadores”, le dijo el Santo Padre bendiciéndola.
Después de su visita a la barriada, el Papa Francisco encontró a Iasilli junto a otras 30 personas en la parroquia, y después celebró la Misa para los fieles.
“El Papa nos dio las gracias por la generosidad y la paciencia. Y les dijo: ‘Pido para ti el coraje del Espíritu Santo porque sus vidas son como cenizas. Cuando se apaga el fuego, las cenizas permanecen. Pero si sopla el viento, el fuego se aviva, y ese viento es el Espíritu Santo’”.
“Fue un encuentro muy emotivo y profundo. En todo el mundo había una sensación de misterio. La cultura de usar y tirar dice que estas personas no tienen nada que ofrecer y sin embargo, ellos mostraron gran humanidad. La sociedad tiene que empezar de nuevo, la ciudad tiene que comenzar desde las periferias. Sólo de esta manera una ciudad es capaz de empezar de nuevo. Si excluimos a los pobres, excluimos a Dios”, concluyó la voluntaria.
Desde el año 2000 la Comunidad San Egidio sirve a los habitantes de esta barriada. Les dan de cenar los martes y jueves, los sábados estas personas usan las duchas de una parroquia local, donde se les brinda ropa nueva y sábanas limpias.
Además, también reciben asistencia legal, médica y farmacéutica. Los afectados por la pobreza relatan sus problemas de alcoholismo, acoso escolar, violencia, e incluso actos vandálicos contra quienes se ven obligados a vivir en la calle.
Viejo errean dijo: 17.02.15
En Sta. Marta: los que venden armas son 'empresarios de la muerte'

El Santo Padre ha ofrecido la misa de este martes por los 21 cristianos coptos asesinados por el Califato Islámico

Todos nosotros somos capaces de hacer el bien, pero también de destruir lo que Dios ha hecho. Esta ha sido la advertencia del santo padre Francisco durante su homilía de esta mañana de la misa celebrada en Santa Marta. Misa que ha querido ofrecer por los cristianos coptos egipcios asesinados por el Estado Islámico.
“Ofrecemos esta misa por nuestros 21 hermanos coptos, sacrificados por el sólo hecho de ser cristianos”, ha indicado el Papa. “Rezamos por ellos, para que el Señor les acoja como mártires, por sus familias, por mi hermano Tawadros, que sufre tanto”.
Tomando la primera Lectura del día que narra el diluvio universal, el Papa ha advertido que el hombre es incluso capaz de destruir la fraternidad y de aquí nacen las guerras y las divisiones. Por eso, ha condenado a los “emprendedores de la muerte” que venden armas a países en conflicto para que la guerra pueda continuar. “El hombre es capaz de destruir todo lo que Dios ha hecho”, ha indicado.
De este modo, hablando de este pasaje del Génesis que muestra la ira de Dios por la maldad del hombre, el Pontífice ha observado que el hombre "parece ser más poderoso que Dios”, es capaz de destruir las cosas buenas que Él ha hecho.
Y así, ha recordado que en los primeros capítulos de la Biblia encontramos muchos ejemplos --Sodoma y Gomorra, la Torre de Babel-- en los que el hombre muestra su maldad. Un mal, ha advertido, que se anida en lo profundo del corazón.
“Pero padre, ¡no sea tan negativo!” dirán algunos. “Pero esta es la verdad. Somos capaces de destruir también la fraternidad: Caín y Abel en las primeras páginas de la Biblia. Destruyen la fraternidad. Es el inicio de las guerras, no. Los celos, las envidias, tanta codicia por el poder, por tener más poder. Sí, esto parece negativo, pero es realista. Tomad un periódico, cualquiera --de izquierda, de centro, de derecha-- cualquiera. Y veréis que más del 90 por ciento de las noticias son noticias de destrucción. Más del 90 por ciento. Y esto lo vemos todos los días”.
“¿Pero qué sucede en el corazón del hombre?” se ha preguntado Francisco. De este modo, ha indicado que Jesús nos recuerda que “del corazón del hombre salen todas las maldades”. Nuestro “corazón débil”, ha añadido, “está herido”.
A propósito ha advertido que hay siempre un “deseo de autonomía”: “yo hago lo que quiero y si quiero esto, ¡lo hago! Y si para esto quiero hacer una guerra, ¡la hago!”
De nuevo se ha preguntado el Santo Padre: “¿Pero por qué somos así?” Y lo ha explicado con estas palabras: “Porque tenemos esta posibilidad de destrucción, este es el problema. Después, en las guerras, en el tráfico de armas… ‘Pero, ¡somos emprendedores! Sí, ¿de qué? ¿De muerte? Y hay países que venden las armas para esto, para que así continúe la guerra. Capacidad de destrucción. Y esto no viene del vecino: ¡de nosotros! ‘Cada intento íntimo del corazón no era otro que el mal’. Nosotros tenemos esta semilla dentro, esta posibilidad. Pero tenemos también al Espíritu Santo que nos salva, ¿eh? Pero debemos elegir, en las pequeñas cosas”.
A continuación, el Santo Padre ha advertido también sobre los chismorreos, sobre quien habla mal del vecino: “también en la parroquia, en las asociaciones”, cuando hay “celos” y “envidias” y quizá se va donde el párroco a hablar mal de otro.
Por eso, ha reconocido que “esta es la maldad, esta es la capacidad de destruir que todos nosotros tenemos”. Y sobre esto “la Iglesia nos hace reflexionar en las puertas de la Cuaresma”.
A este punto, el Santo Padre ha hecho referencia al Evangelio de hoy, en el que Jesús regaña a los discípulos que pelean entre ellos porque se habían olvidado de tomar el pan. El Señor les dice que pongan “atención”, que tengan cuidado “con la levadura de los fariseos, con la levadura de Herodes”. A propósito de esto, el Santo Padre ha dado el ejemplo de dos personas. Herodes que “es malo, asesino” y los fariseos “hipócritas”.
Por tanto, Jesús les recuerda cuando partió los cinco panes y les exhorta a pensar en la Salvación, en lo que Dios ha hecho por todos nosotros. Pero ellos, ha proseguido el Papa, “no entendían, porque el corazón estaba endurecido por esta pasión, por esta maldad de discutir entre ellos y mirar quién era el culpable de haberse olvidado el pan”.
Asimismo, el Santo Padre ha indicado que tenemos que tomarnos en serio el mensaje del Señor, “estas no son cosas raras, este no es el discurso de un marciano”, “el hombre es capaz de haber mucho bien”. Y así, ha puesto como ejemplo a la Madre Teresa, “una mujer de nuestro tiempo”.
De este modo, el Obispo de Roma ha recordado que todos “somos capaces de hacer mucho bien, pero todos nosotros somos capaces también de destruir; destruir en lo grande y en lo pequeño, en la misma familia; destruir a los hijos”, "no dejándoles crecer con libertad", "no ayudándoles a crecer bien, anular a los hijos".
Tenemos esta capacidad y por eso “es necesaria la meditación cotidiana, la oración, el debate entre nosotros, para no caer en esta maldad que destruye todo”, ha advertido el Pontífice.
Finalmente, el Santo Padre ha querido subrayar que “tenemos la fuerza, Jesús nos lo recuerda. Recordad. Y hoy nos dice: ‘Recordad. Acordaos de mí, que he derramado mi sangre por vosotros, acordaos de mí que os he salvado, os he salvado a todos. Acordaos de mí, que tengo la fuerza para acompañaros en el camino de la vida, no por el camino de la maldad, sino por el camino de la bondad, de hacer el bien por los otros; no por el camino de la destrucción, sino por el camino del construir: construir una familia, construir una ciudad, construir una cultura, construir una patria, cada vez más”.
Para concluir, el papa Francisco ha invitado a rezar durante la Cuaresma para no dejarnos engañar por las seducciones. “Pidamos al Señor, hoy, antes de comenzar la Cuaresma esta gracia: elegir siempre bien el camino con su ayuda y no dejarnos engañar por las seducciones que nos llevan por el camino equivocado”.
Viejo errean dijo: 24.02.15
El Papa pide detener la violencia y el narcotráfico en Argentina

La describió como 'mexicanización', al recordar el drama que vive el país hermano, al escribir un e-mail personal a un legislador porteño


Roma, 24 de febrero de 2015 (Zenit.org) H. Sergio Mora | 138 hits

El papa Francisco respondió una carta al legislador porteño Gustavo Vera, titular de la ONG La Alameda, en la que pidió evitar la 'mexicanización' de Argentina, refiriéndose a la situación de violencia, tráfico de droga y complicidades que sufre el país hermano.
En el e-mail enviado el 21 de febrero y escrito en lenguaje coloquial el Papa escribe : “Pido mucho para que Dios te proteja a vos y a los alamedenses. Y ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización. Estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror”.
Y añade: “Mañana me voy, por una semana, a hacer ejercicios espirituales con la Curia Romana. Una semana de oración y meditación me hará bien”.
Por su parte el legislador Vera indicó a radio Continental, que La Alameda ha hecho varias denuncias en los últimos dos años vinculadas al tema, si bien lamentó que "avanzan muy lentamente en la Justicia". Y precisó: "Hemos tenido mucha más información de los vecinos, que están aterrorizados".
Las denuncias de la Iglesia al aumento de la droga, narcotráfico y violencia son bien conocidas en Argentina, y entre ellos se destaca el de la asamblea plenaria de noviembre de 2013, que redactó el documento “El drama de la droga y el narcotráfico”. Allí señalan "con dolor y preocupación" las consecuencias de la droga y del narcotráfico sobre la sociedad, en particular en los sectores más vulnerables.
Monseñor José María Arancedo, al presentar el mensaje indicó: “No deseamos ser como México y Colombia, ciertamente no lo somos, pero tengamos cuidado, porque ya no somos un lugar de paso, sino de consumo”.
Pocos días atrás, el Consejo Permanente del Episcopado Mexicano publicó el mensaje: “¡Alto a los corruptos!”. Alli denuncia la situación de corrupción que afecta a su país y sus terribles consecuencias.
El texto completo
Querido hermano:
Gracias por tu correo. Veo tu trabajo incansable a todo vapor. Pido mucho para que Dios te proteja a vos y a los alamedenses. Y ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización. Estuve hablando con algunos obispos mexicanos y la cosa es de terror.
Mañana me voy, por una semana, a hacer Ejercicios Espirituales con la Curia Romana. Una semana de oración y meditación me hará bien.
Te deseo cosas buenas. Saludos a tu madre. Y, por favor, no te olvides de rezar por mí.
Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide.
Fraternalmente, Francisco

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios