745.925 temas | 5.025.554 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo PINOS dijo: 27.12.14
Jamás pensé que esto me pudiera ocurrir, pero pasó y la verdad que lo disfrutamos los dos.
Hola, soy un hombre uruguayo, casado hace 4 años con una chica peruana, mi mujer tiene 24 años, y yo 26, vivimos en Perú, mi mujer y yo nos llevamos muy bien, trabajo en mi propio negocio, vivimos con su madre, María se llama la señora, ella es viuda, una mujer mayor, tiene 60 años, y la verdad que no tiene ningún cuerpo despampanante como se lee en muchos lados, no, es una señora entrada en carnes, pechos grandes y caídos, culo de nalgas bastante gordas sin exagerar tampoco, y la convivencia con ella es bastante buena

No se mete en nuestras cosas, mas bien me apoya, una mujer criada a la antigua, de las que dicen que el marido manda en la casa, y siempre le dice eso a su hija, tampoco me siento un amo y señor. Como dije la cosa era normal en mi familia, hasta que todo empezó a cambiar, la verdad que no tenía una razón para explicarlo, pero mi suegra cuando no estaba mi esposa andaba en bata de dormir, pero una bata muy liviana, muchas veces sin ropa interior, que a tras luz de su prenda de dormir se veía la desnudez de su cuerpo, yo me sentía incomodo ya que mi suegra se lucia frente mio, y lo hacía con toda intención, la gota que derramo el vaso fue un día que mi mujer viajo a casa de una tía paterna ya que estaba enferma la mujer, y a sabiendas que su hija no iba a estar en todo el día, y que podía regresar al otro día, cuando yo regreso de mi trabajo a comer, la señora sale del baño completamente desnuda, "María, que te pasa, que estas así, provocando, no vez que soy el marido de tu hija?", le dije, ya molesto por la situación, "y tu no vez que yo soy una mujer también y tengo mis necesidades, o piensas que no los oigo cuando tu y mi hija hacen el amor, sabes cuanto hace que no estoy con un hombre?", me dijo, parada en medio del salón, desnuda y con sus manos apoyadas en sus amplias caderas,

"pero busca a otro, como pensas que me voy a acostar con mi suegra", le dije, mirando la desnudez de su cuerpo, y la verdad que a mi me retenía el echo que era la madre de mi mujer, no sabía que podía pasar luego con ella, no me la quería jugar, "que pasa, no te gusto ni siquiera para echarme un polvo?", me dijo, girando sobre si misma, dejando que le vea su cuerpo completamente desnudo, no voy a decir que era la mujer mas hermosa del mundo, pero para tener 60 años y ser madre de cuatro hijos, no estaba nada despreciable, me había gustado su culo, me puse de pie "pero María, y después vas a seguir queriendo y si tu hija se da cuenta?", le decía, pero estaba pasando mis manos por sus nalgas, se las apretaba, "no te apures, se disimular, podemos ser amantes y cuando mi hija no este, puedo ser tu mujer", me dijo, dejando que le acaricie su culo y estirando su cuello, ya que ella es un poco mas baja que yo, y me beso los labios, acariciando mi pija por sobre el pantalón, "y, que me dices?", me preguntó ella dejando que mis manos recorran sus nalgas y ella acariciando mi pija

yo simplemente me baje el cierre de mis jeans, y sacando la pija, ella se puso de rodillas frente mio, y me empezó a chupar la pija, la chupaba, la lamía toda, me abrió el pantalón, bajándolo junto con mis calzoncillos hasta mis tobillos, metió su cabeza entre mis piernas y me empezó a chupar mis huevos, ella tenía los ojos cerrados, estaba disfrutando chupando mi pija, lamiendo mis huevos, se puso en pie, me empujó al sillón haciendo que me siente, ella agarró mi pija con su mano y la llevo a la entrada de su concha sentándose encima, haciendo que se le baya perdiendo toda dentro suyo, gemía, suspiraba de placer a medida que mi pija le iba entrando en su concha, "hay yerno, no sabes cuanto hace que no tengo algo así en mi concha, cachándome como me estas cachando ahora tu", me dijo mi suegra moviendo sus caderas disfrutando de mi pija dentro de su concha, que por cierto era muy peluda, "te gusta como me dejo cachar?", me decía, besando mis labios, y poniendo una de sus tetas en mi boca, que le empecé a chupar el pezón y ella a gemir de placer, "María, vamos a la cama que te la quiero meter por el culo", le dije sacando su teta de mi boca

mientras mis manos le estrujaban las nalgas y ella hacía que mi pija entre y salga de su concha, "vamos, pero cáchame despacio, hace muchos años que no me entra nada por el culo", me dijo y se bajo de encima mio, bajando su cabeza y metiéndose mi pija en su boca, dándole unas cuantas chupadas, nos pusimos en pie, yo me termine de sacar la ropa y así los dos desnudos nos fuimos a mi dormitorio, "que rica pija que tienes yerno", me decía ella dejando que le meta mano por todo el cuerpo, ella se tendió en mi cama boca arriba, abriendo sus piernas lo mas que pudo, ofreciéndome su concha de nuevo, yo me acomodé entre sus piernas y se la metía de un solo golpe, haciendo que mi suegra se queje de placer al sentir como le entró, "ahora entiendo a mi hija como disfruta, y porque grita así, eres un buen amante y tienes una hermosa pija", me dijo moviendo sus caderas al compás de las envestidas que le daba yo con mi pija, haciendo que le entre y le salga de su concha, "María, date la vuelta, te la quiero meter por el culo", le dije sacando mi pija de su concha, ella me miro y sonriendo se fue poniendo en cuatro patas, agacha su cabeza hasta dejarla pegada a las sábanas, y con sus manos se abre sus nalgas, dejando que le vea el ojete, lo tenía oscuro, abierto, se notaba que le habían entrado muchas veces por el culo, "ya le has cachado el culo a mi hija", me dijo, moviendo su culo, con sus nalgas abiertas a tope, yo le pase la crema que uso con mi mujer, untándole bien el ano mi suegra, le apoyo la cabeza de la pija contra el ojete y empiezo a hacer fuerza

mi suegra se quejaba a medida que mi pija le iba entrando en su culo, "si, le cogí el culo a tu hija, y ahora le estoy cogiendo el culo a la madre", le decía yo metiendo mi pija todo lo mas que pude dentro de sus intestinos, "te gusta compartir la misma pija que se coge a tu hija?", le dije, moviendo mi pija hacia afuera y hacia adentro del ojete de mi suegra que se quejaba y jadeaba de placer al ser cogida por el culo, "me da mucho morbo", me dijo mi suegra, si dejar de abrir sus nalgas, "estar disfrutando del mismo hombre que se cacha a mi hija, de tener toda esa pija que es de mi hija dentro de mi cuerpo, haciendo que disfrute, si, me gusta saber que la misma pija que se cacha a mi hija, me esta cachando a mi", me decía mi suegra dando empujones hacia atrás, para que mi pija le entre lo mas que pudiera dentro de su culo, en un momento dado, le saqué la pija del culo, y se la ofrecí a que me la siga chupando, ella la miró con un poco de asco, "pero como quieres que te la chupe, si recién me la has sacado del culo, puede estar sucia", me dijo, "tu hija siempre lo hace, siempre me limpia la pija con la boca después de coger y por donde sea", le decía con mi pija casi pegada a sus labios, ella mirándome a los ojos, abrió la boca y me la empezó a chupar, despacio primero y después sin importarle de donde había salido, la chupaba con mucho deleite, se la saque de la boca, y me senté en el borde la cama, haciendo que mi suegra se siente en mi pija de nuevo, haciendo que le vuelva a entrar en su ojete, que entro sin ninguna dificultad

tenía el ano, completamente dilatado, la verdad, que porque mentir, estaba disfrutando cogiendo a mi suegra, y se notaba que ella estaba disfrutando siendo cogida por su yerno, movía su culo en círculos, daba fuertes sentónes en mi pija, se estaba cogiendo ella sola, gemía disfrutaba, pedía mas y mas pija entre suspiros y hayes de placer, yo le había metido dos de mis dedos en su concha, la vieja estaba disfrutando como loca, y yo igual, porque negarlo, "suegra quiero que te tomes toda mi leche, tomate toda mi leche como hace tu hija, quiero ver como la madre de mi mujer me toma también mi leche", le decía mordisqueando su oreja

mi suegra se bajo de mi pija de inmediato, poniéndose de rodillas entre mis piernas y ahora sin importarle de donde había salido, se metió mi pija en su boca chupándola con fuerza, haciendo que entre y salga de su boca, su cabeza subía y bajaba con mi pija dentro, sentía su lengua lamer la cabeza de mi pija, hasta que sin aguantarme mas, la agarro de la cabeza y me empiezo a correr dentro de la boca de mi suegra, "no te tragues la leche", le decía a medida que me iba acabando como loco, llenando la boca de mi suegra con mi leche que ella retenía en su boca, "quiero que me muestres la boca llena de leche y después te la tragues, como hace tu hija, me muestra su boca llena de leche y después se la la traga", le decía yo apenas sin poder hablar del placer de estar llenando la boca de mi suegra con mi leche, ella espero paciente que deje hasta la última gota de leche en su boca, con cuidado de no derramar nada, que no le salga nada de la leche que tenía, me mostró su boca llena con mi semen y sonriendo, la traga, volviendo a mostrarme su boca ahora vacía de leche

que placer visual me daba ver a mi suegra desnuda de rodillas frente mio, haber visto su boca llena de mi semen y ahora saber que esta en su estomago, "así te hace mi hija?, te ha gustado lo que yo te hice?", me decía mi suegra, dando pequeños besos en mi pija que se estaba poniendo flácida, "me encantaría poder cogerlas a las dos juntas, a vos y a tu hija", le decía mientras le acariciaba sus tetas y ella se metía mi pija en su boca, haciendo que gima de placer, ya que me había quedado muy sensible, "te gustaría cogernos juntas?", me preguntaba mi suegra lamiendo mi pija, "me encantaría, ponerlas a las dos culo para arriba y cogerles el culo un rato a una y otro rato a la otra, o ponerme boca arriba y que madre e hija me chupen la pija" le decía a mi suegra, notando que se me estaba parando la pija de nuevo, pero la verdad que no teníamos tiempo, me tenía que ir a trabajar, pero como mi mujer esa noche no iba a venir, sabíamos tanto mi suegra como yo, que íbamos a volver a coger.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios