745.913 temas | 5.025.540 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo MEGATOMICO dijo: 09.12.08
Actualmente, el territorio antártico y sus mares adyacentes se hayan regidos por el Tratado Antártico de 1959, el cual congela las aspiraciones territoriales de los países signatarios y de alguna manera a neutralizado e internacionalizado espacios que se consideran vitales para la humanidad.

En consecuencia, ningún país del mundo tiene ejercicio de soberanía sobre el territorio antártico y el estatus jurídico implementado es bastante similar al relacionado con los fondos oceánicos y marinos, es decir, que trata de ubicar a la humanidad como depositaria de derechos y obligaciones de un nuevo sujeto de derecho internacional.

A continuación expongo el tratado antártico de 1959.

Preámbulo : Los Gobiernos de Argentina, Australia, Bélgica, Chile, la República Francesa, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, la Unión del África del Sur, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y los Estados Unidos de América. Reconociendo que es en interés de toda la humanidad que la Antártida continúe utilizándose siempre exclusivamente para fines pacíficos y que no llegue a ser escenario u objeto de discordia internacional; Reconociendo la importancia de las contribuciones aportadas al conocimiento científico como resultado de la cooperación internacional en la investigación científica en la Antártida; Convencidos de que el establecimiento de una base sólida para la continuación y el desarrollo de dicha cooperación, fundada en la libertad de investigación científica en la Antártida, como fuera aplicada durante el Año Geofísico Internacional, concuerda con los intereses de la ciencia y el progreso de toda la humanidad. Convencidos, también, de que un Tratado que asegure el uso de la Antártida exclusivamente para fines pacíficos y la continuación de la armonía internacional en la Antártida promoverá los propósitos y principios enunciados en la Carta de las Naciones Unidas, Han acordado lo siguiente:

ARTICULO I La Antártida se utilizará exclusivamente para fines pacíficos. Se prohíbe entre otras, toda medida de carácter militar, tal como el establecimiento de bases y fortificaciones militares, la realización de maniobras militares, así como los ensayos de toda clase de armas. El presente Tratado no impedirá en empleo de personal o equipo militares, para investigaciones científicas o para cualquier otro fin pacífico.

ARTICULO II La libertad de investigación científica en la Antártida y la cooperación hacia ese fin, como fueran aplicadas durante el Año Geofísico Internacional, continuarán, sujetas a las disposiciones del presente Tratado.

ARTICULO III 1. Con el fin de promover la cooperación internacional en la investigación científica en la Antártida, prevista en el Artículo II del presente Tratado, las Partes Contratantes acuerdan proceder, en la medida más amplia posible: (a) al intercambio de información sobre los proyectos de programas científicos en la Antártida, a fin de permitir el máximo de economía y eficiencia en las operaciones; (b) al intercambio de personal científico entre las expediciones y estaciones en la Antártida; (c) al intercambio de observaciones y resultados científicos sobre la Antártida, los cuales estarán disponibles libremente; Al aplicarse este artículo se dará el mayor estímulo a establecimiento de relaciones cooperativas de trabajo con aquellos Organismos Especializados de las Naciones Unidas y con otras organizaciones internacionales que tengan interés científico o técnico en la Antártida.

ARTICULO IV 1. Ninguna disposición del presente Tratado se interpretará: (a) como una renuncia, por cualquiera de las Partes contratantes, a sus derechos de soberanía territorial o a las reclamaciones territoriales en la Antártida, que hubiere hecho valer precedentemente; (b) como una renuncia o menoscabo, por cualquiera de las Partes Contratantes, a cualquier fundamento de reclamación de soberanía territorial en la Antártida que pudiera tener, ya sea como resultado de sus actividades o de las de sus nacionales en la Antártida, o por cualquier otro motivo; (c) como perjudicial a cualquiera de las Partes Contratantes, en lo concerniente a su reconocimiento o no reconocimiento del derecho de soberanía territorial, de una reclamación o de un fundamento de reclamación de soberanía territorial de cualquier Estado en la Antártida. 2. Ningún acto o actividad que se lleve a cabo mientras el presente Tratado se halle en vigencia constituirá fundamento para hacer valer, apoyar o negar una reclamación de soberanía territorial en la Antártida, ni para crear derechos de soberanía en esta región. No se harán nuevas reclamaciones anteriormente hechas valer, mientras el presente Tratado se halle en vigencia.

ARTICULO V 1. Toda explosión nuclear en la Antártida y la eliminación de desechos radioactivos en dicha región quedan prohibidas. 2.En caso de que se concluyan acuerdos internacionales relativos al uso de la energía nuclear, comprendidas las explosiones nucleares y la eliminación de desechos radioactivos, en los que sean Partes todas las Partes Contratantes cuyos representantes estén facultados a participar en las reuniones previstas en el Artículo IX, las normas establecidas en tales acuerdos se aplicarán en la Antártida.

ARTICULO VI Las disposiciones del presente Tratado se aplicarán a la región situada al sur de los 60º de latitud sur, incluidas todas las barreras de hielo; pero nada en el presente Tratado perjudicará o afectará en modo alguno los derechos o el ejercicio de los derechos de cualquier Estado conforme al Derecho Internacional en lo relativo a la alta mar dentro de esa región.




ARTICULO VII 1. Con el fin de promover los objetivos y asegurar la aplicación de las disposiciones del presente Tratado, cada una de las Partes Contratantes, cuyos representantes estén facultados a participar en las reuniones a que se refiere el Artículo IX de este Tratado, tendrá derecho a designar observadores para llevar a cabo las inspecciones previstas en el presente Artículo. Los observadores serán nacionales de la Parte Contratante que los designa. Sus nombres se comunicarán a cada una de las demás Partes Contratantes que tienen derecho a designar observadores, y se les dará igual aviso cuando cesen en sus funciones. 2. Todos los observadores designados de conformidad con las disposiciones del párrafo 1 de este Artículo gozarán de entera libertad de acceso, en cualquier momento, a cada una y a todas las regiones de la Antártida. 3. Todas las regiones de la Antártida, y todas las estaciones, instalaciones y equipos que allí se encuentren, así como todos los navíos y aeronaves, en los puntos de embarque y desembarque de personal o de carga en la Antártida, estarán abiertos en todo momento a la inspección por parte de cualquier observador designado de conformidad con el párrafo 1 de este artículo. 4. La observación aérea podrá efectuarse, en cualquier momento, sobre cada una y todas las regiones de la Antártida por cualquiera de las Partes Contratantes que estén facultadas a designar observadores. 5. Cada una de las Partes Contratantes, al entrar en vigencia respecto de ella el presente Tratado, informará a las otras Partes Contratantes y, en lo sucesivo, les informará por adelantado sobre: (a) toda expedición a la Antártida y dentro de la Antártida en la que participen sus navíos o nacionales, y sobre todas las expediciones a la Antártida que se organicen o partan de su territorio; (b) todas las estaciones en la Antártida ocupadas por sus nacionales, y (c) Todo personal o equipo militares que se proyecte introducir en la Antártida, con sujeción a las disposiciones del párrafo 2 del Artículo 1 del presente Tratado.

ARTICULO VIII 1. Con el fin de facilitarles el ejercicio de las funciones que les otorga el presente Tratado, y sin perjuicio de las respectivas posiciones de las Partes Contratantes, en lo que concierne a la jurisdicción sobre todas las demás personas en la Antártida, los observadores designados de acuerdo con el párrafo 1 del Artículo VII y el personal científico intercambiado de acuerdo con el subpárrafo 1 b) del Artículo III del Tratado, así como los miembros del personal acompañante de dichas personas, estarán sometidos sólo a la jurisdicción de la Parte Contratante de la cual sean nacionales, en lo referente a las acciones u omisiones que tengan lugar mientras se encuentren en la Antártida con el fin de ejercer sus funciones. 2. Sin perjuicio de las disposiciones del párrafo 1 de este Artículo, y en espera de la Adopción de medidas expresadas en el subpárrafo 1 e) del Artículo IX, las Partes Contratantes, implicadas en cualquier controversia con respecto al ejercicio de la jurisdicción en la Antártida, se consultarán inmediatamente con el ánimo de alcanzar una solución mutuamente aceptable.

ARTICULO IX 1. Los representantes de las Partes Contratantes, nombradas en el preámbulo del presente Tratado se reunirán en la ciudad de Canberra dentro de los dos meses después de la entrada en vigencia del presente Tratado y, en adelante, a intervalos y en lugares apropiados, con el fin de intercambiar informaciones, consultarse mutuamente sobre asuntos de interés común relacionados con la Antártida, y formular, considerar y recomendar a sus Gobiernos medidas para promover los principios y objetivos del presente Tratado, inclusive medidas relacionadas con: a) uso de la Antártida para fines exclusivamente pacíficos; b) facilidades para la investigación científica en la Antártida; c) facilidades para la cooperación científica internacional en la Antártida; d) facilidades para el ejercicio de los derechos de inspección previstos en el Artículo VII del presente Tratado; e) cuestiones relacionadas con el ejercicio de la jurisdicción en la Antártida; f) protección y conservación de los recursos vivos de la Antártida. 2. Cada una de las Partes Contratantes que haya llegado a ser Parte del presente Tratado por adhesión, conforme al Artículo XIII, tendrá derecho a nombrar representantes que participarán en las reuniones mencionadas en el párrafo 1 del presente Artículo, mientras dicha Parte Contratante demuestre su interés en la Antártida mediante la realización en ella de investigaciones científicas importantes, como el establecimiento de una estación científica o el envío de una expedición científica. 3. Los informes de los observadores mencionados en el Artículo VII del presente Tratado serán transmitidos a los representantes de las Partes Contratantes, que participen en las reuniones a que se refiere el párrafo 1 del presente artículo. 4. Las medidas contempladas en el párrafo 1 de este artículo entrarán en vigencia cuando las aprueben todas las Partes Contratantes, cuyos representantes estuvieron facultados a participar en las reuniones que se celebraron para considerar esas medidas. 5. Cualquiera o todos los derechos establecidos en el presente Tratado podrán ser ejercidos desde la fecha de sus entrada en vigencia, ya sea que las medidas para facilitar el ejercicio de tales derechos hayan sido o no propuestas, consideradas o aprobadas conforme a las disposiciones de este artículo.

ARTICULO X Cada una de las Partes Contratantes se compromete a hacer los esfuerzos apropiados, compatible con la carta de las Naciones Unidas, con el fin de que nadie lleve a cabo en la Antártida ninguna actividad contraria a los propósitos y principios del presente Tratado.





ARTICULO XI 1. En caso de surgir una controversia entre dos o más de las Partes Contratantes, concerniente a la interpretación o a la aplicación del presente Tratado, dichas Partes Contratantes se consultarán entre sí con el propósito de resolver la controversia por negociación, investigación, mediación, conciliación, arbitraje, decisión judicial u otros medios pacíficos, a su elección. 2. Toda controversia de esa naturaleza, no resuelta por tales medios, será referida a la Corte Internacional de Justicia, con el consentimiento, en cada caso, de todas las partes en controversia para su resolución; pero la falta de acuerdo para referirla a la Corte Internacional de Justicia no dispensará a las partes en controversia de la responsabilidad de seguir buscando una solución por cualquiera de los diversos medios pacíficos contemplados en el párrafo 1 de este Artículo.

ARTICULO XII 1. a) El presente Tratado podrá ser modificado o enmendado, en cualquier momento, con el consentimiento unánime de las Partes Contratantes, cuyos representantes estén facultados a participar en las reuniones previstas en el Artículo IX. Tal modificación o tal enmienda entrará en vigencia cuando el Gobierno depositario haya sido notificado por la totalidad de dichas Partes Contratantes de que las han ratificado. b) subsiguientemente, tal modificación o tal enmienda entrará en vigencia, para cualquier otra Parte Contratante, cuando el Gobierno depositario haya recibido aviso de su ratificación. Si no se recibe aviso de ratificación de dicha Parte Contratante dentro del plazo de dos años, contados desde la fecha de entrada en vigencia de la modificación o enmienda, en conformidad con lo dispuesto en el subpárrafo 1 a) de este Artículo, se la considerará como habiendo dejado de ser Parte del presente Tratado en la fecha de vencimiento de tal plazo. 2. a) Si después de expirados treinta años, contados desde la fecha de entrada en vigencia del presente Tratado, cualquiera de las Partes Contratantes, cuyos representantes estén facultados a participar en las reuniones previstas en el Artículo IX, así lo solicita, mediante una comunicación dirigida al Gobierno depositario, se celebrará, en el menor plazo posible, una Conferencia de todas las Partes Contratantes para revisar el funcionamiento del presente Tratado. b) Toda modificación o enmienda al presente Tratado, aprobada en tal conferencia por la mayoría de las Partes Contratantes en ella representadas, incluyendo la mayoría de aquellas cuyos representantes están facultados a participar en las reuniones previstas en el Artículo IX, se comunicará a todas las Partes Contratantes por el Gobierno depositario, inmediatamente después de finalizar la Conferencia, y entrará en vigencia de conformidad con lo dispuesto en el párrafo 1 del presente Artículo. c) Si tal modificación o tal enmienda no hubiere entrado en vigencia, de conformidad con lo dispuesto en el subpárrafo 1 a) de este Artículo, dentro de un período de dos años, contados desde la fecha de su comunicación a todas las Partes Contratantes, cualquiera de las Partes Contratantes podrá, en cualquier momento, después de la expiración de dicho plazo, informar al Gobierno depositario que ha dejado de ser parte del presente Tratado, y dicho retiro tendrá efecto dos años después que el Gobierno depositario haya recibido esta notificación.

ARTICULO XIII 1. El presente Tratado estará sujeto a la ratificación por parte de los estados signatarios. Quedará abierto a la adhesión de cualquier Estado que sea miembro de las Naciones Unidas, o de cualquier otro Estado que pueda ser invitado a adherirse al Tratado con el consentimiento de todas las Partes Contratantes cuyos representantes estén facultados a participar en las reuniones previstas en el Artículo IX del Tratado. 2. La ratificación del presente Tratado o la adhesión al mismo será efectuada por cada Estado de acuerdo con sus procedimientos constitucionales. 3. Los instrumentos de ratificación y los de adhesión serán depositados ante el Gobierno de los Estados Unidos de América, que será el Gobierno depositario. 4. El Gobierno depositario informará a todos los Estados signatarios y adherentes sobre la fecha de depósito de cada instrumento de ratificación o de adhesión y sobre la fecha de entrada en vigencia del Tratado y de cualquier modificación o enmienda al mismo. 5. Una vez depositados los instrumentos de ratificación por todos los Estados signatarios, el presente Tratado entrará en vigencia para dichos Estados y para los Estados; que hayan depositado sus instrumentos de adhesión. En lo sucesivo, el Tratado entrará en vigencia para cualquier Estado adherente una vez que deposite su instrumento de adhesión. 6. El presente Tratado será registrado por el Gobierno depositario conforme al Artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas.

ARTICULO XIV El presente Tratado, hecho en los idiomas inglés, francés, ruso y español, siendo cada uno de estos textos igualmente auténtico, será depositado en los Archivos del Gobierno de los Estados Unidos de América, el que enviará copias debidamente certificadas del mismo a los Gobiernos de los Estados signatarios y de los adherentes. EN TESTIMONIO DE LO CUAL, los infrascritos Plenipotenciarios, debidamente autorizados, suscriben el presente Tratado. HECHO en Washington, el primero de diciembre de mil novecientos cincuenta y nueve.



Las vueltas de la vida, Chile ayuda a Inglaterra en la guerra de Malvinas, inclusive los mapas chilenos dicen falklands en vez de Malvinas actualmente y ahora Inglaterra reclama que gracias a esa isla todo el continente antartico le pertenece, privando de su derecho a Argentina y a Chile.


El canciller chileno, Alejandro Foxley, se reunirá en Santiago con su colega argentino, Jorge Taiana, para coordinar una postura común en cuanto a la Antártida, después que Gran Bretaña hiciera una reclamación sobre parte del territorio del continente helado.
"Me reuniré con el canciller argentino y efectivamente uno de los temas que queremos tocar con el gobierno argentino es cómo coordinarnos mejor respecto del tema antártico, porque ahí tenemos intereses comunes", dijo hoy Foxley a los periodistas, tras participar en un Foro sobre Iberoamérica.
El 17 de octubre pasado, Gran Bretaña anunció que reclamará ante las Naciones Unidas más de un millón de kilómetros cuadrados de la Antártida, pretensión que ha sido rechazada por Chile y Argentina.
"Ambos países tenemos una proyección natural geopolítica, económica y geográfica hacia la Antártida y lo natural es que busquemos criterios comunes frente a lo que pudieran ser reclamaciones a futuro de países extra región, que tenemos que manejar con un mismo enfoque los países que somos vecinos", afirmó.
La cita entre los dos cancilleres se llevará a cabo en el marco de la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en Santiago entre el 8 y el 10 de noviembre.
A raíz de los anuncios del Reino Unido, Chile que todos los años en esta fecha envía expediciones científicas a la Antártida, también decidió reabrir la Base Prat en ese territorio, cerrada hace cinco años por falta de presupuesto, tras 57 años de servicio.
Según la Armada, la reapertura de la base costará alrededor de un millón y medio de dólares.
El jefe de la Primera Zona Naval, el contraalmirante Cristián Millar, señaló que la base se reabrirá a partir del 1 de diciembre próximo y tendrá una dotación permanente de un oficial y ocho marinos.
La base "Arturo Prat" está en la isla Greenwich, en las Shetland del Sur, unos 3.700 kilómetros al sur de Santiago, y fue la primera que Chile tuvo en el continente helado.
Su reapertura surgió tras un acuerdo entre la Armada, el Instituto Antártico Chileno (Inach) y el gobierno regional de Magallanes para retomar las funciones de soberanía, custodia y estudio científico en la zona.
En tanto, los jefes de los departamentos antárticos de los Ejércitos de Chile y Argentina anunciaron en Punta Arenas, a más de 2.000 kilómetros al sur de Santiago, que en la segunda mitad del próximo año patrullas militares de ambos países realizarán el ascenso al monte Vinson, el más alto de la Antártida (a 5.100 metros), publica hoy el diario La Prensa Austral.
Así lo confirmó el coronel del ejército argentino, Enrique Horacio Capella, quien junto al coronel chileno Hernán Oyanguren participan en una reunión bilateral sobre medidas de cooperación en cuanto a la capacitación y preparación en el quehacer antártico.

FUENTE: EFE

http://www.terra.cl/actualidad/index...387&id_cat=302

Editado por MEGATOMICO: 09.12.08 a las 11:55

8 Comentarios | Registrate y participá

Viejo frai dijo: 09.12.08
Che el que escribió la nota parece no haberse tomado el trabajo de leer el tratado...

Primero dice que se congelan las aspiraciones territoriales....despues viene el tratado que dice lo siguiente....

ARTICULO IV 1. Ninguna disposición del presente Tratado se interpretará: (a) como una renuncia, por cualquiera de las Partes contratantes, a sus derechos de soberanía territorial o a las reclamaciones territoriales en la Antártida, que hubiere hecho valer precedentemente; (b) como una renuncia o menoscabo, por cualquiera de las Partes Contratantes, a cualquier fundamento de reclamación de soberanía territorial en la Antártida que pudiera tener, ya sea como resultado de sus actividades o de las de sus nacionales en la Antártida, o por cualquier otro motivo; (c) como perjudicial a cualquiera de las Partes Contratantes, en lo concerniente a su reconocimiento o no reconocimiento del derecho de soberanía territorial, de una reclamación o de un fundamento de reclamación de soberanía territorial de cualquier Estado en la Antártida
....


El territorio no solo puede, sino que DEBE ser reclamado por Argentina...de hecho desde hace unos 10 años es lo que se hace por LEY.

Homepage


Lo que no entiendo es por que quieren instrumentalizar un tema tan delicado...

Saludos...
Viejo Ignatius Reilly dijo: 09.12.08
Reglamento del foro de Política, Economía y Sociales

En el caso de utilizar fragmentos de obras u escritos de cualquier tipo que pertenezcan a otros autores, sean páginas de internet, libros editados, etc., se deberá citar a la fuente.
Viejo MEGATOMICO dijo: 09.12.08
Originalmente publicado por frai Ver mensaje
Che el que escribió la nota parece no haberse tomado el trabajo de leer el tratado...

Primero dice que se congelan las aspiraciones territoriales....despues viene el tratado que dice lo siguiente....

ARTICULO IV 1. Ninguna disposición del presente Tratado se interpretará: (a) como una renuncia, por cualquiera de las Partes contratantes, a sus derechos de soberanía territorial o a las reclamaciones territoriales en la Antártida, que hubiere hecho valer precedentemente; (b) como una renuncia o menoscabo, por cualquiera de las Partes Contratantes, a cualquier fundamento de reclamación de soberanía territorial en la Antártida que pudiera tener, ya sea como resultado de sus actividades o de las de sus nacionales en la Antártida, o por cualquier otro motivo; (c) como perjudicial a cualquiera de las Partes Contratantes, en lo concerniente a su reconocimiento o no reconocimiento del derecho de soberanía territorial, de una reclamación o de un fundamento de reclamación de soberanía territorial de cualquier Estado en la Antártida....


El territorio no solo puede, sino que DEBE ser reclamado por Argentina...de hecho desde hace unos 10 años es lo que se hace por LEY.

Homepage


Lo que no entiendo es por que quieren instrumentalizar un tema tan delicado...

Saludos...
Buen dato, sino me equivoco este tratado vence dentro de poco?

Originalmente publicado por Witold Ver mensaje
Reglamento del foro de Política, Economía y Sociales

En el caso de utilizar fragmentos de obras u escritos de cualquier tipo que pertenezcan a otros autores, sean páginas de internet, libros editados, etc., se deberá citar a la fuente.
Ya puse el enlace de la noticia.
Viejo frai dijo: 09.12.08
No, el tratado no estipula un vencimiento, solamente dice que pueden agregarse nuevos signatarios...

Saludos...
Viejo nosenax dijo: 09.12.08
MEGATOMICO:

abrí 4 atlas de geografía chilenos y ninguno dice "Falklands", de hecho ni siquiera salen con nombre, sólo aparecen ahí.

eso para que no siembres rencillas basadas en datos falsos.
Viejo MEGATOMICO dijo: 09.12.08
Originalmente publicado por nosenax Ver mensaje
MEGATOMICO:

abrí 4 atlas de geografía chilenos y ninguno dice "Falklands", de hecho ni siquiera salen con nombre, sólo aparecen ahí.

eso para que no siembres rencillas basadas en datos falsos.
Aca tenes tus datos falsos. Un atlas sin identificaciones...


Hay vehículos anfibios y un cartel inequívoco: "LVTP 511, en servicio de 1974 a 1984". Cuando por fin llegó la autorización para partir, una última pasada por el locutorio del pueblo deparó otra sorpresa: el mapa chileno pegado en la pared identificaba a las islas Malvinas como "Faklands".

Las islas del conflicto con Chile hoy están minadas y desiertas


¿Datos falsos?

UN DIARIO DE CHILE LLAMA FALKLAND A LAS MALVINAS

El diario El Mercurio, uno de los principales de Chile, publica un informe especial sobre las Islas Malvinas en el que sorprendentemente llama a ese territorio como Falkland, el nombre con el que los colonizadores ingleses rebautizaron a esas tierras argentinas.




http://www.mercedesya.com.ar/noticia...s-malvinas.htm

Editado por MEGATOMICO: 09.12.08 a las 14:02
Viejo nosenax dijo: 09.12.08
El Mercurio es el diario de Agustín Edwards, el más grande fascista en la historia de CHile. A su hijo hasta lo secuestraron para callarlo, allá por el 90 o 91.
El otro ejemplo que das es de un locutorio en la zona más candente del conflicto.

te invito a revisar los libros oficiales con los que se enseña geografía en los colegios y escuelas chilenas. O el atlas del Instituto Geográfico Militar, que vendría siendo algo más "oficial" y eso que es de los milicos

Citar a El Mercurio para apoyar cosas de este tipo es como preguntarle a Cristina por el gobierno de Nestor.

Y sin deseo de armar polémica, internacionalmente, ¿cómo se llaman esas islas para la ONU?
Viejo MEGATOMICO dijo: 09.12.08
Originalmente publicado por nosenax Ver mensaje
El Mercurio es el diario de Agustín Edwards, el más grande fascista en la historia de CHile. A su hijo hasta lo secuestraron para callarlo, allá por el 90 o 91.
El otro ejemplo que das es de un locutorio en la zona más candente del conflicto.

te invito a revisar los libros oficiales con los que se enseña geografía en los colegios y escuelas chilenas. O el atlas del Instituto Geográfico Militar, que vendría siendo algo más "oficial" y eso que es de los milicos

Citar a El Mercurio para apoyar cosas de este tipo es como preguntarle a Cristina por el gobierno de Nestor.

Y sin deseo de armar polémica, internacionalmente, ¿cómo se llaman esas islas para la ONU?
Ok, entendi.
La O.N.U utiliza los dos nombres, de hecho si revisas algun mapa de la O.N.U, vas a ver que dice Islas Malvinas y Falklands. Lo mismo ocurre en el google earth.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios