746.230 temas | 5.026.053 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo Isidoro_Cañones dijo: 02.11.08
En momentos de crisis, uno debe apelar al sentido común. Esto significa preservar los ahorros y, en caso de tener deudas por cobrar, procurar hacerlo cuanto antes.

En los últimos 35 años, la Argentina ha tenido más épocas de quebranto que de bonanza. Sin embargo, la deuda contraída por Cuba con nuestro país en 1973 ha resultado incobrable hasta ahora. Eran 600 millones de dólares, concedidos por el gobierno peronista de entonces por medio de un convenio de cooperación económica; son ahora, con los intereses acumulados, unos 2300 millones de dólares. Ni el gobierno de los Kirchner ni los anteriores han movido un dedo para exigir el pago.

La concesión de aquel crédito fue anunciada con gran entusiasmo durante una visita a La Habana del entonces ministro de Economía, José Ber Gelbard. Era el afiliado número 525 del Partido Comunista Argentino, mimado del régimen de Fidel Castro y, curiosamente, del gobierno militar que depuso a la viuda de Perón.

Con aquel crédito, la Argentina rompió el bloqueo impuesto a Cuba por los Estados Unidos. Fue destinado a la compra de bienes de origen argentino; algunos de los Peugeot 404 y de los Ford Falcon adquiridos entonces aún circulan en la isla.

Por el acoso de los montoneros y del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Perón y su sucesora, María Estela Martínez de Perón, tomaron distancia del régimen cubano. La deuda continuó intacta. El régimen militar, instaurado en 1976, no cambió de actitud, pero contrajo con Castro un compromiso. En 1980, en la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con sede en Ginebra, el líder de la revolución, y paladín de la izquierda latinoamericana, bloqueó una resolución de los Estados Unidos que denunciaba el drama de los desaparecidos en la Argentina.

Es curioso que el gobierno argentino, en apariencia comprometido con la causa de los derechos humanos, no haya actuado en consecuencia tanto por el cobro de la abultada deuda como por la visa para que Hilda Molina se reúna con sus nietos en la Argentina. Son los únicos temas contenciosos con la isla, a punto de tirar la casa por la ventana por el 50° aniversario de la revolución, el próximo 1° de enero.

El gobierno argentino pareció contentarse con el permiso extendido a la madre de Molina, Hilda Morejón, para viajar a la Argentina, y pareció dejar a su merced a la neurocirujana cubana cuya familia reside en el país. Esto no invalida la buena relación bilateral ni que, en circunstancias dramáticas, la Argentina colabore con la isla: tras la reciente catástrofe provocada por los huracanes Gustav e Ike, un avión de la Fuerza Aérea Argentina llevó una donación de 14 toneladas de alimentos.

Es importante apreciar, empero, que España también tiene una buena relación con Cuba e hizo importantes donaciones tras los huracanes, pero, en febrero último, logró la liberación de siete presos de conciencia. No es el caso de la doctora Molina, jamás acusada de nada, excepto de haberse apartado del régimen de los Castro.

El gobierno argentino, a su vez, tuvo otro gesto de buena voluntad con el régimen de los Castro: la designación de una embajadora política, Juliana Marino, ex diputada por el Frente para la Victoria, tras el relevo de Darío Alessandro, actualmente embajador en Perú.

Nada parece ser suficiente para que Raúl Castro, sucesor de su hermano Fidel, permita que la doctora Molina se reúna con los suyos en Buenos Aires. Menos aún para tratar la controvertida deuda.

El primer acreedor de Cuba es Japón: le deben unos 1800 millones de dólares de deuda pública y otros 1000 millones de deuda privada. Por falta de pago, la oficina del seguro de Tokio decidió suspender las exportaciones a La Habana, del orden de los 200 millones de dólares anuales. Esa cifra representa el doble de las ventas a Cuba del segundo acreedor, la Argentina.

De la deuda impaga, no obstante, ningún funcionario argentino habla. Es llamativo, sobre todo por el celo de los Kirchner en mantener bajo control tanto las cuentas públicas como su patrimonio familiar. También es llamativo que tanto el régimen militar como el gobierno de Raúl Alfonsín hayan confiado en la capacidad de pago de Cuba: le concedieron nuevas líneas de crédito a pesar de la deuda impaga.

El régimen cubano amortizó en un comienzo la deuda, pero, tras sucesivas refinanciaciones, fue transferida en los noventa del Banco Central al Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE). En 2003, en ocasión de una visita a la isla del entonces canciller Rafael Bielsa, el presidente del Banco Central de Cuba, Francisco Soberón, le propuso una fuerte quita y una reestructuración a largo plazo. Hasta el momento, no ha habido respuesta de la Argentina, como si la deuda no fuera importante.

Es irritante, mientras tanto, que el Gobierno, con actitudes intempestivas, como la vana insistencia en el aumento de las retenciones a las exportaciones agropecuarias o el manotazo a los fondos de las AFJP, demuestre una codicia rayana en la voracidad cuando de los bolsillos argentinos sale el dinero.

Sería más saludable que revise los pasivos externos, como haría cualquiera país serio, y que advierta que, más allá de la deuda de Cuba, su cancelación es importante por la posibilidad de que los bancos argentinos concedan créditos a las empresas pyme que tengan intención de realizar exportaciones a la isla. Por este motivo, un gran potencial de ventas, más allá del trigo, el maíz, los aceites y las harinas, ha quedado en el limbo.

No todo es ideológico ni está atado al bloqueo norteamericano: en 2001, tras un feroz huracán, el gobierno de George W. Bush autorizó la venta a Cuba de alimentos y de medicinas. Las únicas condiciones, aún en vigor, fueron el pago al contado y el traslado en buques norteamericanos. El comandante, aún en funciones, aceptó con gusto. Esos productos, si se solucionara el diferendo por la deuda cubana impaga, podrían ser de origen argentino. Lamentablemente, en el caso de nuestro país, la ideología vuelve a estar por encima de los intereses de la Nación.

Cuba, deudor incobrable - lanacion.com

50 Comentarios | Registrate y participá

Viejo Andres Geo dijo: 02.11.08
que bonito articulo imperialista. Che si aca los politicos se afanan mucho mas que esa cifra.
Viejo Beethoven dijo: 02.11.08
Acá por semana se roban eso xD

Además, 600 es 600, no vengan con que ahora son 2300 por "intereses". Ya parecemos el FMI.
Viejo alfredo! dijo: 02.11.08
Originalmente publicado por Beethoven
Acá por semana se roban eso xD

Además, 600 es 600, no vengan con que ahora son 2300 por "intereses". Ya parecemos el FMI.
Una csa no quita a la otra. No hay que robar, y no hay que dejar que nos caguen; menos Cuba...

Y si el contrato del préstamo estipulaba intereses... se deberán cobar. No sean zurdos.
Viejo Beethoven dijo: 02.11.08
Bueno, dale. Que Cuba nos pague lo que nosotros le debemos, y de paso paguemos nosotros lo que debemos.

En 10 minutos paso por tu casa a llevarme la puerta. xP
Viejo alfredo! dijo: 02.11.08
La puerta de mi casa es bastante pesada, porque es de hierro forjado xD

Y tengo un Portón de Hierro, también

jajajajaja
Viejo frai dijo: 02.11.08
Pero yo tenía entendido que esa plata no iban a pagarnos en dinero. Sino en ayuda en areas de salud y educación. Osea Cuba dijo "no puedo pagar" (entendible un país bloqueado por el imperio no puede pagar) y Argentina le dijo "bueno, dame profesores y médicos". Y ese fué el arreglo.

Si querés otro dato acerca de los NO pagos de Cuba, la billonaria deuda que Cuba había contraido con la URSS no se la pagó jamás, y cuando los rusos fueron a reclamarle Fidel les dijo "Mi deuda es con la URSS que ya no existe, osea que no hay mas deuda".

Edito y agrego: el artículo larga una feroz y descarada mentira al final. Estados Unidos jamás permitió la venta de nada a Cuba luego del IKE, en un acto de cinismo condenado por toda la comunidad internacional, mantuvo su postura de bloqueo. LA NACION MIENTE!!!! Lo que si ofreció Estados Unidos es "ayuda humanitaria", claro con ciertas "condiciones".

Saludos...

Editado por frai: 02.11.08 a las 15:50
Viejo Isidoro_Cañones dijo: 02.11.08
Que los cubanos nos paguen lo que nos deben y ustedes no sean TAN cipayos vendepatrias que se supone que se venden como revolucionarios y toda esa sarasa, me hacen acordar a los discursos de Ramón J. Cárcano, vejestorio conservador y embajador argentino ante Inglaterra durante casi todos los años 20, proponiendo perdonar la deuda de guerra a Inglaterra por alimentos enviados en virtud de "los favores que durante tantos años nos hizo"...
Viejo frai dijo: 02.11.08
Originalmente publicado por Isidoro_Cañones Ver mensaje
Que los cubanos nos paguen lo que nos deben y ustedes no sean TAN cipayos vendepatrias que se supone que se venden como revolucionarios y toda esa sarasa, me hacen acordar a los discursos de Ramón J. Cárcano, vejestorio conservador y embajador argentino ante Inglaterra durante casi todos los años 20, proponiendo perdonar la deuda de guerra a Inglaterra por alimentos enviados en virtud de "los favores que durante tantos años nos hizo"...
¿Estas comparando la capacidad de pago de una ciudad-estado bloqueada comercialmente por un imperio, con la capacidad de pago de un imperio ultramarino?

Una cosa es ser un vendepatrias y otra es ser un ciego incapaz de discernir realidades tan diferentes entre dos países como lo son Cuba e Inglaterra.

Si vos querés medir con ese criterio aplicá para el FMI que asi le quitan la posibilidad de crecer a los paises pobres. Claro, las mismas condiciones de pago para Haití y para Alemania, porque son exactamente lo mismo. Las mismas condiciones para un país bloqueado comercialmente y azotado por la naturaleza que para un lejano imperio comercial sin mayores dificultades económicas.

Saludos...
Viejo Zerstorung dijo: 02.11.08
Originalmente publicado por frai Ver mensaje
¿Estas comparando la capacidad de pago de una ciudad-estado bloqueada comercialmente por un imperio, con la capacidad de pago de un imperio ultramarino?

Una cosa es ser un vendepatrias y otra es ser un ciego incapaz de discernir realidades tan diferentes entre dos países como lo son Cuba e Inglaterra.

Si vos querés medir con ese criterio aplicá para el FMI que asi le quitan la posibilidad de crecer a los paises pobres. Claro, las mismas condiciones de pago para Haití y para Alemania, porque son exactamente lo mismo. Las mismas condiciones para un país bloqueado comercialmente y azotado por la naturaleza que para un lejano imperio comercial sin mayores dificultades económicas.

Saludos...
y a quién zapallos le importa si es cuba o inglaterra, acaso a nosotros, cuando contrajimos nuestra deuda (perdón, nos la contrajeron...), los acreedores dijeron : Ahhh no, argentina está en un período de crisis, mejor no le cobremos, cobrémosle a china que está emergiendo...

NO; se le cobra todos y cada uno de los paises, si cuba no la puede pagar ahora, que se le refinancie (con más intereses) y algún día (jua jua), la pagará, si puede... o al menos nos dará buenos intereses.

Nosotros como acreedores ( por fin, una vez ...) no estamos para hacer caridad en cuba.... se le prestó dinero como negocio..

lo mismo que hugo chavez hizo ahora con nosotros, miren, ohhh casualidad el año que viene se vencen un montón de bonos y va a haber que pagar.. Frai, por qué no salís vos a defendernos ante el tribunal de la haya, diciendo que nooooo, que argentina, debido a la crisis mundial, no pudo exportar soja, por lo tanto va a sumergirse en una recesión, que nuestra economía se ve congelada, que nuestros bonos bajaron más que los de Japón, que pito que flauta, a ver que te dice chavez.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios