745.540 temas | 5.025.057 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo MEGATOMICO dijo: 06.10.08
Despues se preocupan por Sofia pero esto pasa todos los dias, en las fronteras y el gobierno se preocupa por saber si traes un mp3, en vez de controlar el trafico de personas o el narcotrafico, porque son socios.

El director de la aduana dijo "Si tengo que expulsar a todos los corruptos de la aduana, me quedo sin personal"
Esa frase lo resume todo.

Sólo en la zona de la Triple Frontera -Argentina, Brasil y Paraguay- y localidad fronterizas habría unos cuatro mil menores de 18 años que sufren algún tipo de explotación sexual, desde abusos en sus casas o explotados en burdeles y otros lugares cerrados.
Internacionales

Posadas (Nanny Kozaczek, Línea Capital). Varias son las formas de delitos en contra de los menores en las fronteras con Argentina, especialmente en Misiones: explotación sexual, laboral y secuestros de sus propios padres.
Las rutas de prostitución infantil salen de Misiones a través de distintas redes delictivas internacionales. Así lo reveló un Informe oficial de la Dirección General de Personas Desaparecidas.
Estiman que en la zona de la Triple Frontera, la más conflictiva entre los países de Brasil, Argentina y Paraguay y en localidad fronterizas, hay cerca de cuatro mil menores de 18 años que sufren algún tipo de explotación sexual, desde abusos en sus casas y utilizados comercialmente en lugares cerrados.
Un gran porcentaje de ese total son “exportados” a provincias argentinas y a otros países.
Misiones es la gran proveedora según el informe y la Triple Frontera es una suerte de “paraíso” de las organizaciones criminales que se dedican a la explotación sexual infantil y operan en red. Buscan menores para enviarlos especialmente a Brasil y a Paraguay.
Los secuestros de los hijos son otra de las violaciones a los derechos de los menores. Se evidencian a través de frecuentes infracciones por falta de documentación. Son los mismos padres los que transgresores de las normas con el fin de sacar a sus hijos fuera del país sin la autorización de su cónyuge. Estos casos, revelan la ruptura de la pareja, y como venganza secuestran a sus propios hijos, aseguró Sergio Paula, defensor de la Defensoría 4, de Posadas.
En el puente Internacional San Roque González de Santa Cruz, más de 300 infracciones de este tipo se detectaron hasta la fecha, desde comienzo de este año.
El 30 por ciento de ese total, eran de menores que no contaban con la documentación ni autorización de sus progenitores para cruzar el paso fronterizo. Similares situaciones se presentan en otros pasos.
Otras violaciones a la Ley 25.871 de Migraciones, de superior gravedad, se dan por el uso indebido de credenciales y alteraciones de documentación siendo este un delito Federal, recurso utilizado para sacar o ingresar a las jóvenes del país.
Buscan combatir este delito
Por otro lado, los gobiernos de la Argentina, Brasil, Paraguay, Chile, Bolivia y Uruguay realizaron una serie de investigaciones impulsadas por el Instituto Americano del Niño para, en forma conjunta, para combatir un delito del que poco se sabe. El Consejo Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia tuvo a su cargo la investigación en la Argentina.
Marcelina Antunez, responsable del programa de la Organización Internacional del Trabajo, explico la permeabilidad de la Triple Frontera. “Cruzan el río en canoa y se llevan chicos. Es un far west”, sostuvo.
Los clientes

El turismo constituye la principal clientela y las organizaciones que explotan chicos se sirven de la infraestructura turística para concretar su negocio.
Pero, pro otro lado, uno de los principales inconvenientes para evitar el tráfico de niños, se relaciona con las características que definen a la prostitución infantil: la gran mayoría de los que inician a los menores, o los entregan, son sus familiares.
“Los gendarmes que están en los pasos fronterizos pueden sospechar que un niño está siendo abusado. Pero si está con su padre, y no tiene una restricción judicial o un pedido de captura, no puede impedirle que cruce la frontera”, dijo el comandante Pedro Alberto Padilla, jefe de la División Ingeniería de Proyectos Informáticos de la Gendarmería Nacional. Esas organizaciones también buscan a víctimas de abuso sexual o a chicos que viven en la calle.
Destino y tránsito

La gran mayoría de las chicas y chicos -la explotación sexual no se reduce a las mujeres- son llevados a Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Esta última provincia no sólo es el destino final para esta actividad delictiva, sino que es también un lugar de tránsito, pues representa, a su vez, una escala para luego dirigirse hacia el sur del país, en especial, hacia ciudades portuarias o a zonas de frontera.
Misiones, Formosa y Corrientes tienen el principal intercambio con los países limítrofes, sobre todo con Paraguay, y Chaco aparece como una distribuidora de chicos, no tanto como receptora.
Pasos fronterizos

Los especialistas tienen identificados, también, cuáles son los pasos fronterizos más "débiles" o las zonas más "calientes".
Se trata de Bella Vista y Paso de los Libres, en Corrientes; Resistencia y Las Palmas, en Chaco; Clorinda, en Formosa; Alberdi, en Paraguay; Bernardo de Irigoyen, San Pedro, San Antonio y El Soberbio, en Misiones y en la Triple Frontera, punto neurálgico de esta situación.
Entre 600 menores que encontró Missing Children, diez casos coincidieron con esta metodología. Los menores recuperados por esta organización no gubernamental (ONG) contaron que fueron sometidos a explotación sexual.
Juan Alberto Ojeda, Jefe de Puente comentó a Línea Capital, que en casos más grave, pero pocas veces detectados, tienen que ver con la explotación sexual de jóvenes adolescentes, que empujadas por la pobreza, vienen de Paraguay a la Argentina con la promesa de tener un trabajo bien remunerado.
En este contexto, el año pasado Migraciones detectó a dos adolescentes que escaparon de un prostíbulo de Rosario, Santa Fe. “Notamos que las menores estaban golpeadas y atemorizadas, con documentos que no les pertenecían facilitados por sus compañeras de trabajo. De inmediato dimos cuenta a las autoridades y se pudo constatar que eran paraguayas y que querían volver con sus familias”, dijo el funcionario.
Acción provincial

La Coordinadora de la mesa interinstitucional del Ministerio de Bienestar Social, la Mujer y la Juventud, del Plan de Acción Nacional por los Derechos del niño y el adolescente, Mercedes Pezoa, dijo que actualmente se trabaja en relación a la situación de los niños en condiciones de riesgo, pero en forma segmentada, ya que cada situación merece un plan de trabajo exclusivo. “Tenemos que articular acciones entre los distintos organismos del Estado, municipios y organización sin fines de lucro” comentó Pezoa, quien agregó que “la situación de frontera es muy compleja, hay que trabajar en una red de protección especialmente en los puntos más difíciles. La problemática gira en torno a la trata de personas, prostitución y la explotación laboral entre otros flagelos”, indicó.
La funcionaria dijo que, en conjunto con organismo del estado y Organizaciones No Gubernamentales, trabajan es en una red nacional integral de protección, con el fin de armar un plan de acción para proteger a los menores.
El Ministerio de Trabajo, de Educación, de Salud, la Policía Comunitaria, el INTA, y el Ministerio de Bienestar Social, la Mujer y la Juventud conformación la mesa de trabajo interinstitucional, por el Plan Nacional de acción por los derechos de los niños y adolescente.
Carlos Fabian Flor, tercera firma a cargo de la delegación de Migraciones, de Misiones, dijo que en el 2005 enfrentaron cinco casos donde querían cruzar el puente internacional con menores en los baúles de los vehículos. Los niños eran trasladados por “paseros” paraguayos con destino a Encarnación. “Esos son casos catalogados como tráfico de personas y tienen una pena de hasta tres años de prisión”, comentó el delegado.
Estos son algunos de los innumerables ejemplos de lo que ocurre con los niños o jóvenes de la frontera con Misiones. Situaciones que se presentan entre Encarnación y Posadas, aunque en mayor medida con niños y jóvenes del país vecino, ya que el control en Argentina es mucho más estricto.
Informe Unicef
Este escenario en las regiones de frontera, motivó que el 13 de diciembre de 2005, el UNICEF presentara, en Foz do Iguaçú, un informe sobre la situación de los Niños y Adolescentes entre Argentina, Brasil y Paraguay.
El documento registró el estudio en 62 municipios de la región (15 municipios argentinos, 32 brasileños y 15 paraguayos) donde viven cerca de 880 mil niños y niñas, que representan, en promedio, el 45 por ciento de la población en la región de frontera entre los tres países.
Convenios bilaterales

En ese marco, Argentina firmó un convenio con Paraguay para controlar la salida de menores de ese país por el viaducto internacional que une Posadas con Encarnación, indicó Flor, quien agregó que la Dirección Nacional de Migraciones, a través de la Ley 25.871, establece un control estricto en la documentación de los menores argentinos y no pueden salir del país sin los requisitos pertinentes.
Últimos casos
Por otro lado, Pablo Padula, defensor de menores de la Defensoría 4, de esta ciudad, indicó que está a cargo de los casos de los niños que intentaron cruzar solos por el puente San Roque González de Santa Cruz, hacia Encarnación.
Primero fue la menor de once años. Las autoridades del puente la detectaron en un colectivo. La niña dijo que iba detrás de su madre para visitar a su abuela en la vecina orilla.
“En el caso del niño de siete años, fue encontrado por la gendarmería deambulando en cercanías del puente, solo”, explicó el Defensor, quien agregó que era de El Soberbio y vino detrás de su padre, al que todavía la Justicia no logró dar con su paradero.
Para salir del país a un país limítrofe: menores de edad

Si viajan solos o en compañía de solo uno de sus padres deberán presentar: El Documentos Nacional de Identidad, la cédula de identidad y/o pasaporte de su nacionalidad vigente. Cualquiera sea el documento, deberá presentar buen estado de preservación.
El padre o la madre en ausencia de su cónyuge, deberá contar con el permiso y autorización de viaje del otro: Si el domicilio es en la Ciudad de Buenos Aires, dicho permiso se tramitará ante escribano público y legalizará ante el Colegio de Escribanos de esa ciudad; si el domicilio es de provincia, similar trámite u opcionalmente ante la justicia en lo civil del departamento judicial de su zona.
Además tendrá que contar con la partida de nacimiento, o libreta de matrimonio; con el fin de demostrar paternidad.

Fuente: Dirección Nacional de Migraciones. La Nación. Dirección General de Personas Desaparecidas. Defensoría del Menor. Ministerio de Bienestar Social, la Mujer y la Juventud.

0 Comentarios | Registrate y participá


Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios