745.387 temas | 5.024.839 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo Luzcrística dijo: 17.04.08
A 86 años de una histórica negativa

‘Pupilas’ de San Julián se niegan a prestar servicio



San Julián. El 17 de febrero de 1922. Tras finalizar la campaña donde el ejército fusiló a cientos de peones rurales en Santa Cruz, el comandante Varela le dio franco a los soldados.
Un numeroso grupo se dirigió al prostíbulo La Catalana. Las mujeres los recibieron con las escobas en alto y, sin
temor a ninguna represalia les gritaron "Asesinos! Con ustedes no nos acostamos!", mientras cargaban las escobas en la espalda de los represores. Van presas. "Son las únicas voces de repudio en medio del silencio de la sociedad cómplice. Temiendo que el episodio se difundiera se las deja en libertad... total... era la opinión de cinco pobres mujeres", dice Osvaldo Bayer, investigador, escritor e historiador que recuperó los episodios de aquella trágica represión.
Se cumplieron 86 años de aquel momento y se presentó un libro en homenaje a esas mujeres que marcharon presas tras su negativa.

La negativa de las mujeres

El 17 de febrero de 1922 en Puerto San Julián, Santa Cruz, más precisamente en el prostíbulo "La Catalana" Consuelo García, 29 años, argentina, soltera; Ángela Fortunato, 31 años, argentina, casada; Amalia Rodríguez, 26 años, argentina, soltera; María Juliache, 28 años, española, soltera; Maud Foster, 31 años, inglesa, soltera; junto con Paulina Rovira, la dueña del prostíbulo, encabezaron lo que Osvaldo Bayer llamó "la única derrota de los vencedores".
En un artículo escrito por Bayer, sobre este tema destaca que "tras la campaña de caza a los huelguistas, los soldados habían demostrado ser "fuertes, duros y machos" fusilando sin asco a indefensos obreros gallegos, chilenos, polacos, rusos, alemanes, argentinos, por la osadía de pedir una cama limpia para pasar la noche, un paquete de velas, y jornada de descanso.
"Cumplida la carnicería, Varela consideró pertinente, para solaz y esparcimiento de sus subordinados, enviarlos de visita a los prostíbulos de la zona. Paulina Rovira, encargada de la casa de tolerancia "La Catalana" en San Julián, recibe el aviso. Pero, las cinco pupilas del establecimiento se le rebelan. Llegada la tropa, las mujeres esgrimen palos y escobas y al grito de:
"Asesinos, cabrones, no nos acostamos con asesinos!" rechazan a los soldados.
Este episodio, que el tiempo ha convertido en leyenda, forma parte ya de historia de las huelgas y fusilamientos
en la Patagonia, y ha sido recreado de diversas maneras. Desde la serie histórica novelada por Osvaldo Bayer en Los vengadores de la Patagonia Trágica; el texto dramático para ser representado en El maruchito: sangre y encubrimiento allí en las tierras del viento, de Juan Raúl Rithner; y la obra en Pupilas del desierto de Lili Muñoz.

Mujeres sin voz

Estas mujeres no tenían voz para la historia oficial, "eran mujeres públicas, lisa y llanamente, putas, último lugar
social, seres desclasados; pero fueron, sin embargo, las únicas que se atrevieron a enfrentar a los asesinos y resistir desde el mínimo lugar de dignidad que les habían dejado", dice Bayer.
Después de su increíble acto de rebelión, se hicieron invisibles para la versión estatal, por voluntad propia, sabiéndose la parte más delgada del hilo, o por voluntad del relato oficial, a quien convenía su invisibilidad. Bayer cuenta que estas mujeres a causa de su rebelión fueron detenidas en la comisaría de San Julián, y que con ellas marcharon los tres músicos del prostíbulo: Hipólito Arregui, Leopoldo Napolitano y Juan Acatto, que son dejados de inmediato en libertad al llegar a la comisaría porque declaran solícitos que reprueban la actitud de las pupilas. Además, son músicos que siempre prestan sus servicios gratuitos en las fechas patrias.

Cuando decir No es ganar

La orden del militar a cargo de la tropa, ante el "no" de las pupilas, de ingresar al prostíbulo aunque sea por la fuerza, lleva a que las pupilas se defiendan con sus armas (escobas, palos, etc.) e impidan de ese modo que la violación (invisible para la sociedad) se concrete. De acuerdo a la lógica militar la violación de esas mujeres no era, propiamente, una violación, sino el derecho del vencedor de usar a los vencidos, y por eso ellas deben defenderse con sus propias manos. Enfrentando de manera visible lo que los militares habían realizado de manera invisible. El prostíbulo estaba en el pueblo, todo el mundo vería que disparaban a mujeres desarmadas, en cambio nadie vio cuando disparaban sobre peones desarmados. Ese es uno de los desafíos que las pupilas le arrojan a la cara a las tropas de Varela. Pero Varela sabe que dar la orden de disparar sería una victoria pírrica.
El pueblo se coloca del lado de las tropas de Varela, por miedo, y nadie (ni sus propios compañeros músicos) se pone al lado de ellas. Ellas ponen su cuerpo en escena, como campo de batalla. Y ganan, aunque esa batalla ha quedado en el olvido hasta que Bayer recupera la dignidad de esas mujeres.

"Poetas y Putas"

El 18 de febrero, se presentóen Buenos Aires el libro Poetas y Putas como homenaje a las meretrices que se negaron a atender a los soldados represores de la Patagonia Rebelde y al escritor que desempolvó ese hecho del olvido, Osvaldo Bayer, quien ese mismo día cumplió 81 años.
La editorial Patagonia presentó este libro justo el día del cumpleaños 81 de Osvaldo Bayer a modo de homenaje del investigador e historiador.
El homenaje también llega de parte de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAr).
El libro Poetas y Putas tiene anécdotas de Osvaldo Bayer, antiguas fotos eróticas y poemas de Oliverio Girondo, Raúl González Tuñón, Nicanor Parra, Gonzalo Rojas, Jaime Sabines, Charles Bukowsky, Rogelio Ramos Signes, Héctor Miguel Angeli, César Fernández Moreno, Jorge Rivelli, Clemente Riedemann y José Teiguel, entre otros.
La obra fue presentada por Elena Reynaga, de AMMAr; Reynaldo Sietecase, Ernesto Goldar, Roberto Goijman e Ignacio Osorio.



7 Comentarios | Registrate y participá

Viejo Andres Geo dijo: 17.04.08
Que coraje las chicas, me parece excelente lo que hicieron.
Viejo friki free dijo: 20.04.08
Digno ? Que tiene de digno una prostituta ?
Viejo Luzcrística dijo: 20.04.08
Si no encontrás la respuesta en tu corazón a esa lamentable pregunta, es que te encerraron de tal manera dentro de los paradigmas y dogmas del sistema fascista, que prácticamente te cegaron e inutilizaron por completo.
Viejo Gato de Verdaguer dijo: 21.04.08
Originalmente publicado por friki free Ver mensaje
Digno ? Que tiene de digno una prostituta ?

Que tenes de digno vos?
Viejo Marianixxxx83 dijo: 22.04.08
si, ya conocia la historia, realmente impresionante, y muy digno, apesar de lo que digan integrantes de "el club de la derecha recalcitrante de el forro.com".
Viejo Dan Iffig dijo: 23.04.08
Sin considerarme miembro de Club de la Derecha Recalcitrante de ElForro.com, sigo sin entender que tiene de digno o meritorio lo que hicieron estas muchachas.

Está bien, uno puede entender lo siguiente: las chicas eran las meretrices del burdel de la zona. Eventualmente, los peones asesinados eran quienes frecuentaban el prostíbulo y solicitaban los servicios de las señoritas en cuestión. Al ser estos masacrados por las tropas de vaya uno a saber quién, las mujeres perdieron su clientela habitual y, no hay que desestimarlo, lazos de amistad y camaradería que puede establecer una prostituta con un cliente habitual, como puede darse en un pueblo chico. De ahí, en memoria de sus pasajeros compañeros de cama, la indignación.

Sin embargo, ¿qué tiene de "grandioso" esto? Las mujeres se dedicaban a la prostitución; a prestar un servicio (sexual en este caso). Cuando se presta un servicio, por lo general, no se debe mirar a quién. Si así fuera, entonces, el almacenero de mi barrio podría negarse a venderme azúcar a mí por el hecho de ser flaco, el peluquero rehusaría cortarme el cabello por tenerlos oscuro y demás, sin incurrir por eso en un acto de discriminación. ¿Les parece válido, muchachos?

Y, redoblo la apuesta. ¿Qué diferencias habían, en ese entonces, entre un soldado de regimiento y un peón rural? Me refiero desde un punto de vista social.

Como conclusión: no me parece. No me significa un acto de "dignidad" ni de "valentía" ni nada por el estilo lo que hicieron las muchachas estas. ¡Cuidado! Puede ser. Pero sólo desde una óptica bastante romántica, bastante seducida por esa idea de "bien mayor" en el cual el groso de la población está formada por peones, putas y niños laburantes.
Viejo Andres Geo dijo: 23.04.08
Che dejen de buscar bardo, o van a hacer cerrar el fred, se nota que no vivieron las epocas oscuras del pais, que andan hablando de esas maneras. Saludos y no se molesten en retrucarme ya que solo van a perder su valioso tiempo.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios