746.548 temas | 5.026.530 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Ver resultados: Bob Dylan Compositor o Interprete?
Compositor e Interprete 2 66,67%
Solo compositor y que lo revercionen 1 33,33%
Ninguna, detesto a Bob Dylan 0 0%
Votantes: 3. No puedes votar en esta encuesta

Viejo Jokerman dijo: 30.03.06
Como veran por mi nombre de usuario, me gusta mucho Bob Dylan. Creo que este hombre cambio la musica para siempre...Como dijo Bruce Springsteen: "Sin Bob, los Beatles no habrían hecho el Seargent Pepper, los Sex Pistols no habrían hecho "God Save the Queen" y U2 no habría hecho "Pride in the Name of Love".
Y no solo se notan las influencias de Dylan en estas bandas, sino en infinidad.

Les dejo algunas cosas que se han dicho sobre Dylan.

Opinen lo que piensan sobre este genio.


Lo que se ha dicho de Bob Dylan

* Bob suena como si sus canciones tuvieran 300 años pero hubieran sido escritas ayer. Lo más importante de Dylan es la poesía que hay en sus canciones, que trascienden su propia música (Martin Scorsese).

* En la música, Frank Sinatra puso la voz, Elvis Presley puso el cuerpo... Bob Dylan puso el cerebro (Bruce Springsteen).

* Bob Dylan y The Band son lo más fuerte que he escuchado en mi vida (Marlon Brando).

* Su manera de tocar es totalmente híbrida. Musicalmente no tiene sentido para el erudito. Cuando toca el piano, sólo tiene sentido para el que lo oye. Si fueras músico dirías: pero ¿qué estás haciendo? No tiene sentido. Y lo mismo cuando toca la guitarra. Haga lo que haga, es como si tuvieras que esperar un año o dos para coger el punto de poder escucharlo. La primera vez que lo oyes, es inútil. Después reflexionas y te das cuenta de que es perfecto (Eric Clapton , entrevistado por John Bauldie. Entrevista publicada en el libro Bob Dylan, se busca).

* Para mi, Dylan siempre representó el rock and roll... Nunca pensé en él como cantante de folk ni poeta ni nada. Pensaba que era la persona más sexy desde Elvis Presley... Sexo en el cerebro, ¿sabes? El sexo más absoluto es estar totalmente iluminado y él era así, era el Rey. Y aún lo es (Patti Smith).

* Nada de folkie o poeta. Es la gran bestia del rock and roll (Chuck Berry).

* Dylan ha escrito canciones que tocan lugares de la mente a los que nadie antes había llegado (Jerry García).

* Es un pozo sin fondo. Aún tiene mucho que decir (Lou Reed).

* Bob Dylan es como Einstein. Como un disparo divino (Kris Kristofferson).

* Bob era un príncipe. Aún le veo como el poeta más grande de nuestra época (Roy Orbison).

* Al oírle pensé que un alma cogía la antorcha de América (Allen Ginsberg).

* Me impresiona su tono de voz. Es como un cello (Frank Sinatra).

* Dylan tiene mucho más que tres acordes y la verdad (Bono).

* Dylan fue siempre un misterio. De dónde venía, cómo sabía lo que sabía, qué era lo siguiente que iba a hacer... Ocupaba casi completamente mis pensamientos, interrumpiendo la aparente normalidad de mis años estudiantiles con su torrente de conciencia beat/folk/blues/dadá/surrealismo/apalache/bop. Es, en parte, sumo sacerdote de la narrativa personal y, en parte, comandante rebelde enzarzado en un combate mortal con los brazos asfixiantes de nuestra historia colectiva revisada (Jackson Browne).

* Actualmente hay un hueco generacional, porque los chavales de veinte años no tienen "Bobdylanes" de veinte años (Joaquín Sabina).

* Yo nunca he visto carisma como el que exhibía Bob en sus actuaciones (Joan Baez).

* Bob Dylan es uno de esos personajes que sólo aparecen una vez cada 300 o 400 años (Leonard Cohen).

* Bob es muy chistoso... quiero decir que mucha gente se lo toma en serio y sin embargo, si conoces a Dylan, es todo un bufón (George Harrison).

* No hace falta oir lo que dice Bob Dylan, lo importante es cómo lo dice (John Lennon).

* La obra de ciertos artistas habla por su generación. Una de las más grandes voces de libertad de Norteamérica no puede ser más que un nombre: el transcendental Bob Dylan (Jack Nicholson).

* Desde el instante mismo en que lo conocí, pensé que era algo grande, que era un genio, que era shakespeariano (Phil Ochs).

* Gracias, Bob. Quiero decirte que no estaría aquí si no hubiera sido por ti, decirte que no hay nadie que no tenga que estarte agradecido y, para robar una línea de una de tus canciones —tanto si te gusta como si no—: "Tú fuiste el hermano que nunca tuve" (Bruce Springsteen).

* Bob Dylan es uno de los cantantes de blues más importantes del mundo occidental; arte antiguo, rápida improvisación, variación eterna, formulación clásica, visión profética... (Allen Ginsberg).

* No he pretendido hacer algo donde se desvelen todos los secretos de Dylan, ni mucho menos, sino rendir un homenaje a uno de los poetas más brillantes del siglo, un hombre que hace que nos miremos a nosotros mismos, que nos emociona y nos hace sentir cosas que no sabríamos transmitir de otra manera (Martin Scorsese acerca de No Direction Home).

* Dylan se sabe un millón de canciones, viejos blues del delta y cosas como ésas. Una noche, cuando hicimos "Clean-Cut Kid", sonaba igual a Muddy Waters. Él conoce más acordes que cualquiera que yo conozca. (Benmont Tench).

* Se sacaba esas canciones de la nada. No sabíamos si eran suyas o si las recordaba. Cuando las cantaba, no lograbas distinguir. (Robbie Robertson).

64 Comentarios | Registrate y participá

Viejo rewpoi dijo: 30.03.06
en lo personal no me gusta mucho bob dylan... pero creo que fue el mejor canta autor. y lo demuestra la cantidad infinita de covers que le han echo.... knokin on heavens doors, house of the rising sun, all along a watch tower entree otras

sepan disculpar las faltas de ortografia en castellano e ingles
Viejo Maxxximo dijo: 31.03.06
Bob Dylan es increíble. Escuché un rumor de que venía este año, espero que sea cierto, lo estoy esperando casi tanto como a radiohead el año que viene. Creo que algunos de los temas que mas me gustan son Lay Lady Lay, Blowin' in the wind, y tambien If not for you, pero todo me parecee buenisimo.
Viejo Lola Baola dijo: 31.03.06
estoy en total acuerdo !
los beatles sin Dyland no hubieran sido nada, ya que el fue un inspirador para los 4 !
que nbuen tema ! lo iba a hacer yo, pero me ganaste JOKERMAN
jaja... bueno che ! escuchen bob dylan y despues cuentan la sensacion, muhy bueno
saludos sesentista !
Viejo Mc. Konia dijo: 31.03.06
Jokerman, creo que este es uno de los mejores posts que vi en el foro, felicitaciones por ponerlo.
Que se puede decir sobre Dylan que no haya sido dicho? Simplemente un genio. Creo que tiene muchas de las mejores letras que leí en mi vida. Una poesía impecable y una claridad de ideas realmente envidiable. Lejos el mejor letrista de la historia de la música.
Muy buena la frase de sabina, andan haciendo falta los dylanes en esta época.

Les dejo un par de frases que me gustan mucho:

"Come mothers and father throughout the land, and don't criticize what you can't understand. Your sons and your daughters are beyond your command. Your old road is rapidly aging. Please get out of the new one if you can't lend a hand, 'cause the times they are a-changing"

"My senses have been stripped"

"And but for the sky there are no fences facin'"

"How many deaths will it take till he knows that too many people have died?"

"Let me forget about today until tomorrow"

Les recomiendo escuchar las versiones de All along the watchtower de Jimmi Hendrix y de Dave Matthews Band (la que más me gustó es la del recital del Central Park)
Viejo becube dijo: 03.06.06
Biografía

Infancia y juventud


Nacido en Duluth, a los seis años se traslada con su familia a la cercana Hibbing, donde su padre tenía un negocio de materiales eléctricos. La vida de comerciante no era el sueño del joven Bob y el ambiente de la población, cuya economía era sobre todo minera, no debía de ser muy atractiva para un adolescente. Dylan descubrió muy pronto la música. A los ocho años aprende por sí solo a aporrear el piano y por diez dólares adquiere una guitarra por correo. Escucha la radio todas las tardes y, así, descubre la música de Hank Williams y de grupos de color. Es en este preciso momento cuando se enamora de la idea de llegar a ser un héroe del rock and roll, que en aquel momento estallaba entre los jóvenes, y llegar al éxito a Elvis Presley, Carl Perkins o Jerry Lee Lewis.

A su pasión por la música se une también el amor por las motos de gran cilindrada. Cuanto más crece Dylan más se rinde a la necesidad de huir de Hibbing. En 1959, finaliza los estudios secundarios e ingresa en la Universidad de Minnesota, en Minneapolis, la capital estatal. Una de sus asignaturas favoritas es el aprendizaje del idioma español y la historia estadounidense. Allí comienza a escuchar temas de country, rock y a músicos como Robert Johnson y Woody Guthrie.

En vez de frecuentar las lecciones básicas en el ambiente de los intelectuales locales, se dedica a escuchar a cantantes folk y olvida por el momento su gran pasión por el rock'n'roll de Little Richard. Son días intensos para Dylan, que lee muchos libros, muchísima poesía, habla poco, pero escucha atentamente discursos sobre la paz, los derechos de los trabajadores, la enseñanza de una nueva moral... Es en este momento en el que cambia su nombre por el de Bob Dylan, para lo que, según algunos, se inspiró en el poeta Dylan Thomas, aunque el propio Bob Dylan siempre ha negado este particular.

Comienza su carrera como solista tocando en locales nocturnos, con el único acompañamiento de su guitarra y su armónica, así como su inconfundible y expresiva voz (que llegará a ser su marca personal), no siempre con fortuna, como cuando fue despedido del Ten O'Clock Scolar porque su voz ahuyentaba a los clientes. A mediados de 1960, obtiene su primer contrato como profesional en un local de strip tease de Central City, en Colorado. Es en ese momento de su vida cuando entra en escena Woody Guthrie. Dylan descubre Bound for glory, la biografía del gran músico, y su lectura le apasiona tanto que decide convertirlo en su maestro, incluso divulga haberlo conocido. Precisamente esa admiración por Guthrie le proporcionó el estímulo necesario para efectuar el salto hacia la gran ciudad.

Cuando Dylan lee en un periódico que Guthrie está ingresado en un hospital de Nueva York, decide ir a conocerle y aprovecha la ocasión para conocer la ciudad. Bob Dylan llega allí durante las fiestas de Navidad de 1960 y se introduce en el movimiento de los trovadores folk que llenaban el Greenwich Village en aquella época: por la tarde toca en el Gerde's Folk City y también consigue actuar ante John Lee Hooker. A finales del verano de 1961, Dylan llega a ser bastante conocido en el ambiente musical de Nueva York, de tal forma que solicitan su colaboración para tocar la armónica en algunas canciones de un disco de Harry Belafonte. Podía ser su gran ocasión, pero el inteligente Dylan abandona los estudios de grabación tras sólo una hora de trabajo, porque no soporta la insistencia de Belafonte en hacer repetidas pruebas.

Es John Hammond, gran descubridor de talentos por cuenta de la CBS, el que le ofrece inmediatamente un contrato. El primer disco se publica en febrero de 1962 con el simple título de Bob Dylan. El álbum presenta material poco homogéneo pero pone en evidencia las potencialidades del cantautor. Sólo dos canciones estaban escritas por Dylan ("Song to Woody" y "Talkin' New York"), pero bastaron para darle confianza como autor y abrirle la puerta de una de sus más prolíficas etapas creativas. En aquel primer período, le acompaña Suzie Rotolo, a la que había conocido nada más llegar a Nueva York, al frecuentar el movimiento intelectual de la Gran Manzana. Suzie es una activista política, comprometida sobre todo en la lucha contra la segregación racial y la bomba atómica. Para la portada de su histórico segundo álbum, Dylan escoge una fotografía que le retrataba al lado de Suzie en una calle del Village.

Dylan empieza a trabajar en nuevas canciones en abril de 1962 y en el transcurso de algunos meses compone temas como "Blowin' in the Wind", "Masters of War", "Talkin' World War III Blues", "Oxford Town", que llegan a ser himnos del movimiento pacifista. En mayo de 1963 se publica The Freewheelin' Bob Dylan, su segundo y muy esperado álbum. Dos meses después de la publicación, Dylan aparece en el Festival Folk de Newport, donde es saludado como el profeta de la revolución juvenil: cuando cantó "Blowin' in the Wind" frente a 46.000 personas, acompañado en el escenario por Joan Baez y Pete Seeger.

Junto al éxito llegaron también los problemas. En primer lugar, con Suzie Rotolo: su historia seguía adelante, entre dramáticas rupturas y breves reconciliaciones, en un clima muy tenso en el que Dylan no escondía sus celos. Las nuevas canciones nacen en un clima de inseguridad, a veces cabalgando en la ola de la batalla política ("Only a Pawn in Their Game"), otras veces recogiéndose en el intimismo ("Girl from the North Country"). Pero el álbum The Times They Are A-Changin (1964) llegará a ser famoso sobre todo por la canción que le da título. El éxito de Dylan ya es grande en todos los Estados Unidos y su popularidad se extiende también por Europa. Es un período difícil pero rico en estímulos creativos.

Dylan en este mismo período compone canciones como "It Ain't Me, Babe" (dedicada a su amor roto), "To Ramona", "Chimes of Freedom", "Mr. Tambourine Man", entre otras, que pasarán a formar parte de dos álbumes: Another Side of Bob Dylan (1964) y Bringing It All Back Home (1965), que contienen en parte las semillas de su clamorosa electrificación.

En la primavera de 1965 Bob Dylan se traslada a Inglaterra para realizar algunos conciertos. Conoce a los Beatles y a Eric Burdon, de The Animals, intérprete de una versión muy personal de "House of the Risin' Sun". El viaje por Inglaterra y el Londres de aquellos años y el encuentro con sus músicos estimulan aún más a Dylan, que se deja sugestionar por la sonoridad de las guitarras eléctricas, abandonando la vía folk. Los preliminares, sin embargo, no son del todo favorables: los puristas habían criticado ásperamente las concesiones eléctricas que Dylan ya había incluido en Bringing It All Back Home, un disco que de cualquier modo representó su consagración definitiva entre el público, con canciones como "Subterranean Homesick Blues", "Maggie's Farm" , "Gates of Eden" y "Mr.Tambourine man".

Highway 61 Revisited (1965), producido por Bob Johnston, con la colaboración de Al Kooper y Mike Bloomfield, está considerado hoy en día uno de los mejores de Dylan: la arrebatadora y demoledora "Like a Rolling Stone" (que figura en la primera posición de la lista de las mejores canciones de todos los tiempos confeccionada por la revista musical Rolling Stone), la triste "Desolation Row", la nerviosa "Highway 61 Revisited" y la insinuante "Ballad of a thin man".

Éste es el repertorio que Dylan lleva al Festival Folk de Newport en 1965, acompañado por la Paul Butterfield Band. Le echan una mano los músicos que encuentra en aquellos meses, un grupo llamado The Hawks, que rodea al guitarrista Robbie Robertson. Más tarde, los "halcones" se transformarán en The Band, quizá el grupo por antonomasia de la historia de la música americana. Con parte de The Band, Dylan afronta el compromiso de Blonde on Blonde, su séptimo álbum (1966) que se publica en formato doble para poder contener todo el material elaborado en Nashville, con un total de 14 canciones. Blonde on Blonde es un disco más tranquilo que el anterior y con un mayor valor poético en las letras. Éste incluye la alegre "I Want You", la desnuda y tierna "Just Like a Woman", la devastadora ametralladora "Memphis Blues Again", la enigmática "Visions of Johanna" y la larguísima y gran obra maestra del disco, "Sad Eyed Lady of the Lowlands", que está dedicada a la bellísima Sarah Lowndes, con la que Dylan se había casado en noviembre de 1965. Blonde on Blonde está considerado por la gran mayoría de los expertos musicales como el