746.255 temas | 5.026.080 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Me Gusta2Me Gusta

Viejo Pilago dijo: 23.10.06
Muchos de los que estamos en esta seccion escribimos, o alguna vez lo hemos hecho, y mas alla de esa cuestion al momento de que otros lean lo que arrebatamos al eter esta la comprension que le da el lector a lo que justamente... lee.

La verdadera interpretacion, que a veces ni siquiera es bienvenida o despedida correctamente por el escritor, queda destinada al real entendimiento de lo que le pasa o suele pasarle al que despotrico lineas en algun medio de expresion.

la idea de este thread es postear aqui biografias, momentos de vida, anecdotas, memorias, efemerides o datos meramente superfluos de los autores que nos llaman la atencion, o hasta quizas ni siquiera nos llaman, como para armar una base de datos que podriamos denominar... "la base de datos forra para el entendimiento de escapes mentales ajenos"

Spoiler de Charles Bukowsky



Spoiler de Julio Cortazar

Editado por Pilago: 24.10.06 a las 15:36

15 Comentarios | Registrate y participá

Viejo Lucho dijo: 23.10.06
Me parece bastante interesante la idea, mas no la comprendo

¿Vale que ponga frases que escribió un autor que me gusta mucho? Si es así, edito.

Saludos.

EDIT:

Más adelante pongo frases de un autor, por ahora dejo esto de Julio Cortázar; texto que habla sobre el exilio.

Spoiler

Editado por Lucho: 24.10.06 a las 14:35
Viejo Laura Va dijo: 23.10.06
y ya que estamos con el..

Viejo _:Flopa:_ dijo: 24.10.06
Originalmente publicado por Pilago Ver mensaje
Muchos de los que estamos en esta seccion escribimos, o alguna vez lo hemos hecho, y mas alla de esa cuestion al momento de que otros lean lo que arrebatamos al eter esta la comprension que le da el lector a lo que justamente... lee.

La verdadera interpretacion, que a veces ni siquiera es bienvenida o despedida correctamente por el escritor, queda destinada al real entendimiento de lo que le pasa o suele pasarle al que despotrico lineas en algun medio de expresion.

la idea de este thread es postear aqui biografias, momentos de vida, anecdotas, memorias, efemerides o datos meramente superfluos de los autores que nos llaman la atencion, o hasta quizas ni siquiera nos llaman, como para armar una base de datos que podriamos denominar... "la base de datos forra para el entendimiento de escapes mentales ajenos"

Spoiler de Charles Bukowsky


Que buena idea nene!!.... yo quiero... pero ahora no me puedo tomar ese tiempo en la oficina... y después... bueno... vos dirás.....


Como se nota que no trabajás eh!. Ademas Pilago podrias poner la letra un poco mas grande, a los que no vemos bien nos hace mal a los ojitos (sobre todo cuando no conocemos los comandos de mac para hacer Zoom...) Pavote!... Mentiritas mi amor, sabes que te quiero tontito!.



Muy bueno lo de este tipejo que siempre nombrás, citás, y etc... me gustó...


Besotes...


Edito: con esto petendes que los demas entendamos tus limes literarios??..
Viejo Pilago dijo: 24.10.06
no mi amor... no pretendo nada, solo tener centrado este temita de biografias y demases de cada autor... que realmente no hace falta que sea famoso... Ademas con que me entiendas vos mi vida me alcanza y me sobra, hermosa

despues voy a agrandar la letra asi no es tan engorroso, pasa que en su momento cuando lo hice los spoilers se pusieron medio hincha pelotas conmigo y habia decidido no usarlos, pero en fin pude... despues lo arreglo, ahora tengo que trabajar tanto como vos. ¬¬
Viejo Lucho dijo: 02.11.06
Os dejo un cuento que, si bien es un tanto extenso para leer en la computadora, vale la pena, en serio, es muy bueno. Es de Leopoldo Lugones.

Spoiler de Yzur
Viejo Pilago dijo: 02.11.06
muy bueno lucho, y tenias razon, no entraba en ninguna categoria, y es medio dificil de saber donde ponerlo... asi que aparte de esta base de datos loca... me parece que voy a crear un importante para Fragmentos... asi se suben cuestiones de estos menesteres
Viejo Laura Va dijo: 05.11.06
Nos despedimos en una de las esquinas del Once. Desde la otra vereda volví a mirar; usted se había dado vuelta y me dijo adiós con la mano. Un río de vehículos y de gente corría entre nosotros; eran las cinco de una tarde cualquiera. Cómo iba yo a saber que aquel río era el triste Aqueronte, el insuperable.
Ya no nos vimos y un año después usted había muerto.

Y ahora yo busco esa memoria y la miro y pienso que era falsa y que detrás de la despedida trivial estaba la infinita separación. Anoche no salí después de comer y releí, para comprender estas cosas, la ultima enseñanza que Platón pone en boca de su maestro. Leí que el alma puede huir cuando muere la carne. Y ahora no se si la verdad esta en la aciaga interpretación ulterior o en la despedida inocente. Porque si no mueren las almas, esta muy bien que en sus despedidas no hayan énfasis. Decirse adiós es negar la separación, es decir: hoy jugamos a separarnos, pero nos veremos mañana. Los hombres inventaron el adiós porque se saben de algún modo inmortales, aunque se juzguen contingentes y efímeros.
Delia: alguna vez anudaremos ¿junto a que río? Este dialogo incierto y nos preguntaremos si alguna vez, en una ciudad que se perdía en una llanura, fuimos Borges y Delia.
Viejo Sharbel dijo: 07.11.06
Nizār Qabbānī (en árabe, نزار قباني): diplomático sirio y uno de los más célebres poetas árabes contemporáneos

me gusta mucho su poesia. espero que les guste

VEINTICINCO ROSAS EN EL PELO DE BALQUÍS

Yo sabía que ella sería asesinada,

ella sabía que yo sería asesinado.

Se cumplieron ambas profecías:

ella cayó, cual mariposa, bajo las ruinas de la yahiliyya [1]

y yo caí entre los colmillos de una época árabe

que devora los poemas,

los ojos de la mujer

y la rosa de la libertad.



Yo sabía que sería asesinada

y que su feminidad no intercedería por ella:

la feminidad en este país, cuya geografía se extiende

de la repugnancia a la repugnancia

y de la bala a la bala,

no es causa atenuante

que proteja a las palomas del sacrificio

o conceda privilegios a las madres

para completar la cría de sus hijos.



Yo sabía que sería asesinada:

era hermosa en una época árabe repugnante,

era límpida en una época árabe turbia,

era noble en una época de maleantes,

era una perla auténtica

entre montones de perlas artificiales

y era una hembra única

entre series de mujeres comunes.



Yo sabía que sería asesinada:

encarnaba la civilización mesopotámica

y nosotros estamos subdesarrollados,

era una espléndida maqama bagdadí

y nosotros no escuchamos,

era un poema abbasí

y nosotros no leemos,

era un fragmento de la epopeya de Gilgamesh

y nosotros somos analfabetos,

era lo más bello que se haya escrito en poesía

y nosotros lo más feo que se haya escrito en prosa...



Yo sabía que sería asesinada

porque sus ojos eran puros, como ríos de esmeralda,

y su pelo era largo, como un mawwal [2] bagdadí;

los nervios de este país

no soportan la verde espesura

ni la presencia de un millón de palmeras

que se arraciman en los ojos de Balquís...



Yo sabía que sería asesinada:

todos nosotros, sin excepción, formamos parte del menú

en este país, acostumbrado a comerse a sus ciudadanos;

lo extaño es que antes de hacerlo, nos pidan

que entonemos el himno nacional

y que hagamos el saludo militar al presidente de la mesa

y a los camareros que lo rodean.

¿Qué himno nacional? ¿Qué nación?

Si el cadáver del ciudadano árabe

es enterrado en cualquier lugar,

entre el estómago del gobernador árabe

y su intestino grueso...



Yo sabía que sería asesinada:

su orgullo

era mayor que la Península Árabe,

y su cultura no le permitía

vivir en la época de decadencia,

ni su luminosa constitución

le permitía vivir en la oscuridad...



Creía, por su gran belleza,

que la tierra era pequeña para ella;

por eso hizo las maletas

y se marchó de puntillas,

sin decir nada.



No temía que el país la matara,

sino que se matara a sí mismo.



Cual nube preñada de poesía

gotea sobre mis cuadernos:

vino, miel, ruiseñores

y rubíes,

gotea sobre mis sentimientos:

velas, pájaros marinos

y lunas de jazmín.

Tras su partida

comenzó la época de la sed,

se acabó el tiempo del agua.



Su amor iraquí

tenía sabor a rosa y a brasa;

cuando se desbordaba en primavera,

devastaba todos los obstáculos

y a mí me rompía en mil pedazos.



Con ella fundé el 5 de marzo de 1962

la primera escuela de amor en Bagdad.

Cuando Balquís cayó, el 15-12-1981,

los maestros y las maestras dimitieron,

los alumnos huyeron

y los estudios de amor

se aplazaron sine die...



Antes de que su pelo dorado se marchara, dejándome,

yo no sabía

que una de las aficiones de los pájaros

es ensamblar lingotes de oro.



Desde que Balquís se marchó,

los árboles no crecen,

la luna no se redondea

y el agua no brilla...



Porque el pueblo árabe

deseaba ser libre, como el pelo de Balquís,

no sujeto con horquillas, celdas y alambres espinosos,

como el pelo de Balquís.

El Sultán -Dios le conceda la victoria sobre sus enemigos

y acreciente su fortuna y sus favoritas-

ordenó prender fuego a los trigales,

cortarle la cabeza a cualquier espiga que hablara con otra

y librarse del pelo de Balquís,

indómito cual rubio alazán,

porque infundía a la gente esperanzas

y los inducía a la libertad.



Presentía que ella se marcharía:

en sus ojos había velas

prestas para el viaje,

y posados en sus pestañas

aviones prestos a despegar.

En su bolso -desde que nos casamos-

llevaba el pasaporte, el billete de avión

y visados de entrada a países que no llegó a visitar.

Cuando le preguntaba:

¿por qué llevas todos esos papeles en el bolso?

Respondía:

Porque tengo una cita con el arco iris...



Cuando me entregaron el bolso

que encontraron bajo los escombros

y vi el pasaporte,

el billete de avión

y el visado de entrada,

comprendí que no me había casado con Balquís Al Rawi

sino con el arco iris...



En las fiestas

evitaba ponerse a mi lado,

que la fotografiaran conmigo

o decir que era la mujer del poeta.

Era yo quien la buscaba por todas partes

y pedía a los fotógrafos que me retrataran con ella

para entrar en la historia.



Cuando asistía a mis veladas poéticas,

era ella quien acaparaba los focos

mientras yo permanecía en la sombra.

No intentaba ganarse a la poesía:

era la poesía quien intentaba ganarla a ella.



Cuando muere una mujer hermosa

la tierra pierde el equilibrio,

la luna anuncia duelo durante cien años

y la poesía se convierte en labor inútil.



No reconocía las medias soluciones,

su presencia era excepcional,

su conversación era excepcional

y su pelo, viajero por todo el mundo,

un acontecimiento excepcional.

Por eso

su muerte fue tan excepcional como ella...



Se casó conmigo, a pesar de la cábila,

viajó conmigo, a pesar de la cábila,

me dio a Zaynab y a Omar,

a pesar de la cábila.

Cuando le preguntaba por qué,

me estrechaba, como a un niño, contra su pecho

y susurraba:

"porque tú eres mi cábila".



Tenía fabulosos colores, cual mariposa,

elegante vuelo, cual mariposa,

y corta edad, cual mariposa.

Cuando la flamearon, el 15 de diciembre de 1981,

las estadísticas de Naciones Unidas anunciaron:

somos la única tribu del mundo

que se come a las mariposas.



Balquís Al Rawi,

Balquís Al Rawi,

Balquís Al Rawi.

Me gustaba el ritmo de su nombre,

retenía su sonido

y temía unir a él mi nombre

por si enturbiaba el agua del lago

y estropeaba la belleza de la sinfonía.



Esa mujer no podía vivir más,

no deseaba vivir más:

era semejante a las velas y los candiles,

era como un instante poético

que debía eclosionar antes de la última línea...

Beirut, 10-4-82.
Viejo LaMorocha dijo: 10.11.06
Como dato biográfico que sirva para entender el escape mental ajeno, es interesante saber, para los que les gusta Lugones, algo de su historia:
El era un hombre mayor con un hijo. Cometió el error de enamorarse de la hija de un comisario, mucho menor que él y que le correspondía. Su hijo era policía también, y cuando se descubrió la historia de amor que el mantenía con esta chica, su propio hijo ayudó al comisario (padre de la chica) a encontrar a Lugones. Entonces, se escapó a una isla del Tigre y se suicidó.
Probablemente muchos de ustedes ya lo sabían, pero otros, que lean a Lugones, entenderán mejor el por qué de tanto amor y tanto dolor en su poesía... Un amor recontra imposible... Acá les va una poesía que es el prefacio de su libro "Romacero":

Lector, si de los rigores
de amar, tu pena sabía,
oye, contada en la mía,
la historia de tus amores.

Aún cuando sea mi historia
lo que voy aquí a contarte,
si logro hacerlo con arte
será común nuestra gloria.

Pues todo aquel que bien ama,
se afana en su propio empeño,
como exalta el ser del leño
la claridad de su llama.

Que la encienda yo es bien poco,
si es que en ambos se completa
lo que hay en tí de poeta
con lo que tengo de loco.

Soy, pues, digno de tu fe,
y aunque estoy tan mal herido,
todo cuanto he padecido,
por no llorar lo canté.
A sofi__ le gusta esto.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios