745.902 temas | 5.025.526 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Me Gusta2Me Gusta

Viejo Laura Va dijo: 14.11.06
"la mayor parte de los hombres no quiere nadar antes de saber" ¿no es esto espiritual? ¡no quieren nadar, naturalmente! han nacido para la tierra, no para el agua. y, naturalmente, no quieren pensar: como que han sido creados para la vida, ¡no para pensar! claro, y el que piensa, el que hace del pensar lo principal, ese podrá acaso llegar muy lejos en esto, pero ese precisamente ha confundido la tierra con el agua, y un dia u otro se ahogará.

(el lobo estepario, hesse, etc..)

15 Comentarios | Registrate y participá

Viejo ::: Iv ::: dijo: 18.01.07
La Elegía a Ramón Sijé la ha escrito Hernández en una noche. Su amigo se le había muerto estando ellos peleados por diferencias políticas antes de la Guerra Civil Española.

Elegía a Ramón Sijé - Miguel Hernández
(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha muerto como del rayo Ramón Sijé, a quien tanto quería)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.


Alimentando lluvias, caracolas

y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas
daré tu corazón por alimento.


Tanto dolor se agrupa en mi costado
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.


Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.


En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera
de angelicales ceras y labores.


Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.

Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irán a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.



Viejo luciernaga_34 dijo: 23.01.08
Siempre he mirado con antipatía y hasta con asco a la gente, sobre todo a la gente amontonada; nunca he soportado las playas en verano. Algunos hombres, algunas mujeres aisladas me fueron muy queridos, por otros sentí admiración (no soy envidioso), por otros tuve verdadera simpatía; por los chicos siempre tuve ternura y compasión (sobre todo cuando, mediante un esfuerzo mental, trataba de olvidar que al fin serían hombres como los demás); pero, en general, la humanidad me pareció siempre detestable. (...) es increíble hasta qué punto la codicia, la envidia, la petulancia, la grosería, la avidez y todo ese conjunto de atributos que forman la condición humana pueden verse en una cara, en una manera de caminar, en una mirada. (...) Sin embargo, quiero hacer constar que no me enorgullezco de esta característica: sé que es una muestra de soberbia y sé, también, que mi alma ha albergado muchas veces la codicia, la petulancia, la avidez y la grosería. Pero he dicho que me propongo narrar esta historia con entera imparcialidad, y así lo haré


Me encontraba solo como consecuencia de mis peores atributos, de mis bajas acciones. En esos casos siento que el mundo es despreciable, pero comprendo que yo también formo parte de él; en esos instantes me invade una furia de aniquilación, me dejo acariciar por la tentación del suicidio, me emborracho, busco a las prostitutas. Y siento cierta satisfacción en probar mi propia bajeza y en verificar que no soy mejor que los sucios monstruos que me rodean.


¡ERNESTO SABATO SOS DIOS!
Viejo braianavrin dijo: 28.05.08
aparte de leon, hay otros dos tolstoies, tambien rusos.

aca unas boludeces respecto a ellos
Spoiler de Boludeces


en LIBROdot.com hay cosas de ellos

yo lei el hiperboloide del ing. garin (un pedazote de libro), del primero, el de la foto, y la familia vourdalak, o algo asi, del segundo, son los textos que hay en esa pagina... los dos me gustaron.

espero les peguen una leida
Viejo CerebroMagnetico dijo: 23.09.09
Originalmente publicado por luciernaga_34 Ver mensaje
Siempre he mirado con antipatía y hasta con asco a la gente, sobre todo a la gente amontonada; nunca he soportado las playas en verano. Algunos hombres, algunas mujeres aisladas me fueron muy queridos, por otros sentí admiración (no soy envidioso), por otros tuve verdadera simpatía; por los chicos siempre tuve ternura y compasión (sobre todo cuando, mediante un esfuerzo mental, trataba de olvidar que al fin serían hombres como los demás); pero, en general, la humanidad me pareció siempre detestable. (...) es increíble hasta qué punto la codicia, la envidia, la petulancia, la grosería, la avidez y todo ese conjunto de atributos que forman la condición humana pueden verse en una cara, en una manera de caminar, en una mirada. (...) Sin embargo, quiero hacer constar que no me enorgullezco de esta característica: sé que es una muestra de soberbia y sé, también, que mi alma ha albergado muchas veces la codicia, la petulancia, la avidez y la grosería. Pero he dicho que me propongo narrar esta historia con entera imparcialidad, y así lo haré


Me encontraba solo como consecuencia de mis peores atributos, de mis bajas acciones. En esos casos siento que el mundo es despreciable, pero comprendo que yo también formo parte de él; en esos instantes me invade una furia de aniquilación, me dejo acariciar por la tentación del suicidio, me emborracho, busco a las prostitutas. Y siento cierta satisfacción en probar mi propia bajeza y en verificar que no soy mejor que los sucios monstruos que me rodean.




¡ERNESTO SABATO SOS DIOS!

Hay un capítulo de Abadón el exterminador que es taaaaaan bajador pero tan cierto(quiero decir, me siento identificadísimo con su pensamiento)
Viejo Rêveur dijo: 07.12.10
Si alguien se preguntó por qué los personajes de Dostoyevski son gente tan complicada, es porque la vida del mismo Dosto fue bastante fea: la mamá murió de tuberculosis cuando él era adolescente, los sirvientes mataron a su padre un par de años después (aunque hay varias versiones), fue condenado a muerte por realizar actividades contra el gobierno pero salvado a último momento, y después condenado a trabajos forzados en Siberia, entre otras cosas.

Es increíble todo lo que le pasó, pero también son increíbles las cosas que escribió.

Si alguien quiere seguir leyendo, en estas páginas se explica todo esto mucho mejor (está en inglés).
A Celincita le gusta esto.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios