746.296 temas | 5.026.128 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo Kenzo dijo: 01.06.06
Mitos sobre la reproducción y el control de la natalidad.


No existe período seguro alguno para el coito, sin que éste no provoque el embarazo. A pesar del gran avance tecnológico de las últimas décadas, el anticonceptivo perfecto no existe aún. Y aunque parezca irónico, de todos los medios de control de la natalidad, sólo éstos proporcionan seguridad absoluta contra el embarazo: el celibato y la extirpación de las gónadas femeninas (ovarios) o masculinas (testículos) o la extirpación quirúrgica del útero (histerectomía). Pero a pesar de la eficacia potencial de cualquier técnica de control de la natalidad, el error de la usuaria y la inconsistencia de su empleo, contribuyen más al fracaso que la falla en el método en sí. Un método simple y seguro, es el que averiguar primero, durante un plazo no menor de tres meses, el momento de la ovulación. Para ello, durante tres meses seguidos -insisto- se tomará la temperatura rectal todas las mañanas, antes de levantarse de la cama. Anotará, prolijamente, hasta con las décimas correspondientes la temperatura obtenida. Luego de tres meses, se podrá comprobar que en el momento de la ovulación -generalmente luego de dos semanas a partir del comienzo de la última menstruación, se produce primero un ligero descenso y luego un aumento significativo de la temperatura rectal, que se sostiene hasta el comienzo de la nueva menstruación. Se constituye así, una especie de esquema simple o mapa, dominada durante dos semanas, por los estrógenos. A partir del cambio de nivel de temperatura, las dos semanas seguidas, están dominadas por la progesterona. La ovulación se ha producido y existe toda una preparación hormonal y de los tejidos, en caso de que haya un encuentro entre el óvulo y un espematozoide (concepción) Ya se sabe, entonces, el momento preciso de la aparición de la ovulación. Por lo tanto, el método anticonceptivo consiste, en evitar la relación sexual sin protección adecuada (sin preservativo), cuarenta y ocho horas antes y cuarenta y ocho horas después, de la aparición de la ovulación. Por supuesto, el método falla, si la ovulación es "errática", y no aparece con la regularidad apuntada. De allí la importancia de tomar la temperatura por un lapso de tiempo relativamente prolongado (tres meses, por lo menos).


La vasectomía, es un método seguro de control de la natalidad.


La vasectomía, conjuntamente con la castración, son dos tipos principales de esterilización disponibles para los hombres. La vasectomía y la castración, son métodos quirúrgicos (aunque es posible esterilizar castrando a un hombre, por vías químicas). La vasectomía constituye un método quirúrgico mediante el cual, los conductos que transportan el semen, los conductos deferentes, son cortados y ligados. Se hace una pequeña incisión sobre la piel del escroto (la piel que recubre los testículos) y se extrae, se deja visualizar el conducto, cortando unos 2-3 cm. Se anudan los extremos, bloqueando el paso, de esa manera, de los espermatozoides, que se dirigen de los testículos a los conductos eyaculadores. Es una intervención relativamente sencilla, bilateral, que no dura mas de media hora y que puede hacerse con anestesia local o general. Se le solicita al paciente un reposo de algo mas de dos días, aconsejando al paciente el uso de un suspensor durante varias semanas, para evitar el posible dolor o molestias de la pequeña herida. El control de los espermatozoides, mediante un espermograma, deberá extenderse durante dos o tres meses, aproximadamente Luego de producida la vasectomía, en un porcentaje pequeño de casos, es posible la recanalización -también por procedimientos quirúrgicos- Es de hacer notar, dos cosas: la vasectomía es equivalente a la llamada "ligadura de las trompas" que se efectúa en la mujer. Ambos procedimientos, están prohibidos en nuestro país.



La pareja requiere tener orgasmos simultáneos, para que la mujer se embarace.


Esto, en manera alguna es así. El fenómeno del orgasmo, no tiene nada que ver con la actividad reproductiva. Si bien muchas parejas buscan tener al mismo tiempo ambos, orgasmo, con la finalidad de gozar del acto sexual intensamente, es posible tener -por ejemplo- orgasmo con preservativo y la mujer tener un dispositivo intrauterino, con lo que el riesgo del embarazo es prácticamente nulo y tener orgasmo simultáneo.



La única manera de embarazar a una mujer es mediante el coito.


Esto, en manera alguna es así. Hoy, mediante las técnicas de fertilizacion artificial, es posible unir espermatozoides y óvulos, en complicadas intervenciones de laboratorio. Suele ser la solución de problemas importantes de infertilidad, tanto de los factores femeninos, como masculinos.

El hecho de que una mujer orine luego de un coito o que tenga relaciones sexuales de pie, evitará que se embarace.


Esta es una fantasía muy difundida. El conducto que lleva la orina, denominado uretra, se encuentra por encima del conducto vaginal, no teniendo ninguna relación ni compromiso en el acto de la reproducción. Por lo tanto, la idea de orinar luego de una relación sexual, ni permite ni evita la posible acción de los espermatozoides en el interior de la vagina o el útero. La confusión puede surgir, porque la uretra, en el hombre, es el mismo conducto que lleva la orina y el que transporta los espermatozoides. Algunas posiciones de todas las variantes existentes para tener relaciones sexuales, son más favorables para embarazar a una mujer. Pero todas dependen de las condiciones físicas existentes, de la posición uterina, de las condiciones del esperma, etc. Pero lo cierto es, que una vez producida la eyaculación, el movimiento ascendente de los espermatozoides, en dirección del útero y las trompas, no puede ser detenido por el solo hecho de tener relaciones sexuales de pie.



Una mujer puede embarazarce si traga líquido seminal.
Éste mito muy difundido, no tiene ningún fundamento.


Para tener mellizos, es necesario tener relaciones sexuales dos veces seguidas.


Éste mito deja aparecer el desconocimiento de la fisiología normal del embarazo. Los gemelo idénticos, provienen de un solo óvulo fertilizado por un espermatozoide. El óvulo fertilizado primero se divide y luego se separa, después de lo cual, cada parte continúa el proceso de división celular en forma independiente. Consecuentemente, los gemelos idénticos, poseen juegos idénticos de cromosomas y, por lo tanto, del mismo sexo siempre. Tienen una sola placenta y corion, pero cada producto gemelar, se halla contenido en su propio saco amniótico y se nutre mediante su propio cordón umbilical. Si la masa de células en desarrollo no lleva a cabo una separación completa en el proceso de gemelación idéntica, resultarán gemelos siameses. Los "gemelos fraternales", se desarrollan provenientes de dos óvulos separados, ambos son fertilizados al mismo tiempo. Un solo folículo puede expulsar dos o más óvulos maduros, o los óvulos en dos o más folículos pueden desarrollarse para madurar simultáneamente. Por lo antedicho, vemos que la cantidad o la serialidad de los coitos, no tiene relación alguna con el proceso de gestación gemelar.




El esperma de un testículo producirá hombres y el del otro, mujeres; los óvulos de un ovario producirán hombres y los del otro mujeres.
A pesar de lo que mucha gente cree, los hombres y las mujeres no son criaturas con grandes diferencias. Inclusive los sistemas sexuales donde las diferencias primarias entre hombre y mujer radican, son bastante semejantes. Desde el desarrollo embrionario hasta las etapas finales del desarrollo fetal del humano, hay notoria semejanza en estructura y función de los sistemas sexuales. Los genitales completamente desarrollados del hombre adulto y de la mujer adulta, mantienen estructuras homólogas (de origen embriológico semejante) pero modificadas y tienen funciones complementarias. De hecho, los conceptos de un hombre típico y una mujer típica, reflejan más bien una actitud cultural que una posición anatómica. Hecha esta aclaración, diremos que ambos testículos, producen espermatozoides y en ambos. se producen células espermáticas que contienen cromosomas. La fertilización , que es el momento en que se unen en las trompas espermatozoides y óvulos, es la que determina si lo que se produce es un varón o una mujer.Los cromosomas que se hallan en el núcleo de toda célula, son largos filamentos que consisten en cientos o miles de genes. Por lo dicho, carece de sentido afirmar que algún testículo es responsable de que nacerá un varón o una mujer.



La mujer es la que determina el sexo del vástago.


Aunque todo óvulo producido por una mujer contiene sólo un cromosoma X, cada espermatozoide producido por un hombre, contiene ya sea un cromosoma X (femenino) o uno Y (masculino). Los espermatozoides con cromosomas X ó Y, se producen en cantidades iguales. De aproximadamente 200 millones de espermatozoides contenidos en una eyaculación promedio, sólo uno penetra al óvulo y lo fertiliza. Si un espermatozoide que contiene el cromosoma X fertiliza al óvulo, se concebirá un vástago XX es decir, una niña; si un espermatozoide que porta un cromosoma Y es el que fertiliza al óvulo, se concebirá un vástago XY, es decir un hombre. Así, la célula germinal masculina es la que determina el sexo del producto.

La alimentación de una embarazada determina el sexo del producto.


Mucho se ha escrito sobre la alimentación deseable que tenga una embarazada. La idea que sostiene éste mito, es sólo eso: un mito. Lo que podemos afirmar en relación al tema de la alimentación es, que los recién nacidos de bajo peso, tienen una tasa más elevada de mortalidad que los lactantes de mayor peso debido a las dificultades respiratorias y circulatorias.

El sexo de un hijo es un hecho aleatorio y nada puede hacerse para modificar posibilidades.


De hecho, esto es así, aunque periódicamente, se exponen diversos métodos científicos, para poder determinar o controlar, el sexo del futuro ser. Se han experimentado procedimientos con duchas vaginales alcalinas o ácidas, penetraciones profundas o superficiales en el medio intravaginal, coitos fuera de la situación de estrés de alguno de los cónyuges, etc. Lo único cierto es, que el aumento de la frecuencia eyaculatoria, disminuye la cantidad de espermatozoides, de allí que, la mayoría de los laboratorios bioquímicos, solicitan 48-72 hs. de abstinencia, para efectuar un recuento de espermatozoides.

Un sietemesino tiene más probabilidades de supervivencia que un producto con ocho meses de edad.


Es un antiguo mito que suele relatarse en la sala de partos, generalmente, para eliminar la ansiedad de la joven madre. Es probable que la noción haya emergido del hecho de que la mayoría de los sietemesinos son en realidad, bebes "a tiempo completo", es decir, con todo un equipo profesional -y padres por supuesto- dedicados "full time"a ellos. Una anécdota se cuenta: "No es que el bebé llegó temprano, la boda es la que fue tarde!". Mientras más tiempo tenga el bebe, mejores serán sus chances de supervivencia.

El recién nacido puede llevar determinadas "marcas", señales de acontecimientos que la madre tuvo durante el embarazo.


Debido a la íntima conexión entre feto y madre, es entendible el porqué mucha gente supone que experiencias tales como choques súbitos o sustos, o "antojos" padecidos por la madre, podrían ocasionar que su bebé naciera con alguna "marca" física o emocional, (que se denomina de muchas formas, según la región). Nosotros la denominamos simplemente, "marca de nacimiento". Sin embargo, la noción de que un niño pueda ser marcado por este mecanismo antes de nacer, es totalmente falsa, ya que no existe conexión directa entre los sistemas nerviosos y circulatorio de madre y feto. Lo que habitualmente acontece cuando un niño nace con una marca de nacimiento, por ejemplo, un cambio de color de la piel con la forma general de un pájaro, los defectuosos procesos de memoria de los progenitores hacen que recuerden o inventen un incidente que ocurrió mientras transcurría el embarazo, ya sea que fue atacada o asustada por algo de forma semejante.


Los animales se pueden cruzar con los humanos.


Este mito continúa teniendo algunos partidarios. Sin embargo, no sólo es imposible para los humanos aparearse con animales sino que también es igualmente imposible entre miembros de especies diferentes del mismo género, el "cruzarse", produciendo progenie. Por ejemplo, un hombre y una gorila no pueden combinar sus cromosomas, así como no puede aparearse una gorila con un tigre; pero dos miembros de especies diferentes dentro de la familia de los gatos, por ejemplo, sí pueden aparearse. Indudablemente, el conocimiento de las criaturas sorprendentes de la mitología griega y romana, los centauros (mezcla de cuerpo humano y parte posterior de caballo), esfinges (mitad humano y mitad cuadrúpedo), sirenas (mitad mujer y mitad pez) y sátiros (mitad hombre y mitad murciélago o pájaro), ha prestado credibilidad durante siglos al mito que los humanos y los animales, pueden aparearse. Aparearse, en estos casos, significa concebir. Muy diferente de tener coito con animales, cosa relativamente común en la gente que vive en el campo.

La partenogénesis no ocurre ni en los humanos ni en los animales.
Es la fertilización y desarrollo de un óvulo sin contacto previo con un espermatozoide. En 1896, unos científicos franceses manipularon el nacimiento de erizos en erizos vírgenes de mar. Desde esa época, la experimentación con diversos animales ha demostrado que muchos estímulos desencadenan el proceso de desarrollo como si el huevo hubiera sido fertilizado en la forma habitual. Un alto porcentaje de los óvulos de la pava virgen, han sufrido partenogénesis en circunstancias experimentales aunque la tasa de fallecimientos tempranos entre los pavos incubados es muy alta. Surge una interrogante obvia: ¿Es posible este fenómeno en el humano? Los investigadores del pasado y del presente no están de acuerdo. No obstante una cosa es segura. Si ocurriera la partenogénesis, el descendiente siempre sería hembra. Ya que las mujeres sólo tienen un tipo de cromosoma sexual determinante (XX) y sólo éste sería transmitido. Además, un niño nacido de partenogénesis, constituiría una réplica de su madre (excepto por el papel de los genes recesivos) ya que su herencia estaría basada exclusivamente en los genes de la madre. Es común escuchar sobre el "nacimiento virginal". Aquí converge la idea de un embarazo humano y nacimiento subsiguiente, sin coito previo ni fertilización.

La píldora del control de la natalidad producirá, finalmente, una gama de trastornos en cualquier mujer que la emplee por cualquier lapso de tiempo.


La famosa píldora anticonceptiva ha estado en uso clínico, desde 1973. Se toma durante todo el mes, una vez por día. En la actualidad, la píldora es usada por aprocimadamente veinte millones de mujeres en los Estados Unidos, y probablemente por más de cien millones de mujeres en todo el mundo. La FDA, el órgano serio y respetado de control de medicamentos, ha expresado que su rango de seguridad es de aproximadamente 0,01 %. No obstante, los especialistas recomiendan, sobre todo el primer mes de uso, combinar la píldora con cualquier otro método anticonceptivo. Desde su incorporación al mercado, las casas farmacéuticas han estado experimentando y probando, diversos productos y combinaciones, haciendo la píldora más segura y con escasos efectos secundarios. Concretamente, la píldora es una combinación de hormonas sintéticas (progesterona y estrógeno) que cuando se toman en dosis adecuadas, previenen la ovulación, simulando las hormonas producidas naturalmente por el cuerpo durante el embarazo. Si no se libera ningún óvulo, no puede ocurrir un embarazo. Contando desde el primer día de la menstruación, una mujer comienz a tomar la píldora al quinto día, preferentmente, siempre a la misma hora, durante veinte días. La menstruación empezará de 2 a 5 días después de que se ha tomado la última píldora. Si por cualquier circunstancia -generalmente por olvido- la mujer deja de tomar un día la píldora, deberá tomarla apenas se acuerde y tomar la siguiente a la hora reguralr. Si se olvida de toar dos, debe tomarlas de inmediato después de que lo recuerde y tomar dos al día siguiente. Si olvida tres, es muy probable que suceda la ovulación, y por lo tanto, el embarazo es una posibilidad en caso de ocurrir un coito fecundante. En estos casos, es importante iniciar el control de natalidad con otro método (por ejemplo, preservativo) durante algunas semanas. Se ha sugerido que la píldora no debe ser empleada por muchachas que no hayan alcanzado la madurez física entre los 13 y los 18 ó 19 años de edad, debido a que puede interferir en el desarrollo normal y la madurez consiguiente. Algunas mujeres han expresado su temor de que la píldora pueda influir en su apetito sexual. Algunas autoridades, se han pronunciado al respecto. Se cree que su uso prolongado, puede interferir en algunos aspectos del Deseo Sexual, vía cierta interferencia hormonal. La píldora también es administrada con éxito, en algunos trastornos o malestares del ciclo menstrual, tales como irregularidades, flujo copioso, menstruaciones muy cargadas de sangre y malestares previos o posteriores a la menstruación. Quizá el mejor resumen efectuados en los últimos decenios, sería el siguiente: "Ha surgido preocupación acerca de la seguridad de las usuarias de los anticonceptivos orales. Por fortuna, no han ocurrido desastres mayores y en general el empleo de los anticonceptivos cuando es vigilada su administración de manera adecuada, ha resultado inocua para la mayoría de las mujeres"
(Williams Obstetrics) Eastman and Hellman. Hellman and Pritchard. Pritchard and Mac-Donald (1976)


Dr. Juan Carlos Kusnetzoff
Fuente: www.e-sexologia.com

Acerca del DR CLICK AQUI

Para charlar sobre este tema: http://www.elforro.com.ar/informacio...os-textos.html

Editado por Kenzo: 05.06.06 a las 02:15

0 Comentarios | Registrate y participá


Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios