745.531 temas | 5.025.046 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo GMG dijo: 24.08.07
Bueno, me alegro de que les guste. Como digo al principio, yo me diverti mucho escribiendolo y espero lo mismo para ustedes.

Eso si, no se si voy a escribir mas... puede ser que otras aventuras lo "quemen" a GMG. Tal vez mas adelante pero por el momento esto es lo que hay jajajaj.

Un saludo.

48 Comentarios | Registrate y participá

Viejo dieguisho90 dijo: 24.08.07
jaja muy bueno... cuando pienso en el aspecto fisico de GMG me imagino al gordo de gran hermano 5 jajajaja damian creo que se llama...
Viejo GMG dijo: 25.11.07
"Arroyo chato"

Contemplando el arroyo de la platitud diaria, el webmaster me tiro al agua a los empujones,

No se nadar en estos dominios!!... glup glup glup, el agua del aburrimiento entra en mis pulmones,

Milagro, divinidad... ohhh santa caballeria enfierrada que viene en mi socorro!

Como puede ser que el foro de tyc sports sea tan pedorro?

Una direccion de mail aparece como un angel que se erige en el horizonte,

Te lanzo una edvertencia, webmaster, antes de que con mi viejo te cague a azotes.

La violencia estimula, qué mejor que una amenaza de muerte en el trabajo?

Con mi viejo ya te fichamos, si no resstableces el foro te bajajamos!



GMG poeta popular!

GMG manda!
Viejo GMG dijo: 03.12.07
Los Carranza, los viejos de Chopper


Cuando Chopper cortó con su ex novia Graciela, una cuarentona que tenía un kiosco en Palermo, se deprimió profundamente y andaba triste por todos lados: en la cancha, en el cabarulo, en la sociedad de fomento del barrio, en el laburo… estaba muy mal. Pero hace unos meses conoció a “Mao” (María osvalda) una chica paqueta de la RecoleCta.
Resulta que Chopper andaba muy flojo de guita y decidió ir a punguear a los borrachos que salían de las discotecas chetas. En una de esas, a la salida de un boliche de Costanera, Chopper se cruzó con un grupito de chetos excitados y mamados:
-Eh guacho, habilitame la billetera… -dijo Chopper-.
-¿Perdón? –dijo un grandote-.
-No te hagá’ el logi y pasame toda la guita…
-¿Qué decíSS maNN? ¡Te vamoSS a mataRR…! –Respondió uno que estaba exaltadísimo-.
-Dale que saco la punta…
En ese momento saltó un rugbier que se estaba hartando y le metió un manotazo en la cara; Chopper cayó al piso medio desmayado; el resto de los chetos lo cagaron a patadas hasta que perdiera el conocimiento por completo. “Por villero, negro de mieRRda” dijeron antes de irse.

El heroico Chopper quedo desmayado en el piso durante por lo menos 14 minutos… hasta que una joven rubia, educada, fina, con una vos angelical le dijo:
-Sorry, tipo ¿estás bien?
-Eh… uh… ay… ¿Qué pasó? ¿Dónde estoy? ¿Quién sos vos? ¡Pasame toda la guita! –respondió Chopper un poco mareado y tomándose la cabeza-.
-No, sorry gordo, tipo que es un re quemo robar, pero te puedo invitar a tomar un café ¿Querés?
Chopper abrió despacio los ojos, las mirada se cruzaron… ¡FLECHAZO, AMOR A PRIMERA VISTA (Y CON ROBO DE BILLETERA INCLUIDO)!
-¡Wow estás re buena! –Exclamó Chopper-.
-Oh… tipo, gracias –Respondió la joven burguesa poniéndose colorada-.

Luego fueron a tomar un café: charlaron, Chopper le contó de nuestras aventuras, de las puteadas y las apretadas a los jugadores, etc.… Ella quedó maravillada y así nació la historia de amor entre Chopper y María Osvalda Rinea de Vinea.

El tiempo pasó, el amor se fortaleció y Mao (María Osvalda) quiso formalizar su relación: decidió brindar una cena entre Chopper, ella, sus padres y los padres de Chopper.
-Chopper, amor de mi vida ¿Qué te parece si hacemos una cena con tus padres y los míos? –Preguntó la joven ingenua-
Chopper la miró desconfiado pero luego una sonrisa de oreja a oreja se dibujó en su cara.
-Con mucho gusto, me moría de ganas de conocer a tus viejos y de presentarte a los míos.
-Yupi, que alegría que me da, tipo que estoy re contenta –respondió Mao con lágrimas en los ojos-.

En fin, el gran día llegó; La joven cheta había organizado todo, sus padres aceptaron pero un poco escépticos; Chopper, por su parte, tuvo que esforzarse para convencer a su madre de que se pusiera zapatillas para la ocasión… todo estaba bien encaminado. El piso en la RecoleCta de la familia Rinea de Vinea relucía de lujo: los muros blancos con cuadros de artistas contemporáneos y retratos familiares impactaban, esculturas de marfil se imponían a la vista, un piano de cola en el salón de visitas combinaba con todo el resto… todo brillaba harmoniosamente.
De pronto se escuchó un suave “ding, dong; ding, dong”: “los Choppers (Carranza)” tocaban a la puerta; Mao temblaba de nervios; la empleada doméstica fue a abrir; los padres de Mao esperaban en el salón… un cuchicheo acompañado de un fino olor a chivo y a perfume “Paco” invadieron de a poco el lujoso departamento. Los padres de Mao avanzaron un poco para recibir a “los Choppers (Carranza)”… ¡TERROR, cuando los vieron casi se desmayan de espanto! El padre de Chopper, Virgilio, apareció primero; tenía puesto un pantaloncito verde del Club Atlético Excursionistas, que consiguió una vez que invadieron la cancha con la barra, una remera blanca con una proclama en letras azules que decía “Almacén Carranza” y una sandía bajo el brazo. Luego apareció la madre de Chopper, Olga (alias “Coca”), que era una mujer petisa, redondeta y callada, solo abría la boca para putear. Ésta tenía un flequillo “estón”, una remera negra del grupo musical “Viejas locas”, un pantalón apretado con una lengua de “los Stones” cosida en la nalga derecha y sandalias “M’gusta”. Y por último entró Chopper que llevaba una camisa negra con sapitos de colores (rojos, violetas, amarillos, naranjas y verdes fosforescentes), una corbata con la cara de “Los tres chiflados”, un pantalón de vestir negro y mucho pero mucho perfume “Paco”.
Chopper quería impresionar a sus suegros… Tanto los quería impresionar que en la semana tuvo una gran idea. Nuestro genio post moderno pensó: “un hombre cuando quiere garchar es muy amable, para convencer a la mina; yo quiero impresionar a mis suegros y para eso tengo que ser amable; para ser amable tengo que tener ganas de garchar… ¡Entonces, antes de ir a la casa de mis suegros me mando un par de pastillas de “Viagra” y listo!”. Efectivamente, Chopper, en el ascensor, antes de entrar al departamento de los Rinea de Vinea tomo dos pastillas de “Viagra”.

Los padres de Mao miraban a los Carranza de arriba abajo, se miraban entre ellos… estaban blancos de impresión y no decían ni una palabra. En ese silencio incomodo, Mao se avanzó hacia Virgilio, el padre de Chopper, que estaba con un brazo abierto, en signo de espera de un abrazo, y con el otro sosteniendo la sandía:
-¡Qué placer me da conocerlo señor Carranza! –Dijo la joven burguesa-.
-¿Cómo te va querida? ¡Qué gusto! Trajimos una sandía de postre, pero dame un abrazo… –respondió Virgilio abrazándola y prosiguió-… ¿no nos vas a presentar a tus viejos?
-Si, si… con mucho gusto: ésta es mi madre, la señora Maria Marta Rinea de Vinea y éste es mi padre, Héctor Charles Rinea de Vinea.
Virgilio se acercó a los padres de Mao…
-Un gusto señora –le dijo a la madre de Mao dándole un beso baboso en el cachete-.
-Oh, un gusto… -respondió ésta, mirándolo de reojo. Virgilio respondió con una gran sonrisa… era incapaz de entender tan sutil gesto de desprecio-.
-Señor, un place’…
Virgilio le extendió su mano sucia al padre de Mao, quien la miró con asco y la apretó manteniendo la respiración y luego se presentó:
-Ingeniero Rinea de Vinea…
-Ah… almacenero Carranza; y éstos son mi jermu, Olga, y mi pibe, Júpiter Noel (Chopper) –respondió Virgilio, siempre con la sandía bajo el brazo-.
En ese momento Chopper se puso todo colorado y Mao gritó:
-¡¿Júpiter Noel? Tipo que nunca me lo habías dicho… es tipo re lindo!
-Sí, es que nos conocimos en navidad con mi jermu… cuando ella vendía petardos “Júpiter” en la esquina de mi casa –Dijo Virgilio-.

A penas los saludos y las presentaciones terminadas, los padres de Mao ya tenían una opinión solidamente negativa de los Carranza; en cambio, Mao estaba encantada con sus suegros. Unos minutos mas tarde la empleada domestica anunció que la comida estaba lista:
-Si los señores lo desean, pueden sentarse en la mesa, la comida está lista –dijo la empleada con una vos suave (en la casa de los Rinea de Vinea todo parecía ser calmo y celestial, todo salvo sus invitados)-.
-Uh mató, porque tengo una lija… -exclamó Chopper-.
Los padres de Mao se miraron por enésima vez; el ingeniero Héctor Charles se acercó a la botella de wisky, se sirvió un vaso y lo tomó “a fondo blanco”, de un solo golpe.

Una vez en la mesa y con la comida servida los Carranza no hablaron mas… no comían, tragaban; a los ojos de los Rinea de Vinea eran salvajes: se pelaban por el pan, se empujaban, robaban comida de los platos de los demás, se chupaban los dedos y eructaban.
El padre de Mao, que había conseguido una petaca de wisky, seguía tomando; la madre estaba en estado de shock… Mao se deleitaba con sus suegros.

En una de las raras pausas que hicieron los Carranza durante la comida, Virgilio le preguntó al padre de Mao sobre su trabajo:
-¿Y usted señor, qué hace en el laburo?
-Eh… trabajo en un banco especializado en aconsejar a las empresas norteamericanas sobre los lugares más rentables para invertir sus capitales… en este momento son los países del oriente los mas interesantes –respondió el ingeniero, orgulloso de sí-.
-Ah el oriente… con mi jermu íbamos casi todos los años al oriente –dijo nostálgicamente Virgilio-.
-JA, ustedes al oriente… -respondió la madre de Mao que salió momentáneamente de su estado de shock-.
-Sí, se lo juro. Unos amigos orientales que tenían una quintita nos la prestaban una semana por año.
-¿Amigos orientales, de dónde?
-De Carmelo… nos tomábamos la lancha en el Tigre y en 2 horas estábamos en la República “Oriental” del Uruguay.
Los Rinea de Vinea se volvieron a mirar; la madre volvió a su estado de shock; el padre sacó la petaca de wisky del bolsillo trasero de su pantalón y tomó un gran trago; los Carranza siguieron tragando y peleándose por la comida de los Rinea de Vinea que no habían tocado sus platos… Chopper y Mao se besaban y reían como dos tórtolos.

La cena estaba llegando a su fin, todos habían terminado de comer salvo la Coca, la madre de Chopper, quien hasta el momento casi no había dicho una palabra. Unos minutos mas tarde ésta terminó pero en su plato quedaba un poco de salsa y no había mas pan… fue en ese instante que levantó la vista serenamente, tomó el plato con sus dos manos, lo levantó a la altura de su nariz, lo giró hasta ponerlo perpendicular a su cara y sacando la lengua delicadamente se puso a chupar el plato: “slum slum slum”, la lengua de la Coca iba de arriba abajo lamiendo el plato hasta dejarlo blanco y reluciente. Ya nada impresionaba a los Rinea de Vinea. La madre de Mao levantó los hombros en un gesto de resignación; Héctor Charles tomó un trago más de wisky y se fue a tocar el piano. Viendo ese gesto del ingeniero, la Coca se dignó en fin a hablar:
-Eh vó’, tocate una de lo’ Redondo’… -le dijo al ingeniero que, completamente en pedo, respondió con un guiño y se puso a tocar “mi perro dinamita”-.

La Coca, que ya se sentía como en su casa, se paseaba descalza por todos lados, miraba las fotos, movía las esculturas y escupía en el piso, se acercó a Mao:
-Eh nena ¿Dónde está el ñoba?
-Ah si, está en el fondo, a la derecha de la cocina… ¿la acompaño?
-No, no… solo dame la bolsa.
-¿Qué bolsa?
En ese momento se metió Chopper:
-Es que en casa desde hace unos meses se nos rompió la cañería y usamos una bolsa pa’ garcar...
-¿Cómo? –Preguntó la joven cheta-.
-Claro, como no funciona la cadena, garcamos en la bolsa y la tiramos cuando se llena –respondió Chopper-.
-¡Tipo que un re ingenio mal, tienen ustedes!
-Así somos los Carranza… -se agrandó Chopper-.
-Señora, acá anda la cadena –le dijo Mao a la Coca-.
-Ah bueno, ya vengo…
Al cabo de un rato la Coca volvió con cara de decepcionada:
-¿Qué pasa vieja? –Preguntó Chopper-.
-No nada, pero ese inodoro suyo es una mierda… tirás la cadena y sale toda la mierda pa’ arriba.
La madre de Mao, que estaba desde hacía un rato delirando, escuchó lo que dijo la Coca e interrumpió con un tono que mezclaba indignación y resignación:
-Creo que la campesina defecó en el bidet…
-¿Qué? ¿Es verdad vieja? –Preguntó rápidamente Chopper que quería quedar bien-.
-Qué se yo… -respondió la Coca que se hacía la boluda-.
-Era lo que faltaba –exclamó la madre de Mao-.
-Deje señora, yo lo limpio… -dijo Chopper-.
Chopper intentó levantarse para ir a limpiar pero… ¡toc!... intentó nuevamente y… ¡toc! Nuestro héroe estaba atrapado y no podía levantarse: las consecuencias del Viagra comenzaban a aparecer. En efecto, Chopper estaba atascado entre la silla y la mesa porque estaba al palo y la chota lo trababa. Intentó una, dos veces y no pudo; se dijo “la tercera es la vencida”; tomó fuerzas y se levantó… ¡pum, splash, tramp, blom! ¡Hizo tanta fuerza que dio vuelta la mesa con la chota! Esto no hizo más que agravar la situación de la señora Rinea de Vinea… pero lo peor fue cuando vio que el novio de su hija estaba al palo enfrente de ella: su cara pasó de un color blanco a un rojo intenso y gritó con toda su voz.
-¡AHHHHHH!... ¿María Osvalda, ese hombre está experimentando una erección y dio vuelta la mesa con su pene?
-Espere señora, yo le explico… –dijo Chopper con cara de perro arrepentido-.
-¿PERO NO PUEDE APUNTAR PARA OTRO LADO, POR EL AMOR DE DIOS?... ¡ME SIENTO AMENAZADA! –Dijo la madre de Mao antes de desmayarse-.

El departamento de los Rinea de Vinea era un desastre: la señora Rinea de Vinea desmayada de vergüenza en un rincón; el padre de la familia completamente borracho tocando en el piano canciones de los Stones, Viejas locas y los Redonditos de Ricota; la hija a los besos con un tipo al palo que dio vuelta la mesa de roble con la chota; el bidet cagado… Es en ese contexto que los padres de Chopper se acercaron a éste y a Mao:
-Bueno, creo que ya molestamos mucho acá ¿Vamos? –Dijo Virgilio-.
-Oh… ¿ya se van? –Se lamento Mao-.
En ese instante la señora Rinea de Vinea se despertó y dio un salto:
-¿Ya se van?... ¡Qué bien!
-Ah señora, ¿ya se siente mejor? –Preguntó Chopper-.
-Si, si, muy bien… vamos, vamos, no hay que tardar, agarren sus cosas y afuera.
-Si, si, tiene razón, muchas gracias por todo –respondió Virgilio que parecía no entender ningún tipo de gesto de desprecio-.
En ese momento se escuchó desde el exterior: “trooom, trooomm…”
-Oh, tipo que parece que llueve –dijo Mao-.
-Uh sí… ¡caen soretes de punta! –Dijo la Coca que había corrido hacia el balcón-
-Bueno, pero ¿qué importa? En el auto siempre es una aventura viajar cuando llueve, ¿no?-se exclamó la madre de Mao-.
-Sí, eso es verdad… –dijo Virgilio y prosiguió-… lástima que nosotros vinimos en la Zanella; así que… nos vamos a tener que quedar a dormir.
La señora Rinea de Vinea se desplomó en un sillón y volvió a delirar…
-¡Que buena idea, le voy a preguntar a mi padre!... –Gritó de felicidad Mao-… ¿Padre, los Carranza tienen lugar para quedarse a dormir esta noche?
El ingeniero Rinea de Vinea, que estaba totalmente en pedo, gritó:
-¡Sí, que se queden toda la semana!...


GMG Manda!
Viejo MAL dijo: 22.02.08
mas tarde lo leo...por lo que comentan es interesante
Viejo aguanteluchoaviles dijo: 23.02.08
la verdad exelente.estaria bueno filmarlo.lastim que no continuo.
Viejo Cerberos dijo: 23.02.08
Bueno, si tengo que ser sincero, no me causó. Ninguno.
No es por mala onda o algo parecido, pero tenía que ser sincero. Me vi en la obligación de serlo.
Claro que también scroleé furiosamente algunas partes; en algunas me detuve, fui al baño, y me di cuenta que esta tapado; y en otras estornudé, obligándome a tener que levantarme para buscar un trapito.
Pero a la gente le gusta, así que seguí escribiendo, ganate el respeto de estos individuos, y luego aprovecha y robales descaradamente todas sus joyas familiares.

Y ahora que veo mejor, pasaron 2 meses desde tu último escrito; por lo que estoy escribiendo en vano y perdiendo minutos totalmente inútiles que pude haber aprovechado en hacer una chocolatada o sonarme los dedos de los pies. Salute!
Viejo xAYEx dijo: 25.02.08
muy bueno che...
Viejo GMG dijo: 25.02.08
Me alegro que les guste!! En este momento no tengo muchisimo tiempo pero ya estoy preparando otro... la segunda parte de la visita de los Carranza a lo de los Rinea de Vinea!


Saludoss!!



ahh... GMG Manda!
Viejo GMG dijo: 03.06.08
Mi amigo Rulo tenia problemas psicologicos... estaba muy solo porque las minas no le daban bola!

Un dia le dijo a sus padres:

-Papa, mama... quiero organizar una cena para presentarles a mi novia.

Los padre estaban locos de alegria, no podian creer que su hijo al fin la ponia!!!!

-Con mucho gusto querido!!! -dijo la madre y siguio-... hace mucho que estan juntos?
-Desde hace unos meses... -respondio Rulo con una sonrisa en la cara.

Unos dias antes de la cena la madre estaba ansiosa:

-Tu novia come de todo no? -preguntaba la madre del rulo.
-Si, si, no te preocupes -decia este.

Unos dias después llego la gran noche, el gran momento tan esperado...
Rulo, su viejo y su vieja estaban reunidos en el salon...

-Espero que no se haya perdido -dijo preocupada la madre del Rulo.
-No te preocupes -respondio este tranquilamente.

Paso el tiempo y nada...

-Bueno, la voy a buscar? -preunto ansioso el Rulo.
-SI, si.. -respondieron sus padres en coro.

El Rulo se levanto, fue a su cuarto y vino con su novia:

-Papa, mama... esta es la chica de la que les hablé tanto...

El pade y la madre de rulo se quedaron boquiabiertos, blancos de estupor, la madre se agarro de una silla para no caerse.

-Bueno, saludenla , no?

La madre del Rulo exploto en llantos de angustia...

-Mira lo que haces con tus pelotudeces, forro! -dijo furioso su padre.
-Por qué la discriminan, es muy sensible!! -respondio a los gritos y con lagrimas en los ojos el Rulo.
-PERO SI ES UNA MUNIECA INFLABLE, INFELIZ!!! -grito su madre!!
-Ahhh claro, ya tenia que saltar la racista... estamos en el siglo XXI, ya fue el racismo, ya fue el tiempo en que discriminabamos a la gente solo porque era negra, judia o de plastico!! Yo la amo asi, como ella es! -replico el Rulo.
-Bueno basta... no nos vamos a pelear ahora no? -dijo el padre y siguio-... ademas parece un chica adorable.
-Gracias viejo -dijo el Rulo emocionado.
La madre miro sorprendida a su marido y le pregunto por lo bajo:
-qué decis?
-Seguile el juego, seguile el juego... asi va a ser mas facil curarlo.
-Bueno, tenes razon.

Se presentaron y se sentaron en la mesa para comer. Los cuatro estaban sentados y callados, nadie decia nada. La madre lloraba, el padre comia con la cabeza gacha, el Rulo miraba enamorado a su novia, la munieca inflable estaba impasible, inmobil, con su boca abierta...

-Es un poco callada tu novia, no? -Dijo el padre para romper el hielo.
-Se llama Lucila, pa...
-Ah perdon, Lucila.
-Y si, pero ustedes son medio mala onda.

La cena siguio, el padre y la madre intentaron hablar con la munieca pero nada. En un momento, la madre le pidio a Rulo ayuda para traer el postre y de paso para hablarle a solas:

-Me ayudas Rulo? Vamos a buscar el postre.
-Con placer madre querida.

Llegando a la cocina le dijo:

-Rulo, estas seguro de que no necesitas ayuda? Todo va bien?
-Si, por?
-No, por nada...
-Ah..
-Y no queres cambiar de novia?
-Mama, no hablemos de eso!
-Bueno...

La madre agarro una torta de dulce de leche y la corto en porciones iguales.

-Ahh, creo que eso Lucila no lo va a comer, es que esta a dieta...

La madre lloraba!

Volviendo al salon: TERROR, INCREDULIDAD, DESASTRE, PANICO!!!!... LUCILA LE ESTABA TIRANDO LA GOMA AL VIEJO DEL RULO!!!!

-Toma puta, chupatela toda, chupatela toda hija de puta, toma!!! -decia éste agarrandola furiosamente de la cabeza.

El Rulo se volvio loco y fue a la cocina a buscar un cuchillo...

-Viejo hijo de puta te voy a matar!!!!!! -grito al volver.
-NOOOOO PAREN!!!!!! -grito la madre llorando.
-Te voy a mataaaaaarrr!!! -replico el Rulo.
-No, para, no es lo que parece -dijo el padre.

El Rulo mato de 5 cuchillazos a su viejo y rompio su relacion con Lucila, la madre fue internada en un hospicio para locos.


GMG Manda!

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios