745.499 temas | 5.025.009 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo EkizUtka dijo: 17.12.08




Bueno, como siempre, vengo a compartir otra cosa robada de mi blog. Espero que se les caiga una sonrisita. Salute, disfrute:

Hay cosas que parece que la gente las piensa para que los demás digan “Ah pero vos sos un pelotudo”. Hay otras, que debido a la magnitud de su pelotudez, salen accidentalmente. Y creo que tienen más valor que las que son pensadas, porque las pelotudeces en estado puro, tienen más validez. Son 100% pelotudas, no se las puede criticar, así nacieron.


Pero existió un fenómeno que circuló como gripe por la ciudad, que fue menester de las bocas de todas las índoles; para lástima, para burla, para crítica…
Si, la foto me delata, estoy hablando de estos pecados deformes, antiestéticos, aborrecibles, carentes de gracia, abominaciones publicitarias si se quiere, llamados popularmente “Empandas bailarinas” o también “Empanadas de la calle”.


Como decía antes, la pelotudez no tiene límite…¡Pero vaya que me he confundido! ¿En qué estabas pensando hijo de puta? ¿Tu mujer te metió los cuernos, te amputaron el choto, sos un anarco-peronista con tendencias suicidas?.


Yo quiero saber qué cabeza macabra, perversa e hilarante defecó estas atrocidades. Más aún, busco al responsable de confeccionar los trajes, de pintarlos. Las cosas no tienen que ser perfectas, pero uno busca ponerle onda a las cosas que tiene: El pobre “es minimalista”, el desordenado “es colgado”, el vago “es pensador”, el hincha-huevos “es profundo”.



Pero no, agarraste dos pedazos de tela, las cortaste con el ogete, les mamarracheaste una cara horrible y le mandaste un negro adentro, para que baile. Por dios santo, ¿En qué carajo estabas pensando?


Yo creo que hoy en día, podríamos acuñar el siguiente término, como popular en Argentina:


“Menos imaginación, que el director creativo de Solo Empanadas”.


¡Hermano, nos pusiste empanadas travestis a bailar en la calle!, ¡Si, empanadas travestis!, porque no nos podés engañar, son empanadas, bailan simpáticamente, tienen pestañas, sus labios están pintados, se mueven tratando de dar gracia pero nada en el mundo, repito, abolusotamente nada en el mundo va a hacer que deje de pensar que adentro hay un boliviano cabezón que se llama Nélson.


Ahora que vi eso, cada vez que agarre una empanada voy a tener miedo de que me salte un negro de adentro con una aceituna en la mano… Comer tus empanadas ahora no es una opción. Porque si invierten miserias, en alguien que creó una publicidad patética, no me imagino de qué fumadero de opio sacan la carne.


Bueno, esta fue la primera parte, que digamos que fue bastante agresiva pero es una bronca que les pido disculpas, me tenía que sacar de adentro. En resúmen; yo no hubiese creado empanadas bailarinas.
Ahora veamos el lado oscuro, el interior de la empanada. Que, si lo pensamos infantilmente, la persona de adentro vendría a ser como los sentimientos, el alma de las empanadas. No, cualquiera…


Pero bien, existe un ser humano adentro de la masa trucha de empanda. Alguien que se banca calores extremos en ese traje e insultos y otros agravantes.


Situación 1:


-¿Y de qué estás laburando?
-Y, yo estoy en la parte de publicidad de una empresa de alimentos típicos argentinos….
-¡Sos empanada que baila hijo de puta!


Situación 2:


Juanchi, que trabaja de empanada que baila y nadie lo sabe, escribe en su diario:
Querido diario: Hoy estaba laburando y pasó mi mejor amigo. Obviamente no me reconoció, y yo decidí hacerle un bailecito gracioso para que se lleve una sonrisa de esta simple empanda. Pero no resultó y al grito de “trabajás de empanda, pelotudo” me lanzó un escupitajo en mi ojo de empanda.


Situación 3:


Raúl (otra empanda asumida) llorando en el baño desconsolado en la casa de Cecilia, una amiga suya con quien él y otros amigos más se reunieron. Raúl levanta la tapa del inodoro y vomita bilis en cantidad.
8 minutos antes:


Cecilia: -Ay no Majo, no lo vas a poder creer. Hoy pasé por Juramento y vi un tipo disfrazado de empanda de "Solo Empanadas", re patético a full. Me morí de vergüenza ajena.

Majo:- Jajaja, si las conozco. Ese tipo debe ser un looser total.

Marcos: -No sé de que hablan, no sé quién sería la persona adentro de la empanada, pero seguro es puto.

Raúl:- Permiso, tengo que ir al baño.


Pero evidentemente, hay gente para todo y mucha gente soportó las calumnias dirigidas hacia ellos, en sus épocas de empanada.


Hay que reconocer que solo en un país, donde un cantante de cumbia gana más que un maestro, puede existir algo así.
Pero tampoco vamos a enajenar a esta pobre gente con pasado de relleno… Piensen en ellos como una Pantera Rosa o un Barney que vende pirulines pero con Sponsor. Todos los trabajos son dignos, solo que hay algunos que son dignos de vergüenza.


Pero la realidad es, ¿Cuánto ganaban estas empanadas? ¿Alguien sabe cuánto pagaban? Porque hagamos una loca pero ambiciosa hipótesis; ¿Si les pagaban…no sé…300 pesos por día? ¿500?


Por favor si alguien, sabe cuanto les pagaban a estas empanadas díganmelo porque es un gran misterio. Tal vez el sueldo era muy jugoso para dejarlo ir. Te daban una tarjeta para comer gratis allí de por vida.


Me da la sensación de que las personas que trabajaron de eso, hoy son potenciales asesinos o ladrones de licorerías mal ataviadas en algún recoveco de Floresta.


Jamás te avergüences de tu condición de empanada, pero no se lo cuentes a nadie.

1 Comentarios | Registrate y participá

Viejo sa21 dijo: 17.12.08
Jaja hay un local de esos a dos cuadras de mi casa y cada vez que paso les quiero pegar una piña en la panza.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios