745.750 temas | 5.025.328 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo pedrovidal74 dijo: 24.05.11
Les quería contar una experiencia personal para ver que opinan. Todo empezó con un comentario inocente de mi parte: ¨voy al super, necesitas algo?¨
Mi mujer respondió solamente: ¨traeme un shampoo y un acondicionador¨......
En eso recordé la odisea que es saltear los multiples frascos apilados el costado de la ducha y sentí que el mundo se me venía abajo....Tratar de adivinar cual es exactamente el que necesitaba era una misión mas para un clarividente que para un simple hombre que al ducharse solo se asegura de ponerse en la cabeza algo que le saque la suciedad (todavía no comprendo como es que podemos tener 5 acondicionadores abiertos, al menos 2 shampoo, cremas reparadoras etc) ...entonces traté de profundizar y me tuve que conformar con un ¨Elvive¨ como la aproximación mas precisa. Me sentía como un soldado que lo mandan a la guerra armado de una cucharita de madera.
Armado de valor me dirigí al supermercado, completé mi lista en poco tiempo (con mi mujer se hubiera transformado en un tour de compras) y deje para lo último ¨el encargue¨. Parado frente a la gondola empezó el problema, había 50 variedades diferentes y cada una para usos especificos....se trataba de una prueba de parte de mi mujer? No creía realmente que le diera lo mismo....imaginate la lectura que podría hacer mi mujer si le llevo un shampoo para ¨pelos dañados¨!!! La simple compra del inocente artículo me podría llevar a una batalla sin cuartel....Respire profundo y decidí apelar al celular pero del otro lado encontre solo un ¨cualquiera¨ por respuesta. Ya estaba transpirando y me imaginaba todos los escenarios posibles que me encontraría al llegar a casa....
Empecé a leer entonces los envases, descarte todos los que tuvieran connotaciones peligrosas, trate de buscar los mensajes mas simples y directos, hasta que por decatación quedó un Elvive color blanco para cabellos normales con tendencia a engrasarse. Me estaba alejando de la góndola convencido del éxito cuando revisando la lista me acordé del ¨acondicionador¨.....Por suerte, por problemas de abastecimiento, quedaba solo 1 tipo, por lo que llegado el caso podía apelar fuerza mayor. Una promotora me asesoró de las ventajas (visión femenina crei) y me retiré tranquilo.
Llegó entonces el momento de la verdad....baje las bolsas del auto y le entregue los productos en cuestión. Los miró, dijo solamente que no es el que compra siempre y los acomodó como piezas de tetris en la muralla de envases que ya teníamos en el baño. Cuando ya creía que me llevaba los laureles, retrocediendo sobre sus paso me preguntó sutilmente: ¨por que con tendencia a engrasarse, tengo el pelo feo?¨...... Traté de explicar mi mecanismo de selección y cometí el error de deslizar la presencia de la ¨asesora de compra¨, lo que me transformó automaticamente en un baboso que no conoce a su mujer y que lo unico que le preocupa es escaparse de su casa......Esa noche dormí en el sillón.


CONCLUSIÓN: Nunca mas compro shampoo y acondicionador para una mujer porque puede ser causal de divorcio.

Fuente: www.filosofíaenojotas.blogspot.com:)

1 Comentarios | Registrate y participá

Viejo cesarestigarribia dijo: 26.08.11
la verdad muy bueno me cage de la risaa¡¡

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios