745.913 temas | 5.025.540 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Me Gusta2Me Gusta

Viejo <AniX> dijo: 20.05.07
Siguiendo con un post de un thread de Fotos con Gran Angulares de Xime; se me ocurrió postear esto, que a lo mejor hace de Información Útil sobre lentes y objetivos.

El objetivo y las lentes

El objetivo consiste en un tubo que dirige el haz de la luz hacia la cámara fotográfica. Contiene lentes, que pueden ser de cristal o de plástico y puede ser fijo o intercambiable.

Cada objetivo tiene una distancia focal y sus características propias.

Para poder elegir el objetivo que debemos utilizar , es necesario ver la diferencia entre la cámara fotográfica y la visión humana.

La visión percibida por el ojo es dinámica, nuestro cerebro analiza lo que el ojo ve en todas sus partes, luego se valora el espacio donde se encuentra el objeto y enfoca los diferentes puntos de interés.

La imagen de un objetivo, es estática, por eso el ángulo de la toma es limitada.

- Las lentes del objetivo

Cuando se realiza una fotografía, la luz entra en la cámara en un breve instante, pasando primero por el objetivo. El objetivo se encuentra compuesto por lentes situadas una tras otra y en un orden bien definido.

Un objetivo puede ser muy sencillo y contener sólo una lente. O, puede ser más complejo y tener un gran número de lentes en diversos grupos.

Las cámaras réflex utilizan objetivos muy voluminosos y muy pesados. En las cámaras digitales, las lentes y el objetivo son más pequeños.

Las lentes del objetivo, están destinadas a transmitir la imagen real de un objeto al plano focal. El sistema óptico de las lentes se encuentran en una posición, forma y dimensión determinadas.

Los objetivos fotográficos pueden cubrir ángulos de campo que van desde los 5º a los 180 º.

Los objetivos se clasifican en función del su ángulo de campo:

* Normales, con ángulo de 45 º.
* Teleobjetivos, con un ángulo inferior a los 45º.
* Gran angulares, con un ángulo superior a los 45º


- La luminosidad

Las características de un objetivo se diferencian por dos parámetros: La luminosidad y la distancia focal.

La luminosidad: (abertura del diafragma)



Es la cantidad de luz que puede llegar a entrar a través de la lente frontal de un objetivo. Con mucha luminosidad en un objetivo, se pueden realizar buenas imágenes aunque haya poca luz. La exposición también depende de la cantidad de luz que pasa a través de las lentes de nuestro objetivo durante un tiempo determinado.

La abertura es el diámetro del diafragma situado en el interior del objetivo. Cuanto mayor sea, más cantidad de luz llegará a la superfície de la película, en un tiempo determinado.

Por tanto la Luminosidad de un objetivo ó número f, es el cociente entre su distancia focal y el diámetro de su abertura.

El tamaño de la abertura viene indicado por una serie de números (f) marcados en el anillo del objetivo, denominados diafragmas o puntos de diafragma

La abertura del diafragma

Existe una escala universal de aberturas, que se basa en unas unidades denominadas "pasos" o "números f/" (hago notar que debe utilizarse la f minúscula)Los valores de la escala son los siguientes:

f/1, f/1.4, f/2, f/2.8, f/4, f/5.6, f/8, f/11, f/16, f/22, f/32, f/45 y f/64. Los números crecen a medida que la abertura se hace menor, por tanto f/5.6 es más pequeña que f/4 pero más grande que f/8.

Cada paso dobla o reduce a la mitad la cantidad de luz que entra por el objetivo.

Por ejemplo con una abertura de f/16 la película recibe el doble de luz que con una de f/22 pero la mitad que con f/11.

Un número (f) más bajo, indica una abertura mayor, y un número (f) más alto, indica una abertura menor.




La distancia focal



Distancia Focal: Es la distancia en milímetros entre el centro óptico y la superficie de la película o sensor de la imagen, cuando ésta se encuentra proyectada.

Los objetivos de distancia focal larga, acercan el objeto por su ángulo de campo más estrecho.


- La profundidad del campo



En la profundidad del campo intervienen tres factores: La abertura del diafragma, la distancia del motivo y la distancia focal del objetivo.

Profundidad del campo: La profundidad de campo es el rango de distancia en el cual los objetos en una foto se ven nítidos.

La profundidad del campo, siempre aumenta cerrando el diafragma. Según algunos manuales de fotografía, se precisa que, con una abertura media del diafragma ( normalmente de 8 y 11 en las cámaras analógicas), se obtienen las fotos más nítidas. Esto no quiere decir que esta regla pueda aplicarse a los objetivos más pequeños de las cámaras digitales.

Otra regla teniendo en cuenta la profundidad del campo, antes de realizar una fotografía, deberá centrarse donde se indica la zona de nitidez del sujeto.

La profundidad de campo varía con el tamaño de la abertura del lente, la distancia entre la cámara y el sujeto y la distancia focal del lente. La profundidad de campo es mayor a medida que:

1- El tamaño de la abertura del lente decrece.
2- La distancia al sujeto aumenta.
3- La distancia focal del lente decrece.

En algunas tomas necesitaremos la máxima profundidad de campo posible.


El diagragma



El diafragma: Está compuesto por unas pequeñas laminillas metálicas, imbricadas entre sí en el interior del objetivo. Estas, forman un orificio regular que determina el diámetro del haz luminoso y por tanto la intensidad de luz que tendrá el plano focal.

El diafragma, es el que controla la cantidad de luz que atraviesa el objetivo y tambíen determina la extensión de la profundidad del campo.

Algunas combinaciones de abertura y velocidad dan lugar a una exposición equivalente, es decir que en muchas ocasiones la imagen o película se encontrará expuesta a la misma cantidad de luz. Un diafragma muy abierto y una velocidad de obturación elevada nos darán una profundidad de campo escasa y una abertura más pequeña y una velocidad de obturación más lenta nos darán un profundidad de campo mayor.


La velocidad de obturación




La velocidad de obturación: Cuando pulsamos el disparador de la cámara, en realidad lo que hacemos es accionar el obturador. Como ya hemos visto, el obturador suele ser unas cortinillas situadas delante del negativo, las cuales, al abrirse, dejan pasar la luz que impresionará la película.

Cuando el tiempo de obturación aumenta o disminuye, el tiempo de exposición de la película de imagen aumenta o disminuye de forma similar al ajuste del diafragma, que deja penetrar dos veces más o menos luz con cada graduación.

Para captar con nitidez motivos en movimiento hay que recurrir a una velocidad alta de obturación, que dependerá de factores como la velocidad del objeto y la distancia a la que nos encontremos...
Si el motivo viene hacia nosotros o se aleja, necesitaremos una velocidad más lenta que se cruza el encuadre. Debemos situarnos de forma que todos estos factores nos favorezcan. Sin embargo el factor que más nos condicionará a la hora de escoger la velocidad de obturación será la luz. En condiciones de luz escasa podemos aprovechar las pausas naturales de los objetos en acción.


- Clases de objetivos

A) Objetivos Normales:



Clasificamos todos aquellos objetivos que van desde los 35mm y de los 50 a 55 milímetros, se definen como objetivos normales. Todos ellos alcanzan un ángulo de visión de unos 45º.

Se caracteriza por la poca distorsión y la naturalidad que ofrece en la perspectiva, excepto en la toma fotográfica realizada desde muy cerca. Estos objetivos a su vez son muy luminosos. La imagen una vez se encuentra impresa en la película, se acerca mucho a la real.

Normalmente estos objetivos son los que llevan incorporados nuestras cámaras tradicionales reales. Son muy aconsejables para captar aquellos momentos maravillosos y tradicionales que vivimos día a día.

Ejemplo Objetivo Normal:




B) Gran Angular:



Objetivos gran angulares:

Estos objetivos son ideales para fotografiar un área muy extensa de un paisaje o cualquier plano de grandes extensiones que se encuentre delante del objetivo.

El ángulo de visión que alcanza este objetivo es superior al de los 45º .Ofrecen una mayor profundidad del campo.

Esta clase de objetivos, en ocasiones, pueden crear una ilusión óptica llegando a distorsionar el tamaño real y verdadero de los objetos, haciendo ver que estos se encuentran mucho más lejos de lo que no lo están. La visualización de los objetos más cercanos al objetivo se aprecian exageradamente más grandes y los más distantes, parecen trasladados o empujados hacia atrás y más pequeños de como lo son realmente.

Ejemplo:




C) El Teleobjetivo:



Esta clase de objetivos alcanzan una distancia focal superior a los 60 milímetros, por este motivo reciben el nombre de teleobjetivos, pueden ser de hasta 2000 milímetros. Pueden acercar un motivo por muy lejano que este se encuentre.

Tienen un mayor alcance, podemos acercarnos al motivo para el encuadre. Su ángulo de visión es más estrecho, solo podemos encuadrar una pequeña parte de la toma real que estamos viendo, el teleobjetivo elimina los demás elementos sobrantes que se encuentran alrededor del centro de interés. Su profundidad del campo es muy reducida.

El teleobjetivo nos da la impresión de que los elementos se encuentran más cerca unos de los otros de lo que percibimos con los ojos.

Son muy adecuados para realizar fotografías deportes y otras competiciones.

Ejemplo:




D) Objetivos Zoom:



Estos objetivos se distinguen de los demás porque tienen diversas distancias focales y son imprescindibles para captar la ligereza y rapidez.

Esta clase de objetivos es uno de los más utilizados para los profesionales fuera del estudio.

Los objetivos zoom, se enumeran como: Teleobjetivos zoom, grandes angulares zomm o macros zomm.

Suelen ser más grandes y pesados, pero a su vez pueden llegar a sustituir a varios de los objetivos de distancia focal fija. La mayoría de estos zomms, en este caso los compactos, carecen de luminosidad, su abertura comprende del f/4.5 al f/5.6. Los objetivos fijos son más luminosos ya que alcanzan una abertura de hasta f/2.

El precio de estos modelos de zomms es mucho más superior que el de los zooms normales.

Ejemplo:




E) Ojo de Pez:



Algunos de estos objetivos distorsionan la perspectiva de las líneas de una imagen, haciendo que se curven hacia fuera

Los de 35 mm tienen una focal 6 y 16 mm. Algunos de estos objetivos proporcionan una imagen rectangular que cubre el negativo, mientras que otros sólo proyectan un círculo central en el centro de la película, realizando una cobertura completa de 180º sobre una imagen.

Ejemplo:




F) Macro:



Macro se define como la capacidad que tiene un objetivo para enfocar a una distancia muy corta. Estos zooms, se caracterizan porque enfocan a distancias suficientemente cortas, reproduciendo los elementos o imágenes enfocados a un tercio o cuarto de su tamaño real.

Cualquier objetivo macro debe de estar preparado para realizar un enfoque sobre un objeto al 50% de su tamaño real con una ampliación del factor 0,5, como mínimo.

La distancia focal de los objetivos macro se encuentra entre los 50 a 200 mm.

Son ideales para realizar fotografías de cerca a flores, insectos, etc.

Ejemplo:




Fuente

61 Comentarios | Registrate y participá

Viejo win4mp dijo: 20.05.07
Buenisima informacion!
me re sirve para entender un poqitin mas como funcionan las cosas, tante gracias!
Viejo Blackman28 dijo: 20.05.07
I N C R E I B L E ! ! !

Muy buen thread Anita.

Algún día te mostraré mis obras maestras de la fotografía
Si querés pasate por mi flickr, pero son re pedorras las fotos de ahí (todavía me faltan subir las que saco con la reflex analógica)

Me re sirve esta info.


Saludos!
Viejo Lolita- dijo: 20.05.07
Si bien ya lo sabía, me sirve para recordar un poquito
Está muy bien explicado!
Viejo Alta Aura dijo: 23.05.07
Gracias Ani!


Iba a hacerlo, pero no tuve tiempo...


Es fundamental un thread sobre lentes.


POdríamos armar más thread sobre sensación de foco, y demás...


Nos puede ayudar para nuetsras fotos.


Tenog un par de formulas interesantes...





Excelente!
Viejo -grey- dijo: 28.05.07
Esto desde ya les dijo va a ser un tema muuy largo asi que agradeceria que no opinen hasta q ponga fin dale? gracias
Fuente http://www.dzoom.org.es

Todo lo que tenes que saber sobre fotografía
Hace unos días, un amigo nos llamaba la atención porque entre los distintos temas que cubrimos en nuestros artículos nunca hemos hablado de los distintos tipos de objetivos que existen para cámaras réflex. En esta serie de artículos dedicados a los objetivos trataremos de contaros los distintos tipos de objetivos existentes en el mercado y sus usos principales.

Había una película de Woody Allen traducida al español como "Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntarlo". En esta ocasión hemos querido emularle con algo que podríamos haber llamado, si no fuera un título tan largo, "Todo lo que siempre quiso Saber sobre Objetivos en Fotografía y nunca se atrevió a preguntarlo".

La Distancia Focal

La distancia o longitud focal de una lente es la distancia existente entre el centro óptico de la lente y el foco (o punto focal) donde se recoge la imagen (en cámaras digitales, el sensor).

Objetivos de Focal Fija y Objetivos Zoom

Una vez entendido lo que es la distancia focal, lo siguiente es explicar que existen, en base a este concepto, dos tipos de objetivos: los objetivos de focal fija (una única distancia focal) y los objetivos de focal variable, más conocidos como objetivos zoom.

Las focales se presentan en milímetros. Así, cuando veamos un objetivo identificado como 50mm, sabremos que tenemos delante un objetivo de focal fija de 50 milímetros. Los objetivos de focal variable se identifican con la menor y mayor distancia focal que cubren. Así, cuando nos encontremos con un objetivo identificado como 18-70, debemos saber que estamos ante una lente cuya menor distancia focal es 18 mm y su mayor distancia focal es 70 mm.

Dicho esto, conviene explicar que, ante lo que la mayoría puedan pensar, los mejores objetivos son los de focal fija. Esto se justifica por la mayor calidad óptica y, por tanto, de imagen conseguida. Su explicación es que los cristales que se encuentran dentro de un objetivo de focal fija se encuentran también "fijos", mientras que un objetivo de tipo zoom basa su funcionamiento en el alargamiento y acortamiento del tubo que contiene los cristales del objetivo, modificando con ello la distancia entre estos cristales para las distintas focales cubiertas.

Técnicamente es complejo mantener una óptima calidad de imagen en las distintas posiciones correspondientes con las distancias focales cubiertas por un objetivo tipo zoom, pero obviamente, para el usuario final es infinitamente más cómodo portar un único objetivo (zoom) que llevar encima varios objetivos de focal fija.

Las aperturas

El segundo indicador que identifica una lente es su apertura máxima. En el caso de los objetivos zoom, esta apertura máxima puede variar en función de la distancia focal que estemos aplicando. Así, podemos encontrarnos con un objetivo identificado con una apertura (número f) 2.8, donde 2.8 es la máxima apertura que permite el diafragma de la lente, o bien 2.8-4.5, donde la máxima apertura es 2.8 o 4.5, en función de la distancia focal utilizada. Lógicamente, los objetivos de focal fija tendrán también un valor fijo de apertura máxima del diafragma.

Simplemente reseñar que un objetivo se considera mejor cuanto más luminoso sea (mayor sea la apertura máxima que permita), aunque la calidad del objetivo depende de otra serie de factores, por lo que no podemos decir que un objetivo es mejor que otro simplemente porque sea más luminoso.

Otros conceptos

Existen otros elementos que forman parte de las nomenclaturas de los objetivos y que conseguirán volvernos locos. Sobre todo porque cada fabricante utiliza sus propias siglas para referirse a sistemas parecidos a los de sus competidores.

Por ello, muchas veces tendremos que acudir a información del propio fabricante para entender que es lo que nos está queriendo decir. Pero como referencia, algunas de las informaciones que podreis encontrar en un objetivo, además del nombre del fabricante y el número de serie en algunas ocasiones, es lo siguiente:

* Asférica: Es un tipo de lente cuya superficie de curvatura no es esférica, con el objeto de eliminar la aberracion esférica. Mediante un solo elemento asférico se consigue reemplazar a varios esféricos, lo que simplifica el diseño del objetivo, que normalmente está formado por varios cristales en su interior.
* Apocromática: Es un tipo de lente corregida para que la longitud de onda de los tres colores primarios se encuentre en un mismo plano focal. Destinados a corregir las aberraciones cromáticas.
* Ultrasónico o Hipersónico. Son objetivos que utilizan un motor especial para lograr un enfoque más rápido al convencional. Cada fabricante tiene patentada su propia tecnología y utiliza distintas siglas para referirse a ella: SSM en Sony, USM en Nikon, HSM en Sigma, ...
* Lente Estabilizada (IS en Canon, VR en Nikon, OS en Sigma, ...)


Además, aparecerán siglas que identifiquen el tipo de enfoque (manual, automático) y la familia de objetivos dentro del fabricante (lo que dará mayor o menor compatibilidad dentro de la marca a la hora de utilizar el objetivo con una determinada cámara). Los fabricantes también utilizan siglas específicas para referirse a tipos de objetivos dedicados exclusivamente a fotografía digital.

Descubre por qué (en Fotografía) el Tamaño (del Sensor) sí Importa+
Divertido juego de palabras ¿no crees?. Dejando a un lado la polémica del tamaño en otros aspectos de la vida, hoy respondemos a una de las preguntas que típicamente nos hacéis: ¿afecta el tamaño del sensor? ¿de qué manera?. Prometo no entrar en tecnicimos y te aseguro que te quedará bien clarito. ¿Te apuntas?

Para Empezar, unas (Pequeñas) Nociones de Tecnología
Permitidme que repase unas ideas generales para entender cómo afecta el tamaño del sensor a nuestras fotografías. El sensor es la pieza de nuestra cámara digital que reemplaza la película de la cámaras convencionales y está encargada de traducir la luz que sobre él incide en una imagen digital. Las imágenes digitales son una matriz (rectángulo) de puntos de color: los píxeles. Dibujados unos a continuación de los otros (en el monitor de una computadora, o en el papel fotográfico directamente), los pixeles crean imágenes que son nuestras fotos digitales.

Desterrando Mitos: los Megapixels
En círculos no muy entendidos se asume que cuantos más megapixels tenga una cámara mejor es (cosa que sabemos que no es cierta). Por un lado, este mito tiene parte de base. Pensemos que, cuantos más megapixels tenga un sensor, mayor cantidad de puntos (pixels) tendrá mi foto y, por tanto, mayor resolución. Pero lo cierto es que los megapixels no dicen nada de la fidelidad en la captación de color. Podemos tener imágenes de gran resolución pero con mucho ruido, con graves aberraciones cromáticas, etc.

El Impacto del Tamaño del Pixel
Al final del todo, la capacidad que tiene la parte del sensor encargada de captar la luz de un pixel determinado, depende del tamaño. Piensa que, en última instancia, son fotones los que inciden en el sensor: a mayor superficie, más fotones. Más fotones para ser capaz de captar intensidades luminosas muy débiles y más fotones para poder decidir con mayor precisión las propiedades de la luz de ese pixel en un corto espacio de tiempo.

Cuestión de Costes
La miniaturización de ciertos modelos de cámaras digitales hace que las ópticas y los sensores deban ser de menor tamaño. Pero una de las razones de mayor peso para que la industria saque sensores de reducido tamaño son los costes: los sensores de mayor tamaño son más caros. Muchas cámaras de bajo coste tienen sensores muy pequeños por este motivo. Las digitales SLR suelen incorporar sensores de mayor tamaño al ser cámaras de prestaciones (y precio) superiores.

Otras Consecuencias
Otra de las preguntas más frecuentes en los foros es sobre la validez o no de ópticas de cámaras analógicas en cuerpos de cámaras digitales. Y de nuevo aquí, uno de los factores que sale a la luz es el tamaño del sensor. En cámaras analógicas el sensor es la pelicula química (de 35mm típicamente) y suele ser mayor que en las cámaras digitales. Aunque la distancia en el tamaño de los sensores entre réflex analógicas y digitales cada vez se está haciéndo más corta.

La Regla: a Mayor Sensor, Mayor Sensibilidad y Menor Ruido
En general, y sin tener en cuenta la calidad del proceso de fabricación, entre 2 sensores del mismo número de megapixels, el de mayor tamaño tendrá menos ruido y será capaz de realidad capturas en ambientes más oscuros. Es por esto que el tamaño en fotografía, sí que importa.
Técnicas de Composición: El Espacio Negativo
En la mayoría de las ocasiones, cuando hacemos una fotografía, tendemos a rellenar todo el encuadre con el objeto elegido como punto de interés. De hecho, esta es una de las recomendaciones más básicas de composición en fotografía. Hay una excepción a esta sugerencia: la aplicación del espacio negativo.

Cuando le hablo a mi amigo Miguel de estos conceptos fotográficos se cree que le estoy tomando el pelo. Espacio negativo. Reconozco que el nombre es, cuanto menos, poético. Pero que quereis que os diga, ese es el nombre que se utiliza.
El espacio negativo es un elemento compositivo que nos permite reforzar el tema de una imagen.

Consiste en mantener un fondo uniforme, sin elementos distractores, situando el centro de interés en alguna parte de la fotografía. Al mantener este fondo uniforme, la vista se centra en el centro de interés, al igual que si nos hubieramos acercado con el zoom al objeto fotografiado. A la hora de identificar el centro de interés, el cerebro consigue identificar rápidamente cual es el tema de la fotografía, realzando el motivo.

Sin embargo, el alejamiento del elemento central de la imagen, rellenando el resto de la foto de este espacio muerto transmite una información adicional: soledad, aislamiento o calma.

Algunas de las imágenes más tipicas donde se utiliza este recurso son, por ejemplo, una planta en medio del desierto o una roca en el mar.

La clave de un uso correcto del espacio negativo es eliminar el fondo de cualquier elemento distractor que pueda atraer la atención del espectador al observar la fotografía, situando el centro de interés en la zona de atención marcada por la regla de los tercios.
Todo lo que Necesitas Saber sobre Filtros en Fotografía

Si estás pensando en cambiar a una cámara réflex digital, o hace poco tiempo que tienes una, es probable que hayas comenzado a oir hablar de filtros para los objetivos de tu cámara y no tengas nada claro cuales necesitas o que tipos hay. Hoy te contamos "todo lo que siempre quisiste saber sobre los filtros y nunca te atreviste a preguntar".

Este es el caso de mi amigo Nacho, que hace un mes se compró una Pentax K10D. Desde entonces se encuentra metido en una espiral consumista por la cantidad de accesorios que necesita para su cámara digital hasta entonces desconocidos para él, entre los que se encuentran los filtros.

Tipos de filtros según su forma

Existen dos clases de filtros según su forma: los de rosca y los basados en portafiltros.

Los filtros de rosca se enroscan en el objetivo, pudiendo encajar varios filtros sobre un mismo objetivo. Algo esencial que necesitarás saber es el diámetro de tu objetivo, ya que cada lente tiene un diámetro, y es bastante probable que si dispones de dos o más objetivos, no coincidan en diámetro, necesitando un filtro para cada objetivo, salvo que quieras utilizarlos sosteniendolos con la mano sobre el objetivo, para lo que te servirá el de diámetro mayor, aunque ye te decimos que este método no es demasiado práctico.

Los basados en portafiltros cuentan con una estructura (portafiltro), sobre la que se coloca el filtro, intercambiando el filtro que necesitemos en cada ocasión manteniendo la estructura.

Tipos de filtros según su uso

Según el uso que se le da a los filtros, podríamos hablar de la existencia de cinco grandes grupos: filtros protectores, filtros polarizadores, filtros de densidad neutra, de colores, y filtros de efectos especiales.

Filtros protectores

También llamados filtros UV, son los más sencillos, ya que no hacen nada con la imagen. Buscan proteger físicamente la lente de golpes, polvo, arañazos, etc. dejando pasar completamente la luz. Si son de buena calidad, prácticamente no habrá pérdida de luz.

Para este tipo de filtros hay partidarios y detractores, ya que, si bien protegen el objetivo de algunos posibles daños, los más puristas afirman que se pierde nitidez y calidad de imagen con su uso, ya que producen flares, producen difraccion con digitales, y tienen peor calidad que las lentes que componen un objetivo bueno.

Por ello, es una elección personal del usuario el disfrutar plenamente de las posibilidades del objetivo bajo riesgo de sufrir algún percance en la óptica de la cámara, o la de utilizar uno de estos filtros para proteger la lente a cambio de perder algo de luz y/o nitidez.

Filtros polarizadores

Los filtros polarizadores se caracterizan por dejar pasar únicamente la luz polarizada.

Existen dos tipos de filtros polarizadores: los lineales y los circulares. En la actualidad, lo normal es encontrar circulares, ya que los lineales impiden el correcto funcionamiento de los objetivos con autofoco.

Las principales características de los filtros polarizados son:

* la eliminación de reflejos sobre superficies no metálicas como agua y cristal, especialmente con ángulos entre 30º y 40º.
* el realce del colorido de las plantas al filtrar los reflejos azulados del cielo.
* la eliminación de luz del cielo sin nubes, tornando el azul del cielo a un tono más oscuro, con lo que las nubes blancas se realzan frente al azul del cielo. Este efecto varía en intensidad en función del ángulo respecto al sol.


Por dejar pasar únicamente ciertos tipos de luz, los colores del arco íris desaparecen a través de este tipo de filtros.

Filtros de densidad neutra

Filtran todo el espectro visible, permitiendo la reducción de la intensidad de la luz sin que se altere el color o el contraste. Mediante su uso disminuye la cantidad de luz que llega al sensor de la cámara. Utilizan distintas numeraciones según el grado en el que limitan el paso de la luz, siendo más pronunciada esta limitación a mayor número del rango.
Con estos filtros conseguimos

* reducir la intensidad de la luz
* utilizar una velocidad de obturación menor
* utilizar una apertura de diafragma mayor


Una aplicación habitual de los filtros de densidad neutra son las fotos en corrientes de agua (ríos, saltos de agua, cascadas) en las que, gracias al uso de un trípode y de tiempos de exposición prolongados, el agua aparece como una masa difusa.

También podemos conseguir menores profundidades de campo en fotografías con luz ambiente que saldrían sobreexpuestas si n el uso de estos filtros.

Filtros de colores

Utilizados principalmente en fotografía en blanco y negro, de colores amarillos, naranjas, rojos y verdes, absorben ciertos colores resaltando otros. En fotografía digital, el efecto obtenido con este tipo de filtros se puede simular bastante bien convirtiendo las fotos a blanco y negro a través del mezclador de canales, donde indicamos el uso de cada canal de color, o lo que es lo mismo, limitamos el paso de la luz de ciertos colores.
Otros tipos de filtros

Si creeis que con esto acaba vuestra pesadilla, estais equivocados. Me he dejado en el tintero algunos tipos de filtros más, como son los filtros de estrella o los destinados a fotografía infrarroja.

Además, tened en cuenta que cuando tengais claro el filtro que necesitais, entrareis en el apasionante mundo de las marcas (y los precios): B+W, Hoya, Tiffen, Hama, ... Además, dentro de una misma marca y un mismo tipo de filtro, existen distintos modelos que marcarán una diferencia importante en su precio: HMC, Multicoated, Pro, ...

Pero eso es ya otra historia...
Regla de la Mirada
La regla de la mirada se aplica en fotografías en las que el motivo principal es una persona o animal. La ley de la mirada fija la posición en la que debe encontrarse el objeto en función de la dirección en la que mira. Con este sencillo truco tus fotografías de retratos ganarán fuerza.

La ley de la mirada

Esta sencilla regla afirma que toda persona o animal dentro de la foto debe de tener más espacio libre hacia su parte delantera que lo que ocupa su parte trasera, al margen de la amplitud de lo abarcado en el encuadre de la toma.

En este ejemplo no se ha respetado la regla de la mirada, ya que existe más espacio en la parte posterior al sujeto fotografiado que en su parte delantera.

Sin embargo, en este ejemplo si que se ha respetado la ley de la mirada, al quedar más espacio libre en su parte delantera que en la trasera.

Editado por -grey-: 28.05.07 a las 22:30
Viejo -grey- dijo: 28.05.07
Profundidad de Campo
La profundidad de campo es un término utilizado en fotografía para expresar el rango de distancias reproducidas con una nitidez aceptable en una foto. ¿Sabes cuales son los elementos que determinan una mayor o menor profundidad de campo? Te lo contamos en el siguiente artículo.

Valores que afectan la profundidad de campo

Foto de paul goyetteLa profundidad de campo depende de varios factores:

La apertura del objetivo. Será mayor cuanto más cerrado esté el objetivo, o lo que es lo mismo, tenga un número f mayor. Así, una fotografía tomada desde un punto a f16 tendrá mayor profundidad de campo que otra tomada desde el mismo punto con una apertura de f4.

Foto de Jeff KubinaLa distancia al elemento fotografiado. Cuanto más cerca nos encontremos del elemento que estemos fotografiando, menor será la profundidad de campo. Cuanto más lejos nos encontremos del objeto a fotografiar, la profundidad de campo será mayor. Esto significa que, con una misma abertura del diafragma, hacemos una fotografía a un objeto que tengamos cerca nuestro, la profundidad de campo será menor que si hacemos una foto con esa misma abertura a algo que se encuentre más alejado.

Foto de .steve.TLa distancia focal. Cuanto menor es la distancia focal de nuestro objetivo (o la que tengamos seleccionada en un momento dado, si es un objetivo zoom de focal variable), mayor será la profundidad de campo.

Cálculo de la profundidad de campo

Si quieres calcular la profundidad de campo para unas características determinadas, en este enlace dispones de un completa calculadora que te permitirá conocer el valor de la profundidad de campo para tu cámara digital a partir de las distintas variables que hemos comentado.

Sensibilidad ISO: Qué es y Cómo Funciona
a sensibilidad ISO marca la cantidad de luz que necesita nuestra cámara para hacer una fotografía. Este concepto, que viene arrastrado de la fotografía convencional, se mantiene en la fotografía digital, aunque sus fundamentos son algo diferentes. En el siguiente artículo te explicamo sus fundamentos.


Foto de zuleyhaLas películas fotográficas están formadas por haluros de plata, millones de cristales transparentes sensibles a la luz, agrupados. Una gelatina actuaba como soporte impidiendo que se agrumen haciendo las veces de vehículo de esa masa lechosa. Esta gelatina, una vez seca, mantiene los haluros suspendidos formando la película propiamente dicha y permite la entrada de líquidos sin necesidad de perder ninguno de los cristales.

El tamaño de estos cristales es lo que marca la sensibilidad de la película y el grano que se aprecia al obtener las copias reveladas.

Con el paso a la fotografía digital, se conservó el concepto de sensibilidad ISO, aunque el funcionamiento del sensor no tiene mucho que ver en este aspecto, y el resultado, tampoco.

ISO Digital: la relación señal-ruido

Foto de jurvetsonSeñal es toda información significativa para construir un mensaje. Ruído es cualquier otro dato que acompañe a la señal dificultando su transmisión, almacenamiento y comprensión

En las cámaras digitales, el sensor o CCD es el chip encargado de la captura de la imagen. Está compuesto por una malla de miles de celdas fotosensibles en las que se recibe la imagen formada por el lente.

Cada una de esas celdas genera una corriente eléctrica en presencia de la luz. Esa corriente eléctrica será luego convertida en datos numéricos que se almacenarán en forma digital binaria en la memoria de la cámara dando origen a un píxel.

Cada una de esas celdas genera una cantidad más o menos fija de corriente eléctrica (y por lo tanto de datos) al azar, aún en ausencia de la luz y en relación a la temperatura.

La sensibilidad de cada uno de los elementos del sensor es fija, con un valor aproximado equivalente a 100 ISO. Los índices ISO superiores que nos ofrece la cámara digital se logran no por un incremento en la sensibilidad de los elementos captores, sino por una amplificación posterior de la señal que estos emiten.

Como estos elementos tienen una emisión de señal de base mas o menos fija, al capturar una señal lumínica débil y amplificarla, estamos amplificando también una buena porción de la emisión de datos aleatoria del chip, con lo que se mezclará una cantidad de señal aleatoria sin contenido a la señal correspondiente a la imagen.

Conclusiones

Foto de AMagillLa mayor calidad de imagen con una cámara digital se obtendrá usándola a su menor sensibilidad ISO equivalente.

El uso de sensibilidades ISO mayores se traducirá en un aumento de pixeles distribuidos al azar, principalmente en las zonas de sombra de la imagen. El ruido, a diferencia del grano, no será proporcional en toda la imagen, sino que se manifestará de forma más evidente en las zonas oscuras.

El ruido se manifiesta más en alguno canales que en otros. Normalmente el canal azul suele ser el que contiene más ruido. Se puede editar este canal posteriormente con algún programa de edición para reducir el ruido mediante una aplicación de filtros.
Los 4 Errores más Comunes y los 15 Consejos más Eficaces de la Fotografía
ate una vuelta por flickr, o por foros donde la gente comparte sus creaciones y te darás cuenta que, en la mayoría de los casos, los aficionados a la fotografía caemos en un puñado de errores que se repiten una y otra vez. Es curioso pero, resulta que aprender en fotografía significa - fundamentalmente - desarrollar estrategias para luchar contra estos fallos típicos. ¿Cuáles son? ¿Cómo combatirlos? Eso es precisamente lo que te contamos en este artículo. ¿Te apuntas?

Errores de Composición
No cumple la regla de la mirada Comentábamos el otro día mi amigo José Luis y yo que la composición hace el 80% de una buena fotografía. Sí, ya lo sé: es muy aventurado hablar de porcentajes en fotografía, que tiene un alto componente artístico y creativo. En cualquier caso, parece fuera de toda duda que dar con una composición y un enmarcado adecuado es clave en una gran fotografía. Como en todo, los hay que tienen más talento natural y los hay que somos más torpes a la hora de componer. Pero no es menos cierto que se puede aprender e ir mejorando poco a poco. Como ayuda, no pierdas la vista a:

* Las principales reglas de composición. En dZoom, en artículos anteriores te hemos hablado de la regla de los tercios y la regla de la mirada. No pierdas de vista otros artículos sobre composición.
* El ojo se educa viendo. Repasa las fotografías de profesionales e irás desarrollando la habilidad de escoger el mejor de los encuadres.
* La fotografía digital tiene como gran ventaja que disparar es gratis. Toma fotos a diferentes distancias y desde distintos ángulos. Después, en casa, analízalas y quédate con las que más te gusten. Toma nota de qué es lo que hace de tus mejores fotos que efectivamente lo sean.
* Utiliza los medios que tengas a mano - la profundidad de campo, la selección de los fondos - para diferenciar los puntos de interés de tu fotografía. Piensa que, en función de cómo y dónde captures los diferentes elementos, puedes guiar la vista del que contempla la foto.


Fotos Movidas (trepidación)
Trepidada El efecto de trepidación es un recurso muy útil en fotografía. El problema es cuando aparece de modo no deseado en tus fotos. ¿Qué hacer?

* En dZoom te hemos dado algunos consejos para evitar que las fotos te salgan trepidadas.
* Agarra fírmemente la cámara y evita movimientos bruscos. Parece obvio, pero no deberías perderlo nunca de vista. Siempre que puedas, usa el trípode.
* Reduce la velocidad de obturación. Existe la creencia de que en velocidades 1/80 o superiores no existe el riesgo de tomar fotos movidas. Y esto es cierto siempre y cuando trabajes a focales típicas: piensa que si tiras de zoom, los requisitos sobre la velocidad de disparo aumentan: a más aumentos, mayor deberá ser la velocidad de obturación. La velocidad mínima deberá ser 1 / [la focal].


Los Temidos Ojos Rojos
Ojos Rojos ...y eso que has utilizado el modo de flash con reducción de ojos rojos ¿eh?. Las ráfagas que el flash emite en este modo de operación ayudan, pero no son la solución definitiva. ¡Qué te voy a contar! ¡Ya tienes experiencia!. Prueba con lo siguiente:

* Algunas cosillas ya te hemos contado en dZoom sobre los ojos rojos.
* Trata de buscar siempre una fuente de luz natural. Si es posible, no uses el flash.
* Evita el ángulo frontal si es posible.
* ...y recuerda que si ya es demasiado tarde, puedes eliminar los ojos rojos con tu programa favorito de retoque.


Problemas de Iluminación
Todo gira alrededor de capturar luces y sombras con sus matices más bellos. Tener una iluminación adecuada y saber capturarla es un elemento clave en fotografía. No te olvides que...

* La luz más intensa no es siempre la mejor. De hecho no suele serlo. En fotografía en exteriores, los mejores momentos para la fotografía suelen ser al amanecer y en las puestas de sol. Evita los extremos: ni mucha, ni poca.
* Evita, en la medida de lo posible las fuentes de luz artificiales. En interiores, si tienes ventanas cerca, corre las cortinas y sube las persianas antes de tirar de flash.
* Cuidado con los contraluces: busca el ángulo adecuado para evitar que tu elemento de interés esté de espaldas a la luz. Y si es imposible, usa flash para evitar que la luz posterior se lo coma.
* Juega con todas las opciones que te permita tu cámara (sensibilidad, velocidad de obturación, etc) para conseguir una adecuada exposición.
Bracketing (horquillado)
El horquillado o bracketing es una técnica consistente en realizar varias fotografías seguidas variando la configuración de la apertura del diafragma o la velocidad de obturación de nuestra cámara. Esto nos permitirá disponer de una misma fotografía con distintos niveles de exposición.

¿Como funciona el bracketing u horquillado?

Algunas cámaras digitales disponen directamente de un botón u opción de menú que activa y desactiva el modo de disparo en bracketing. Al activarlo y disparar la foto, la cámara realizará una serie de fotos en las que variará automáticamente la configuración de la apertura del diafragma o de la velocidad de obturación, consiguiendo con esto distintas fotografías más claras o más oscuras, al haberlas hecho con más o menos luz.

Foto de Guillaume!Como el bracketing es una técnica, aunque tu cámara no disponga de esta funcionalidad, siempre se puede aplicar a mano, realizando varias fotos variando uno de estos dos parámetros, siempre y cuando dispongas de una cámara que te permita realizar estos ajustes manuales.

¿Y para que sirve el bracketing?

De entrada, el disponer de varias fotografías tomadas con más o menos luz de un mismo elemento nos permitirá disponer de fotos repetidas para elegir cual nos gusta más. Hay veces que no podemos apreciar con claridad la calidad de la foto que hemos tomado en el sitio, y con esta práctica podremos elegir a posteriori la foto que más nos gusta.

Pero donde resulta especialmente útil la aplicación de esta técnica es en las situaciones en las que el entorno fotografiado cuenta con fuertes contrastes de luces y sombras, con los que al disponer de tomas con distintas exposiciones podremos trabajar en la fusión posterior de ciertas partes de cada imagen, obteniendo una imagen final con más información que cada una de ellas por separado.

Una materia donde también tiene aplicación esta técnica es el procesado de imágenes HDR.

Ten en cuenta, eso sí, que si trabajas con el horquillado con el objeto de fusionar posteriormente las distintas fotos obtenidas, deberás usar necesariamente un trípode para que en el procesado las fotos encajen a la perfección.
El Bokeh
El Bokeh es un concepto que significa desenfoque. En fotografía se utiliza para referirse a la calidad de un objetivo por la estética de las zonas desenfocadas que produce en una foto.

Foto de .salgadoSe trata pues de cómo es el desenfoque que produce un objetivo, independientemente de la profundidad de campo que se consiga. Para la fotografía de determinados motivos, interesa que el fondo quede desenfocado para evitar posibles distracciones al observar la fotografía, resaltando de este modo el motivo. Mientras que unos objetivos muestran los objetos desenfocados como manchas circulares, otros lo hacen en otras formas, colores y contrastes. Estas formas como manchas suaves de color que toman los objetos desenfocados es lo que caracteriza el bokeh de un objetivo.

Foto de Noah BulgariaUn bokeh agradable es especialmente importante en objetivos muy luminosos, ya que en sus mayores aperturas de diafragma pueden producir una profundidad de campo mínima. También es muy importante para objetivos de retratos pues el fotografo de retratos prefiere profundidades de campo cortas para hacer desaparecer el fondo resaltando el motivo.

Por qué deberías apagar el flash aunque sea de noche
Me suele pasar cuando voy con el coche por la noche por calles muy famosas en las que se encuentran edificios o monumentos emblemáticos. De repente me recorre un escalofrío por el cuerpo al notar el disparo de un flash. Pienso "¡ya me han cazado!" e instintivamente miro el velocímetro, al pensar que he sido fotografiado in fraganti circulando más rápido de lo permitido. Transcurridas algunas décimas de segundo (y tras comprobar que no he cometido ninguna infracción de tráfico) me doy cuenta de que el flash no procedía de un radar, sino de algún turista despistado que pretendía cazar una instantánea del monumento de turno, sin saber que le podría quedar mejor sin usar el flash. ¿Cómo? Te lo cuento en el siguiente artículo.

Mejor apaga el flash
Los flashes que incorporan las cámaras digitales (los externos son otro cantar) tienen un alcance típico de 3 a 5 metros. Si pretendes tomar la foto de una calle famosa, un edificio emblemático o un monumento inolvidable, vas a necesitar situarte a más distancia, por lo que la luz del flash no va a servir para iluminarlo. Dicho de otro modo: resulta inútil disparar el flash. Gastarás pilas de un modo innecesario. Pero lo peor no es eso; lo peor es que, en multitud de casos, la foto saldrá más oscura que si tuvieras apagado el flash. Resulta que la cámara asumirá que el flash va a iluminar el objeto que pretendes inmortalizar, y realizará ajustes suponiendo que el marco está más iluminado de lo que en realidad está. Osea, que mejor, apaga el flash.

Enfoca al infinito
Si hay poca luz, el sistema de enfoque automático lo tiene mucho más complicado. Así que, si tu cámara permite modificar manualmente el enfoque, fíjalo al infinito: funcionará en la mayoría de los casos.

Alta velocidad ISO
Es una de las recomendaciones más frecuentes cuando cuentas con poca luz. Si tu cámara te lo permite, configura la velocidad ISO lo más elevada posible. A menudo, las cámaras introducen mucho ruido en el valor ISO más elevado del que disponen, así que, si tienes trípode, tal vez prefieras fijar el penúltimo valor de ISO disponible.
El trípode, tu mejor amigo
Para fotografiar monumentos por la noche no necesitas flash, sino un trípode. Piensa que al no disponer de mucha luz, la velocidad de obturación va a ser lenta y, con ello, la probabilidad de obtener fotos movidas si no usas una plataforma estable para tu cámara crecen exponencialmente. ¿Te olvidaste el trípode? No te preocupes: echa un vistazo a estos consejos, que te pueden sacar de un apuro.

El balance de blancos
El balance de blancos (White Balance, WB) es un control de la cámara que sirve para ajustar el brillo de los colores básicos rojo, verde y azul (RGB) con el objeto de que la parte más brillante de la imagen aparezca como color blanco, y la menos brillante como negro. Este control, dependiendo de las cámaras, puede ser automático o manual.

Por qué necesitamos el balance de blancos

Los colores registrados por la cámara digital dependen de la iluminación. La luz que entra por el diafragma y registra el CCD no es siempre la misma. Puede ser natural o artificial, existiendo subtipos que dependientes de una serie de características diferenciadoras. Una de ellas es precisamente la temperatura de color, que expresa la dominante de color de una fuente de luz determinada, que varía según la distribución espectral de la energía.

En condiciones de luz natural, la energía lumínica está distribuida de forma equilibrada en las tres componentes de color Rojo-Verde-Azul (RGB). Sin embargo, con iluminación artificial una de las componentes de color suele prevalecer sobre las otras. Por ejemplo, en iluminación basada en bombillas incandescentes (tungsteno) el color rojo es predominante.
El color rojo es predominante bajo la luz de tungsteno

Una cámara no tiene la capacidad de procesar la luz como lo hace nuestro cerebro, ya que está calibrada de forma que el sensor identifica como luz blanca una luz con la temperatura del color de la luz del Sol. Para compensar los efectos de la iluminación en la foto debemos ajustar en la cámara la ganancia de cada una de las componentes de color.

El balance de blancos en las cámaras digitales

La mayoría de las cámaras digitales trae incorporado al menos un sistema de balance de blancos automático. Como hemos explicado anteriormente, lo que hace este sistema es ajustar la parte más brillante de la escena para que aparezca como color blanco, y la menos brillante como negro.

Modos típicos de balance de blancos

Modos del balance de blancos

Algunas cámaras digitales disponen de configuraciones del balance de blancos con valores por defecto que se pueden seleccionar en sus menús. Estas configuraciones de balance de blancos suelen ser las siguientes:

* Interiores o tungsteno: Se ajusta el balance de blancos asumiendo que se encuentra en un espacio iluminado por luz incandescente (bombillas) o halógena.
* Soleado: Se ajusta asumiendo que se encuentra en el exterior con un tiempo soleado o nublado de gran luminosidad.
* Nublado: Se ajusta asumiendo que se encuentra en el exterior en condiciones de sombra o de cielo muy cubierto.
* Fluorescente: Se ajusta asumiendo que se encuentra en un espacio iluminado por luz fluorescente.


Estas opciones son mejores que el uso automático, pero todavía tendremos problemas con los términos medios, durante el amanecer o el atardecer, en que la luz del sol debe atravesar una mayor longitud en las capas de la atmósfera que envuelven la tierra. Esto modifica la coloración de la luz, la cual pocas veces notamos ya que nos es demasiado cotidiano. En estos casos es muy util disponer de un modo de ajuste manual del balance de blancos.

Ajuste manual del balance de blancos
El ajuste manual del balance de blancos en las cámaras digitales actuales es bastante sencillo. Basta con enfocar un objeto de color blanco (un papel, por ejemplo) y pulsar el botón de calibración de blancos. De este modo la ganancia de las tres componentes de color se ajustará automáticamente para dar el mismo nivel de señal bajo estas condiciones de iluminación, obteniendo de este modo en nuestra imagen unos colores próximos a los reales de la escena fotografiada.
La temperatura del color
Podríamos definir temperatura de color como la dominancia de alguno de los colores del espectro lumínico sobre los demás, de modo que altera el color blanco hacia el rojo o hacia el azul en dicho espectro.

Se mide en grados Kelvin, según una norma que situa en 5.500 ºK la luz del día teóricamente perfecta. Para días nublados, la temperatura del color sube (se produce una dominancia del azul) hasta los 12.000 ºK, mientras que en el interior de una casa con iluminación artificial esa temperatura baja a unos 2.500 ºK, con una dominancia del rojo.

De hecho, la temperatura de color de la luz durante el día varía según el momento del día en que nos encontremos y las condiciones atmosféricas. Suele ser de color rosa por la mañana, amarillenta a primera hora de la tarde, anaranjada en la puesta de sol, y azulada al caer la noche.

Normalmente, las cámaras digitales tienen una opción de configuración que permite indicar distintos modos de balance de blancos, que varian la manera por la cual se percibe la temperatura del color, ajustando los niveles de los colores básicos (RGB - Red, Green, Blue), en función de distintas situaciones como pueden ser fotografías a la luz del día con días soleados, días nublados, iluminación artificial por bombillas incandescentes (tulgsteno), o luz fluorescente.

Salvo por espectadores familiarizados con el concepto, no se suele apreciar a simple vista la temperatura del color en una foto más que por comparación directa entre fotografías.

Una de las ventajas de utilizar el formato RAW es que los programas de postprocesado como Camera RAW o RawShooter permiten ajustar la temperatura del color de una manera directa, cambiando los grados Kelvin de una foto.
Reglas de composicion fotografica
Cual es la diferencia entre una buena y una mala fotografía? Asumiendo que los colores han salido correctamente al imprimirla y la exposición y el enfoque son correctos, existen una serie de elementos sobre los que los fotógrafos hablan continuamente al evaluar una foto, que son las "reglas de composición". Dependiendo de con quien hablemos, nos darán unas reglas u otras. En el siguiente artículo repasamos algunas de las más relevantes a modo de resumen.

Centro de interés

Cada fotografía tiene (o debería tener) un centro de interés. ¿De qué es la foto? ¿Es una fotografía de tu novia? ¿Es una fotografía de las pirámides de Egipto? Debería ser obvio para cualquiera que mire una fotografía saber de qué es la foto. Es lo que se denomina el centro de interés. Aunque se denomine centro, el centro de interés no tiene que ser necesariamente el objeto que esté en en el centro de la foto ni ser el objeto que ocupa la mayor parte de la imagen.

Es la primera regla de una buena composición, ya que es la más importante. Simplemente decide antes de disparar el motivo sobre el que quieres tomar la fotografía. Todo lo que hay que hacer a partir de ahí es enfocar el elemento sobre el que queremos centrar el interés.

Rellenar el marco (Fill the frame)

Esta regla puede parecer bastante obvia, pero lo cierto es que muchas veces fallamos al aplicarla. Si queremos contar algo en una foto, ocupemos la mayor parte con ese "algo", asegurándonos que se convierte de este modo en el centro de atención. Ademñas, de este modo eliminamos posibles elementos que resten atención.

Líneas

Las líneas son un elemento de importancia vital en las artes visuales. Las líneas nos aportan formas y contornos. Con las líneas dirigimos la mirada del espectador de una parte de la foto a otra.

Flujo

Después de las líneas, podemos tratar el flujo. El flujo es el modo en el que la mirada del espectador se desplaza de una parte de la fotografía a otra. Una manera de definir el flujo de una fotografía es mediante el uso de líneas. Pueden ser horizontales, verticales, diagonales, convergentes o divergentes. A veces el flujo creado por las líneas es nítido y claro, como los laterales de un edificio que convergen hacia el cielo), o pueden ser menos obvias. Sin embargo, la mirada del espectador debería ser capaz de recorrer los elementos de una parte a aotra de la imagen.El flujo crea la ilusión de movimiento (o ausencia de movimiento si se desea). Las líneas diagonales se consideran generalmente más "dinámicas", mientras que las líneas horizontales y verticales se consideran más "estáticas". Un equilibrio cuidadoso de elementos estáticos y dinámicos dará un sentido global de movimiento a tus fotografías.

Dirección

La dirección es similar al flujo. También crea la ilusión de movimiento. Si hay algo en la fotografía que parezca estar en movimiento, tiene una dirección en la que se mueve. Un ejemplo de esto son las luces de peatones de un semáforo. Cuando está en rojo para los peatones, la figura representa un peatón inmóvil, con las piernas juntas y los brazos bajados. Visualmente, no tiene ninguna apariencia de estar en movimiento. Sin embargo, la figura del peatón en verde que permite cruzar tiene una dirección en la cual se está moviendo. La dirección en fotografía se puede cerar de muchas maneras. Una figura a punto de cruzar una calle puede transmitir movimiento aunque la veamos estática y no se muevan sus brazos y sus pies, porque podemos imaginarla un segundo después cruzando la calle. Del mismo modo, un coche que aparece cortado en el lado izquierdo de una fotografía en la que solo se ve su parte delantera, podemos imaginarlo un segundo después al lado derecho de la foto.

Repetición

La repetición de algún elemento (unos globos, unos pájaros), dan un sentido de relación de distintas partes de una imagen. Por ejemplo, una bandada de pájaros pueden estar moviendose en grupo por el aire, definiendo formas interesanets en el cielo y añadiendo información sobre la dirección de la fotografía. En algunas ocasiones puede aportar factores psicológicos, como el sentido de la unión y el compañerismo.

Colores

Existen dos tipos de colores, los cálidos y los fríos. Los rojos, naranjas y amarillos forman parte de la gama de colores cálidos. Los azuels, verdes y violetas forman parte de la banda de colores fríos.

Existen muchos elementos psicológicos ligados a los colores. Por poner un ejemplo, los azules se consideran colores tranquilos, mientras que lo rojos son más temperamentales. Existe mucha literatura al respecto de la psicología del color, por lo simplemente resumiremo que el color tiene una importancia determinante en la composición.

En materia de colores hay que prestar atención también al contraste. El contraste se define como la diferencia de luminosidad entre las partes más claras y más oscuras de nuesta foto.

Grupos de tres

Parece existir una percepción especial de los grupos de tres elementos. Un único elemento puede transmitir soledad o aislamiento, con dos elementos una foto puede quedar demasiado bien equilibrada y estática, y cuatro elementos pueden resultar demasiados para distribuir. Por algún motivo que no se explicar, a las personas nos gusta el número 3. En fotografía suele funcionar la agrupación de tres elementos como centro de interés.

Regla de los tercios

Ya escribimos un artículo que explicaba la regla de los tercios con más detalle. Si nos fijamos en obras de arte en cualquier museo, podremos comprobar que si dividimos un cuadro en cuadrículas de igual tamaño de 3x3, las cuatro intersecciones de las cuadrículas dentro del cuadro marcan los puntos de interés. Trazando esta cuadrícula imaginaria sobre la mayoría de las obras nos daremos cuenta de que elementos fundamentales del cuadro recaen sobre esas intersecciones: ventanas y puertas, ojos, líneas de horizonte, picos de montañas, ... Está comprobado que llevando nuestro punto de interés a uno de esos cuatro puntos conseguimos una imagen mucho más interesante.

En este sentido, reseñar que existen cámaras que permiten visualizar en su LCD una rejilla (grid en inglés) para trabajar con los tercios, por lo que os animo a que reviseis el manual de vuestra cámara si considerais que os puede ayudar a la hora de mejorar la composición.

Espacio negativo

Se considera espacio negativo los grandes espacios vacíos, normalmente en blanco o negro, dentro de una fotografía, normalmente a un lado. Se suele usar para transmitir al espectador sensación de soledad o aislamiento.

Frente/Fondo
El contenido del frente y del fondo de una foto es importante. Tanto en el fondo como en el frente tienen aplicación otros elementos compositivos como los colores o las líneas. Lo importante en el frente y en el fondo es que no haya demasiados detalles que puedan distraer la vista del espectador del centro de interés.

Enmarcado

Existen elementos que pueden ayudar a poner un marco al centro de interés de la foto, como puertas, ventanas, puentes, señales, ramas de árboles, ... Cualquier elemento que "encierre" el centro de interés nos permitirá enmarcar la foto, dirigiendo la atención hacia el elemento deseado.

Curvas en S

Las curvas en "S" son un elemento muy recurrente en fotografía. Está relacionado con la sensualidad. También transmiten moviento y ayudan a conducir la mirada. Una carretera, el curso de un río, ... dan interés a la fotografía.

Resumen

En este artículo hemos querido mencionar algunos de los elementos compositivos fundamentales de la fotografía. Algunos son relativamente fáciles de aplicar, mientras que para otros dependemos de ciertas condiciones del entorno. Lo importante es conocerlos y recordarlos a la hora de hacer fotos, porque con su observación y su recuerdo empezaremos a encontrarlos cada vez con más facilidad en nuestras prácticas de fotografía.

Editado por -grey-: 28.05.07 a las 22:24
Viejo -grey- dijo: 28.05.07
6 errores tipicos al disparar
A veces me sorprende la cantidad de decisiones que uno toma cuando conduce un vehículo sin ser realmente consciente de que las toma, basado en cálculo de distancias, capacidad de frenado y aceleración, previsión de la estabilidad, velocidad adecuada de trazado... En la fotografía sucede algo parecido: hay que tener en cuenta multitud de detalles en unas pocas décimas de segundo para que la foto final luzca realmente. Al principio cuesta un poco más, pero luego, con la práctica, se hacen de un modo casi automático. En el presente artículo te mostramos algunos de los más típicos errores en el momento de tirar una foto, y que, prestando un poco de atención puedes evitar para conseguir que tus fotos sean como te las habías imaginado.

Desenfocada
A veces son las prisas. Otras veces las condiciones de luz no son las adecuadas. Otras el modo automático elige el elemento equivocado. El caso es que en muchas ocasiones resulta que el problema es que la foto no está enfocada o, está enfocada en el fondo. Antes de apretar el botón hasta el fondo pregúntate ¿está convenientemente enfocada?. Si usas enfoque automático ten presente que, en algunos modelos de cámaras digitales, en el momento del enfoque, se muestra en el monitor LCD la región que ha sido enfocada. Si no es la que pretendes, vuelve a reenfocar.

Borrosa
O dicho de otro modo, movida. La razón en este caso suelen ser los movimientos bruscos - o no tan bruscos - en el momento del disparo. Suelen pasar más frecuentemente cuando hay poca luz: para que las fotos estén convenientemente expuestas, se reduce la velocidad de obturación, con lo que ciertos movimientos leves pueden quedar registrados. Para evitar este molesto efecto, coge la cámara con firmeza, procura no moverte y, si es necesario, ayúdate de un trípode.

Infraexpuesta
Son fotos demasiado oscuras y con pocos detalles. Con la cámara digital en modo automático suele producirse cuando una un punto de luz muy luminoso en la escena. La cámara decide el promedio de exposición teniendo en cuenta dicho punto con lo que, el objeto que pretendes capturar queda infraexpuesta. Para estos casos, busca una escena próxima a la de interés que contenga elementos de iluminación homogénea. Realiza el enfoque y los ajustes sobre dicha escena, y con el botón de disparo a mitad - manteniendo los ajustes - reencuadra la imagen que pretendes capturar. Otro consejo: si prevees que la exposición va a ser un problema en tu captura y tu cámara digital lo soporta, realiza un multidisparo con diferentes niveles de exposición. Después, siempre podrás quedarte con la toma que mejor exposición haya logrado. Por último, y si puedes hacerlo, usa el modo manual y consigue el nivel de exposición que desees.

Sobreexpuesta
Es el efecto contrario. Las fotos aparecen demasiado claras o quemadas. Las causas son análogas a la infraexposición, y las posibles soluciones son similares.

Ojos rojos
Es un molesto efecto que sucede en fotografía nocturna y debido al cual los rostros aparecen con ojos rojos. El rojo que se ve se debe a la retina, zona del ojo de gran densidad de capilares sanguíneos. Aparece por el reflejo de la luz del flash al estar la pupila completamente dilatada. Posibles consejos: utilizar el flash en modo reducción de ojos rojos (si la cámara lo incorpora), pedir a las personas que vayan a aparecer en la foto que miren directamente a un foco de luz unos segundos antes de tomar la fotografía (con el objeto de contraer las pupilas), procurar que el flash no incida perpendicularmente en los ojos sino formando un cierto ángulo... y si fuera inevitable, siempre puedes eliminar los ojos rojos con software.

Siluetas en contraluz
Sucede cuando el foco fundamental de luz que ilumina la escena está a la espalda del objeto central de tu fotografía. Si es una persona, sucede que la foto final consta de un fondo convenientemente iluminado y una silueta humana oscura. En la medida de lo posible, trata de evitar que la luz proceda de la espalda, pero, si es inevitable, fuerza el disparo del flash para iluminar el elemento central y proporcionarle el mismo nivel de iluminación que al resto de la foto.
Los 10 errores de la fotografía digital
La fotografía es una afición fascinante... Por un lado, nos permite viajar en el tiempo: revivir momentos pasados, recordar a gente querida, volver a estar en hermosos parajes, visitar de nuevo bellas ciudades... Por otro, es un medio como pocos para recoger un instante cautivador y poder reproducirlo en un pedazo de papel. La capacidad que tiene una fotografía para contar una historia no debería verse limitada por nada, y menos por los típicos errores que todos, en algún momento u otro hemos cometido, y constituyen los 10 errores de la fotografía digital. ¿Sabes cuáles son?.

Estos son (en mi modesta opinión) diez de los errores más frecuentes que el fotografo aficionado suele cometer:

* No leer el manual de instrucciones que acompaña la cámara. Si no sabes cómo funciona no podrás usarla convenientemente.
* Reducir la resolución de las fotos para que quepan más en la tarjeta. Compra una tarjeta de mayor tamaño: merece la pena.
* Pensar que el flash que incorpora la cámara alcanza más allá de 4 metros. No pierdas el tiempo: no se va a ver nada más allá en condiciones de oscuridad.
* No hacer copia de seguridad de las fotos. Conviene ser muy organizado. No te arriesgues a perder el recuerdo de momentos inolvidables.
* Manipular las fotos y no guardar copia del original. A veces puedes querer sacar más de una foto del original. Otras... te has pasado con los retoques y es necesario volver atrás.
* Colocar el dedo sobre el flash cuando éste es necesario. En el momento es posible que no te des cuenta, pero después...
* Usar el zoom digital. No merece la pena: para aplicar zoom digital siempre hay tiempo después (aunque no es recomendable más que un puñado de casos).
* Tapar el sensor de enfoque con el dedo. El resultado será desastroso y es posible que no lo aprecies hasta ver la foto en el ordenador.
* No recargar las baterías antes de salir con la cámara. Llega el momento clave y... ¡plaf!... ¡adios batería!
* No vaciar la tarjeta de memoria antes de salir con la cámara. Llega el momento clave y... ¡plaf!... Imposible realizar la fotografía: memoria llena.


Es posible que hayan quedado otros muchos en el tintero de igual o mayor relvancia aún. Pero de lo que no cabe duda es que, si no cometes estos, la calidad de tus instantáneas te lo agradecerá. ¿Quieres probar?.

Fin

Ya cite la fuente arriva, ahora si opinen, leanlo porq te ayuda mucho
Viejo ~juanie dijo: 28.05.07
te pasaste grey....lastima q mi camara es mucho mas "economica" por asi decirlo :P pero muy muy util ! ! ! aprendi mucho ahora falta ponerlo en practica
Viejo elcuartoscuro dijo: 29.05.07
Excelente informacion, es la base para aprender a sacar buenas fotos, te faltaria hablar un poco de composicion, un abrazo

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios