746.249 temas | 5.026.074 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Me Gusta1Me Gusta
  • 1 Mensaje de lucho4

Viejo lucho4 dijo: 14.12.12
Miren que buena nota.



A 12 años de la servilleta que marcó la historia entre Messi y el Barcelona

Doce años. Se cumplen hoy de aquel papel que Rexach, secretario técnico del Barcelona, le firmó a Messi en un bar para asegurarse su pase.


Jorge Messi vivía un momento duro como padre. Él y su familia. Había pedido licencia en la Fundación Acindar para poder mudarse a España junto con su esposa Celia y sus cuatro hijos: Rodrigo, Matías, Lionel y María Sol. Lionel había sido fichado por el Barcelona. Pero las promesas del contrato para “Leo”, el tratamiento para desarrollar las hormonas de crecimiento del pibe y el trabajo prometido para el propio Jorge no se concretaban.
Era mucho para varios de los directivos del club blaugrana. Los Messi, ya llevaban tres meses en un hotel, pero la situación se complicaba. A Rodrigo y a Matías, que eran mayores, ya les empezaban a pedir los “papeles” para permanecer más tiempo en España. Celia propuso volverse con sus hijos a Rosario para que Jorge y “Leo” se quedaran en Barcelona hasta que hubiera novedades. Una decisión durísima.
–Leo, ¿qué querés hacer?
–Yo me quiero quedar.
El diálogo de padre a hijo está subido a la Web, en la página oficial del crack rosarino.
Harto de estar harto, Jorge Messi no estaba dispuesto a soportar. No quería más casos como el de Newell’s o River, que también habían prometido y nada. Así que fue a fondo y avisó que se llevaría a “Leo” si no se le firmaba el contrato. Carles Rexach, director deportivo y gloria del club, fue el único que recogió el guante. Se fue a buscar a Jorge Messi al restaurante del Club Tenis Pompeia, del agente de jugadores Josep Maria Minguella (el ex DT alterno de Rinus Michels en el club blaugrana y quien aconsejó la compra de Maradona), tomó una... servilleta de papel y redactó: “En Barcelona, a 14 de Diciembre del 2000 y en presencia de los Sres. Minguella y Horacio (Gaggioli), Carles Rexach, Secretario Técnico del F.C.B., se compromete bajo su responsabilidad y a pesar de algunas opiniones en contra a fichar al jugador Lionel Messi siempre y cuando nos mantengamos en las cantidades acordadas”, reza el papel enmarcado que hoy cumple 12 años y que, en breve, dejaría la caja fuerte de un banco español para ser exhibido en el museo del club.
El “contrato”. El contrato fue reemplazado por otro en marzo de 2001, aunque Marka, la firma de representación de jugadores para la que trabajaba Gaggioli, sigue reclamando las comisiones de aquel papel firmado por Rexach, aunque dos juzgados ya le dieron la razón a la familia Messi en los últimos años.
“La servilleta me hizo famoso, yo soy un tipo con determinación, ¡no entiendo que se tarde en tomar decisiones! Con 12 años, no podía estar ahí días y días esperando, su padre se cabreó y dijo que se iba. Busqué un papel, diciéndole que sólo sería un compromiso mío, que el ridículo lo haría yo. ¡Nunca imaginé que pudiera tener tanta trascendencia! Firmar a Messi era complicado. Además de precisar el tratamiento, no podía jugar, sólo amistosos. Había que buscar trabajo para el padre y mucha gente aquí no quería complicarse la vida. Había quien decía que, si era tan bueno, por qué allí no lo querían. Yo no descubrí a Messi, mi mérito fue que insistí en ficharlo. Esa medalla sí me la puedo poner. Muchos padres me ofrecen a sus hijos”, es la declaración oficial e inalterable de Rexach.
Ángel Guillermo Hoyos, el villamariense que dirigió a Messi poco tiempo después en inferiores, dijo a Mundo D: “Fueron tiempos difíciles para él. Para los suyos. Pero era un crack en todo sentido. Estábamos seguros de que los superaría. El problema era que el pibe debía subir de categoría rápidamente y eran años en los que al Barcelona le costaba jugar con los propios. Ayer charlé con Guardiola y Vilanova sobre Messi. Para mí, fue un honor haber estado con él y gozar del privilegio de su amistad. Como la de su familia”, dijo el ex Talleres y Boca.
La conexión de Rexach a nivel ejecutivo en el Barcelona fue Juan Lacueva, alguien que había estado en el Espanyol. Como se iba dilatando la cuestión, este directivo compró las primeras dosis de la hormona de crecimiento para que “Leo” (en 30 meses fue de 1,40 a 1,70) continuara con el tratamiento. Fue él quien recibió los primeros informes de Rexach y del cordobés Hoyos.
En el primer contrato, se estipulaba un puesto para papá Messi como “informador de partidos” (así se justificaba la residencia de la familia en España) y remuneraciones tales como derechos de imagen. Al mismo tiempo, Andrés Iniesta, otro crack de la Masía, estaba a punto de quedar libre y el Real Madrid ya lo había contactado. Y ante el temor de que con “Leo” pasara igual, el acuerdo se hizo sin el OK de la junta directiva. Uno de los vices pegó el grito en el cielo. Pero el contrato se firmó igual, aunque faltara la firma de uno de los vices. Mientras, el presidente Joan Gaspart soñaba con que Javier Saviola le diera un título.

FUENTE: http://mundod.lavoz.com.ar/futbol/12...y-el-barcelona
A ALEJANDRO le gusta esto.

0 Comentarios | Registrate y participá


Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios