745.511 temas | 5.025.022 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo ariguanas dijo: 30.04.06
Buenas a todos!
Tengo un serio dilema con una mina del laburo.
La historia no sé si es larga, pero voy a tratar de hacerla lo más corta posible, así no se aburren leyéndola (aunq lo recomiendo).

Hace poca más de tres meses que estoy laburando en una empresa muy importante de salud, y todavía me acuerdo de la última entrevista. Era un martes de septiembre, temprano, cuando me llamaron a casa y me dijeron que vaya a la última entrevista para ver si quedaba en el laburo o no (se entiende ¿no?, ya había ido a dos entrevistas más).
Cuando llegué, me hicieron esperar en una especie de hall, en donde esperaban ser atendidos todos los pacientes. "Sentate que ya te llamamos" me dijeron. Asì que, sentado como el más dandy, me puse a ver cuáles iban a ser mis "compañeritas" de laburo (si es que se me llegaba a dar la oportunidad). Despúes de media hora de ver doctoras y recepcionistas de muy mala calidad (ninguna llegaba a calificar para mi romántica velada), apareció ella.
Una morochita de 1,65, de pelo castaño, medio despeinado a lo Alaniss Morisstte, unos enormes ojos negros, y una boca más que prominente. Flaca, buenas gomas, y una hermosa cara, fué lo que me llevó a pensar que ésa debía ser LA reina del lugar. Ella, venía caminando desde el fondo de un pasillo, y juro que al principio no me di cuenta que estaba tan buena, pero cuando me percaté, no pude parar de mirarla, aunque creo, ella no me haya ni registrado. Como llebava una carpeta llena de papeles y se sentía muy segura, ya más, despuès de que ella hablara unas palabras con una de las recepcionistas, pensé que ella era tal vez la que me iba a tomar la entrevista, así que mi nerviosismo iba en aumento. Siempre odié que una mujer linda me tomara una entrevista porque siempre me pongo nervioso con las mujeres lindas (¿quien no?), y si ella necesitaba saber lo mejor de mi (o sea, todo sobre mi vida), eso iba a jugar en contra mía por los nervios que me acarreaban en estas situaciones. Más todavía si, en entrevistas anteriores, otra persona ya me había preguntado hasta que edad me había meado de pendejo.
O sea, esta entrevista, iba a ser pura y exclusivamente psicológica, para saber si mi forma de ser, y/o mi mente, encajaban con el grupo de trabajo al que me iba a integrar. El más calificado de lo tres que fuimos a esa entrevista, iba a ser galardonado con su hermosa amistad, y eso me ponía muy nervioso.
Cuando la recepcionista me señaló, ella ("La reina del lugar") mi miró, expuso una gran sonrisa, y se acercó a saludarme con un beso. "Hola -dijo-, soy Pamela David, yo te voy a tomar la entrevista" , así que me paré de la forma más elegante que pude, la saludé, y me invitó a acompañarla de nuevo por ese largo pasillo por el que había venido, para llegar a su oficina.
ACLARACIÓN: como los nombres de esta historia fueron cambiados para que nadie se sienta ofendido/a, de ahora en más, denominaremos a "Pamela David" como "la reina del lugar".
Ella iba adelante mío, pero su saco no me dejaba ver si tenía una linda cola o no, pero les aseguro que si su cadera era de más de 98 ctms, seguía siendo una hermosura. Cuando llegamos a su oficina, me hizo pasar y los otros dos postulantes ya estaban sentados, esperándome (oooops!, más cosas para ponerme más nervioso: fuí el último en llegar).
La entrevista se dividía en dos partes, en una, nos juntó a los tres, para contarnos de que se iba a tratar esta entrevista, y en la otra parte, nos iba a tomar la entrevista individualmente. Después de la charla grupal, nos dijo que la entrevista con la primera persona iba a durar unos 15 mins, así que si queríamos, podíamos ir a esperarla afuera (para fumar o tomar un café), que ella nos iba a llamar. Como yo había sido el último en llegar, supuse que iba a ser el último en ser entrevistado, así que disponía de media hora para hacer huevo y me fuí a un cyber-café a mandarle mails a unos amigos. Lo primero que les escribí (o describí), fué lo diosa que era LA reina del lugar, y lo nervioso que me ponía. Pero como mis amigos estaban tan ocupados laburando, solo me desearon suerte en la entrevista, sin percatarse de que realmente me estaba poniendo nervioso una figura femenina. Esa media hora, la verdad que me pasó bastante rápido, así que volví a la fábrica de wiskhy para la segunda parte de mi entrevista.
ACLARACIÓN: si, los nombres de los lugares también fueron cambiados, así que, a partir de ahora reemplazaemos "la fábrica de wiskhy" por "la empresa".
La segunda parte, constaba de un test psicológico, uno de rápidez mental, y uno psicotécnico, en el cual enía que dibujar, divagar, y contestar preguntas tales como: "¿Si no fueras humano, que color de pintura te gustaría ser y porque?". Obviamente, mis nervios, ayudaban a mi cabeza a no pensar a quedar en el laburo, sino a seducirla a ella, y tan mal no me fué, porque después de media hora de entrevista, un "te llamamos", y tres días de espera, se comunicaron conmigo para decirme que el laburo era mío.
Aunque esto es solo la intro a la historia, no se preocupen, esta parte es más corta.
A mediados de septiembre, empezé a laburar probando siliconas a las mujeres que recién se habían operdo del busto (ACLARACIÓN: reemplazar "probando siliconas a las mujeres que recién se habían operdo del busto" por "delante de una computadora"), un laburo al cual ya estaba acostumbrado a hacer, que, aunque nunca me había gustado del todo, pagaban bien, pero esto no viene al tema. La reina del lugar, estaba al otro lado del edificio (con respecto de mi oficina), pero una o dos veces por día, hablábamos por temas de laburo, nada personal, y debo reconocer que me encantaba encerrarme en su oficina a discutir nuevos proyectos con ella. Nunca me animé a abrir la boca de más, siempre fuí muy educado y serio con ella, porque después de todo, es la jefa de mi jefa, y eso no me dejaba mucho margen de error, hasta que, un día me preguntó si iba a ir a la fiesta de despedida del director de la empresa, y al escuchar mi negativa, irònicamente dijo que varias se iban a poner mal porque yo no iba. Esto, acentuó mi nerviosismo hacia ella, y no me dejó más que contestarle con una simpática sonrisa. Ese mismo día, averigüé todo lo que pude de ella, desde la edad, hasta su película favorita, y aunque muchos de los "viejos ingresados" ya habían chocado contra su muralla de frío, me tiraron toda la data posible, y me envalentonaron a conseguir mi meta, no sin antes, advertirme que es muy fiel a su novio de 34 años, con el que mantiene una relación de 4 años y medio. Después de ese irónico día, la situación entre nosotros pasó de laboral, a un poco más amigable, empezando por si me sentía cómodo en el laburo, y llegando a si había pasado bien el fin de semana. La diferencia de 6 años que me llevaba, se empezó a acortar, junto también, a mi timidez hacia ella. Una vez instalado en mi puesto (y después de que todos en la empresa me sacaran la ficha de lo fiestero que yo era (y soy)), empezé a hacerle chistes como: "Ah!, que noche que pasamos ayer ¿no?", aludiendo a su cara dormida de las 9:30 de la mañana.
Llegado el día de la fiesta, y después de que todos (hasta mi abuela) me obligaran a ir explicándome que esas cosas servían para hacer lobby, me perfumé, y concurrí al lugar dos horas más tarde. Mi objetivo: mantener el perfil bajo, hablar con todos, no emborracharme, e irme temprano sin que nadie se diera cuenta......, pero todo se fué al carajo una vez que llegué....
Minutos después de entrar al lugar, un compañero (porque un amigo no hace esas cosas), estaba animando la fiesta sobre un pequeño escenario, con micrófono en mano, invitando a los hombres a ser subastados. En cuanto me vió llegar, gritó mi nombre y me invitó a subir, a lo cual, todos los invitados quedaron mirándome, y otro compañero (un hijo de mil putas), me dió un empujoncito para quedar frente a todos y no poder zafar de la situación. Ya jugado, subí al escenario a que me subastaran, y saqué unos imaginarios $200 (de los cuales no vi un centavo), pagados por una supervisora que le quería dar celos al ausente amigovio que ella tenía en la empresa.
Cuando bajé del diminuto escenario y la fuí a saludar con un beso, todos los que estaban ahí, nos siguieron con la mirada hasta la barra a donde fuimos a buscar algo para tomar. Perdido por perdido, mi objetivo se fué desvanciendo entre tanto alcohol que empazaba a circular por mi sangre. Debo haber tomado dos litros en la media hora que hable con mi "dueña", y ante la atenta mirada de todos los que esperaban mi movimiento, llamé a unos amigos (esos si que eran amigos) para que se unan a la mesa, y así, aunque mi borrachera quisiera, no poder armar quilombo.
Cuando me pude deshacer de ella (porque cuando tiré a matar, me esquivó el tiro), disimule mi alcoholemia, hablando con todos los que se me pasban por delante, hasta que la reina del lugar se acercó a hablarme. Estaba hermosa, con un pantalón blanco que era la discusión del lugar: todos se preguntaban (juro que por lo menos cuatro personas se acercaron a decirme "¿a vos que te parece?") sobre si llevaba tanga o no. "Te dije que algunas se iban a poner mal si no venías", incriminó al saludarme, así que saqué mi sutil batallón de artillería, y dardo por dardo, empezé a dispararle sin esperar resultados inmediatos, solo tramando una astuta estrategia de tiempo. Ella también estaba un poco (bastante) tocada por el remedio más efectivo que Dios nos dió: el alcohol, y no tenía la menor inteción de disimularlo. Después de un picante tiroteo indirecto, y volviendo al tema de mi subasta, me dijo: "No te olvides quien fué la primera que te elijió.....", y al hacerme el desentendido de la situación, ella me hizo acordar a mi última entrevista, de la cual, de los tres postulados que quedábamos, ella me elijió a mi.
ACLARACIÓN: realmente no me acuerdo si esas fueron las palabras que salieron de su boca, es más, no me acuerdo ni siquiera si me dijo algo por el estilo, pero mientras me hablaba en esa fiesta, mi incoherencia (sumada a la de ella), esperaba que me lo dijera.....
La fiesta se terminó a las 4 de la mañana, por lo menos para mi y para mi desvanecidas amigas: unas recepcionistas de las cuales una se había tomado todo, y al verla en tal avergonzante situación, me ofrecí a llevarlas (también sin esperar frutos inmediatos, solo para que piensen "es un buen pibe"). Todos los demás, se quedaron bailando hasta las 6, y los que no iban a laburar al otro día, hasta las 7 y media. Yo era de los que tenían que ir a laburar, y la reina del lugar también.
ACLARACIÓN: si, me curtí a una de las recepcionistas borrachas
Al otro día, éramos muy pocos los valientes que fuimos a cumplir con nuestro horario de laburo, y muchos, fueron mucho más valientes, al quedarse hasta las 18 hs (de los cuales no me incluyo, ya que mi cabeza me obligó a retirarme a las 13). Pero antes de irme, el teléfono sonó, y, aunque lo hubiera preparado, no hubiera salido mejor. La reina del lugar me llamaba para ver las fotos que mi compañero había tomado la noche anterior. Le dije que ya estaba cerrando todo, porque los demás se habían ido, y que quedaba solo yo, quien también estaba en retirada. Me suplicó que la espere por lo menos unos minutos, que ella no se quería ir sin antes ver las fotos, así que preparé café, y la esperé. Después de 20 insoportables minutos mirando la pared, y tratando de imaginarme un chamuyo para hacerle, ella, relajadísima, llegó a la oficina antes de que yo pueda hilvanar dos frases juntas en mi cabeza.
Los otros 20 minutos que estuvimos mirando las fotos, solo traté de mantener la compostura, no tirar una palabara de más, y tratar de recuperar el respeto que había perdido la noche anterior. Pero ella estaba con todo. Se ría de todo, y me tocaba la pierna al ver a alguna mal vestida o con cara de borracha. Hasta que llegamos a la foto de mi subasta. Mi imagen pudorosa, sobre un patético escenario, sonriendo a todas las mujeres del lugar para que me saquen de ahí, se ve que conmovió a la reina del lugar, quien me miró inclinando su cabeza de costado y dijo: "Ay!, pobrechitoooooooooo........". Una sonrisa mía, bastó para aclararle que no quiería omitir opinión sobre lo sucedido la noche anterior, y ella se dió tan por aludida, que se disculpó, y dijo que iba a volver la mañana siguiente, para terminar de verlas. Le pedí que me disculpara ami, pero que había tomado tanto alcohol, y había dormido tan poco, que realmente necesitaba irme a dormir a tratar de hacer un mapa sobre lo que hice/dije en la fiesta. Ella me explicó que también había tomado un montón, y que tampoco se acordaba mucho de lo que había hecho/dicho, así que aquí se plantea mi situación de la cual les quiero explicar: si ni ella ni yo nos acordamos mucho de lo que pasó esa noche, ¿puede ser que esas palabras sobre la elección hayan salido de su boca?, ¿o tal vez fuí yo el que le dijo que ella tenía la prioridad por haberme elejido primero?. Recuerden las palabras de mis compañeros de laburo, quienes rebotaron a causa de su fidelidad con su novio y, recuerden también que ella es la jefa de mi jefe.......

Es por eso que les pido que contesten este pequeño cuestionario (y por favor, sean serios y extensivos en sus respuestas):
1) ¿Que harían ustedes (hombres de valor) en esta situación?
2) ¿Que harían ustedes (hombres de baja autoestima) en esta situación?
3) ¿Que tendría que hacer yo en esta situación (estando totalmente sobrio)?
4) ¿Que tendría que hacer yo en esta situación (estando totalmente ebrio)?
5) ¿Se lo contarían a alguien del laburo (con el obvio resultado de la desenfrenada gastada por parte de los mismos)?
6) ¿Seguirían histeriquenado hasta que ella de el primer paso, o atacarían sin saña?

Desde ya, les agradezco que hayan leído este testimonio, y también, su colaboración en la redacción de sus respuestas.
No espero que me contesten rápido, solo que me contesten cuando tengan tiempo de hacerlo.
Se que es un largo texto, pero creo que era la única manera de explicar odos los acontecimientos de esta fantástica historia, y aparte estaba (estoy) fumado al redactarla.
Sin más me despido.

Brad Pitt
(reemplazar "Brad Pitt" por "yo").

Editado por ariguanas: 30.04.06 a las 18:59

18 Comentarios | Registrate y participá

Viejo Carlika dijo: 30.04.06
Perdón, me leí todo esto y después veo que las preguntas son dirigidas a compañeros del sexo masculino...

Igual no podía irme del thread sin decirte: Encuadernalo y tal vez hacés un best-seller! (Con Onda! )
Viejo merr dijo: 30.04.06
por dios que duro de leer!! aunque muy descriptivo y entretenido, divagaste un poco con esos sustitutos de nombres, lugares, etc.. pero bueno
aunque no soy un hombre y la pregunta estaba dirigida para los hombres me tomo el atrevimiento de contestarte algo segun mi femenino punto de vista...
para saber si fue real o no .. lo mejor es hablarlo con ella... y consultar a los presentes!!
igual no creo que tu mente sea tan delirante para inventar palabras.. no te parece?
y si la mina te dijo eso de qe mucho no se acuerda,, seguramente es por verguenza y porque vos no seguiste con el galanteo de la noche y asi ella se sale de toda culpa, etc.. asi somos las mujeres de complicadas,, con tal de no quedar evidenciadas.. o mal.. hariamos cualquier cosa
repito: lo mejor es hablarlo con ella, es obvio que algo de onda tiene con vos

mucho exito, despues conta como te fue
::
Viejo RuSo! dijo: 30.04.06
Perdon pero mi intelecto llega para entender hasta el 5to renglon....

Pregunta...

¿Te moviste a pamela david?
¿Sos brad pitt?
¿Vos sos dios?
Viejo SiR_FeDe dijo: 30.04.06
entretenido mm no se que mas decir
Viejo Insopor dijo: 01.05.06
creo que deberías seguir tirando indirectas... por lo que das aentender hay una posibilidad... digamos 60%.. así que seguí con las indirectas y no la esquives mas por dios!!, la mina te dio 80 oportunidades y vos las dejaste pasar todas!.. si te pide que te quedes a ver las fotos... TE QUEDAS!, si te dice que vas a decepcionar a varias minas.. ELLA ES UNA!!. discimuladamente buscala, habla con ella, de cosas personales, ( sin quedar como un pesado)... en cuanto se de la oportunidad... va a caer.. es obvio que asi como vos dijiste no saber lo que hiciste por culpa del alcohol.. ella se defendio con lo mismo... ella no puede admitir haberte apurado. Para los dos es dificil.. ella no puede dar el primer paso.. es tarea tuya. pero sé MUY SUTIL al hacerlo, porque esta en juego tu laburo...
en resumen... muy despacio ... GO FOR IT! con todas tus energias... mucha suerte..
Viejo patricia822 dijo: 01.05.06
Bueno.... no leí entera tu historia, pero solo con ver el título del thread te aconsejo que no tengas nada con alguien del trabajo, es para problemas.-
Viejo Rusito dijo: 01.05.06
Definamos la palabra "corta"... Ahora definamosla junto a "historia"...
Historia Corta: nada de lo que escribiste.
Viejo NIИ dijo: 01.05.06
En tu lugar, la sigo boludeando hasta estar seguro, no vaya a ser cosa que te comas el amague.
Viejo ariguanas dijo: 01.05.06
Originalmente publicado por Insopor
creo que deberías seguir tirando indirectas... por lo que das aentender hay una posibilidad... digamos 60%.. así que seguí con las indirectas y no la esquives mas por dios!!, la mina te dio 80 oportunidades y vos las dejaste pasar todas!.. si te pide que te quedes a ver las fotos... TE QUEDAS!, si te dice que vas a decepcionar a varias minas.. ELLA ES UNA!!. discimuladamente buscala, habla con ella, de cosas personales, ( sin quedar como un pesado)... en cuanto se de la oportunidad... va a caer.. es obvio que asi como vos dijiste no saber lo que hiciste por culpa del alcohol.. ella se defendio con lo mismo... ella no puede admitir haberte apurado. Para los dos es dificil.. ella no puede dar el primer paso.. es tarea tuya. pero sé MUY SUTIL al hacerlo, porque esta en juego tu laburo...
en resumen... muy despacio ... GO FOR IT! con todas tus energias... mucha suerte..
nah, q grande sos!!!
la mejor respuesta q podía haber tenido, alguien q me ilumine el camino

gracias por la onda loco (y a los demas tb!)

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios