745.380 temas | 5.024.832 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo puma33 dijo: 02.09.09
que lindas historias chicos..
la verdad emocionan..
se dieron cuenta que todos los q verdaderamente amamos las artes marciales, encontramos en ellas una manera de centrarnos? de lograr una paz interior unica?
que bueno este threat.. me doy cuenta q no soy la unica q siente asi..
les mando un beso muy fuerte a todos y los felicito x seguir adelante, como dije mas arriba en otras historias q postearon.. son verdaderas historias de vida

31 Comentarios | Registrate y participá

Viejo kapap dijo: 03.09.09
[QUOTE=EL PAPA II;4477333]
Originalmente publicado por kapap Ver mensaje
Estimado amigo: Gracias por compartir tu historia de vida!!!, veo que el tema te ha despertado la misma emocionalidad que me ha despertado a mi. Hay veces que las cosas estan ante nuestros ojos, pero solo podemos verlas cuando algun acontecimiento nos las trae al consciente.
Tambien amo las artes marciales, y tampoco me da verguenza decirlo... es mucho lo que me han dado a lo largo del camino de mi vida...
Gracias otra vez.QUOTE]
Gracias amigo, sinceramente me emocionó mucho el tema que propuso. Siempre segui adelante y voy a seguir este camino que elegi. Intentare transmitirselo a mis hijos, siempre y cuando en ellos despierten esos deseos, y espero que mis hijos lo transmitan a mis nietos... tiene razon en lo que dice "Hay veces que las cosas estan ante nuestros ojos, pero solo podemos verlas cuando algun acontecimiento nos las trae al consciente." Que bueno es haberlo conocido amigo Kapap. Un abrazo! Saludos.
Muchas gracias por tus conceptos, veo que en todos nosotros se ha despertado una emocionalidad profunda. Cuando lo escribi pense que a lo mejor me pasaba solo a mi, pero es muy bueno sentirse acompañado en el camino, sobre todo por otros que sin interes alguno se abren de la forma en que lo han hecho. Me felicito de compartir este espacio y sentirme uno con ustedes!!!!

Originalmente publicado por One Chris Ver mensaje
Hola amigo Kapap.

Es grato conocer personas que tienen un sentimiento tan especial por lo que hacen, permítame felicitarlo.


Desde pequeño me han apasionado las Artes Marciales y el camino del Ninja es el que siempre me llamó más la atención, nunca olvidaré como como me hervía la sangre en el cuerpo de la emoción (eso siempre me pasa cuando estoy entrenando) cuando veía aparecer a un@ de ell@s (lástima que en la mayoría de veces l@s ponían como los malos).

A mi padre le hubiese encantado que fuera un jugador de fútbol pero nunca me llamó la atención (de paso que hasta ahora soy malísimo, jeje), mientras que a mi madre nunca le gustaron las cosas de que se pueden decir (al menos a mi sentir) emocionantes o que ella consideraba violentas, por lo que de pequeño no pude practicar ningún Arte Marcial (aunque el sentimiento jamás murió, solo entró en un largo sueño).

Los años transcurrieron hasta llegar a mi adolescencia donde no encontré una actividad física con la que me identificara plenamente, por lo que a más de caminar o trotar, no llegué a ejercitarme nunca de una manera correcta. De paso como a los trece años (¿coincidencia?) mis padres se separaron, y la influencia materna me impidió una vez más acceder a lo único que me gustaba en realidad (el letargo se hizo más profundo). Pero a los 16 hubo un pequeño incidente (aunque me marcaría profundamente en la vida):
Por tonterías de niños, me peleé con mi mejor amigo y lo golpeé, y por el maldito orgullo nunca le pedí perdón (aunque por un breve instante que no se repetiría en mucho, ese sentimiento despertó).
A partir de ahí, el caos empezó..

El colegio terminó, llegó la universidad, el empleo, el dinero, l@s supuest@s amig@s que para la joda o la borrachera están, pero cuando l@s necesitas no hay nadie alrededor. Caida libre...

Pero si hay algo que siempre reconoceré es que Dios no olvida a sus hij@s.

En toda esa vorágine de confusión, unos días después de abandonar la universidad ( y con ella todo interés por la vida), fuí a ver a mi hermano a la salida de su trabajo y justo sale con una compañera, y ambos me pidieron que los acompañe a ver al hijo de ella que estaba en un entrenamiento, casi no voy pero por alguna razón cambié de opinión asumo que fué porque mi hermana tambien estaba entrenando. Cual no sería mi sorpresa al entrar a donde aparentemente no era más que una terraza a la que en algún momento habían puesto un techo y adecuado ligeramente, y ver algo que no pude presenciar nunca antes: un entrenamiento de Artes Marciales. El impacto fue mayor cuando ví los uniformes que lucían los presentes, un Gi completamente Negro; y se incrementó cuando vi los increibles movimientos de manos y pies tanto del instructor como de los alumnos. Eso fue un martes (el letargo acabó).

Al jueves siguiente decidí ir una vez más a ver el entrenamiento, pero al llegar estaban haciendo algo diferente. Llegué en el momento en el que había el ascenso de cinturón de uno de los practicantes, y por el mismo ambiente de poder que se sentía, no lo pude resistir y en cuanto la ceremonia terminó, hablé con el instructor y me inscribí sin pensarlo dos veces. Tomé la decisión que, desde ese entonces, ha cambiado mi vida por completo: la ley del puño, la espada, y la mano vacía (Kenpo) serían mi ley también.

Mi sangre volvió a hervir...

Los meses pasaron y obtuve el cinturón amarillo, no podía creerlo, al fin hacía algo que desde el principio me gustaba, que no solo era una febril emoción pasajera sino una pasión que cada día crece más. Mas una llamada ensombrecía y frenó momentáneamente aquel ímpetu: en un trágico accidente de tránsito me fue arrancado el espíritu al enterarme que Diego, mi mejor amigo de la infancia, el que me alertó cuando le entregaba mi corazón por primera vez a una mujer que no valía la pena, al Primer Artista Marcial que conocí en mi vida, al que golpeé y creí que vencí (cuan equivocado estaba, me pudo haber partido pero no lo hizo, Mis Respetos) y al que nunca pedí perdón; falleció. Por la fuerza me tragué todo el maldito egocentrismo del que me sentía orgulloso, y no pudo haber sabor más amargo que el recordarme que ya no podía hacer nada por remediarlo. Fuí a las prácticas el mismo día del entierro, entrené con todo el desánimo que no creí que llegaría a pasarme. Solo lágrimas de sangre corrían a través de mi alma. Pero el mismo día Dios me dió una de las lecciones más importantes de mi vida por medio de mi Sensei (que a partir de ese momento lo consideré hasta la eternidad como mi mejor amigo):
"No puedes dejarte morir, ahora a tu alrededor hay gente que te admira y te respeta, por Dios, por ell@s y por ti mismo debes empezar a ser FUERTE POR OTROS"

Después de eso he tenido batallas increibles en mi vida, unas más grandes que las otras pero siempre con la idea de que todo tiene solución en esta vida y de que con constancia (como siempre nos dice nuestro Sensei) nada hay imposible, menos aún en las Artes Marciales.

Gracias por dejarme compartir lo que para mí significa el Camino Marcial.

Saludos.
Amigo, tu historia me ha emocionado, son extraños los caminos de la vida, pero juzgo que hay veces que debemos recorrer un largo camino para llegar al lugar adecuado en el momento oportuno. Quizas alguien pueda pensar que es una coincidencia que ese dia hayas acompañadop a tu hermana, yo creo en la cusalidad, ese era tu momento!!! Ademas podria haberse tratado de cualquier arte marcial, pero no fue asi, era justamente la que estabas buiscando... o mejor diria la que te encontro.
Amigo, dios te dio una dura leccion, pero tambien te dio las herramientas para hacerle frente. Juzgo que las cosas ocurren porque tenemos algo que aprender de ellas.
Si me permites una reflexion... creo que tienes la opcion de ser fuerte por ti y asi poder estra disponible para lo otros. No podemos dar lo que no tenemos y en lo que respecta a los sentimientos, siempre es mejor "dar desde la abundancia".
Un fuerte abrazo y gracias!!!

Originalmente publicado por julioelgordo Ver mensaje
He leído todos los post.
Realmente no me animaba a escribir mi experiencia, ya que como todo parto, se ha producido con dolor. y muchas veces uno trata de evitar sentirlo nuevamente. Pero, siempre hay uno, ustedes han abierto sus corazones y almas y merecen que tambien yo lo haga. Por Ustedes.

En algún otro thread, he contado sobre mi inicio en las artes marciales, el cual se produjo hace ya 36 años....
Jamás, hasta no hace muchos años, había sentido realmente amor por la práctica. La hacía, como una forma de defenderme, sin rumbo, sin vocación, pero sí con gusto.
Discutía sobre las frivolidades de las AAMM, debatiendo sobre la efectividad de un golpe o si era mejor un arte coreano que uno japonés o chino... Era uno de tantos, de los que hacen lobby... preocupándome por cosas banales... creo que todos hemos leído y escuchado gente que conforma ése grupo...
Mi vacío espiritual era tan grande, que definitivamente nada de lo que hacía, servía para lo que debería. Claro, tampoco conté con maestros de calibre que pudiesen enseñarme la escencia que tanto bucaba.
Deambulé por diferentes artes y estilos...
Un día un amigo, me invitó a acercarme a un dojo de la escuela que hoy represento en mi País.
Vi videos de maestros de la escuela y realmente ví "algo" que si bien no pude precisar, me indicó que por allí estaba el camino...
Paralelamente recibí golpes de la vida... cosas que lastimaban y sin estar preparado y fuerte, las mismas me hundieron en un pozo muy profundo.

Intenté acabar con mi vida.

Me internaron en una clínica y pasé allí alrededor de tres meses.
Allí, en soledad, sólo una cosa me sirvió para comenzar mi nueva vida.
El Karate.
En el lugar, había un equipo de pesas, de esos de varias estaciones. Un limonero, frondoso, y un patio relativamente amplio.
Allí comencé a transpirar, el limonero, mayor y sabio, me sirvió como makiwara y en el patio, pude practicar formas. Cada día más y mas fuerte, cada día dando un paso hacia adelante.
Cuando salí, sintiendo mucha vergüenza por mi actitud, hable con mi Soke, y me invitó a visitarle, cosa que hice gustoso. 2000 km de separación no resultaron suficientes para impedir que conociese personalmente a ése hombre. Pasé allí diez días. Creo que los diez días más intensos y ricos de toda mi vida. Actualmente lo visito una dos veces por año.
Sentado junto a mi maestro en lo alto del Piltriquitrón, mirando el valle donde se encuentra El Bolsón, recién en muchos años, pude llorar.
El resto, hasta el día de hoy, ha sido aprendizaje, transpiración y constancia.
Los amigos que me abrieron aquella ventana, en la cual ví el camino que hoy transito, por diferentes razones, abandonaron.
Yo, estoy seguro que hasta el último día de mi vida, sin excusas, sin sentimientos derrotistas, sin trampas emocionales, voy a seguir ésta senda...

BUDO

Amigos, formo parte de una escuela, que seguramente muchos opinarán que no es la mejor, pero ella forma guerreros. Guerreros de la vida. Con cuerpo y mente fuertes, buena moral, sin rayar en ninguna exageración.
Sólo requiere de nuestra parte, poner nuestro corazón. Cosa que hago y haré

Gracias por compartir vuestras experiencias conmigo

OSU
Estimado Julio:
Me cuesta encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que siento... creo que admiracion se ajusta bastante bien. Ahora comprendo mejor el por que intuia un gran hombre detras de ese nick. Hay que ser de muy buena madera para reinventarse a si mismo y como el ave fenix resurgir de sus cenizas. Creo que dice bien cuando habla de seguir la senda del Budo, el arte marcial ha sido para usted solo el vehiculo... porque el resto ya lo tenia, solo necesito encontrarlo!!
Le agradezco la apertura para compartir con nosotros sus vivencias y sabe que de este lado TIENE UN AMIGO!!.
Desde el corazon y con mi mayor respeto.
Viejo One Chris dijo: 03.09.09
[QUOTE=kapap;4483659]
Originalmente publicado por EL PAPA II Ver mensaje

Muchas gracias por tus conceptos, veo que en todos nosotros se ha despertado una emocionalidad profunda. Cuando lo escribi pense que a lo mejor me pasaba solo a mi, pero es muy bueno sentirse acompañado en el camino, sobre todo por otros que sin interes alguno se abren de la forma en que lo han hecho. Me felicito de compartir este espacio y sentirme uno con ustedes!!!!



Amigo, tu historia me ha emocionado, son extraños los caminos de la vida, pero juzgo que hay veces que debemos recorrer un largo camino para llegar al lugar adecuado en el momento oportuno. Quizas alguien pueda pensar que es una coincidencia que ese dia hayas acompañadop a tu hermana, yo creo en la cusalidad, ese era tu momento!!! Ademas podria haberse tratado de cualquier arte marcial, pero no fue asi, era justamente la que estabas buiscando... o mejor diria la que te encontro.
Amigo, dios te dio una dura leccion, pero tambien te dio las herramientas para hacerle frente. Juzgo que las cosas ocurren porque tenemos algo que aprender de ellas.
Si me permites una reflexion... creo que tienes la opcion de ser fuerte por ti y asi poder estra disponible para lo otros. No podemos dar lo que no tenemos y en lo que respecta a los sentimientos, siempre es mejor "dar desde la abundancia".
Un fuerte abrazo y gracias!!!



Estimado Julio:
Me cuesta encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que siento... creo que admiracion se ajusta bastante bien. Ahora comprendo mejor el por que intuia un gran hombre detras de ese nick. Hay que ser de muy buena madera para reinventarse a si mismo y como el ave fenix resurgir de sus cenizas. Creo que dice bien cuando habla de seguir la senda del Budo, el arte marcial ha sido para usted solo el vehiculo... porque el resto ya lo tenia, solo necesito encontrarlo!!
Le agradezco la apertura para compartir con nosotros sus vivencias y sabe que de este lado TIENE UN AMIGO!!.
Desde el corazon y con mi mayor respeto.
Muchas Gracias nuevamente, se que de alguien que tiene tanta experiencia no son palabras rebuscadas, sino que vienen con toda la sinceridad del corazón.

Siempre será un gusto estar en contacto.

Saludos.
Viejo EL PAPA II dijo: 03.09.09
Originalmente publicado por One Chris Ver mensaje
Hola amigo Kapap.

Es grato conocer personas que tienen un sentimiento tan especial por lo que hacen, permítame felicitarlo.


Desde pequeño me han apasionado las Artes Marciales y el camino del Ninja es el que siempre me llamó más la atención, nunca olvidaré como como me hervía la sangre en el cuerpo de la emoción (eso siempre me pasa cuando estoy entrenando) cuando veía aparecer a un@ de ell@s (lástima que en la mayoría de veces l@s ponían como los malos).

A mi padre le hubiese encantado que fuera un jugador de fútbol pero nunca me llamó la atención (de paso que hasta ahora soy malísimo, jeje), mientras que a mi madre nunca le gustaron las cosas de que se pueden decir (al menos a mi sentir) emocionantes o que ella consideraba violentas, por lo que de pequeño no pude practicar ningún Arte Marcial (aunque el sentimiento jamás murió, solo entró en un largo sueño).

Los años transcurrieron hasta llegar a mi adolescencia donde no encontré una actividad física con la que me identificara plenamente, por lo que a más de caminar o trotar, no llegué a ejercitarme nunca de una manera correcta. De paso como a los trece años (¿coincidencia?) mis padres se separaron, y la influencia materna me impidió una vez más acceder a lo único que me gustaba en realidad (el letargo se hizo más profundo). Pero a los 16 hubo un pequeño incidente (aunque me marcaría profundamente en la vida):
Por tonterías de niños, me peleé con mi mejor amigo y lo golpeé, y por el maldito orgullo nunca le pedí perdón (aunque por un breve instante que no se repetiría en mucho, ese sentimiento despertó).
A partir de ahí, el caos empezó..

El colegio terminó, llegó la universidad, el empleo, el dinero, l@s supuest@s amig@s que para la joda o la borrachera están, pero cuando l@s necesitas no hay nadie alrededor. Caida libre...

Pero si hay algo que siempre reconoceré es que Dios no olvida a sus hij@s.

En toda esa vorágine de confusión, unos días después de abandonar la universidad ( y con ella todo interés por la vida), fuí a ver a mi hermano a la salida de su trabajo y justo sale con una compañera, y ambos me pidieron que los acompañe a ver al hijo de ella que estaba en un entrenamiento, casi no voy pero por alguna razón cambié de opinión asumo que fué porque mi hermana tambien estaba entrenando. Cual no sería mi sorpresa al entrar a donde aparentemente no era más que una terraza a la que en algún momento habían puesto un techo y adecuado ligeramente, y ver algo que no pude presenciar nunca antes: un entrenamiento de Artes Marciales. El impacto fue mayor cuando ví los uniformes que lucían los presentes, un Gi completamente Negro; y se incrementó cuando vi los increibles movimientos de manos y pies tanto del instructor como de los alumnos. Eso fue un martes (el letargo acabó).

Al jueves siguiente decidí ir una vez más a ver el entrenamiento, pero al llegar estaban haciendo algo diferente. Llegué en el momento en el que había el ascenso de cinturón de uno de los practicantes, y por el mismo ambiente de poder que se sentía, no lo pude resistir y en cuanto la ceremonia terminó, hablé con el instructor y me inscribí sin pensarlo dos veces. Tomé la decisión que, desde ese entonces, ha cambiado mi vida por completo: la ley del puño, la espada, y la mano vacía (Kenpo) serían mi ley también.

Mi sangre volvió a hervir...

Los meses pasaron y obtuve el cinturón amarillo, no podía creerlo, al fin hacía algo que desde el principio me gustaba, que no solo era una febril emoción pasajera sino una pasión que cada día crece más. Mas una llamada ensombrecía y frenó momentáneamente aquel ímpetu: en un trágico accidente de tránsito me fue arrancado el espíritu al enterarme que Diego, mi mejor amigo de la infancia, el que me alertó cuando le entregaba mi corazón por primera vez a una mujer que no valía la pena, al Primer Artista Marcial que conocí en mi vida, al que golpeé y creí que vencí (cuan equivocado estaba, me pudo haber partido pero no lo hizo, Mis Respetos) y al que nunca pedí perdón; falleció. Por la fuerza me tragué todo el maldito egocentrismo del que me sentía orgulloso, y no pudo haber sabor más amargo que el recordarme que ya no podía hacer nada por remediarlo. Fuí a las prácticas el mismo día del entierro, entrené con todo el desánimo que no creí que llegaría a pasarme. Solo lágrimas de sangre corrían a través de mi alma. Pero el mismo día Dios me dió una de las lecciones más importantes de mi vida por medio de mi Sensei (que a partir de ese momento lo consideré hasta la eternidad como mi mejor amigo):
"No puedes dejarte morir, ahora a tu alrededor hay gente que te admira y te respeta, por Dios, por ell@s y por ti mismo debes empezar a ser FUERTE POR OTROS"

Después de eso he tenido batallas increibles en mi vida, unas más grandes que las otras pero siempre con la idea de que todo tiene solución en esta vida y de que con constancia (como siempre nos dice nuestro Sensei) nada hay imposible, menos aún en las Artes Marciales.

Gracias por dejarme compartir lo que para mí significa el Camino Marcial.

Saludos.
Que bueno todo esto que contas amigo, que bueno como llegas a explicar tus sentimientos y vivenvias textualmente, es muy profundo... me alegra mucho saber que pudiste crecer y aprender mucho a lo largo de tu vida...
Respecto a lo contaste de tus padres, en mi caso pasaba lo mismo, me prohibieron practicar artes marciales de pequeño,pero gracias a un amigo de la primaria que hacia artes marciales, pude escaparme diciendo que iba a practicar futbol... je, en si entrenaba TKD, se dieron cuanta al pasar varios meses cuando tuve mi primer examen y competencia... no me quedo otra, asi que luego de los retos y todo el barullo lo aceptaron, y hoy en dia mi mamá esta orgullosa de mi. Mi papá se copo cuando se entero, y mientras estaba vivo me acompañaba a todos lados, fueron buenos momentos, me iba muy bien...
Que bueno es conocer gente como ustedes amigos! todos de distintas disciplinas y artes, y poder sentir lo mismo!!! un abrazo grande a todos!!

Originalmente publicado por julioelgordo Ver mensaje
He leído todos los post.
Realmente no me animaba a escribir mi experiencia, ya que como todo parto, se ha producido con dolor. y muchas veces uno trata de evitar sentirlo nuevamente. Pero, siempre hay uno, ustedes han abierto sus corazones y almas y merecen que tambien yo lo haga. Por Ustedes.

En algún otro thread, he contado sobre mi inicio en las artes marciales, el cual se produjo hace ya 36 años....
Jamás, hasta no hace muchos años, había sentido realmente amor por la práctica. La hacía, como una forma de defenderme, sin rumbo, sin vocación, pero sí con gusto.
Discutía sobre las frivolidades de las AAMM, debatiendo sobre la efectividad de un golpe o si era mejor un arte coreano que uno japonés o chino... Era uno de tantos, de los que hacen lobby... preocupándome por cosas banales... creo que todos hemos leído y escuchado gente que conforma ése grupo...
Mi vacío espiritual era tan grande, que definitivamente nada de lo que hacía, servía para lo que debería. Claro, tampoco conté con maestros de calibre que pudiesen enseñarme la escencia que tanto bucaba.
Deambulé por diferentes artes y estilos...
Un día un amigo, me invitó a acercarme a un dojo de la escuela que hoy represento en mi País.
Vi videos de maestros de la escuela y realmente ví "algo" que si bien no pude precisar, me indicó que por allí estaba el camino...
Paralelamente recibí golpes de la vida... cosas que lastimaban y sin estar preparado y fuerte, las mismas me hundieron en un pozo muy profundo.

Intenté acabar con mi vida.

Me internaron en una clínica y pasé allí alrededor de tres meses.
Allí, en soledad, sólo una cosa me sirvió para comenzar mi nueva vida.
El Karate.
En el lugar, había un equipo de pesas, de esos de varias estaciones. Un limonero, frondoso, y un patio relativamente amplio.
Allí comencé a transpirar, el limonero, mayor y sabio, me sirvió como makiwara y en el patio, pude practicar formas. Cada día más y mas fuerte, cada día dando un paso hacia adelante.
Cuando salí, sintiendo mucha vergüenza por mi actitud, hable con mi Soke, y me invitó a visitarle, cosa que hice gustoso. 2000 km de separación no resultaron suficientes para impedir que conociese personalmente a ése hombre. Pasé allí diez días. Creo que los diez días más intensos y ricos de toda mi vida. Actualmente lo visito una dos veces por año.
Sentado junto a mi maestro en lo alto del Piltriquitrón, mirando el valle donde se encuentra El Bolsón, recién en muchos años, pude llorar.
El resto, hasta el día de hoy, ha sido aprendizaje, transpiración y constancia.
Los amigos que me abrieron aquella ventana, en la cual ví el camino que hoy transito, por diferentes razones, abandonaron.
Yo, estoy seguro que hasta el último día de mi vida, sin excusas, sin sentimientos derrotistas, sin trampas emocionales, voy a seguir ésta senda...

BUDO

Amigos, formo parte de una escuela, que seguramente muchos opinarán que no es la mejor, pero ella forma guerreros. Guerreros de la vida. Con cuerpo y mente fuertes, buena moral, sin rayar en ninguna exageración.
Sólo requiere de nuestra parte, poner nuestro corazón. Cosa que hago y haré

Gracias por compartir vuestras experiencias conmigo

OSU
Gracias por esto Julio. Que historia fuerte la suya, cuantas cosas, cuanto dolor y sufrimiento, y cuanto valor, valor verdadero, el valor de un guerrero que no se deja derrotar asi nomás, y menos por la vida. A los que somos mas jovenes que Ud., esto que nos cuenta nos sirve de mucho, nos da valor, fuerzas para no bajar los brazos, para seguir adelante, viviendo, sufriendo, llorando, riendo, compartiendo, madurando... creciendo... Sus comentarios siempre son ricos, sienpre estan llenos de inteligencia, sabiduria, humor. Como ya hemos hablado, esperare hasta febrero, y ojala pueda conocerlo amigo. Un abrazo grande !! Gracias por compartir su historia con nosotros.
Felicitaciones a Kapap nuevamente, por proponer un therd tan intenso, emocionante y maravilloso...
Mas saludos gente linda!!!

Originalmente publicado por puma33 Ver mensaje
que lindas historias chicos..
la verdad emocionan..
se dieron cuenta que todos los q verdaderamente amamos las artes marciales, encontramos en ellas una manera de centrarnos? de lograr una paz interior unica?
que bueno este threat.. me doy cuenta q no soy la unica q siente asi..
les mando un beso muy fuerte a todos y los felicito x seguir adelante, como dije mas arriba en otras historias q postearon.. son verdaderas historias de vida
Si!! al parecer somos muchos lo que sentimos lo mismo!! gracias a vos tambien por emocionarte y emocionarnos con tus comentarios!! saludos puma!

GRACIAS MUCHACHOS!!! GRACIAS DE CORAZON!! QUE BUENO SERIA CONOCERLOS A TODOS PERSONALMENTE!! CUANTO SENTIMIENTO, CUANTA GARRA, CUANTA EMOCION Y POR SOBRE TODO, CUANTO AMOR POR LO QUE HACEMOS EN COMUN!! No tengo, o no encuentro las palabras adecuadas para describir mis sentimientos en este momento, es una mezcla de todo... Gracias nuevamente.
Saludos.
Viejo kusanku sho dijo: 04.09.09
Estimado kapap, una vez más ha creado un tema muy lindo, pero este creo que de todos es el más apasionante, he leído palabras muy sensatas y hasta salidas del corazón.
Me produce una grata admiración leer que varios aquí respiran su arte marcial, algunos con mas años, otros con menos, algunos mas sufridos y otros no tanto...
pero todas son dignas de ser contadas y sobre todo de ser leídas.

Particularmente no tengo mucho para contar, desde chico pasé por varios deportes que luego dejaba por que me aburrían, pasé mi adolescencia inactivo castigando mi cuerpo con alcohol y comida chatarra (pero que feliz que era, jajaja!)
Creo que todo comenzó cuando con un amigo de la infancia, jugábamos a la play a un juego de pelea y uno de los mejores era un teakwondista y me dije "faaa, que pulenta hacer algo así"
Luego vi los juegos olímpicos y conocí algo de judo y me enamoré de las patadas del tkd. Entonces le pude a las pilas a mi amigo para que empezara algo, pues él vivía en la ciudad y tenía más posibilidades que yo. Así fue que empezó y todos los finde venia y me ensañaba lo que aprendía, entonce pensé "tengo que hacer algo!" Así que decidí ir a ver a mi actual profesor que llevaba más de 20 años con el karate. La verdad que no pensaba que me fuera a gustar tanto... y es una de esas cosas que sabes que no la vas a dejar mas... al menos yo soy así. Y lo bueno de todo esto es que mi amigo antes me decía "mira que te meto una doliop chagui" y siempre que trató de hacer lo llené de tzukis, jeje!

Espero no haberlos aburrido, en realidad quería hacer un par de consideraciones:

Kapap, no hace mucho que leo sus post, pero puedo observar en usted los principios basicos del tkd. Siéntase muy orgulloso por eso. También deberían darle un premio por aguantador... me refiero a cuando apenas entró y hacían cola para defenestrarlo y usted siempre permaneció con su actitud calma y respetuosa, incluso pudo hasta con el mas bravo de los que aquí postean, ya se debe imaginar a quien me refiero, no. Así que mis respetos para usted, espero siga compartiendo sus conocimientos y aportando valiosos nuevos temas. Saludos.

Amigos PAPA II y One christ
, somos jóvenes, tenemos mucho camino por recorrer, espero que siempre nos acompañe el espíritu marcial.

Julio
... estimado amigo, que le puedo decir?? La voy a hacer corta: MAXIMO RESPETO. Hombre noble si los hay por aquí, ese es usted. Yo creo que lo que no te mata, te hace más fuerte. Me alegra mucho que haya encontrado el camino, ojalá yo pueda encontrar el mío. Aguante el karate!!!

OSU.
Viejo Sakura桜 dijo: 04.09.09
Hermoso todo que contaron, no puedo dejar de sentir un nudo en la panza, muy emocionante, mi historia es mucho màs corta, dos años practique ninjutsu, allí conoci a un hombre maravilloso con el que me casé y tenemos un hijo precioso .
Hoy en dìa las artes marciales en mi vida significan, empezar de nuevo, dejar atrás todas las experiencias no tan lindas de este último tiempo, respirar profundo y llenarme de fuerzas para seguir adelante, para empezar de nuevo.
Ya es tiempo de volver a entrenar, de hacer algo que me hace feliz.
Fue un verdadero placer leer sus vidas.
Un beso enorme!!!
Viejo julioelgordo dijo: 04.09.09
Hoy me siento orgulloso.
Me siento orgulloso por formar parte de éste grupo. No se si se habrán dado cuenta, pero formamos una verdadera hermandad, con diferentes madres, pero el mismo padre adoptivo, el camino de las artes marciales.
Dice mi maestro que en la vida, nada es casualidad, sino que todo es causalidad. Sin querer debatir sobre la casuistica, debo reconocer, que si uno cree en el destino, nuestro encuentro en éste dojo, no es más, que parte de un gran plan.
Si lo que acá vemos, es asimilado, seguramente podamos enseñar a los que vienen atras. Hago vuestras vivencias, parte de mi instrucción.
Gracias por todo, por lo que comparten día a día, por los conceptos que han vertido. Han logrado hacerme poner colorado.
Dicen que quien niega un halago, es porque quiere que lo halaguen nuevamente. Entonces, les digo GRACIAS!
Sería feliz si compartir mi experiencia evitase que por lo menos una persona, tuviese que pasar por donde yo pasé.

OSU
Viejo mio san dijo: 04.09.09
me emocione al leer cada historia sobre todo la de julio ,me siento orgullosa de tenerte como amigo.
muchos conocen parte de mi vida.
las artes marciales siempre fueron para mi algo que me gustaba mucho,pero mi familia me decia q no servia para ello siendo que mi padre hacia kung fu y jamas me apoyo ni me tomo enserio cuando yo decia q queria hacer karate, tenia un vecino q yo lo miraba x mi balcon hacer karate y a solas hacia todo lo que habia visto yo tendria 7 años.x cosas de la vida me mude y de a poco fui olvidando y creyendo lo q mi familia decia.pasaron algunos años y como mi vida nunca fue normal despues de mi primera separacion mi ex se lleva lejos a mis hijos y no los pude ver ni saber de ellos x un tiempo, como yo era muy joven no supe q hacer y estaba sola baje los brazos y cai en depresion un amigo q era instructor de taekwon do me vio muy mal, lloraba todo el dia ,no comia ya nada me importaba me dijo q si le hacia un favor, una amiga q teniamos en comun necesitaba vernos fui y la encontre hacia un tiempo q no la veia su nombre era mabel y el lugar era donde entrenaba mi amigo con gente adulta mucho mas grande q yo ,mabel me dijo dale nos ponemos a hacer y asi fue y lo tomamos como un juego, empezo a cambiar mi humor y con el paso de los dias me iba atrayendo mas y mas solo q con mabel jugabamos mucho y haciamos tipo pelicula matrix, volvi a reir un dia la mire a mabel y le dije yo quiero ser como el y darle a personas adultas y mi amigo me escucho y dijo entonces ponete este dobok y desde ese dia mis dias fueron distintos,ya no lloraba ni malgastaba mis dias tirada en una cama salia a correr x la playa y me converti en una buena practicante de tkd era un orgullo para mi amigo y sabon.le toco el pase y se tuvo q ir quedo otro en su lugar .siempre le estuve muy agradecida. volvi a dar gym los dias q no tenia tkd y mi vida cambio solo los domingo descansaba.me enamore y me mude de provincia busque un lugar para practicar pero no me daban los horarios y asi empece a decir el mes q viene me anoto en aquel lugar y asi mes a mes hasta q decidi tener hijos de nuevo creyendo en el amor y q no me pasaria nunca mas nada malo deje mis sueños y dije ni bien los peques crescan vuelvo, a todo esto pasaron 7 años despues paso lo q ya e contado con el padre de mis peques y cuando vi q mi mundo se derrumbaba y la depresion tocaba mi puerta otra vez
abri la puerta y me dirigi a un lugar q sabia q daban tkd, a la clase siguiente tenia ya puesto el dobok y mis ganas de estar ahi.se que no soy la misma pero el amor y las ganas estan y esta vez nada me va a detener a llegar a cumplir mi sueño.se q eleji mal el lugar y q la persona con la q entreno no es la correcta pero eso no me haran bajar los brazos.amo llegar cansada de entrenar ,amo tener mi dobok puesto y transpirarlo amo jugarmela cada dia,nada es facil,y lo q se gana con esfuerzo tiene mejor sabor,llorare muchas veces x impotencia,pero jamas me haran sentir algo distinto o frustar mi sueño.se que lo voy a lograr x mi,xq me lo debo y xq lo amo.
disculpen que me explaye demasiado
un abrazo a todos y gracias x permitirme ser parte de esto.
Viejo kapap dijo: 04.09.09
Originalmente publicado por mio san Ver mensaje
me emocione al leer cada historia sobre todo la de julio ,me siento orgullosa de tenerte como amigo.
muchos conocen parte de mi vida.
las artes marciales siempre fueron para mi algo que me gustaba mucho,pero mi familia me decia q no servia para ello siendo que mi padre hacia kung fu y jamas me apoyo ni me tomo enserio cuando yo decia q queria hacer karate, tenia un vecino q yo lo miraba x mi balcon hacer karate y a solas hacia todo lo que habia visto yo tendria 7 años.x cosas de la vida me mude y de a poco fui olvidando y creyendo lo q mi familia decia.pasaron algunos años y como mi vida nunca fue normal despues de mi primera separacion mi ex se lleva lejos a mis hijos y no los pude ver ni saber de ellos x un tiempo, como yo era muy joven no supe q hacer y estaba sola baje los brazos y cai en depresion un amigo q era instructor de taekwon do me vio muy mal, lloraba todo el dia ,no comia ya nada me importaba me dijo q si le hacia un favor, una amiga q teniamos en comun necesitaba vernos fui y la encontre hacia un tiempo q no la veia su nombre era mabel y el lugar era donde entrenaba mi amigo con gente adulta mucho mas grande q yo ,mabel me dijo dale nos ponemos a hacer y asi fue y lo tomamos como un juego, empezo a cambiar mi humor y con el paso de los dias me iba atrayendo mas y mas solo q con mabel jugabamos mucho y haciamos tipo pelicula matrix, volvi a reir un dia la mire a mabel y le dije yo quiero ser como el y darle a personas adultas y mi amigo me escucho y dijo entonces ponete este dobok y desde ese dia mis dias fueron distintos,ya no lloraba ni malgastaba mis dias tirada en una cama salia a correr x la playa y me converti en una buena practicante de tkd era un orgullo para mi amigo y sabon.le toco el pase y se tuvo q ir quedo otro en su lugar .siempre le estuve muy agradecida. volvi a dar gym los dias q no tenia tkd y mi vida cambio solo los domingo descansaba.me enamore y me mude de provincia busque un lugar para practicar pero no me daban los horarios y asi empece a decir el mes q viene me anoto en aquel lugar y asi mes a mes hasta q decidi tener hijos de nuevo creyendo en el amor y q no me pasaria nunca mas nada malo deje mis sueños y dije ni bien los peques crescan vuelvo, a todo esto pasaron 7 años despues paso lo q ya e contado con el padre de mis peques y cuando vi q mi mundo se derrumbaba y la depresion tocaba mi puerta otra vez
abri la puerta y me dirigi a un lugar q sabia q daban tkd, a la clase siguiente tenia ya puesto el dobok y mis ganas de estar ahi.se que no soy la misma pero el amor y las ganas estan y esta vez nada me va a detener a llegar a cumplir mi sueño.se q eleji mal el lugar y q la persona con la q entreno no es la correcta pero eso no me haran bajar los brazos.amo llegar cansada de entrenar ,amo tener mi dobok puesto y transpirarlo amo jugarmela cada dia,nada es facil,y lo q se gana con esfuerzo tiene mejor sabor,llorare muchas veces x impotencia,pero jamas me haran sentir algo distinto o frustar mi sueño.se que lo voy a lograr x mi,xq me lo debo y xq lo amo.
disculpen que me explaye demasiado
un abrazo a todos y gracias x permitirme ser parte de esto.
Estimada Mio San:

No te preocupes por explayarte, de eso se trata el tema, de hablar de nuestros sentimientos y emociones en relación con lar artes marciales. Como veras no estas sola en este camino, ya que a todos nos toca fuerte el tema.
Me maravillo de ver los efectos que las artes marciales tienen en nuestras vidas, creo que tiene que ver con la mística que llevan implícitas.
Una opinión sobre el lugar en el cual entrenas. Ya he leído varios comentarios en los cuales manifestas que no estas satisfecha con tu sabom. No deberías continuar con él en esas condiciones "Mas vale esperar 15 años por el maestro adecuado que haber comenzado 15 años antes".
Practico TKD hace muchos años, decime cual es tu lugar de residencia y tratare de sugerirte alguien serio con quien puedas entrenar.
Un fuerte abrazo.
Viejo julioelgordo dijo: 05.09.09
Originalmente publicado por mio san Ver mensaje
me emocione al leer cada historia sobre todo la de julio ,me siento orgullosa de tenerte como amigo.
muchos conocen parte de mi vida.
las artes marciales siempre fueron para mi algo que me gustaba mucho,pero mi familia me decia q no servia para ello siendo que mi padre hacia kung fu y jamas me apoyo ni me tomo enserio cuando yo decia q queria hacer karate, tenia un vecino q yo lo miraba x mi balcon hacer karate y a solas hacia todo lo que habia visto yo tendria 7 años.x cosas de la vida me mude y de a poco fui olvidando y creyendo lo q mi familia decia.pasaron algunos años y como mi vida nunca fue normal despues de mi primera separacion mi ex se lleva lejos a mis hijos y no los pude ver ni saber de ellos x un tiempo, como yo era muy joven no supe q hacer y estaba sola baje los brazos y cai en depresion un amigo q era instructor de taekwon do me vio muy mal, lloraba todo el dia ,no comia ya nada me importaba me dijo q si le hacia un favor, una amiga q teniamos en comun necesitaba vernos fui y la encontre hacia un tiempo q no la veia su nombre era mabel y el lugar era donde entrenaba mi amigo con gente adulta mucho mas grande q yo ,mabel me dijo dale nos ponemos a hacer y asi fue y lo tomamos como un juego, empezo a cambiar mi humor y con el paso de los dias me iba atrayendo mas y mas solo q con mabel jugabamos mucho y haciamos tipo pelicula matrix, volvi a reir un dia la mire a mabel y le dije yo quiero ser como el y darle a personas adultas y mi amigo me escucho y dijo entonces ponete este dobok y desde ese dia mis dias fueron distintos,ya no lloraba ni malgastaba mis dias tirada en una cama salia a correr x la playa y me converti en una buena practicante de tkd era un orgullo para mi amigo y sabon.le toco el pase y se tuvo q ir quedo otro en su lugar .siempre le estuve muy agradecida. volvi a dar gym los dias q no tenia tkd y mi vida cambio solo los domingo descansaba.me enamore y me mude de provincia busque un lugar para practicar pero no me daban los horarios y asi empece a decir el mes q viene me anoto en aquel lugar y asi mes a mes hasta q decidi tener hijos de nuevo creyendo en el amor y q no me pasaria nunca mas nada malo deje mis sueños y dije ni bien los peques crescan vuelvo, a todo esto pasaron 7 años despues paso lo q ya e contado con el padre de mis peques y cuando vi q mi mundo se derrumbaba y la depresion tocaba mi puerta otra vez
abri la puerta y me dirigi a un lugar q sabia q daban tkd, a la clase siguiente tenia ya puesto el dobok y mis ganas de estar ahi.se que no soy la misma pero el amor y las ganas estan y esta vez nada me va a detener a llegar a cumplir mi sueño.se q eleji mal el lugar y q la persona con la q entreno no es la correcta pero eso no me haran bajar los brazos.amo llegar cansada de entrenar ,amo tener mi dobok puesto y transpirarlo amo jugarmela cada dia,nada es facil,y lo q se gana con esfuerzo tiene mejor sabor,llorare muchas veces x impotencia,pero jamas me haran sentir algo distinto o frustar mi sueño.se que lo voy a lograr x mi,xq me lo debo y xq lo amo.
disculpen que me explaye demasiado
un abrazo a todos y gracias x permitirme ser parte de esto.
Querida Mio

El dolor, sólo existe para indicarnos que estamos vivos...
Es parte de la vida
El dolor nos fortalece, nos hace inmunes, pero por sobre todas las cosas, nos hace valorar los momentos felices.
Tu amor por las artes marciales, hará que llegues a poder trasmitirlo a otros. A hacer la devolución en terceros de lo que tanto te puedan haber dado a ti.
Tu constancia y tu esfuerzo, son dignos de una artista marcial. No dejes que un sabon de bajo calibre lesione tan preciado bien.
Coincido con Kapap, que es mejor buscar o esperar un buen maestro.
Yo tambien me siento orgulloso de ser tu amigo. Sólo deseo poder ser digno de ello.
OSU

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios