746.247 temas | 5.026.072 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo Emanuel1982 dijo: 21.06.10
1: Reconocer que los hombres
y las mujeres somos diferentes en algunos aspectos fundamentales. Los hombres somos físicamente más fuertes que las mujeres, muchas veces más grandes que las mujeres, y más propensos a usar la fuerza física debido a capacidad y niveles de testosterona en nuestros cuerpos. Esta no es una excusa para que lo utilicemos de manera inadecuada, pero sí para reconocerlo. También darnos cuenta de
que los hombres estámos "cableados" diferente a las mujeres. Las mujeres evolucionaron de tal manera que serían capaces de alimentar a un niño, hablar con otra mujer, y escuchar el grito del bebé en el otro lado de la cueva al mismo tiempo. Los hombres evolucionamos
para pensar una cosa importante a la vez "¿estoy cazando un
mamut o el mamut me caza a mi?" Saber estas diferencias
son la clave para una comunicación efectiva con el sexo opuesto.

2: Reconocer que los hombres somos criaturas inteligentes y tenemos aspiraciones y ambiciones como las mujeres. La mayoría de
los hombres queremos tener un buen empleo, estable, una familia y
un estilo de vida sólido. Algunos tenemos pasatiempos, otros son felices sólo con mantener los pasatiempos de sus esposas y/o familia.

3: Darse cuenta de que el idiota que te hizo X cosa es la minoría, no la
mayoría. La mayoría de los hombres en occidente tenemos el mismo respeto por las mujeres como lo hacen otros hombres. Estamos alrededor de mujeres constantemente: en el lugar de trabajo, en la escuela, y en otros lugares. Reconocen que hay/hubo compañeras de clase que son/eran muy superiores en inteligencia, y es probable que nuestras compañeras de trabajo o jefas también hayan sido/sean muy inteligentes y sean aquellas a las que recurrimos en cuanto a orientación, dirección y apoyo.

4: Sí, los hombres pensamos en sexo. Mucho. Pero eso no quiere decir
que eso es todo en lo que pensemos. Si esa fuera nuestra única capacidad, tendríamos un número mucho mayor de mujeres
gobernantes en la historia con las mentes de los hombres ocupándonos de otra cosa. La mayoría de los hombres tenemos estos pensamientos, pero eso no significa que no podamos controlarlos en el transcurso de nuestra vida cotidiana. En el extremo simple, aún podemos cocinar, manejar, cortar el césped, y comprobar el correo
electrónico. En el extremo más complejo, somos capaces de mantener conversaciones, persuadir o informar a la gente, hacer grandes avances científicos, dar clases, arreglar el coche, negociar con personas de otros países, salvar vidas al realizar operaciones de corazón, hacer transacciones comerciales enormes, y todas las otro tipo de cosas que los hombres hacemos a diario. De hecho, podemos hacer casi cualquier cosa que una mujer, con la excepción de
ciertas incapacidades por motivos de sexo como el parto.

5: Encuentra hombres que compartan tus intereses y creencias. Puedes encontrarlos en un grupo de la iglesia, un grupo de
apoyo, en el lugar de trabajo, o a través de un club local o de caridad.
Habla con ellos; saber cómo se sienten el uno con el otro es apropiado para la situación. Encontrarás que los dos comparten la excitación y entusiasmo sobre los mismos tipos de cosas, y que los hombres realmente se preocupan por algo más aparte de sí mismos. Al mismo tiempo, dejar "amigos" que te degraden o te hagan daño.

6: Comunícate con otras mujeres que hayan tenido experiencias positivas con los hombres. Estar con un grupo de mujeres en donde todas odian a los hombres no te ayudará a obtener nada salvo sus prejuicios. Comienza a hablar con mujeres felizmente casadas, o mujeres en relaciones a largo plazo. Serás capaz de
mantener una actitud positiva hacia los hombres.

7: Por último, si piensas que todo va bién y entonces sucede algo
que te saca de las casillas, respira profundo. Recuerda
que los hombres malos no son mayoría. La mayoría ni siquiera puede llegar a comprender cómo otro hombre puede pegarle a una mujer, hacer un comentario vergonzoso en público o tocarte inapropiadamente. Recuerda: hay mujeres por ahí que hacen lo mismo. ¿Sabes por qué? Yo tampoco.

Artículo original: http://www.ehow.com/how_5217003_not-manhater.html


Traducido por mi. Disfrútenlo.

5 Comentarios | Registrate y participá

Viejo percyfca dijo: 26.06.10
Gracias por compartirlo con la comunidad.
Viejo luzli dijo: 26.06.10
Gracias muchas gracias, yo no los odio para nada, pero me cae muy mal cuando postean estupideces acerca de nosotros como si se aplicara a todas las mujeres y cosas que no son reales. Y encima se dicen grosos entre ellos porque de eso mismo deprecio que nos hacen, cuando les contestamos, nos critican todavía más.

A VER CHICOS Y CHICAS si alguien se llevó una mala experiencia con algún hombre/ mujer, no desprecien por eso a todo el sexo contrario.
Viejo Nooeeliiaa dijo: 26.06.10
Muy interesante, pero hay muchas cosas que yo creo que ya son de lógica, como el punto 3, está claro que si un hombre o una mujer te hace algo que no te gusta, no piensas que todos son iguales, osea por ejemplo si un hombre te viola, te puedes dar cuenta que no todos los hombres te van a violar, y si un hombre se casa con una mujer que le saca el dinero y le deja en la calle, el hombre puede darse cuenta que no todas son iguales

p.d: yo no os odio y creo que cualquier persona con 2 dedos de frente no va a odiar a todo el sexo opuesto porque haya tenido una mala relación o experiencia
Viejo NooDs dijo: 26.06.10
Originalmente publicado por Emanuel1982 Ver mensaje
1: Reconocer que los hombres
y las mujeres somos diferentes en algunos aspectos fundamentales. Los hombres somos físicamente más fuertes que las mujeres, muchas veces más grandes que las mujeres, y más propensos a usar la fuerza física debido a capacidad y niveles de testosterona en nuestros cuerpos. Esta no es una excusa para que lo utilicemos de manera inadecuada, pero sí para reconocerlo. También darnos cuenta de
que los hombres estámos "cableados" diferente a las mujeres. Las mujeres evolucionaron de tal manera que serían capaces de alimentar a un niño, hablar con otra mujer, y escuchar el grito del bebé en el otro lado de la cueva al mismo tiempo. Los hombres evolucionamos
para pensar una cosa importante a la vez "¿estoy cazando un
mamut o el mamut me caza a mi?" Saber estas diferencias
son la clave para una comunicación efectiva con el sexo opuesto.

2: Reconocer que los hombres somos criaturas inteligentes y tenemos aspiraciones y ambiciones como las mujeres. La mayoría de
los hombres queremos tener un buen empleo, estable, una familia y
un estilo de vida sólido. Algunos tenemos pasatiempos, otros son felices sólo con mantener los pasatiempos de sus esposas y/o familia.

3: Darse cuenta de que el idiota que te hizo X cosa es la minoría, no la
mayoría. La mayoría de los hombres en occidente tenemos el mismo respeto por las mujeres como lo hacen otros hombres. Estamos alrededor de mujeres constantemente: en el lugar de trabajo, en la escuela, y en otros lugares. Reconocen que hay/hubo compañeras de clase que son/eran muy superiores en inteligencia, y es probable que nuestras compañeras de trabajo o jefas también hayan sido/sean muy inteligentes y sean aquellas a las que recurrimos en cuanto a orientación, dirección y apoyo.

4: Sí, los hombres pensamos en sexo. Mucho. Pero eso no quiere decir
que eso es todo en lo que pensemos. Si esa fuera nuestra única capacidad, tendríamos un número mucho mayor de mujeres
gobernantes en la historia con las mentes de los hombres ocupándonos de otra cosa. La mayoría de los hombres tenemos estos pensamientos, pero eso no significa que no podamos controlarlos en el transcurso de nuestra vida cotidiana. En el extremo simple, aún podemos cocinar, manejar, cortar el césped, y comprobar el correo
electrónico. En el extremo más complejo, somos capaces de mantener conversaciones, persuadir o informar a la gente, hacer grandes avances científicos, dar clases, arreglar el coche, negociar con personas de otros países, salvar vidas al realizar operaciones de corazón, hacer transacciones comerciales enormes, y todas las otro tipo de cosas que los hombres hacemos a diario. De hecho, podemos hacer casi cualquier cosa que una mujer, con la excepción de
ciertas incapacidades por motivos de sexo como el parto.

5: Encuentra hombres que compartan tus intereses y creencias. Puedes encontrarlos en un grupo de la iglesia, un grupo de
apoyo, en el lugar de trabajo, o a través de un club local o de caridad.
Habla con ellos; saber cómo se sienten el uno con el otro es apropiado para la situación. Encontrarás que los dos comparten la excitación y entusiasmo sobre los mismos tipos de cosas, y que los hombres realmente se preocupan por algo más aparte de sí mismos. Al mismo tiempo, dejar "amigos" que te degraden o te hagan daño.

6: Comunícate con otras mujeres que hayan tenido experiencias positivas con los hombres. Estar con un grupo de mujeres en donde todas odian a los hombres no te ayudará a obtener nada salvo sus prejuicios. Comienza a hablar con mujeres felizmente casadas, o mujeres en relaciones a largo plazo. Serás capaz de
mantener una actitud positiva hacia los hombres.

7: Por último, si piensas que todo va bién y entonces sucede algo
que te saca de las casillas, respira profundo. Recuerda
que los hombres malos no son mayoría. La mayoría ni siquiera puede llegar a comprender cómo otro hombre puede pegarle a una mujer, hacer un comentario vergonzoso en público o tocarte inapropiadamente. Recuerda: hay mujeres por ahí que hacen lo mismo. ¿Sabes por qué? Yo tampoco.

Artículo original: http://www.ehow.com/how_5217003_not-manhater.html


Traducido por mi. Disfrútenlo.
No se, yo igual te odio.
Viejo Emanuel1982 dijo: 27.06.10
Gracias a todos/as. Y no me odies Noods.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios