745.398 temas | 5.024.851 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo paulina1983 dijo: 10.11.06
¿Les parece que eso que algunos denominan destino, entendido como factores enteramente azarosos y fortuitos, puede incidir en el comienzo de una relación?

16 Comentarios | Registrate y participá

Viejo [ Nahuel ] dijo: 10.11.06
Me parece? no.

Siempre hay que ver si eso que mal llamamos azar actua realmente.
Yo creí haber conocido personas de puro pedo que al final tenía mas sentido que las encntrará del que creía.

En todo caso no es casualidad, es CAUSALIDAD.

Y si hay un destino, que paja! que aparezca y me diga quien es esa supuesta media naranja asi dejo de pasarla como el orto un rato!
Viejo Silita dijo: 10.11.06
Yo si creo en el destino y que las personas que aparecen en nuestras vidas y las situaciones que vivimos son por algo, alguna huella o enseñanza dejan en nuestras vidas.
Viejo Spiegelstrasse dijo: 10.11.06
si, creo que existe el destino, pero no creo que el destino sea el dominador absoluto de nuestras vidas, también existe el libre albedrío.
Todas las cosas que van pasando, pasan por algo, pero cada uno las va influyendo con las decisiones que va tomando.
Viejo vampiressa dijo: 10.11.06
Creo que jugamos con el libre albeldrio, pero siempre el destino nos pone en nuestro sitio cuando todo se nos va un poco de las manos...
Viejo valentin_alsina dijo: 11.11.06
Es un tema demasiado jodido de por sí, pero eso precisamente lo hace llamativo e interesante.
Alguna vez leí algo como que “el destino está escrito pero también hay que ayudarlo a concretarse”. Alentando por el afán de tratar de encontrar constantemente el autentico significado oculto detrás de ciertas frases, no pude más que empezar a divagar sobre el tema en cuestión.
Los designios del destino –en el supuesto caso de que exista algo por el estilo- vienen siendo aspectos azarosos y fortuitos como bien se dijo más arriba; pero dichos designios parecen estar ligados irrefutablemente a factores ajenos a sus propios partícipes, a situaciones que escapan completamente al control de quienes se encuentran inmersos en ellas.
Si por un instante concibiéramos al destino como historia latente, esto último parecería tener mucho sentido; y es más, al suponer que estos mismos designios vienen demarcados además por el hecho del total desconocimiento por parte de quiénes se mueven dentro de un virtual juego de estrategia en donde algunos ganan y otros irremediablemente pierden, el significado de todos nuestros actos comenzaría incluso a carecer directamente de sentido, pues si de una u otra forma, todos los caminos condujeran hacia un mismo sitio; intentar modificar “aquello que viene dado” sería completamente en vano.
Ahora bien, siempre que se plantea la hipotética relación entre destino e historia o mejor todavía, la tríada existente entre destino-historia-amor; se da por supuesto el total y completo desconocimiento del devenir de nuestras historias personales. Podemos prever e incluso predecir y hasta quizás con suerte anticiparnos algunos lugares dentro del tablero, pero de ninguna manera podemos saber a priori, tener acceso al conocimiento exacto de cómo será el acaecer de esa historia personal. La pregunta que me surge entonces es, si supiéramos a priori por un instante cómo sería el devenir de nuestra historia, ¿cambiaríamos algo? De tener la posibilidad de conocer certeramente hacia dónde conduce el camino, ¿simplemente nos dejaríamos llevar?
Viejo blackfire dijo: 11.11.06
cada cual es artifice de su propio destino
Viejo ViRgIl dijo: 11.11.06
Yo creo en el destino, si... pero no creo en que teenemos que quedarnos de brazos cruzados porque "el destino ya está hecho", es mas capáz hasta podemos cambiarlo o algo así...
Vieron corazon de caballero??!
Viejo [ Nahuel ] dijo: 11.11.06
Che, si hay un destino para que mierda venimos? Para que mierda pensamos? Para que sentimos? total, si ya está todo escrito, somos como máquinas que siguen una linea.
Viejo Funes dijo: 11.11.06
Soy menos científico que poeta, así que sí, creo que hay un destino. Pero a veces pienso que las cosas ocurren por azar y que después uno las ordena según un sentido dado, según los significados que luego surgen. En fin, tengo mis días.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios