745.538 temas | 5.025.055 mensajes | seremos forros, pero somos una bocha
Viejo elmonopro dijo: 13.08.07
El enmormiento es cuando te pones en pelotudo con una persona. El mor es cuando te consagras de Boludo :P

89 Comentarios | Registrate y participá

Viejo valefigue dijo: 13.08.07
no es lo mismo, vos podes amar pero no estar enamorado, como de un amigo, amara a tus viejos, etc, pero no estas enamordado de esllos, y lo mismo que puede ser al reves porque te enamoras mas ene l sentido de tner ganas a alguien pero no lo amas, estas enamorado nomas osea que pensas en el q se llo, pero na mas jaja:P, es q nunca me enamore, solo le tuve ganas a varios.. les tnog :P
Viejo Ledc dijo: 13.08.07
No, no creo que sea lo mismo.

Enamorado es cuando estas sentis algo por ella pero seguis viendola con otros ojos en cambio cuando amas a alguien es porque estas 100% seguro y mas que nada sentis algo muy especial por ella...

Puede que haya tirado fruta pasa que nose si hay una definicion exacta sobre esto, no creen?
Viejo Blackbird dijo: 14.08.07
no! ni ahi
el enamoramiento es la primera impresion, ves todo hermoso... despues se te pasa y si te sigue gustando esa persona... es amor
Viejo pajabrava dijo: 14.08.07
Para las mujeres suele ser lo mismo, en cambio los hombres no pensamos en eso, como tampoco en la diferencia entre amor y pornografía, que es lo mismo.
Viejo POBRE SOÑADOR dijo: 15.08.07
miren para mi no es lo mismo
yo siento amor por mi club de futbol soy fanatico y hago lo fuese,siento amor por mi familia que siempre me ayuda hasta en los momentos que uno esta bajon,por mis amigos/as que a pesar q muchos tenemos gustos muy contrarios hace años que forman amistad conmigo
y solo me enamoro de chicas(bueno uds sabran en su caso no?)esa magia no se puede comparar con el amor,uno cuando esta enamorado experimenta sensaciones unicas no digo q no estemos hablando de amor,pero sepanlo diferenciar..es otro tipo de amor y que puede ser hasta mas fuerte
Viejo Rimbaud07 dijo: 26.09.07
El enamoramiento creo que es un una palabra que esconde otra que es calentura, como dijo Valefigue.. si lo/la ves y te revolotean las mariposas en la panza y la sola idea de tocar su piel te albota todas las hormonases enamoramien/calentura
Viejo teodori dijo: 26.09.07
Amor y enamoramiento no son la mismo cosa.
Aunque el enamoramiento te puede confundir haciednote pensar que esa mina es la mujer de tu vida..
Pero como me dijo una vez un flaco: "Amores de tu vida, te cuento, vas a encontrar muchos."
Enamoramiento es calentura del momento.
Viejo [Leoo] dijo: 13.10.07
aka tngo un texto,, creo q subieron uno similar,, pero no esta d maas,,

Carta a los Enamorados
René Juan Trossero

Amigos:
Veo tantos enamoramientos morir, sin haber llegado al amor; veo tantas ilusiones morir en la desilusión; veo tantos “sueños de amores eternos”, morir en pesadillas de sufrimientos interminables...; que decidí escribirles unas líneas, para gritarles una voz de alerta:
LOS QUE VIVIEN ENAMORADOS DEL ENAMORAMIENTO, MUEREN SIN HABER CONOCIDO EL AMOR

¡Enamorarse no es amar!
Como la flor no es el fruto, el enamoramiento no es el amor.
El enamoramiento es una rica y compleja vivencia psicológica, compuesta por una variada gama de sentimientos intensos, pero con muy poca (o ninguna) presencia del amor.
Es un éxtasis maravilloso que surge inesperadamente ante la presencia del otro, y nos arrebata y transporta en una nube de turbulento bienestar. Basta una mirada, una voz, un gesto...; y se desata esa indescriptible sensación de euforia, de plenitud, de fusión, de unidad, de encuentro... Y proclamamos convencidos: ¡TE AMO!. Pero no es verdad, aunque seamos sinceros. Nos amamos en él. Lo necesitamos...
¿Cómo podríamos amarlo, si aún no lo conocemos? Sexo, erotismo, pasión, instinto..., despiertan los ardientes impulsos del deseo. Y decimos “¡TE AMO!”, cuando deberíamos decir: “¡TE DESEO!”, “¡TE NECESITO”!.

¡El enamoramiento no dura para siempre!
El árbol se extasió ante la belleza de su flor, hasta que la vio marchitarse y perder sus pétalos, para dejar paso al fruto.
La realidad nos despierta muy pronto del sueño extático del enamoramiento. La pasión se aquieta, el deseo se cumple y se agota, o cambia de dirección y de objeto; el descubrimiento progresivo del otro como “otro”, distinto de nosotros y de nuestras expectativas, comienza a decepcionarnos. Las diferencias comienzan a decirnos que el sentimiento inicial de unión y de fusión, no es una realidad que se nos regala mágicamente, sino una invitación a recorrer, desde el encuentro inicial hasta la comunión profunda, los arduos caminos del amor.
Tan evidente es esta realidad, que la sociedad no confía en el enamoramiento como base y fundamento sólido para edificar sobre él la estabilidad de una vida en pareja. Por eso creó el noviazgo como tiempo prueba, para constatar si al despertar del extático enamoramiento, los enamorados son capaces de amarse de verdad.

¡El enamoramiento no es libre!
No nos enamoramos cuando queremos y de quien queremos. El enamoramiento es algo que nos sucede y no algo que elegimos y decidimos. ¡Y qué triste sería que en una realidad tan fundamental de nuestra vida, como lo es el unirnos en pareja, fuéramos víctimas pasivas del impulso y no artífices libres de nuestra historia!
Por eso, cuando actuamos maduramente, es otra la realidad. Es verdad que no decidimos de quién enamorarnos, pero sigue siendo igualmente cierto que, en medio de nuestros enamoramientos, podemos elegir con libertad con quién unirnos para siempre.
Yo sé que estas afirmaciones provocarían muchas discusiones si estuviéramos conversando. Y bien, sobre la base de lo poco que yo puedo decirles aquí, pueden ustedes continuar la búsqueda y la reflexión en el diálogo.
Lo afirmado sigue siendo esto: nos enamoramos sin elegir, pero podemos y debemos elegir libremente con quien casarnos. Corazón y razón, impulso y libertad, enamoramiento y elección, deseo y amor... todo se conjuga armónicamente en el complejo camino hacia la comunión en la pareja.

¡... El amor es libre!
¿Para qué queremos la libertad, si luego no podemos disponer de ella cuando se trata de elegir lo fundamental para la vida? ¿Para qué queremos ser libres, si no es precisamente para amar?
Y muchas personas miran el matrimonio como resultado de cierta fatalidad, como algo que nos sucede y no como una realidad que elegimos. Hablan del “hombre de mi vida”, de “la mujer de mi vida”, como si todo estuviera elegido y decidido por otro, como si no existieran más que un varón y una mujer, con los que podemos formar nuestra pareja.
Sobre esta convicción mágica, es fácil comprender que muchos se empecinen en que todo enamoramiento concluya en el matrimonio. No son pocos los enamorados que, pese a todas las dificultades, choques, diferencias, desentendimientos e incompatibilidades, surgidos en el noviazgo, se sienten como obligados a continuar, sin libertad para cortar. Y si se les pregunta por qué siguen manteniendo una relación tan desgraciada, tan llena de sufrimientos, seguramente responden, con resignado fatalismo: “Es que estamos enamorados”.


¡El amor se aprende!
¡Sí!. Pese a todo lo extraño que pueda sonarles esta afirmación. Y es claro que, confundimos e identificamos amor con enamoramiento, decir que el amor se aprende suena como ridículo; porque el enamoramiento surge en nosotros sin aprendizaje, con todas las fuerzas de la naturaleza y los impulsos del instinto.
¡Pero el amor se aprende!. Nacemos sin saber amar. Aprendemos el amor como respuesta al vernos y sentirnos amados. Como aprendemos a hablar oyendo a los que hablan y nos hablan. Y esto es tan cierto que podemos morir sin haber amado, sin haber aprendido a amar. Porque muchas veces, aunque pensemos que hemos amado, sólo hemos necesitado de los otros. Y amar no es necesitar al otro, sino salir al paso de sus necesidades, es jugarse por el bien y la alegría del otro, es saber postergarse muchas veces a uno mismo para darle prioridad al otro. Amar es cuidar al otro, desear y promover su crecimiento como persona. Amar es respetar y aceptar al otro como es, sin exigirle que sea como a nosotros nos gustaría. Amar es desear que el otro cambie y ayudarle para que lo logre, pero no para nuestra satisfacción o comodidad, sino para su crecimiento y su alegría, su madurez y su plenitud como persona.

¡El enamoramiento muere y el amor crece!
¡Cómo en el árbol muere la flor y crece el fruto, hasta su maduración!
Si le preguntamos a una pareja madura, que se acerca al final del camino con la alegría de vivir amándose, si están enamorados seguramente dirán que sí. Pero si analizamos la realidad de su vida veremos que nos están diciendo otra cosa.
De todo aquel cortejo de exaltación y apasionamiento, que configura su enamoramiento, seguramente queda muy poco, o nada. De modo que, cuando nos dicen que siguen enamorados, nos están confesando una realidad mucho más profunda y maravillosa; nos dicen que se aman, que se comprenden, que se cuidan mutuamente, que dialogan como amigos, que viven cada día la serena felicidad de estar juntos.
Es más. Si les preguntamos a cada uno de ellos, si a lo largo de su vida en pareja sintió el comienzo del enamoramiento ante otra persona, es muy probable que nos respondan afirmativamente. Con lo cual nos confirman que, como personas maduras, eligieron libremente ser fieles al amor comprometido, y dejaron pasar de largo el enamoramiento. Prefirieron amar al estar enamorados, renunciaron a la flor, para recoger el fruto.

Amigos:
Llegamos al final y les dejo una imagen...
El enamoramiento es como la hermosa y explosiva llama del fósforo. Basta un pequeño roce y estalla. Pero, así como es hermosa, es efímera. Si la miran embelesados y no encienden con ella la lámpara, su llama les quemará los dedos y se quedarán a oscuras.
Así sucede con la deslumbrante llama del enamoramiento. Si con ella no encienden la lámpara del amor, se quedarán en la oscuridad de los que nunca amaron.

Y les escribí esta carta no para que desprecien la flor, sino para que esperen el fruto; no para que apaguen el fósforo, sino para que enciendan la lámpara; no para que desperdicien el enamoramiento, sino para que elijan el amor.









,,,, concuerdo ,,,

perdon por el tamaño d la letra,, soy nuevo aka (?)

Editado por [Leoo]: 13.10.07 a las 03:54 Razón: DoblePost Unido
Viejo johu dijo: 13.10.07
rotundamente no.
no lei todo lo q escribio la gente asi q a lo mejor repito lo q alguien dice pero para mi: el enamoramiento es cuando te enganchas posta con alguien y tas odo el dia idiotizado pensando en la otra persona, asumiendo q es la persona ideal... amar es cuando ya te diste cuenta q no es la persona ideal pero la amas porq ya sabiendo exactamente como es la otra persona tenes la capacidad de sentir algo fuerte.
me explike un poco como el reberendo orto..lo que quiero decir es que empezas a amar cuando se te pasa el enamoramiento.

Herramientas
Iniciar Sesion

Recordarme

Top de Usuarios